Jorge Vilches

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Caído el bipartidismo imperfecto de PP y PSOE, estamos en transición hacia un sistema de partidos nuevo basado en las coaliciones electorales. Ya ha pasado en otros países europeos multipartidistas y con representación más o menos proporcional. Se trata de maximizar la ley electoral, competir contra un solo adversario, favorecer la gobernabilidad y facilitar la vida al votante, que quiere soluciones efectivas, no bloqueos.

En definitiva: consiste en que los acuerdos programáticos para gobernar entre partidos afines se realicen antes de las elecciones, no después, y sean conocidos por la sociedad al ir a las urnas. Eso libra a las ciudadanos de bochornosos teatros partidistas, del uso de la Administración por parte de un gobierno en funciones para hacer propaganda electoral, o de los chantajes y cambalaches que generan desafección y restan dignidad a la democracia.…  Seguir leyendo »

A mediados de la década de 1980 se cerró el debate sobre el modo de la Transición. Los últimos defensores de la ruptura entregaron sus armas ante la incontestable victoria del PSOE en 1982 y la hegemonía socialista que se abrió.

Hasta entonces, algunos habían defendido que la democracia, para ser digna, no podía partir de las entrañas de la dictadura. Era preciso, decían, hacer un punto y aparte, ajustar cuentas, y sentar las bases de un sistema que no fuera otorgado, parecido a una especie de régimen concedido graciosamente primero por Franco y luego por Juan Carlos I, su sucesor a título de Rey.…  Seguir leyendo »

España se descomponía. Era una realidad. La guerra con Estados Unidos dejaba al descubierto un régimen envejecido, el de la Restauración, que comenzaba a debatirse entre la extinción y la regeneración.

Las fórmulas para insuflar vida a la monarquía constitucional, o para quitarla de en medio, se alargaban en artículos y ensayos, en conferencias y discursos institucionales. Era la conciencia y el espíritu que se acabaron asentando, de que debía haber una transformación de abajo arriba, de arriba abajo, que pusiera en su sitio al pueblo español sin que dejara de serlo. Grandes ideas con políticos pequeños. Y como si de una maldición se tratase, los grandes hombres, esos mismos, se quiera o no, que marcan el rumbo, ya no estaban; y los que quedaron no pudieron.…  Seguir leyendo »

No hay más que preguntar a los votantes que se han ido a Vox y a Ciudadanos para saber por qué lo han hecho. “Rajoy dijo en 2011 que bajaría impuestos y tardó seis años, que modificaría la elección del Consejo General del Poder Judicial y no lo hizo, que derogaría leyes ideológicas como la de Memoria Histórica, o la del aborto, y tampoco”, me ha escrito uno. Otro, un pepero de toda la vida, empresario, me suelta: “En Cataluña nos han tomado el pelo. Aznar cedió todas las competencias siendo Rajoy ministro, y las han utilizado contra España”. Una chica que votaba al PP me recuerda: “Los casos de corrupción han sido letales.…  Seguir leyendo »

Este país no se cansa de elecciones, o eso parece. Deshecho el bipartidismo imperfecto hemos dado paso a un multipartidismo con opciones de pactos poselectorales obligatorios. Quizá algún día pasemos a la alianzas previas a los comicios, como en otros países europeos, pero de momento esa cultura no está en nuestros partidos. En esta circunstancia transitoria y muy competitiva, la clave es la utilidad del voto.

Esa cualidad depende del objetivo que cada elector quiera dar a su papeleta. Si se trata de protestar contra la situación o el Gobierno, a través de un partido que encarna la indignación -como en su día fue Podemos, y hoy Vox-, la utilidad está en depositar el voto donde haga más daño o se muestre más ese enfado.…  Seguir leyendo »

Estamos en plena revuelta contra la corrección política, y hay quien no quiere verlo. Nuestra democracia se cimentó en la construcción de una religión civil que funcionara de guía para el comportamiento cívico. Es algo corriente desde el siglo XIX: fabricar ciudadanos.

