Jorge Uxó

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de enero de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

En las próximas elecciones se dilucida una cuestión fundamental: ¿el nuevo Gobierno que elijamos va a gestionar la desaceleración económica —que ya está aquí— de la misma manera que la última crisis, o esta vez haremos las cosas de otra forma, pensando en la mayoría social?

Los signos de enfriamiento de la economía son evidentes, y preocupantes: en 2018 crecimos al 2,4%, y Funcas prevé que lo hagamos al 1,9% en 2019 y al 1,5% en 2021. Esto va a significar menor creación de empleo, cuando la tasa de paro todavía sigue duplicando la media europea. Y además esta desaceleración llega cuando aún hay millones de españoles que no se han recuperado del vendaval de la última crisis, y que sufren graves problemas de inestabilidad laboral amplificados por la reforma del mercado de trabajo.…  Seguir leyendo »

Ha llegado el momento de pasar de la efervescencia electoral al debate de fondo. ¿Qué grandes transformaciones económicas debemos impulsar en esta nueva legislatura?

Tano Santos y Jesús Fernández-Villaverde empujaban recientemente este debate. Algunos diagnósticos son compartidos: el nulo crecimiento de la productividad dificulta la convergencia con nuestros socios europeos, la complejidad tecnológica de nuestras exportaciones es limitada y nuestro sistema financiero está preocupantemente concentrado y poco capitalizado. Sin embargo, entre los desafíos que señalan nuestros colegas hay omisiones relevantes y debates pendientes.

En primer lugar, los economistas no podemos seguir olvidando por más tiempo la actual emergencia climática. Debemos situar en el centro de la agenda la descarbonización de nuestra economía, impulsando un programa de inversiones en energías renovables, rehabilitación inmobiliaria y movilidad eléctrica.…  Seguir leyendo »

Desde hace tiempo vienen sucediéndose distintas propuestas para reformar la gobernanza del euro, como las que ha formulado la Comisión Europea o a la que lanzó E. Macron en 2017, aunque su alcance se ha limitado muy sustancialmente tras el acuerdo con A. Merkel. Reconózcase abiertamente o no, lo que esto pone de manifiesto es una profunda insatisfacción por los resultados cosechados desde la creación de la unión monetaria, particularmente después de la crisis y de las políticas aplicadas durante esta "década perdida".

España ha tardado diez años en recuperar el PIB que tenía en 2007, la economía griega se ha reducido un 25% e Italia presenta hoy un PIB per cápita inferior al que tenía antes de entrar en el euro.…  Seguir leyendo »

Como si no hubiéramos aprendido nada, el incumplimiento del déficit de 2015 ha vuelto a provocar las afirmaciones de rigor: el nuevo Gobierno “tendrá que hacer recortes adicionales” en 2016 y deben tomarse ya “medidas drásticas y urgentes” para cumplir con la senda prevista de reducción del déficit.

Sin embargo, estas afirmaciones no parecen tener en cuenta que la mayoría de indicadores y previsiones señalan que la economía se está desacelerando, cuando ni siquiera hemos recuperado el nivel de renta de 2008 y la tasa de paro es del 21%; o que la corrección de los efectos de las políticas económicas aplicadas desde 2010 requieren del nuevo Gobierno una intensa agenda social y un programa de inversiones públicas.…  Seguir leyendo »

Una mirada con perspectiva a las decisiones que se han ido adoptando en Europa para abordar la crisis -desde las reformas de su gobernanza hasta los planes nacionales de ajuste o las políticas estructurales para impulsar el crecimiento- nos muestra que lo que cada vez se presenta como una novedad, como un paso decisivo para resolver los problemas, no es más que la persistencia en los mismos errores que nos han conducido a la situación actual.

El primero de estos errores fue el propio diseño institucional de la unión monetaria, basado en las recetas del fundamentalismo del mercado: un Banco Central Europeo (BCE) consagrado a la lucha contra la inflación; exigencias de disciplina fiscal y salarial para el control de las divergencias, y una fe ilimitada en la desregulación y la liberalización como motores del crecimiento económico.…  Seguir leyendo »