Jörg Bibow

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Sin prisa pero sin pausa, un nuevo consenso se está abriendo paso para recalcar la necesidad de que la unión monetaria europea organice la inversión pública con el fin de superar una crisis, que, ya en su séptimo año, tiene un aspecto realmente desolador. En julio, el presidente electo de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, defendió un programa de inversión público-privado de 300.000 millones de euros. El presidente del BCE, Mario Draghi, prestó su apoyo a la idea en el discurso pronunciado en Jackson Hole, reconociendo por fin que la eurozona padece una deficiente demanda agregada. Hace poco, el expresidente de la comisión Romano Prodi también dio su opinión, apuntando que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y la implacable campaña de austeridad impulsada en todo el continente en su nombre han acabado con la inversión pública.…  Seguir leyendo »

Desde su más reciente récord a la baja (1,20 dólares) del verano de 2012, el euro se ha apreciado en un 15% frente al dólar; y teniendo en cuenta la inflación, más de un 10% respecto a las divisas de los principales socios comerciales de la eurozona. Ante una gran pérdida de competitividad internacional, representantes de varios Estados de la zona euro temen que esa fortaleza pueda minar la recuperación del optimismo. Miembros del BCE también se mostraron preocupados por el tipo de cambio del euro y su presidente, Mario Draghi, declaró hace poco que su fortaleza era en parte responsable del engorroso error cometido por el banco al incumplir el objetivo del 2% de inflación, añadiendo que esa apreciación se estaba “volviendo cada vez más importante” para la evaluación de la estabilidad de precios.…  Seguir leyendo »

¿Es posible que Mario Draghi sea la única autoridad de la eurozona consciente de que todavía no hemos superado del todo la crisis? Dado que muchos le consideran el principal salvador del euro, parece un poco extraño, como mínimo.

Recordemos que, casi por arte de magia, Mario Draghi logró apartar a la unión monetaria del inmenso abismo del miedo a la ruptura en el verano de 2012, y lo hizo solo con unas palabras: la promesa de “hacer lo que haga falta” para mantener el euro unido. Como, desde entonces, los mercados han permanecido tranquilos, los órganos políticos europeos han caído en la autocomplacencia.…  Seguir leyendo »

Hoy es una creencia aceptada considerar a Alemania como ganadora en la crisis del euro. La triste verdad es, sin embargo, que el euro aún no ha producido un ganador real, en tanto que las aparentes ganancias de Alemania en la crisis del euro son en gran parte una ilusión a punto de desvanecerse. En última instancia, solamente un básico rediseño de las políticas y las instituciones de la eurozona haría posible crear una unión de verdaderos “euroganadores”. Ofuscada por ideas y creencias mal concebidas —y en contra de sus intereses nacionales—, Alemania está impidiendo con firmeza que se pueda dar ese paso.…  Seguir leyendo »

Los Gobiernos francés y alemán emitieron recientemente una declaración conjunta titulada Juntos por una Europa más fuerte, basada en la estabilidad y el crecimiento.El comunicado recalca la necesidad de coordinar las políticas y utilizar indicadores para llegar a una evaluación conjunta de las condiciones económicas en el conjunto de la unión monetaria, los Estados miembros y cada uno de los mercados. Este nuevo intento de ahondar en la política de coordinación aspira a prevenir crisis futuras mediante la pronta identificación de cualquier desequilibrio incipiente que pudiera advertir de peligros en el horizonte. El objetivo primordial de la iniciativa es hacer que la economía europea sea más resistente y competitiva.…  Seguir leyendo »

En Francia y Alemania la moneda común europea suscitó esperanzas y aspiraciones en general contradictorias. Para Francia, lo primordial era crear una unión monetaria que pusiera fin a la dependencia monetaria que producían tanto los caprichos del dólar estadounidense como la hegemonía regional del marco alemán, y también constituir una moneda de referencia mundial que en realidad pudiera plantarle cara al dólar dentro de un nuevo orden monetario internacional. Para Alemania, por el contrario, lo principal era evitar que la fortaleza del marco minara la competitividad germana dentro de Europa. El carácter de divisa de referencia y la excesiva apreciación de la moneda entran en conflicto con el modelo alemán, basado en una economía orientada a la exportación.…  Seguir leyendo »

La unión monetaria de Europa se apoya en dos principios clave. El primero es que el banco central tiene que ser independiente del control político y que sus normativas deben centrarse directamente en el mantenimiento de la estabilidad de precios. El segundo es que la política fiscal tiene que ser disciplinada y no amenazar nunca esa estabilidad de precios. La estabilidad de precios, a su vez, es el fundamento de la estabilidad económica y de la prosperidad. Esos principios e ideas son de origen alemán. Y destilan lo esencial de la historia económica de la Alemania posterior a la II Guerra Mundial, una historia de éxito económico, caracterizada por la estabilidad y el crecimiento.…  Seguir leyendo »

La promesa de Mario Draghi de “hacer lo que sea necesario” ha sido ampliamente aclamada como un acontecimiento clave. Desde entonces, tanto los mercados como la política sobre el euro han actuado partiendo de la premisa de que la supervivencia del euro está asegurada. Lamentablemente, esa es una hipótesis nada segura. Y no solo porque el acuerdo sobre el Mecanismo Único de Supervisión, el elemento más sencillo en cualquier futura unión bancaria, haya demostrado ser todo menos sencillo. El problema es que la estrategia política para superar la crisis, con o sin una promesa de liquidez del BCE en apoyo de la deuda pública, está condenada al fracaso.…  Seguir leyendo »