Jean Pisani-Ferry

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir el 1 de mayo de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Los intereses compartidos pueden sostener alianzas en tiempos de paz. Pero las alianzas capaces de ganar guerras y enfrentar crisis necesitan algo más: la voluntad para poner en riesgo el propio bienestar inmediato y para sobrellevar sacrificios. Esto se llama solidaridad, y es uno de los principios en los que se fundamenta la Unión Europea.

La solidaridad en Europa había sido durante mucho tiempo un tema que se mencionaba en los discursos. Sin embargo, la crisis del euro de 2010 la puso a prueba, cuando Grecia, Irlanda y Portugal perdieron acceso a los mercados de capitales y se vieron obligados a pedir ayuda financiera.…  Seguir leyendo »

Era casi una obviedad: cualquiera fuera el partido que ganara la elección presidencial de abril en Francia, los votantes iban a elegir parlamentarios de ese mismo partido en la elección legislativa de este mes. Pero al dejar sin mayoría absoluta en la Asamblea Nacional a la coalición centrista del presidente Emmanuel Macron, el electorado se apartó del guión usual, planteando al hacerlo un enorme desafío al sistema político francés.

Aunque la constitución estipula que «El Gobierno determinará y dirigirá la política de la Nación», los votantes franceses muestran escaso interés en las elecciones para la Asamblea Nacional. Se preveía una participación minúscula, y así fue: al menos el 70% de los votantes de entre 18 y 34 años de edad se quedaron en casa.…  Seguir leyendo »

La situación económica en Europa es verdaderamente desconcertante. La inflación anual en la eurozona ha alcanzado un pico récord de 7,4%. Sin embargo, los bancos siguen prestándose mutuamente a tasas negativas. En abril, la inflación interanual en Estonia estaba cerquísima del 20%, pero era sólo del 5,4% en Malta. La deuda pública como porcentaje del PIB está a niveles sin precedentes, pero los rendimientos de los bonos alemanes se mantienen significativamente por debajo de su promedio de largo plazo, y los diferenciales, aunque en aumento, todavía están contenidos. En todo el continente, los principales indicadores económicos están transmitiendo mensajes confusos.

La repentina transición de un entorno deflacionario a uno inflacionario encontró a los gobiernos y a los banqueros centrales con la guardia baja.…  Seguir leyendo »

El presidente francés Emmanuel Macron, reelecto con el 58 % de los votos, recibió el 85 % de los votos de los parisinos y tres cuartos de los de Sena-Saint Denis —un distrito de clase obrera en las afueras de la capital, donde el 30 % de la población nació en el extranjero—. Pero en el distrito de Somme, donde creció Macron, su contrincante de extrema derecha, Marine Le Pen, lo superó. Y en el Paso de Calais, donde Macron tiene una casa, ella consiguió el 58 %. En este país profundamente dividido parece no haber mejor predictor de los votos que la distancia a los centros metropolitanos.…  Seguir leyendo »

En 2003, el ensayista conservador norteamericano Robert Kagan escribió el célebre comentario de que Europa “comienza a alejarse del poder; se está movilizando más allá del poder hacia un mundo autosuficiente de leyes y reglas”. Después de que Rusia invadió Ucrania a fines de febrero, la Unión Europea decidió que era hora de demostrar que Kagan estaba equivocado. La UE ha movilizado poder económico, al menos, contra la agresión militar de Rusia, y desplegó una batería de sanciones monetarias, financieras, comerciales y vinculadas a la inversión.

La reacción rápida y muscular de Europa ha sido aclamada con justa razón. El efecto shock de congelar gran parte de las reservas en moneda extranjera de Rusia fue espectacular.…  Seguir leyendo »

Las palabras de Bruno Le Maire, ministro de Economía francés, fueron tan provocadoras como precisas: lo que se ha lanzado contra Rusia es realmente una “guerra económica y financiera total”. Va más allá de Ucrania, porque lo que pretende es averiguar si las represalias económicas pueden hacer retroceder a un agresor o si solo las armas consiguen detener a las armas.

Fundamentalmente, lo que está en juego es la existencia de un país. Pero lo que aquí se está poniendo a prueba es nuestra capacidad para utilizar la fuerza económica como medio de presión. Si conseguimos que Vladímir Putin ceda, la lección será sencilla: hay que elegir entre depredación y prosperidad.…  Seguir leyendo »

Hace veinte años, el 1 de enero de 2002, los ciudadanos de 12 países europeos comenzaron a utilizar los nuevos billetes y monedas del euro. Un proyecto gigantesco –emblemático de un momento en que los líderes europeos eran lo suficientemente audaces como para adentrarse en lo desconocido- así se volvió una realidad tangible.

