Joaquín Estefanía

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de febrero de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Agosto de aquel año mágico

Ya se habían apagado las luces de París en mayo. A finales de ese mes los Campos Elíseos se habían llenado de manifestantes a favor del orden, encabezados por el mítico André Malraux, cuya biografía parecía sugerir que debía estar en la trinchera opuesta. Al poco, De Gaulle se dirige al país disolviendo la Asamblea Nacional y convocando elecciones. La unidad en la calle se ha acabado: los obreros, que han sacado una enorme tajada a través de los Acuerdos de Grenelle, vuelven a las fábricas; los grupúsculos vanguardistas discuten entre ellos, se escinden una y otra vez, y son ilegalizados; y los universitarios se fueron de vacaciones de verano.…  Seguir leyendo »

Joan Robinson y las ‘políticas de perjuicio al vecino’

A los 35 años de su muerte recordamos una vez más a la discípula predilecta de Keynes, la economista Joan Robinson (JR), que describió las guerras comerciales, como la que se abre ahora entre EE UU y China, como «políticas de perjuicio al vecino». Su obra fue muy reconocida —y discutida— en los ambientes académicos de su tiempo. Keynes decía que «estaba sin duda entre los seis o siete mejores economistas» de Cambridge, un grupo que incluía a Pigou, Sraffa, Richard Kahn, James Meade o Austin Robinson, el marido de Joan, todos ellos miembros del Cambridge Circus, el grupo de la universidad del mismo nombre en el que se debatía permanentemente de asuntos económicos.…  Seguir leyendo »

No es una ocurrencia que Pablo Iglesias se reivindique de la socialdemocracia clásica, la anterior a la tercera vía de Tony Blair y Bill Clinton. Busca unas señas de identidad frente a tanta ambigüedad esparcida por Podemos desde que consiguió presencia en el Parlamento Europeo. Otra cosa es que sean auténticas esas señas de identidad.

Cuando hace un cuarto de siglo cae el Muro de Berlín no sólo se destruye el comunismo, sino que el socialismo occidental, la socialdemocracia, entra en una grave crisis de credibilidad y de eficacia a la hora de hacer frente a los desequilibrios que genera un ciclo largo de crecimiento económico: fundamentalmente la desigualdad, cuya persecución formaba parte de la esencia misma de la socialdemocracia clásica.…  Seguir leyendo »

La debilidad de la democracia

Pasan los días desde las elecciones al Parlamento Europeo sin que uno de los partidos más perjudicado por ellas —que además es el partido gobernante en España, con mayoría absoluta—, con pérdida de millones de votos, parezca haber tomado nota de lo ocurrido y sacado las consecuencias primero de su debacle, y luego de los enormes niveles de abstención general. Ello debe ser motivo de preocupación no por motivos partidistas, internos del PP, sino del propio sistema, afectado por un agotamiento acelerado, como han manifestado esos resultados y los sondeos sin excepción.

No puede ser que la reacción ante tanto desapego sea, por ejemplo, ese miniplan de estímulos aprobado hace unos consejos de ministros, del cual hoy ya nadie se acuerda y que pretendía combatir al último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), en el que una inmensa mayoría de los encuestados no veía síntoma alguno de recuperación económica pese a que hay datos que indican que algo se está moviendo.…  Seguir leyendo »

A Javier Pradera, “nuestro hombre el Madrid”

Ayudo a Natalia Rodríguez-Salmones, la viuda de Javier Pradera, a desbrozar los papeles y los libros de este último (en una parte donados a la Fundación Pablo Iglesias). Esta labor rompe uno de los tópicos más repetidos en vida de Pradera: que era un intelectual ágrafo, que casi siempre prefería leer a escribir (como los buenos editores) y que la única obra escrita que dejaba eran sus artículos, sobre todo en EL PAÍS y en Claves. Se creía que en los años en que militó en el Partido Comunista fue, ante todo, un apparatchik a las órdenes de Federico Sánchez (Jorge Semprún) para organizar a los intelectuales del interior.…  Seguir leyendo »

Pasó casi inadvertido, pero a principios del verano se cumplieron los seis primeros años desde que quebraron varios fondos de alto riesgo del banco de inversión Bear Stearns y la compañía Blackstone, y el décimo banco hipotecario americano, el American Home Mortgage, despidió a todo su personal. Estos acontecimientos fueron el disparadero de la Gran Recesión. Por tanto, acabamos de empezar el séptimo año de la crisis más duradera del capitalismo si se exceptúa a la Gran Depresión de los años treinta. Por su profundidad, la situación que se padece hoy es menos mala que aquella (excepto en aspectos como el desempleo en países como España, cuyo porcentaje es más representativo de una depresión que de una recesión), pero por su extensión ambas crisis se parecen mucho.…  Seguir leyendo »

A José Luis Sampedro

El objetivo de la revolución conservadora que nació a principios de los años ochenta era sustituir a Winston Churchill, Franklin Delano Roosevelt y Juan XIII como iconos del siglo XX, por Thatcher, Reagan y Juan Pablo II. Roosevelt era el vencedor de la Gran Depresión con una política de regulación de la economía y de protección social a los que se quedaban por el camino, molidos por el sufrimiento, y tanto Churchill como él representaban los valores de los aliados, triunfadores de la II Guerra Mundial. Juan XXIII había comenzado el aggiornamientode la Iglesia católica y puesto en funcionamiento ese oxímoron denominado “cristianismo de rostro humano”.…  Seguir leyendo »