Aquí se hizo también desde 1978. Los españoles tenían que ser autonomistas, europeístas, ecologistas, feministas y socialdemócratas porque esas eran las bases espirituales del sistema. Debía ser el Zeitgeist de la nueva España democrática y solidaria, alejada del atavismo que nos había procurado un supuesto pasado sangriento y vergonzoso. Había que dejar de ser españoles viejos, para ser españoles nuevos.…  Seguir leyendo »

Errejón y la pesadilla del populismo puro

Es cierto que en la decisión de Iñigo Errejón de dar la espalda a Pablo Iglesias han pesado los motivos tradicionales de la izquierda: el escozor de las purgas, la obligación del culto ciego al líder y el reparto de cargos. Sin embargo, detrás de las divergencias con el pablismo hay una discrepancia absoluta sobre la estrategia política y el objetivo a la hora de ejercer el poder o de influir en él.

Errejón está empeñado en plantear en España un proyecto populista puro. La primera fase consistió en usar una retórica que definiera la situación del sistema como una crisis terminal, en cuya agonía era posible plantear una solución global, una especie de régimen nuevo fundado en otro paradigma.…  Seguir leyendo »

Floridablanca quiso aislar España del “contagio francés”. La gran crisis económica de 1789 había originado motines en muchos pueblos y ciudades por el abusivo precio del pan, que entonces era en gran medida fijado por el Gobierno. Temía que aquella indignación fuera aprovechada por las nuevas ideas y las revueltas acabaran teniendo un contenido político. Entonces fue cuando tiró de Decretos para establecer lo que luego se llamó un “cordón sanitario”, un control de publicaciones y personas relacionadas con Francia que preservara a España de cambios en su periclitado paradigma.

Los vientos están cambiando hoy en Occidente. La crisis de la democracia liberal ha dado lugar a una nueva política dentro de la cual hay diversas fórmulas, ya sean socialistas o derechistas, que se han arropado en el estilo populista.…  Seguir leyendo »

Un programa de TV investiga para descubrir quiénes votaron a un partido de “extrema derecha” en Marinaleda, violar su intimidad y sus derechos ciudadanos, y denunciarlos para escarnio público. Un dirigente político de la izquierda populista sale en pantalla tras una jornada electoral y hace una “alerta antifascista”. A continuación, grupos de jóvenes toman las calles para insultar, amenazar e intentar deslegitimar las urnas. Después, un diputado golpista llama “fascista” al líder de un partido constitucionalista, y las sedes de esa organización son atacadas.

Son tres elementos del movimiento antifascista: la identificación personal, el llamamiento a la unidad y a la acción, y la demostración de músculo.…  Seguir leyendo »

Cuentan que Enrique Múgica, ministro socialista de Justicia, le soltó a Tom Burns: “Si la Corona sirve, ¿para qué cojones nos vamos a plantear la cuestión de la república?”. Era 1995. Otros tiempos. La monarquía de Juan Carlos I se había asentado sobre unas excepcionales relaciones con Felipe González, el Maquiavelo del príncipe, el asesor perfecto para mantener la Corona. Luego vinieron los tiempos de José María Aznar, quien se hizo heredero de la difícil relación que había tenido Fraga con el Rey. Don Manuel era seco y engreído, un erudito con malas formas y peor tono, que quiso ser Suárez, pero al que el joven Juan Carlos quiso ver consumido en la oposición.…  Seguir leyendo »

No era cierto que fueran un solo pueblo, ni de que se tratara de la “revolución de las sonrisas”, ni que quien no es nacionalista catalán es porque abandera el nacionalismo español, ni son mejores catalanes aquellos que comulgan y obligan a comulgar con la religión catalanista. Tampoco era verdad el bloque monolítico que pretendían ser, y hoy el independentismo está dividido y enfrentado.

A un año del referéndum ilegal del 1-O hay algunas enseñanzas que sacar, aunque la distancia sea tan corta que no sea posible todavía deducir todas las consecuencias.