Esta transición sin fisuras coronó una misión que se imaginó en los años 1970, se diseñó en los años 1980 y se negoció en los años 1990. Las expectativas eran altas: los defensores del euro esperaban que brindara integración económica y financiera, convergencia de políticas, amalgamación política e influencia global.…  Seguir leyendo »

Las crisis someten a los gobiernos a duras evaluaciones. En 2008, la mayoría actuó en forma deficiente cuando el mundo desarrollado se sumió en el caos financiero. Y unos pocos años más tarde la mayoría de sus líderes habían perdido las elecciones cuando el enojo de la gente alcanzó su punto máximo. Hasta ahora, los gobiernos respondieron mucho mejor frente a las secuelas económicas por el impacto de la COVID-19. ¿Los recompensarán los votantes?, ¿o los sistemas democráticos serán, una vez más, presa de la furia popular? Nuestro futuro político depende de la evaluación que hagan los votantes del desempeño de los líderes de sus países.…  Seguir leyendo »

La senda hacia la credibilidad climática

El 25 de octubre la capitalización de mercado de Tesla, fabricante de vehículos eléctricos, llegó al billón de dólares y superó el valor conjunto de los diez fabricantes de automóviles que le siguen. Incluso si tenemos en cuenta una posible cuestión de exuberancia, constituye una fuerte señal de la transformación del capitalismo que ha disparado el cambio climático. Ciertamente, todavía muchas empresas contaminan y la ecoimpostura es omnipresente, pero sería un error desestimar los cambios en curso.

Los gobiernos, sin embargo, no van bien encaminados para cumplir su promesa del acuerdo climático de París de 2015: limitar el calentamiento global a «bastante menos» de 2 °C respecto de los niveles preindustriales.…  Seguir leyendo »

Desde el caso Huawei hasta la disputa de AUKUS, entre otros, una nueva realidad está dándole forma a la economía global: la toma de control, por lo general hostil, de la economía internacional por parte de la geopolítica. Este proceso probablemente recién esté empezando y el desafío ahora es aprender a convivir con él.

Por supuesto, la economía y la geopolítica nunca han sido terrenos completamente disociados. El orden económico liberal post-Segunda Guerra Mundial fue diseñado por economistas, pero sobre la base de un plan maestro concebido por estrategas de política exterior. Los responsables de las políticas en el Estados Unidos de posguerra sabían lo que querían: lo que un informe del Consejo de Seguridad Nacional de 1950 llamaba “un contexto mundial en el que el sistema norteamericano pueda sobrevivir y florecer”.…  Seguir leyendo »

¿Clima contra capitalismo?

El último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático no deja lugar a dudas: el calentamiento global continuará al menos hasta 2050, incluso si se reducen drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero en las próximas décadas. Si la reducción es demasiado lenta, las olas de calor, sequías, fuertes lluvias e inundaciones que sufrimos este verano serán más frecuentes. No podemos descartar resultados más catastróficos, como cambios abruptos e irreversibles en la circulación oceánica.

Afortunadamente, la gente está cada vez más convencida sobre la urgencia del problema. Una encuesta reciente de Naciones Unidas señala que casi dos tercios de la gente en 50 países considera al cambio climático como una emergencia.…  Seguir leyendo »

Samantha ZucchiInsidefotoMondadori Portfolio via Getty Images

El cargo de primer ministro de Italia es uno de los peores empleos del mundo; parafraseando al filósofo inglés Thomas Hobbes, la vida en ese puesto habitualmente es desagradable, salvaje y corta. Muy corta, de hecho: desde que Angela Merkel asumió como canciller alemana en 2005, tuvo ocho contrapartes en Italia.

No sorprende que, en esas condiciones, los logros de los líderes italianos sean limitados. Para cuando llegó la crisis de la COVID-19, el PBI per cápita alemán había crecido el 20 % desde que Merkel asumió el cargo, mientras que el italiano cayó el 4 % en el mismo período.…  Seguir leyendo »

Robert Nickelsberg/Getty Images

Para la mayor parte de la gente, durante décadas, la globalización no fue sino otro nombre para la liberalización universal. A partir, principalmente, de la década de 1980, los gobiernos permitieron que los bienes, servicios, capital y datos cruzaran las fronteras con pocos controles: triunfó el capitalismo de mercado y se aplicaron sus normas económicas en todo el mundo. Como señala correctamente el título del último libro de Branko Milanovic, Capitalism, Alone, finalmente el capitalismo había quedado solo.

Es cierto, hubo otros aspectos de la globalización que poco se parecían al capitalismo de mercado. La globalización de la ciencia y la información amplió el acceso al conocimiento de manera inaudita; con una creciente acción cívica internacional, quienes buscaban evitar el cambio climático y los defensores de los derechos humanos coordinaron sus iniciativas como nunca antes.…  Seguir leyendo »

A mediados de la década de 1980 solo siete países tenían normas fiscales. En 2015, según el último recuento del Fondo Monetario Internacional, eran 96. La mayoría contaba con disposiciones que limitaban la deuda pública, los déficits presupuestarios o ambas cosas, y había algunos con normas adicionales para el gasto público.

