Joan J. Queralt (Continuación)

«Esto ocurrió en 1993. En enero de 1993. A partir de esa mujer muerta comenzaron a contarse los asesinatos de mujeres. Pero es probable que antes hubiera otras. La primera muerta se llamaba Esperanza Gómez Saldaña y tenía 13 años. Pero es probable que no fuera la primera muerta. Tal vez por comodidad, por ser la primera asesinada en el año 1993, ella encabezaba la lista». Según 2666, obra simplemente maestra de Roberto Bolaño, esto ocurría en Santa Teresa, en la frontera de México con Estados Unidos. Solo que Santa Teresa no existe. Solo que Santa Teresa es el trasunto de Ciudad Juárez, ciudad que sí existe, en la frontera de México con Estados Unidos, frente a El Paso, a la orilla del río Grande.…  Seguir leyendo »

Esta vez no ha sido el Gobierno el que recibe las andanadas de la jerarquía católica. Ahora, el Vaticano, secundado por Silvio Berlusconi, arremete contra el siempre moderado Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo: prohibir la exhibición del crucifijo en las aulas de titularidad pública va contra la libertad religiosa. Curioso entendimiento de la sentencia del 3 de noviembre pasado, en cuya virtud se reconoce a Solie Lautsi, una italiana de origen finés, su derecho a no tener que aceptar la visión de dicho símbolo en la escuela pública a la que sus hijos asistían.

El TEDH se ha basado tanto en la legislación emanada del Consejo de Europa –Convenio de Derechos Humanos (1950) y protocolo adicional (1952)– como en la propia legislación italiana, que, superando arcaísmos poco explicables, dejó en 1985 de considerar la religión católica como la oficial del Estado, al modificar los Pactos de Letrán (1925).…  Seguir leyendo »

El viernes, a última hora de la tarde, se confirmó la intuición general: ingresaron en prisión provisional cinco de los nueves imputados, por ahora, en el caso Pretoria. Los hechos que, fragmentariamente, relatan el auto de prisión, de verificarse en el futuro juicio oral, no son moco de pavo y justifican plenamente la adopción de las medidas cautelares firmadas por el juez central de instrucción número 5.

Lo primero que llama la atención es la comparación –comparar siempre es odioso, dicen– con el caso Millet; en este, los imputados están libres, sin restricciones sensibles de movimientos y, según parece, con sus cuentas bloqueadas.…  Seguir leyendo »

Sinera de Munt parece Ariadna en un grotesco laberinto, con perdón de Espriu. Se prohíbe cautelarmente por un juzgado contencioso un leve apoyo municipal a una consulta sobre una iniciativa legislativa popular referente a la independencia de Catalunya, organizada por un colectivo local, y se autoriza judicial y definitivamente una manifestación falangista y de las jons el mismo día. Simultáneamente, la piel de toro organizando el paseíllo a Garzón.

Por más que releo los autos del juzgado que accede a la petición del Estado, no llego a comprender ni la resolución (ratificada) ni, menos aún, quién y por qué dio la orden de proceder al Romerales de turno.…  Seguir leyendo »

Nueva York, 26 de agosto del 2008. Bradford, productor de webs, se sienta con un amigo en el Yankee Stadium de Nueva York (la Capilla Sixtina del béisbol) y presencia el encuentro con los Red Socks de Boston. En la séptima carrera, tras los correspondientes cacahuetes y dos latas de cerveza, le entran ganas de ir al baño. Normal, pero grave error. Un policía le bloquea el paso y, ante su insistencia fisiológica, otro uniformado llega en auxilio del primero. Agarrado por los brazos, Bradford es lanzado literalmente del estadio al grito, por lo que se ve universal, de «vete de este país si no te gusta».…  Seguir leyendo »

La decisión del Gobierno de modificar la insatisfactoria regulación de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) ha generado una nueva polémica. Me refiero a que la futura norma proyecta no someter a la aquiescencia paterna la IVE que, dentro de los términos legales, desee llevar a cabo una hija menor de 18 años pero mayor de 16.

Las razones que se vislumbran tras esta nueva regulación son varias. Por un lado, cierta coherencia con el resto del derecho sanitario, donde las demás intervenciones se satisfacen con el consentimiento autónomo de un mayor de 16 años. No es menos relevante la coordinación con el derecho civil, donde el mayor de 14 años, excepcionalmente, puede contraer válido matrimonio.…  Seguir leyendo »

La sonora pita que recibió el himno español en la final de la Copa del Rey, celebrada el pasado 13 de mayo en Mestalla, dio rienda suelta a las estulticias patrias y trajo a mi memoria dos escenas cinematográficas. La más antigua pertenece a la infancia: en Un taxi para Tobruk (1960), Lino Ventura, al paso de la bandera francesa en el desfile del 14 de julio, sale de la ensoñación (el recuerdo de la epopeya vivida y que nos acaba de servir la pantalla) cuando el listillo de turno le increpa por no descubrirse al paso de la enseña nacional.…  Seguir leyendo »

El viernes pasado se dio a conocer el dictamen elaborado por un equipo pluridisciplinar de expertos nombrado por el Ministerio de Igualdad sobre la interrupción voluntaria del embarazo (IVE). Semana atrás, la subcomisión ad hoc del Congreso de los Diputados publicó su informe, junto con los votos particulares (en contra) al mismo.

