Jordi Puntí

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Hace unas semanas se produjo una noticia destacable para el futuro de la información. Twitter decidió suspender la cuenta de Roger Stone, uno de los consejeros de Donald Trump. Con una larga trayectoria en el márketing político, Stone se había hartado de censurar a los rivales de Trump, pero la prohibición llegó con una serie de tuits amenazadores contra varios periodistas de la CNN por la información sobre las conexiones del clan Trump con Rusia. No es la primera vez que Twitter cierra cuentas pero con Roger Stone señala un ‘trol’ a cara descubierta y con gran influencia política.

Aunque la regulación de internet siempre es muy lenta, es importante que se fije pronto algún tipo de control real, en especial sobre los que operan con seudónimos o bajo nombres genéricos.…  Seguir leyendo »

Era jueves por la noche, me paseaba por las calles de Hamburgo, y aquella noche volvía a haber partido de la Eurocopa. Alemania jugaba contra Polonia. Hacía el típico clima del mes de junio en el norte del país: las ojeadas de sol se alternaban con las nubes oscuras, rápidas, y de vez en cuando un chaparrón breve limpiaba las calles. Aunque se preveía una tormenta para las nueve de la noche, a la hora del partido todas las terrazas de los bares y restaurantes de Hamburgo ya estaban preparadas con las pantallas gigantes de televisión. Era el barrio de Schanz, uno de los más alternativos de la ciudad, y aun así podía seguir las jugadas mientras caminaba, de una terraza a otra, de un café hasta el siguiente.…  Seguir leyendo »

Una reciente visita de tres semanas a China, pasando por cinco grandes ciudades, me ha permitido comprender unas cuantas certezas que definen el presente y seguramente el futuro de ese país mastodóntico. La primera es la presencia constante y enfermiza de la polución, un velo blanco de smog que tiñe siempre el cielo y la atmósfera de un aspecto lechoso. Durante todo el tiempo solo tuve dos días de sol y cielo azul, en Pekín, y como suele ocurrir con casi todo, me contaron que había una razón política: se celebraba el congreso anual del Partido Comunista y durante un par de semanas habían cerrado la mayoría de fábricas de cemento en los alrededores de la capital para que el aire fuera mejor.…  Seguir leyendo »

El pasado domingo se celebró en Estados Unidos la Super Bowl, un partido entre los mejores equipos de fútbol americano que, de hecho, con las cheerleaders y toda la parafernalia, reúne los tópicos de un cierto estilo de vida del país. La final de este año era la número 50. Hasta ahora la Super Bowl siempre se anunciaba con números romanos, probablemente para darle al partido un aire épico, de gladiadores en el circo. Así, el año pasado tuvo lugar la edición XLIX, pero en esta ocasión la Liga de Fútbol Nacional (NFL) creyó que la L del medio siglo luciría poco y decidió que sería la Super Bowl 50.…  Seguir leyendo »

A medida que se han conocido más detalles sobre las agresiones sexuales que decenas de mujeres sufrieron durante el de Fin de Año en Colonia, hay dos palabras que han surgido en los análisis de los medios internacionales: secretismo e histeria. Son, en ambos casos, conceptos que van en contra de la normalidad deseada en toda sociedad y sobre todo de la normalidad tal como se entiende en Alemania. El secretismo proviene de la policía, que durante los primeros días ocultó y minimizó los hechos, reduciéndolos casi a un efecto colateral de la fiesta. La destitución, días después, del jefe de la policía de Colonia situó de nuevo en la dimensión real.…  Seguir leyendo »