Jordi Sevilla

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Hay muchas cosas por hacer sin que volver a las urnas sea una de ellas. El pasado 28 de abril, más de veintiséis millones de ciudadanos votamos con un resultado evidente: el partido ganador de las elecciones tiene mayoría absoluta en el Senado y suma en el Congreso el mismo número de diputados que el segundo y tercer grupo, juntos. En un régimen pluripartidista donde las leyes se aprueban en el Parlamento, la clave no es tanto la investidura de un presidente sino que las Cámaras echen a andar cuanto antes. Así, quien tiene mayoría clara debe poder formar un gobierno coherente y sin sombra de corrupción, en base a un programa cuyo cumplimiento va aprobando conforme sea capaz de negociar con el resto de grupos para obtener las mayorías necesarias.…  Seguir leyendo »

Las elecciones del 21-D en Cataluña pondrán fin al delirio secesionista que tanto daño ha hecho a los catalanes. Porque se forme un Gobierno que no comparta esa ideología, o porque lo ocurrido confirma que perseguir una independencia unilateral impuesta contra el resto de los españoles, incluyendo la mitad de los catalanes, aunque sea deseable para algunos, no es viable en el mundo moderno. El procés ha llevado a la sociedad catalana al desastre y a un callejón sin salida. Pero si el independentismo ha sido una respuesta equivocada lo ha sido a “la cuestión catalana”, un problema de fondo que va a seguir presente a partir del 22-D, marcando nuestro futuro en los próximos meses en varios asuntos fundamentales que van a llevarnos a una reforma de la Constitución (con referéndum en toda España), seguida de un nuevo Estatut de Autonomía (con referéndum solo en Cataluña).…  Seguir leyendo »

¿Cómo recuperar la confianza mayoritaria de los ciudadanos para volver a gobernar? Ése debe de ser el reto principal para los aspirantes a dirigir el PSOE y de los militantes que los votaremos en primarias, tras el paréntesis abierto el 1 de octubre con la dimisión forzada del anterior secretario general. El PSOE siempre se ha reconocido como un partido de gobierno, lo que quiere decir no sólo que ha gobernado en España durante muchos años (pasado), sino que tener la voluntad de volver a hacerlo (futuro) es una aspiración colectiva en su seno, porque no se resigna a ser minoría decisiva sólo en la oposición, ni se conforma, como hacen otros, con organizar sólo movilizaciones en la calle y numeritos televisivos.…  Seguir leyendo »

No es posible el cambio

Parece que se ha perdido una oportunidad para el cambio en España. Para el cambio de Gobierno y de las políticas regresivas llevadas a cabo por el PP pero, también, para el cambio en la forma de hacer política, abandonando la confrontación partidista sistemática en favor de la negociación, del diálogo y del acuerdo. Los viejos demonios de la intransigencia y del sectarismo han impedido que avanzara mediante “la vía de 199” diputados un Gobierno de progreso apoyado por los tres grandes partidos del cambio, que impulsara 250 medidas urgentes, o más, de reforma económica, social y democrática que demandan una amplia mayoría de ciudadanos y que hubieran representado un giro trascendental en nuestro país: desde un plan de emergencia social, hasta la reforma de la ley electoral y del reglamento del Congreso, pasando por recuperar la inversión en sanidad, dependencia y educación o una reforma fiscal para que pague más quien mas tiene, o medidas de choque para crear empleo en colectivos vulnerables.…  Seguir leyendo »

El acuerdo programático que ha acompañado al debate de investidura del candidato socialista Pedro Sánchez representa un evidente cambio en la política económica. Al menos, en tres asuntos capitales: la prioridad otorgada a los excluidos por la crisis; la diferente orientación de la política presupuestaria, arrumbando los recortes sobre política social y la voluntad de impulsar un modelo productivo que compita por valor añadido y no por precariedad laboral.

Tanto la crisis económica como las políticas puestas en marcha para hacerle frente han ido dejando en la cuneta a un creciente número de personas que, de no hacer nada, van a quedar excluidas de la recuperación.…  Seguir leyendo »

Supongamos que en las próximas semanas se forma un Gobierno basado en las nuevas realidades surgidas de las urnas. Existe un amplio consenso sobre cuáles deberán ser sus prioridades económicas: consolidar la frágil recuperación actual; crear empleo adicional al cíclico; reducir las crecientes desigualdades que fracturan peligrosamente nuestra sociedad y establecer una senda creíble de reducción del déficit público.

