John A. Mathews

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Hasta hace poco, el futuro de la energía nuclear estaba en Asia. En el año 2015, nueve de los diez reactores que se inauguraron a nivel mundial se encontraban ubicados en este continente. Pero las recientes declaraciones de Corea del Sur y Taiwán sobre que “irán por el camino respetuoso del medioambiente” han puesto en tela de juicio la viabilidad a largo plazo de la energía nuclear, al menos en Asia Oriental. De hecho, el 2017 puede marcar el final del enamoramiento de la región con la energía nuclear – y el comienzo de uno nuevo con las energías renovables.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el presidente taiwanés Tsai Ing-wen, han establecido ambiciosas agendas nacionales para impulsar la generación de energías renovables, mientras que simultáneamente convocan al abandono paulatino de la energía nuclear.…  Seguir leyendo »

En Estados Unidos y Europa, se piensa sobre todo en los beneficios medioambientales de las energías renovables. La energía eólica y solar puede reducir la necesidad de quemar combustibles fósiles y así ayudar a mitigar el cambio climático.

Pero China y la India ven las energías renovables de un modo bien distinto. La transición relativamente veloz de ambos países hacia el abandono de los combustibles fósiles no obedece tanto a temor por el cambio climático sino al beneficio económico atribuido a las fuentes renovables.

Las ventajas económicas de la energía renovable pueden ser atractivas para economías avanzadas como Alemania o Japón (dos países que cada vez usan menos combustibles fósiles), pero para los gigantes industriales emergentes son irrebatibles.…  Seguir leyendo »

China produce gran parte de su energía eléctrica mediante la quema de combustibles fósiles, como hicieron todas las potencias económicas en crecimiento desde la Revolución Industrial. Sin embargo, centrarse en este único factor conlleva el riesgo de ignorar una tendencia relevante. El sistema chino de producción de energía se está haciendo ecológico –mucho más rápido que cualquier otro sistema de tamaño comparable en el planeta.

Esta tendencia se observa en tres áreas. La primera es la producción de electricidad. De acuerdo con datos emitidos por el Consejo de Electricidad de China, la cantidad de energía producida en el país a partir de combustibles fósiles en 2014 disminuyó en un 0.7% anualizado, lo que representa la primera caída de que se tenga memoria en tiempos recientes.…  Seguir leyendo »