Joan J. Queralt

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El jueves se vivió en el Tribunal Supremo una situación que, en mi opinión, casa poco con el autopregonado garantista Estado de derecho en España. Centrémonos en la pieza judicial. Una resolución judicial ha de hablar por sí misma: lo que calla o debiera decir es irrelevante para analizar lo que dice.

El auto del Supremo tiene tres ejes esenciales. El primero, un intento fallido de justificar la rebelión (y de paso la sedición, dada su práctica identidad legal en materia comisiva). ¿Por qué fallido? Porque no aporta un solo hecho que revele alzamiento ni violencia.

Se alude al credo independentista, especialmente de Carme Forcadell, que viene de lejos, de muy lejos, y que ha urdido, junto con otros, un plan secesionista.…  Seguir leyendo »

En la semana de gala para la corrupción, el pasado día 10 el Grupo de Estado contra la Corrupción (GRECO), integrado por 49 países del Consejo de Europa y Estados Unidos, hizo públicas sus conclusiones sobre España, en su cuarto ciclo de evaluación, ahora sobre prevención de la corrupción de los parlamentarios, jueces y fiscales. Se trata de una serie de informes independientes que no deben ser ocultados a la opinión pública. El resultado es más que pobre.

Me centro ahora en los jueces. Vaya por delante que en sus conclusiones el GRECO ni insinúa corrupción judicial alguna en España. Le preocupa, además, algo diferente que viene incluyendo bajo el epígrafe de la corrupción, esto es la independencia judicial.…  Seguir leyendo »

Prácticamente no había concluido la sesión parlamentaria en la que se rechazó la investidura de Mariano Rajoy, que se daba a conocer la propuesta de nombramiento de José Manuel Soria, dimisionario exministro de Industria y con antecedentes manifiestamente mejorables, como candidato a la dirección ejecutiva del Banco Mundial, el segundo escalón formal de mando pero el primero en la práctica de esa institución. Sonó la noticia como lo que es, como una bofetada en el rostro de la honrada ciudadanía y de los que aún creían que la actual nomenklatura del Partido Popular, tras sus pactos con Ciudadanos, encaraba seriamente la lucha contra la corrupción, la regeneración política y la decencia en el quehacer público.…  Seguir leyendo »

Ni en broma, Messi no somos todos. Las comparaciones son odiosas. Como excelso futbolista merece nuestro aplauso. Como ciudadano, ya es otro cantar. Igual que el Barça. El Barça es más que un club: su hoja de servicios cívicos que va mucho más allá de lo deportivo ha escrito y esperemos que siga escribiendo capítulos de nuestra historia.

Sin embargo, lanzar ahora la abominable campaña #TotsSomMessi traspasa el umbral de la decencia. Puede que no sea ajeno a esta relación de complicidad entre el club, mejor dicho, entre su junta directiva y el jugador, el fichaje de Neymar. Así es, el Barça, sin que ninguna asamblea de socios lo autorizara, ha decidido declararse culpable de dos delitos fiscales, abonar entre multas criminales, ingresos fiscales no efectuados, intereses y costas, más de 13.000.000 de euros.…  Seguir leyendo »

Hace pocos días los Mossos detuvieron en Sabadell al entrenador somalí Jama Aden y a uno de sus fisioterapeutas. A mes y medio del inicio de los Juegos Olímpicos de Río, noticias antidopaje van a darse y muchas. La semana anterior, por ejemplo, se confirmó la exclusión de los atletas rusos del encuentro carioca.

Aun no siendo yo mismo deportista de élite, son curiosas la integridad, sinceridad y adecuación de las reglas antidopaje. Para empezar, el lema de Citior, altior, fortior (más rápido, más alto, más fuerte) resulta en sí mismo llamativo y deja en nada el buenista Lo importante es participar.…  Seguir leyendo »

¿Qué hizo Silvio Berlusconi cuando llegó al poder en Italia, asediado como estaba por varios procedimientos judiciales de corrupción pública y privada? Algo muy simple: derogar las leyes que permitirían su encausamiento y acortar los plazos de instrucción, lo que comportaba, con la caducidad de las causas, una amnistía encubierta. Redujo su carga procesal en más de un 90%. Al final solo fue condenado por sus manejos de cintura para abajo con Ruby y cumplió una pena de trabajos comunitarios. Eso es berlusconizar el sistema penal, la máxima expresión de la ley del embudo.