Durante 2016 continuará creciendo la economía aunque con riesgo de frenarse si no se afianza el motor de la demanda interna. Nuestra recuperación debe mucho a factores externos como la caída del precio del petróleo, la depreciación del euro y la laxa política monetaria del BCE, pero el PIB sólo ha crecido a tasas positivas cuando lo ha hecho el consumo de las familias.…  Seguir leyendo »

Continuar con las políticas económicas conservadoras sería un riesgo demasiado elevado para la estabilidad social de España, aquejada de la mayor desigualdad de su historia reciente. Ni lo hecho durante estos cuatro años puede ser guía para el futuro ni, como propone Rajoy, ahora solo basta esperar a que el tiempo todo lo cure. Consolidar esta recuperación frágil e insuficiente, para salir de la crisis y no solo de la recesión, requiere efectuar grandes cambios en la política económica, social, energética, educativa y presupuestaria, que nos permitan transformar el modelo productivo mediante un crecimiento basado en el valor añadido, no en la precariedad laboral y, sobre todo, distribuir activamente los frutos de ese crecimiento de manera solidaria empezando por crear empleo estable, revertir los recortes en educación, sanidad, dependencia y adoptar medidas de lucha contra la intolerable pobreza masiva.…  Seguir leyendo »

El 12 de mayo de 2010, el presidente Zapatero, en un giro brusco a su política, anunció ante el pleno del Congreso el mayor recorte presupuestario de la democracia apuntalando, con ello, la posterior derrota electoral de su partido. Empujados por la incapacidad de la eurozona para hacer frente al desafío que los mercados financieros estaban lanzando, por sus flancos débiles, a un proyecto con serios fallos de diseño, los países periféricos del euro fueron forzados a aplicar severas políticas de austeridad como respuesta equivocada a una crisis de desconfianza anclada en elevadas deudas públicas y privadas. Según ha explicado en su libro El dilema, la situación evolucionó de manera rápida, pero imprevisible, obligando a adoptar severos recortes con una única razón: evitar un rescate que hubiera sido peor.…  Seguir leyendo »

Cuanto más se empantana la reforma laboral del PP entre sentencias judiciales adversas, con mayor ímpetu se convierte, para el Gobierno, en el principal activo político de esta legislatura. A los tres años de su aprobación parece oportuno hacer un balance. Pero, ¿cómo se mide el éxito de una reforma laboral? En el tiempo de democracia hemos realizado una docena de reformas del Estatuto de los Trabajadores de 1980. Durante esta Gran Recesión, por ejemplo, ha habido dos con el PSOE (2010 y 2011) y otra con el PP. Y en todas ellas, como decía el recordado catedrático Luis Toharia, las consecuencias más significativas casi nunca están entre lo previsto por los reformadores.…  Seguir leyendo »

Cada vez parece más complicado encontrar una solución al problema que España tiene en Cataluña, a pesar de que estamos hablando nada menos que de la cohesión nacional consagrada por la Constitución y por varios siglos de historia en común. Conforme se han ido cumpliendo etapas del proceso, sin que sea la menor el pasado 9-N, el escenario central que ha ido cogiendo fuerza en las previsiones incluye unas elecciones plebiscitarias, antes, durante o después de unas municipales con el mismo sentido, seguido de una declaración unilateral de independencia, tanto por parte del Parlamento de Cataluña como de una gran mayoría de Ayuntamientos catalanes.…  Seguir leyendo »

Más y mejor democracia

Un grupo de ciudadanos hemos decidido organizarnos en asociación, con el objetivo de forzar cambios que mejoren el funcionamiento democrático de nuestras instituciones públicas. No queremos convertirnos en partido político, ni presentarnos a las elecciones. Pero sí queremos, de forma explícita, influir sobre aquellos partidos políticos que se presentan a las elecciones, en torno a la agenda de reformas institucionales agrupadas bajo la denominación de «regeneración democrática». Lo hacemos, porque queremos transformaciones reales y profundas, que vayan mucho más allá de declaraciones enfáticas que quedan en nada. Y lo hacemos a partir de la experiencia muy positiva que hemos tenido ya, al presentar una propuesta articulada de nueva ley de partidos políticos, que ha cosechado el respaldo de 60.000 ciudadanos a través de plataformas de movilización como change.org y, además, ha conseguido, tras una intensa labor de contactos con el Gobierno y con los grupos parlamentarios, traducir muchas de sus ideas sobre funcionamiento interno y financiación de los partidos, en enmiendas concretas a la ley en tramitación, otras, se han asumido como propuestas presentadas por varios grupos parlamentarios e, incluso, otras, como las primarias obligatorias, son ya hoy una realidad en un número creciente de partidos.…  Seguir leyendo »

Los políticos no son extraterrestres. He sido uno de ellos durante suficiente tiempo, para saber que son personas como los demás. Sin embargo, su trabajo sí que es diferente al del resto, ya que les encargamos liderar la gestión de los asuntos públicos: solo los políticos aprueban leyes o decretos. Por eso, la manera en que son elegidos (ley electoral), en que se organizan para desarrollar su tarea (ley de partidos) y en que controlan su gestión (ley de transparencia, lucha contra la corrupción) son asuntos que no podemos dejar solo en sus manos. Seguramente deberíamos intervenir más en todos los temas públicos porque, como ha dicho Ulrich Beck, “sin la iniciativa de los ciudadanos, esta crisis no podrá superarse”.…  Seguir leyendo »