Entre los años 1978-1979 Gran Bretaña vivió el invierno del descontento. El paro había subido a la entonces astronómica y desconocida cifra de 1,6 millones de personas. El laborista James Callaghan, sucesor del mítico Harold Wilson, no supo medir la magnitud de lo que se venía encima y la prensa se burló de él titulando ¿Crisis, qué crisis? una de sus declaraciones en la que quitaba importancia a las dificultades de la gente. Los sindicatos convocaron una serie de huelgas que finalizaron con la convocatoria de elecciones generales que ganó una conservadora radical como Margaret Thatcher, bajo el principio del rigor económico y dirigentes fuertes, seguros de sí mismos.…  Seguir leyendo »

En el año 1937, cuatro después de que se iniciase el new deal -un programa de recuperación económica típicamente keynesiano- y ocho después de que se iniciase la Gran Depresión (que comenzó con un crash bursátil), Estados Unidos vivió otra recesión. Se la conoció como «la recesión Roosevelt». El presidente Franklin Delano Roosevelt (FDR) había iniciado antes de tiempo la vuelta a la consolidación fiscal, y la economía norteamericana cayó de forma abrupta: la producción de acero descendió un 70%, la de automóviles un 50%, el 35% la de productos manufacturados. En menos de un año, el paro regresó a los niveles de 1933 (21,7% de la población activa).…  Seguir leyendo »

Mientras que la rebaja de calificación de la deuda gubernamental de Estados Unidos por parte de Standard & Poor’s conmovió a los mercados financieros mundiales, China tiene más razones para ser el país más preocupado: la mayor parte – es decir, más del 60% – de los USD $3,2 billones que tiene en reservas oficiales de divisas están denominados en dólares estadounidenses, incluyendo USD $1,1 billones en bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Siempre y cuando el gobierno de EE.UU. no ingrese en moratoria, las pérdidas de pudiese sufrir China por la rebaja de calificación serán pequeñas. Sin duda, el valor del dólar caerá, imponiendo una pérdida en el balance del Banco Popular de China (PBC, el banco central).…  Seguir leyendo »

¿Quién tiene más poder, el Gobierno o los bancos?: Los bancos, responden mayoritariamente los ciudadanos. Y sin embargo, los mismos que opinan que la responsabilidad de lo malo que les sucede está en el poder económico castigan al poder político cuando votan. Esto es lo que les ha sucedido a los socialistas en las pasadas elecciones municipales y autonómicas: han sido golpeados por su gestión de la crisis económica.

Los dos principales cambios que se han producido en la política española en los últimos meses, antes del resultado de los comicios del 22-M, han sido la emergencia, con carácter general y con una fuerza inusitada, de un nuevo poder fáctico denominado ampliamente «los mercados» (que explica, en parte, el movimiento de los indignados) y la falta de credibilidad del presidente del Gobierno, hiciese lo que hiciese o dijera lo que dijera.…  Seguir leyendo »

Por más que venda libros y se multipliquen los programas de televisión que amparan el «pensamiento positivo» (en realidad, pensamiento mágico), es muy difícil observar la crisis económica como una opción superadora. La «destrucción creativa» lo será para los que sobrevivan, no para los millones de ciudadanos que van quedando por el camino. Lo cuenta la periodista Bárbara Ehrenreich, en su estupendo libro Sonríe o muere: hay gente «a la que habían echado del trabajo y que se dirigía cuesta abajo y sin frenos hacia la pobreza, a la que se decía que debía ver su situación como una oportunidad (…) La persona que pensaba en positivo no solo se sentiría mejor mientras buscaba trabajo, sino que para ella ese trámite acabaría antes y más felizmente».…  Seguir leyendo »

El tono vital de la sociedad española atraviesa un momento alarmante. Lo manifiesta el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que reitera la siguiente valoración: una mayoría piensa que la situación económica es mala o muy mala y que dentro de un año será igual o peor; la mayoría entiende también que la situación política es mala o muy mala y que dentro de un año será igual o peor; y cuando se pregunta cuáles son los principales problemas que tiene este país, se responde mayoritariamente que el paro, la situación económica y la clase política. Si se extendiese esta opinión más allá de la coyuntura provocaría en la ciudadanía una especie de nihilismo, la anomia en su intervención pública; en definitiva, el desafecto, que es una de las condiciones para que disminuya la calidad del sistema democrático.…  Seguir leyendo »

Ahora que se cumplen 20 años de la caída del Muro de Berlín, estación términi del siglo corto de Hobsbawm, es buen momento para revisar la tesis del historiador británico y comprobar si se ajustó a la realidad. Recordemos en qué consistía: hay una coherencia en los años transcurridos desde el estallido de la Primera Guerra Mundial hasta el hundimiento del comunismo. En esas casi ocho décadas se manifestaron tres fases: desde 1914 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial; desde 1945 hasta principios de los años setenta, 30 años de extraordinario crecimiento económico y transformación social; y una nueva era de descomposición, incertidumbre y crisis para vastas zonas del mundo.…  Seguir leyendo »

En cuanto han surgido los primeros brotes verdes que indicarían que la crisis económica ha tocado fondo, bien o malintencionadamente han empezado a multiplicarse las declaraciones de que «hay que volver a la senda de la prosperidad de la que hemos salido». Es un poco prematura tal reflexión porque los brotes verdes, si fueran inequívocos y menos volátiles, señalarían sólo que se ha tocado fondo y que a partir de ahora el deterioro será menos rápido, pero no que se ha iniciado la recuperación.

La nostálgica voluntad de volver a la prosperidad perdida anuncia que no hemos aprendido la lección, que la voluntad reformadora de lo que ha funcionado mal era fingida, sobrevenida y forzada, y que no se comparte que aquella senda es la que nos ha conducido a estos resultados.…  Seguir leyendo »