Jesús Fernández-Villaverde

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Nuestra normalmente apática sociedad civil se moviliza periódicamente para exigir cambios institucionales que nos acerquen más a Europa (no hablamos aquí de los que buscan imitar a nuestros arruinados primos venezolanos). Desgraciadamente, estos momentos suelen acabar mal: el primero de ellos, articulado alrededor de los ilustrados y la Constitución de Cádiz, sufrió el exilio tras el regreso de Fernando VII. El segundo, el regeneracionismo de Costa y Ortega, murió con la Guerra Civil.

Una de las pocas cosas buenas de la brutal crisis económica ha sido el renacimiento de estos anhelos en un nuevo regeneracionismo. Los miembros de este movimiento, cada uno con sus propios matices, comparten una idea común: regenerar nuestra nación para construir una España más democrática, más moderna, más próspera y más justa.…  Seguir leyendo »

De 1975 a 2013, el producto interior bruto per capita de España creció un 1,5% al año. De los 27 países para los que la OCDE nos da cifras de producto interior bruto per capita para esos años, España fue la decimonovena nación. Por delante de nosotros estuvieron Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Austria, Bélgica, Holanda y Suecia, entre muchos otros. Si nuestra experiencia de crecimiento durante las últimas cuatro décadas es preocupante, aún lo es más que el producto interior bruto per capitaa finales de 2013 esté en el mismo nivel que en 2003 —nuestra década perdida ya es una realidad— o que la productividad total de los factores no haya crecido desde los años ochenta del siglo pasado.…  Seguir leyendo »

Con la designación de Juan Manuel Moreno como candidato popular a la Presidencia de la Junta de Andalucía, los dos partidos mayoritarios en esta comunidad autónoma han renovado su liderazgo. Más allá de su juventud (Susana Díaz, 39 años, Juan Manuel Moreno, 43), ambos políticos comparten una característica más importante: toda su vida ha girado en torno a la política y su carrera profesional fuera de ella es inexistente.

Díaz comenzó su andadura en la vida pública durante sus estudios universitarios y, con sólo 24 años, fue elegida concejal en Sevilla. Desde entonces ha ocupado ininterrumpidamente cargos electos. Esta dedicación a la política le supuso demorarse en obtener la licenciatura de Derecho (diez años) y le apartó de otra experiencia profesional significativa.…  Seguir leyendo »

Por qué no hacen bien las cosas los Gobiernos? Esta es una pregunta clave para los que estudiamos las sociedades modernas. Si hacer las cosas bien genera más riqueza y empleo, ¿por qué hacerlas mal?

A grandes rasgos, existen tres explicaciones. La primera es que a los Gobiernos no les queda más remedio. Por ejemplo, reformar la universidad española supone enfrentarse con los beneficiarios del caos actual. Un Gobierno puede carecer de fuerzas para vencer esa resistencia. La segunda explicación es que los Gobiernos no saben qué hacer. Una nueva regulación financiera es complejísima. Incluso los mejores expertos pueden ser incapaces de predecir sus consecuencias.…  Seguir leyendo »

Donald Rumsfeld, el antiguo secretario de Defensa de Estados Unidos, es famoso por haber dividido el conocimiento en tres categorías: lo que sabemos, lo que sabemos que ignoramos y lo que ignoramos que ignoramos. La intención de Artur Mas de convocar un referéndum de independencia fuera del ordenamiento jurídico y la respuesta de Rajoy de esperarlo “con la Constitución en la mano” ha sumergido a Cataluña y a España entera en una encrucijada en la que ignoramos lo que ignoramos sobre nuestro futuro. Esta situación, en un momento en el que España depende de la confianza internacional, puede tener un efecto catastrófico para el bienestar de todos.…  Seguir leyendo »

España se encuentra en un momento clave en su Historia. Con unos mercados de deuda a los que ha regresado el nerviosismo, unos Presupuestos para 2012 que han convencido a pocos y una economía en recesión, nos acercamos a un rescate que hay que evitar a toda costa porque sus consecuencias serían gravísimas.

Primero porque los que nos intervendrían son nuestros acreedores y, por tanto, no tendrían nuestros mejores intereses como objetivo. Segundo, porque el rescate impondría un ajuste fiscal aún más profundo. Tercero, porque en estas intervenciones se sabe cómo se entra, pero no cómo se sale.

Los rescates expulsan al capital privado y secan la liquidez de un país.…  Seguir leyendo »