Nuestra democracia tiene un problema ineludible en Cataluña. Cuando una parte significativa de españoles que viven en Cataluña, o de catalanes que viven en España a través de Cataluña, están muy descontentos con los términos del vigente contrato de convivencia y quieren romperlo, todos los españoles tenemos una dificultad importante. Por mucho que algunos se empeñen en taparse los ojos esperando que se desvanezca solo, no lo hará y aunque el paso del tiempo pueda reducir su efervescencia (¿qué pasa al día siguiente de una declaración unilateral de independencia, aprobada por el próximo Parlament tras unas elecciones plebiscitarias?), ganará en enconamiento, si no somos capaces de encontrarle soluciones positivas.…  Seguir leyendo »

Nuestra maquinaria económica, la que nos permitía generar riqueza con la que financiar los niveles de renta y bienestar de que disfrutábamos, se ha gripado, sumiéndonos en la mayor y más larga crisis de la historia reciente. Pero nuestra maquinaria política, la que nos permitía garantizar derechos y defender libertades en un clima de tolerancia relativa, se ha gripado también, mostrándose incapaz de encontrar espacios de acuerdo donde encontrar soluciones eficaces a los graves problemas existentes. Todo ello genera una amplia desafección respecto a los políticos y un estado de ánimo colectivo dominado por la indignación y el pesimismo.

Las encuestas detectan la intensidad de este fenómeno.…  Seguir leyendo »

Decía Truman que una de las principales virtudes de la democracia es que “sus defectos son siempre visibles, pueden señalarse y corregirse”. Harry S. Truman fue un líder criticado, con una popularidad en mínimos históricos y una Administración fuertemente cuestionada por no pocos casos de corrupción. No obstante, en plena crisis de posguerra, Truman y otros líderes democráticos de su época se empeñaron en renovar el contrato social y comprometer una mayor transparencia en la gestión.

El Congreso norteamericano, bajo su mandato, decidió poner coto a los hombres de negocios que, con más o menos frecuencia, acudían al Parlamento a compartir sus puntos de vista sobre una u otra normativa.…  Seguir leyendo »

Sigo esperanzado por las posibilidades de mejora que puede representar, en este mundo convulso y desigual, una opción socialdemócrata consecuente. Preocupado, porque llevamos demasiado tiempo librando batallas equivocadas que han acabado por confundirnos a nosotros mismos, pero convencido de que los problemas de la sociedad actual, en plena efervescencia de transformación, solo encontrarán solución equitativa y democrática de la mano de políticas fundamentadas en valores socialdemócratas. Valores que no están en crisis, aunque muchos duden de que haya voluntad real de defenderlos por parte de algunos políticos socialdemócratas que, ellos sí, están en crisis aguda de credibilidad, en medio de un serio problema general de saber para qué sirve hoy la política.…  Seguir leyendo »

En 1973, Roberto Arce diseñó para Renfe el anuncio de Papá, ven en tren, cuyo gran éxito obligó a la compañía aérea de bandera a contestar con aquel otro eslogan Con Iberia, ya hubiera llegado creado, por cierto, por el mismo publicista. Sería exagerado atribuir a dicha campaña el espectacular incremento de pasajeros del tren experimentado desde entonces, sin tener en cuenta, al menos, el no menor incremento de inversiones en mejora de servicios e infraestructura realizado. Con ello, y especialmente con el AVE, el ferrocarril se ha situado, en España, como la pieza esencial en el transporte de personas.…  Seguir leyendo »

Soy persona de asentadas convicciones progresistas y me niego a aceptar que, en el siglo XXI, todavía una de las dos Españas venga a helarme el corazón. Es más, estoy convencido de que si hacemos una lista con los 10 principales problemas colectivos graves, ninguno de ellos se resolvería desde la confrontación entre opciones ideológicamente excluyentes. Antes bien, todos requerirían el acuerdo entre instituciones y partidos de muy diversas adscripciones.

La llamada «oposición útil» que impulsamos con éxito el equipo que ganamos el 35º Congreso del PSOE, con José Luis Rodríguez Zapatero a la cabeza, se basaba en esa creencia: en democracia, hay asuntos para la confrontación entre opciones ideológicas distintas y otros muchos que deben ubicarse en el espacio de la negociación, el acuerdo y el pacto, porque solo ahí encuentran solución.…  Seguir leyendo »

Los ajustes presupuestarios ponen de moda reajustes organizativos de las Administraciones públicas, la mayoría de las veces, buscando más la apariencia de austeridad que la realidad de una mejora en la eficiencia. Y sin embargo, se puede hacer bien si sabemos qué queremos hacer con las Administraciones.

Con crisis o sin crisis las Administraciones públicas en España están lejos de ser lo que deben ser, a pesar de las islas de modernidad que las salpican. Tenemos la Administración que hemos ido heredando como consecuencia solapada de las distintas transformaciones sufridas pero ha faltado, hasta ahora, un plan director, un sentido global, una estrategia y un interés político suficiente para efectuar las reformas oportunas que transformen lo que tenemos en lo que necesitamos.…  Seguir leyendo »