Esta circunscripción de la discreción fiscal fue en parte una respuesta a experiencias traumáticas como la «Década Perdida» en Latinoamérica —que siguió a las crisis de la deuda en la década de 1980—, el doloroso ajuste que sufrieron los países a los que la suba de las tasas de interés a principios de la década de 1990 sorprendió con la guardia baja, y la crisis de la deuda soberana europea en 2010-12; pero la adopción de normas fiscales también tuvo algo que ver con la creciente desconfianza frente al activismo fiscal.…  Seguir leyendo »

La fase de riesgo posterior a la vacuna

A pesar de todo el dramatismo que suscita la lentitud con la que se efectúan los despliegues de vacunación contra el COVID-19 y las restricciones a la exportación, no cabe duda de que la gran mayoría de las personas en Estados Unidos y Europa habrán sido vacunadas antes del verano en el hemisferio norte. Las cifras de muertos variarán según la política de mantenimiento de registros de cada país, pero la situación de la salud pública será, en gran medida, la misma para estadounidenses, europeos y británicos.

Sin embargo, existe una gran incertidumbre sobre el grado en el que retornará la vida social anterior a la pandémica y la duración de dicho retorno.…  Seguir leyendo »

Un mundo feliz para los bancos centrales

Hace 20 años los responsables de los bancos centrales estaban orgullosos de su conservadurismo y mentalidad cerrada; para ellos era una virtud preocuparse más por la inflación que por el ciudadano promedio, y se esforzaban al máximo por ser obsesivamente repetitivos. Como dijo el futuro gobernador del Banco de Inglaterra (BOE) Mervyn King en 2000, su ambición era ser aburridos.

La crisis financiera de 2008 truncó abruptamente esa meta. Desde entonces, los responsables de los bancos centrales estuvieron ocupados desarrollando nuevos instrumentos de política para apagar incendios y protegerse contra las amenazas que iban surgiendo. De todas formas, muchos soñaban secretamente con volver a los buenos viejos tiempos del conservadurismo cauto (con mucha atención en la estabilidad financiera).…  Seguir leyendo »

Si se considera su lejanía desde Europa, desde Asia o incluso desde América del Norte, Manaos, la capital del Estado brasileño de Amazonas, se encuentra en el lugar más remoto posible. Sin embargo, la recientemente detectada variante 501Y.V3 del coronavirus ya ha sido identificada como una amenaza mundial, debido a que su aparición en una ciudad donde ya se habían infectado dos tercios de la población en la primavera del año 2020 sugiere que la inmunidad adquirida no ofrece protección contra dicha variante.

Los científicos también contemplan la posibilidad de que la variante 501Y.V3 pueda hacer fracasar la eficacia de algunas de las vacunas existentes.…  Seguir leyendo »

En el mes de julio, el anuncio del nuevo fondo de recuperación de la Unión Europea de 750.000 millones de euros (918.000 millones de dólares), llamado Next Generation UE, fue considerado revolucionario por muchos (y con justa razón). Nunca antes la UE se había endeudado para financiar transferencias y préstamos baratos para ayudar a los estados miembro a recuperarse de una importante sacudida económica. Al romper con tabúes de larga data, la iniciativa puede inclusive allanar el camino para una unión fiscal.

Pero la UE no puede alcanzar sus objetivos a menos que el dinero blando venga de la mano de estándares duros.…  Seguir leyendo »

Calificaciones de la gran prueba de la pandemia

Desde el surgimiento del COVID-19 como una amenaza global, quedó claro que iba a poner a prueba las capacidades de respuesta, resiliencia y solidez de las sociedades del mundo. Pasado casi un año, es el momento de evaluar quién pasó y quién reprobó el examen.

Desde el punto de vista de la salud pública, la respuesta es clara: Asia del Este, incluidas Australia y Nueva Zelanda, lo aprobó con honores. En cuanto al resto, Europa se desempeñó de manera desigual, Estados Unidos se las vio muy en aprietos, así como también los países en desarrollo.

Sin lugar a dudas, la suerte jugó parte importante en el desigual desempeño de Europa.…  Seguir leyendo »

La globalización necesita reconstrucción, no sólo reparación

Un segundo mandato para el presidente norteamericano, Donald Trump, completaría la demolición del sistema económico internacional de posguerra. El unilateralismo agresivo, las iniciativas comerciales caóticas, el desprecio por la cooperación multilateral y el menosprecio de la idea misma de un bien común global por parte de Trump superarían la resiliencia de la red de reglas e instituciones que sustentan la globalización. ¿Pero acaso una victoria de Joe Biden conduciría a una reparación del sistema global? Y de ser así, ¿cómo sería esta reparación? Éste es un interrogante mucho más difícil de responder.

No faltarán ganas de borrar el legado de Trump, tanto en Estados Unidos como a nivel internacional.…  Seguir leyendo »