En España, aparte de dejar algunas infracciones sin contenido (ya me ocupé de la malversación el 10 de noviembre del 2015), el ministro de Justicia se despachó de modo acrítico y amparado en la mayoría absoluta con una «modificación de la ley de enjuiciamiento criminal para la agilización de la justicia penal y el fortalecimiento de las garantías procesales».…  Seguir leyendo »

De la racha que llevamos de corrupción sabemos cuáles pueden ser algunas de las causas: escasa cultura de dación pública de cuentas y falta de implementación de medidas anticorrupción, cifrándolo todo a la represión penal. Pero el sistema judicial está desbordado, se ha acentuado su infradotación personal y material y se ha ‘berlusconizado’ buena parte de la normativa penal y procesal. Ello sin contar con obstruccionismos varios. Se ha puesto de relieve con razón que la corrupción en España es esencialmente política, es decir, anida en las altas esferas, normalmente de electos. La corrupción administrativa, esto es, de funcionarios medios y bajos, es muy poco relevante en calidad y cantidad.…  Seguir leyendo »

Los ‘papeles de Panamá’ nos deparan día a día una cascada de defraudadores ilustres -algunos no lo fueron nunca-. Como consecuencia y por primera vez, el escándalo se cobra víctimas políticas, vía dimisiones, desde el primer ministro de Islandia hasta el presidente de Transparencia Internacional en Chile. Por ahora. El fraude que supone el dinero ‘offshore’, es decir, fuera del alcance de la jurisdicción nacional competente en realidad no es un hallazgo de hoy. Las nuevas tecnologías han infligido un serio golpe a esta economía sumergida a gran escala y arropada con todo lujo de complicidades de las autoridades que deberían haberla perseguido.…  Seguir leyendo »

Que le corten la cabeza

El del título es el grito reiterado hasta la extenuación por la Reina Roja en Alicia en el País de las Maravillas. Recordemos El crimen de Cuenca, El pequeño libro rojo o Las Vulpes. Más recientemente, Pepe Rubianes o Javier Krahe. Antecedentes con diversa suerte hay.

En este contexto, desde el sábado pasado dos titiriteros están en prisión comunicada y sin fianza. Leído el auto judicial, no consta en lugar alguno que el juez que la ordenó, la fiscal o el portavoz en funciones para asuntos del ramo, Jorge Fernández Díaz, presenciaran el espectáculo.

En esta inicial fase procesal ha de considerarse para estos delitos si la libertad de expresión tiene algún papel, papel que dejaría en nada la infracción penal.…  Seguir leyendo »

No es este el lugar para dar cuenta en términos jurídico-penales de la sentencia del caso Malaya,con sus 5.391 folios, culminación de varios centenares de miles de folios, documentos y diligencias, iniciadas estas en 2006, con juicio oral entre septiembre de 2010 y julio de 2012 y sentencia de 4 octubre de 2013. Tiene cierto interés, sin embargo, ofrecer algún apunte, dada su relevancia en la lucha contra la corrupción. La corrupción se está evidenciando sistémica y la lucha en su contra, a la vista de los resultados, reviste desigual fortuna, pero meritoria, vistos los medios disponibles, menguantes a ojos vista

Aunque nadie podía prever las dimensiones políticas y judiciales del gilismo, lo cierto es que todo empezó cuando se le indultó, con rapidez más propia de la fórmula 1, tras haber sido condenado por injurias y calumnias a dirigentes del Real Madrid.…  Seguir leyendo »

Separar la responsabilidad penal de la política es algo que se predica, pero no solo no se practica, sino todo lo contrario. Así, la responsabilidad penal se emborrona; y más cuando se intenta presionar para orientar el proceso en beneficio propio. Por ejemplo, desde que a finales de 2012 aparecieran nuevos indicios en contra de Bárcenas, su causa vivió un eterno trimestre en el limbo, hasta que una aparente cuestión de competencia la desatascó y aquí estamos. ¿Por qué? En mi opinión por algo que, pese a su evidencia, no se ha explicitado. Bárcenas viene, procesalmente hablando, de Gürtel, pero es Gürtel lo que se integra en Bárcenas y no al revés.…  Seguir leyendo »

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, en declaraciones recientes a este periódico, expuso cuál es su posición ante la regulación actual de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE). No ofreció aún un texto prenormativo, sino ideas más o menos concretas, como la de la preeminencia, en algunos casos, de la integridad del feto sobre los derechos fundamentales de la mujer. Ese amagar y no dar (desde el inicio mismo de la legislatura) sobre el tema de la reforma del aborto ofrece una equivocidad calculada sobre el alcance de una contrarreforma de la normativa actual y amenaza los derechos de las mujeres en la consolidación de una vida sexual y reproductiva sanas.…  Seguir leyendo »

La lucha contra la corrupción política no es fácil; menos si lo hacemos con las manos atadas a la espalda. Cuando la corrupción se hace por sistémica insoportable, nos percatamos de que los mecanismos de respuesta no funcionan adecuadamente, pues, o no son asumidos por quienes deberían, o ponerlos en marcha, especialmente los judiciales, es tarea ímproba.