La regulación actual, declarada en su día constitucional por una sentencia del Tribunal Constitucional de 1985, optó por una solución insuficiente a esta grave cuestión. En efecto, el sistema de indicaciones --esto es, un catálogo previo de supuestos en los que el aborto no es punible-- presentaba lagunas e inseguridades, especialmente a la hora de determinar la llamada "indicación terapéutica" cuando el embarazo pueda poner en peligro grave la integridad psíquica de la mujer.…  Seguir leyendo »

Meter en cintura es una expresión muy grata al pensamiento autoritario. Precisamente para eso sirven las correas, y una de ellas es la operación Gürtel (correa, en alemán). Estas actuaciones judiciales se parecen a una operación sin anestesia: duelen lo inimaginable. Pero las lágrimas que generan no son todas legítimas; algunas, y no las menos importantes, son lágrimas de cocodrilo, de cocodrilo resabiado.
Pasemos por alto que quienes demonizan a Garzón son los mismos que le jaleaban hace poco más de una década: su entonces gallardía bien les valió de percha para alcanzar el poder, recién abandonada su peculiar incursión política.…  Seguir leyendo »

Tomo de Freud el título para reflejar el estado de ánimo de la justicia, es decir, de los jueces, en España. Una gestión desastrosa del caso Mari Luz por parte de las mayorías del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), junto a la del Gobierno exhibiéndose con una víctima, han exasperado a un buen número de jueces de diversas tendencias, escorándose éstos a posturas corporativistas. Por ello, cuando, de modo sorprendente, se confirmó la irrelevante sanción al juez Tirado, la indignación judicial y el pasmo social alcanzaron su cénit.

Vaya por delante, por no quedar siempre explicitado, que, pese a todos los pesares, pese a todos los casos Estevill, Liaño o Mari Luz, gracias al trabajo más allá de lo exigible de la inmensa mayoría de jueces, la justicia en España no es ni de lejos el caos que se proclama.…  Seguir leyendo »

Desde que hace dos semanas el juez Garzón dictara el auto por el que se declaraba competente para investigar la inmisericorde y bárbara represión franquista ha caído sobre él todo el peso de la demagogia, el rencor y el sectarismo, como si, en realidad, fuera él el delincuente.

La crítica más grosera se ha centrado en que, además de pedir el certificado de defunción del rebelde faccioso y otros de sus conmilitones -lo cual es necesario para acordar el archivo de la causa respecto a ellos-, los demás eventuales responsables estarían ya muertos. Puede ser, aunque no forzosamente. Una atenta lectura del auto nos indica que Garzón planea, como no puede ser de otro modo, una investigación por etapas; primero, hasta diciembre de 1951, hecho que "no excluye otros casos, siempre que se demuestre que los mismos no son hechos aislados".…  Seguir leyendo »

No es una novedad decir que el partido del sábado pasado entre el Espanyol y el Barça fue un ejemplo, en la segunda parte, de lo que no debe ser un espectáculo deportivo. Bandas de delincuentes organizados irrumpieron en el estadio vulnerando las normas de seguridad legalmente establecidas, creando graves riesgos para los asistentes e, incluso, para los deportistas. Parecían desterrados los choques entre bandas simpatizantes de equipos rivales, pero la ausencia de una política efectiva de erradicación de esas barras bravas, cuyos nombres producen escalofríos, ha hecho posible que esos choques sigan y parece que a buen ritmo.

La normativa legal para impedir estos actos de violencia, internacional, estatal, autonómica y federativa, tiene ya tiempo y empieza a ser ingente.…  Seguir leyendo »

El, por ahora, desenlace del expediente sancionador abierto al magistrado Rafael Tirado por su actuación en la ejecución de la condena de un pederasta no deja en buen lugar la capacidad de respuesta del CGPJ. Sin embargo, esperar de este consejo otra cosa sería pedir peras al olmo .

Ahora, la actuación del juez Tirado se califica de "falta grave" y se sanciona con una de la más leves sanciones previstas para estas infracciones. Se razona que el expedientado no es él único responsable; ello es cierto, pero en materia sancionadora no es aceptable la compensación de culpas. Véase, si no, el informe de la Inspección de Tribunales antes de que estallara el escándalo (finales del 2007), que relata que en el negociado de ejecutorias --la actividad judicial que ejecuta las sentencias-- del juzgado a cuyo frente estaba el sancionado, ni existía control judicial de las ejecutorias, dado que no eran revisadas, ni había mecanismos de control y revisión y, en fin, que ese negociado encontraba ralentizado, por lo que la tramitación de las ejecutorias era deficiente.…  Seguir leyendo »

Empecemos por el final. ¿Querría el lector ser juzgado por el ex juez Gómez de Liaño? Aventuro que una amplísima mayoría, si tal eventualidad se diera, se negaría a ello; yo, desde luego, lo haría. ¿Cuál puede ser la razón de tal resistencia a pasar por un eventual tribunal integrado por dicho ex juez, después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), sólo en una pequeña parte, le haya dado la razón y haya estimado que no fue condenado por un tribunal imparcial?

