Jesús Neira

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir del 1 de diciembre de 2006. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El Reino Unido posee un régimen político que permite que el Gobierno disfrute de una posición estable en la Cámara de los Comunes de la que depende. Basta recordar los últimos 30 años y observar que ha disfrutado de amplias mayorías tanto cuando lo ha liderado el Partido Conservador como cuando lo ha hecho, como ahora, el Laborista. Lo logró Margaret Thatcher en repetidas elecciones y también, años después, Tony Blair. El hecho es que unos y otros han podido enfrentar los diversos problemas del país desde una posición de firmeza ante la Cámara.

El régimen parlamentario fue un invento de Inglaterra.…  Seguir leyendo »

El Reino Unido posee un régimen político que permite que el Gobierno disfrute de una posición estable en la Cámara de los Comunes de la que depende. Basta recordar los últimos 30 años y observar que ha disfrutado de amplias mayorías tanto cuando lo ha liderado el Partido Conservador como cuando lo ha hecho, como ahora, el Laborista. Lo logró Margaret Thatcher en repetidas elecciones y también, años después, Tony Blair. El hecho es que unos y otros han podido enfrentar los diversos problemas del país desde una posición de firmeza ante la Cámara.

El régimen parlamentario fue un invento de Inglaterra.…  Seguir leyendo »

Con frecuencia los términos políticos sufren graves distorsiones. Tal es el grado del impacto que reciben, que las palabras no responden a su significado original. Ya advertía Orwell que «el lenguaje político sirve para encubrir la verdad, para hacer lo claro oscuro, para hacer respetable el asesinato». Si ésta es la realidad del lenguaje político, no nos puede extrañar lo que ocurre con un término de uso frecuente como es el de democracia. Se le ha sometido a una fuerte polisemia. En el pasado, era un término despreciado por referirse a la democracia directa, la vieja democracia de las polis griegas, que fue su fórmula original.…  Seguir leyendo »

Como reacción a los continuos escándalos y espectáculos de los regímenes parlamentarios entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial, los alemanes incorporaron un mecanismo inane para resolver el problema de la inestabilidad de los gobiernos, a veces tan fugaces que no dieron tiempo ni a salir en la Gaceta, como había ocurrido en España con el de Antonio González, presidente por un día.

Pero, equivocado el diagnóstico de los males que padecían los regímenes políticos, se les ocurrió una invención consistente en requerir una mayoría absoluta para aprobar una moción de censura contra el Gobierno. El nombre que firmase la censura sería el candidato sucesor en caso de triunfo de la moción.…  Seguir leyendo »