En cierta medida, pedimos peras al olmo. En efecto, implementar los mecanismos políticos y jurídicos de respuesta depende en buena media de aquellos que habitan los espacios donde se referencia la corrupción. Como ha señalado el Greco (Grupo de Estados contra la corrupción) en sus análisis sobre España, no falla tanto la legislación como su aplicación.…  Seguir leyendo »

El anuncio del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, de que los partitos políticos pasarían a ser responsables penalmente ha causado un nueva sorpresa. En efecto, huérfano de competencias políticas de relieve, al Ministerio de Justicia solo le cabe algo de la legislación común, como la penal, pero excluida la penitenciaria. Pasaron los tiempos de grandes jurisconsultos que al frente del caserón de San Bernardo cambiaban las leyes civiles, penales, mercantiles o procesales. Ahora, cada ministerio tiene su propia máquina legislativa y el de Justicia es residual. Sin embargo, tiene al frente a un animal político de división de honor y lleva, en menos de 10 meses, cuatro reformas penales anunciadas, dos de ellas con textos más o menos conocidos.…  Seguir leyendo »

La Justicia en España, pese a algún que otro inevitable desaguisado, pese a empeoramientos llamados reformas y pese a indultos y amnistías, no dista de ir razonablemente bien. De vez en cuando alguna resolución parece dictada bajo un apagón neuronal, incluso por las últimas instancias judiciales cuando se ponen estupendas. Sin embargo, eso es algo que no ha de ensombrecer el buen trabajo, en condiciones más que precarias, de jueces, fiscales, funcionarios de todo orden, abogados y procuradores. La Economía, con los economistas al frente, ya quisiera estar como la Justicia.

Con todo, dos lacras, entre otras, asolan el sistema. La primera: solo hay fallos escandalosos si los medios lo proclaman.…  Seguir leyendo »

En la derivación del caso Palma Arena que tiene al expresidente Jaume Matas como principal imputado han trascendido unas negociaciones entre la fiscalía y dos de los más relevantes encartados en el caso Nóos, Iñaki Urdangarin y su antiguo profesor de Esade Diego Torres. De forma confusa, las partes interesadas las han desmentido. Tanto da el desmentido: es una cuestión que ha estado y estará siempre sobre la mesa, pues es una opción perfectamente legal, de la que acusaciones y defensas hacen uso profuso, hasta en el 50% de los pleitos, según fuentes del Consejo General del Poder Judicial. Julián Muñoz, sin ir más lejos, es buen conocedor del tema.…  Seguir leyendo »

La película Acción ejecutiva (1973), de David Miller con guion de Dalton Trumbo, sobre el asesinato de John F. Kennedy, acababa con la sobreimpresión de unos datos: cuatro años después del magnicidio de Dallas, las posibilidades de que los 18 testigos directos murieran eran de una entre 100 trillones; pues bien, todos murieron. Es decir, una posibilidad infinitesimal se hizo realidad. Lo prácticamente imposible no es imposible, pues lo que ocurre, ocurre. Lo que no deja de asombrar es el cúmulo de innumerables, incontrolables y oscuras coincidencias que por miles de millones deben acontecer para que lo que ha acontecido haya acontecido.…  Seguir leyendo »

La condena por prevaricación dictada contra Baltasar Garzón por las escuchas en prisión entre internos imputados en el caso Gürtel y sus abogados ha generado una controversia que va mucho más allá de lo jurídico.

Aunque someras, hay que hacer dos precisiones iniciales. Considerar que la condena es indebida no supone bendecir la actuación de Garzón en la instrucción de referencia. La propia justicia, en su día, declaró radicalmente nulas las citadas escuchas; nunca y bajo ningún concepto podrán ser ya utilizadas.

En segundo término, no es infrecuente oír, en serio o como chanza, que lo que le pasa a Garzón o se lo tiene merecido o es que ha pisado demasiados callos.…  Seguir leyendo »

Como regla ineludible, antes de cambiar una sola coma de nuestro ordenamiento, el legislador debe preguntarse, no sobre sus querencias, sino sobre la necesidad social de la modificación. La gaceta oficial no es una tienda de chucherías donde el goloso sacia sus caprichos.

Comprendo que los actuales dirigentes populares no estén conformes con la regulación vigente del aborto. No comprendo tanto que no lo estén por el mero hecho de ser conservadores; conservadora fue Simone Weil, la gran reformadora francesa en la materia; conservadores son la mayoría de Gobiernos de Europa Occidental y Estados Unidos y no han revocado las regulaciones liberalizadoras en materia de aborto que rigen desde el último medio siglo.…  Seguir leyendo »

Un periodista se encuentra con un elemento noticiable. Lo comenta con otro compañero, con sus jefes, estos le piden garantías sobre su autenticidad. La base principal de su información es un sujeto, cuya identidad no puede revelar, al que apoda Garganta Profunda, con quien se comunica mediante una cinta roja atada a un barrote de su terraza, con quien se encuentra a deshoras y en recónditos aparcamientos o recibiendo notas dentro del ejemplar del diario al que está suscrito. Simultáneamente, su compañero inquiere a posibles testigos.

No graban una sola respuesta, lo anotan en sus libretas con sus personales e intransferibles taquigrafías y, en ocasiones, obteniendo confirmaciones indirectas o por silencio.…  Seguir leyendo »