La razón es simple: se mantiene incólume el tufo a prevaricación en su actuación queriendo entrullar a los dirigentes de Canal +, al principio, en connivencia, y, más tarde, con la pasividad del Gobierno de la época regido por los eternos viajeros al centro.…  Seguir leyendo »

Hace dos viernes, Juan Antonio Martín Pallín nos ilustraba con su tino habitual sobre lo que considera necesaria refundación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), avanzando incluso una propuesta concreta. Solo por ofrecer una alternativa merece ser tenida en cuenta, aunque disienta.

En primer término, el CGPJ es el órgano constitucional que garantiza la independencia judicial, seleccionando, nombrando, promocionando, formando y disciplinando a los jueces, cuyas funciones son exclusiva y excluyentemente juzgar y hacer ejecutar lo juzgado. La tarea no es fácil, pues la división de poderes a la que Martín Pallín se refiere, remontándose a su creador, Montesquieu, solo existe como tal desde hace pocos lustros.…  Seguir leyendo »

El requerimiento de la jueza de instrucción n°25 de Barcelona a varios medios, entre ellos EL PERIÓDICO, para que se abstengan de publicar cualquier extremo relacionado con el caso de la muchacha asesinada presuntamente por su empleadora en unos apartamentos de la calle de Camprodon de Barcelona, nos retrotrae a épocas pasadas y produce un estupor indescriptible. Se vista como se vista, tal medida es un acto de censura previa. Pavor produce que el garante último de los derechos, el juez, los lamine de forma tan ilícita. Es sabido --o se debería saber por sus titulares-- que cualquier actuación de los poderes públicos debe estar prevista por la ley.…  Seguir leyendo »

La secularización imparable de la sociedad, aunque lenta y zigzagueante, comporta el abandono del sufrimiento inútil como único patrimonio del que no tiene otro que inmolarse por nada. Este cambio de paradigma ha propiciado que en los últimos lustros sea objeto de discusión pública uno de los tabúes mejor conservados en los paños de una hipocresía digna de mejor causa: la eutanasia.

Superado por la clase médica el complejo de impotencia ante la muerte como proceso irreversible de los pacientes terminales, pese al impresionante arsenal terapéutico del que dispone, sólo queda liberase de la férula de la administración religiosa o aparentemente laica de aspectos morales y personales íntimos de los ciudadanos.…  Seguir leyendo »

El 14 de febrero pasado analicé en estas páginas el programa penal del PP, y no ahorré críticas a sus retrógrados contenidos y sus clamorosas ausencias. Habiendo vencido en las elecciones el PSOE, es conveniente echar un vistazo a su programa en materia criminal y en el de justicia, en el que se engloba.

En la legislatura recién fenecida, el PSOE impulsó la aprobación de la protección integral contra la violencia machista, del antidopaje deportivo y una apresurada reforma en materia de seguridad vial. En general, un balance positivo. Sin embargo, los proyectos eran mucho más amplios: reforma en profundidad del Código Penal, de la ley procesal penal, introduciendo la doble instancia y la instrucción en manos del ministerio fiscal.…  Seguir leyendo »

La sentencia del Tribunal Constitucional (TC) del miércoles pasado, que anula otra del Tribunal Supremo (TS) que condenaba a Alberto Cortina y a Alberto Alcocer, los Albertos, por una operación de los felices 80, ha sido recibida con división de opiniones. Sin embargo, el TC tiene toda la razón, y el TS nunca debió dictar la sentencia que dictó, sino que debió conservar la atinada resolución absolutoria de la Audiencia de Madrid. No voy a entrar en los ataques tan inicuos como políticamente sectarios que ven en la decisión del TC apestosos intereses. Vienen de donde imagina el lector.

Me interesa, en cambio, salir al paso de algunas críticas apresuradas, pero dignas de ser tenidas en cuenta por venir de relevantes autoridades jurídicas y judiciales.…  Seguir leyendo »

La propuesta del PP para mejorar la seguridad ciudadana, presentada para las próximas elecciones, es seguidismo del irracionalismo punitivo internacional. Son cuatro páginas que solo hablan de aumentar las penas e incrementar la represión. Es alarmante que un documento tan falto de rigor haya sido fruto, además, de quienes, hasta hace una legislatura, tenían responsabilidades de gobierno.

Para saber si hay que crear nuevos delitos y/o aumentar las penas, hace falta saber si la delincuencia está siendo razonablemente contenida o aumenta de forma que haya que recurrir a medidas aún más duras que las actuales. Pues bien, el pacto electoral que ofrece el PP no incluye ni una sola cifra.…  Seguir leyendo »