1.- La institución del Gobierno es débil

El Estado de las Autonomías se configuró sobre la premisa de ir debilitando progresivamente al Gobierno central -no confundir con Estado-, en beneficio de los Gobiernos autonómicos.…  Seguir leyendo »

La forma y sentido que desde 2012 tiene la Diada confirma que el catalanismo ha pasado a su fase siguiente, la de religión política. Concluye así lo apuntado por Prat de la Riba, padre del nacionalismo catalán: “la religión catalanista tiene por Dios a la Patria». Cambó, del que alguno se acuerda ahora, también lo expresó en 1911 al decir que el “problema regionalista” era una cuestión de fe, de creer en cada patria particular.

Tras cien años de construcción nacional, el catalanismo político ha tomado los esquemas de las religiones históricas para aumentar su eficacia. Veamos cómo:

1.El culto reglado y obligatorio

El culto del catalanismo político impuesto desde la época de Pujol se fundamenta en símbolos, rituales, conceptos y clérigos.…  Seguir leyendo »

Las acusaciones de “ultraderecha” a Pablo Casado y su equipo no parten solo de la izquierda y de los nacionalistas, sino también del fuego amigo. El motivo no es únicamente estratégico, sino que la renovación ideológica del PP puede ser una nota discordante en el paradigma que, cristalizado en los últimos diez años, ha restringido las libertades.

El desarrollo del régimen del 78 ha tendido descaradamente en el último decenio a un consenso político y social fundado en la legitimidad expansiva de los nacionalismos y el sustrato socialdemócrata. Al día de hoy, parece que nada podía escapar de ese mantra; es decir, de la descentralización constante y veloz, así como de la presencia creciente del Estado en la vida pública y privada.…  Seguir leyendo »

El proceso de primarias en el PP ha permitido que la derecha española se mire al espejo y decida su identidad y su futuro. El XIX Congreso Extraordinario pasará a la historia con el mismo rango que el de Sevilla en 1990: una nueva generación con un proyecto que retome la iniciativa política en España. He aquí cuatro de las razones del triunfo de Pablo Casado y, por contraste, del fracaso de Sáenz de Santamaría.

Renovación vs. continuismo

No fue brillante presentarse a unas primarias prometiendo hacer una versión corregida del marianismo, de la política que había llevado a la pérdida de tres millones de votos.…  Seguir leyendo »

La lección que ha dejado el marianismo entre 2008 y 2018 es que no se puede cimentar un partido de gobierno solo en la gestión de la economía. La renovación del PP debe decidir si continuar con la tecnocracia o volver al liberalismo-conservador.

El motivo es que la sociedad occidental, también la española, ha derivado en los últimos tiempos hacia democracias sentimentales, del espectáculo y la imagen, donde la clave del éxito son las emociones y los sentimientos generados por los principios políticos. De ahí el auge de los populismos, tanto nacionalistas como socialistas, y el declive de la etiqueta socialdemócrata, cuyo espíritu han absorbido todos.…  Seguir leyendo »

Una muestra de que el problema no es el bipartidismo es que una moción de censura constructiva sin programa ha conseguido derribar a un Gobierno para poner a un candidato del cual se desconoce todo y que ni siquiera es diputado o senador. En realidad, el origen de los males que tenemos es un Estado de Partidos fundado en un parlamentarismo mal concebido, con una ley electoral que no asegura la gobernabilidad, en un inacabado Estado de las Autonomías que alienta a la disgregación.

La nueva política, especialmente Ciudadanos, venía para corregir esos planteamientos en pos de un “España de hombres libres e iguales”.…  Seguir leyendo »

7 herencias de Mayo del 68

Mayo del 68 fue en apariencia un fracaso. Las movilizaciones de los estudiantes, con sus eslóganes rompedores, no fueron acompañadas por el sindicalismo ni por la mayoría de los franceses. El Movimiento del 22 de Marzo, en la Universidad de Nanterre, donde todo empezó, con Cohn-Bendit, Geismar, Krivine, Sauvageot, la Internacional Situacionista, los intelectuales de culto, y los disidentes del comunismo soviético, aquellos trotkistas y maoístas que devoraban libros, todo aquello, insisto, quedó aparentemente en nada.

El PCF se desentendió, y la CGT culminó sus huelgas con un acuerdo con el Gobierno. Luego llegó la gran manifestación del 30 de mayo para mostrar que la calle no era solo de los que buscaban la playa bajo los adoquines, y De Gaulle, símbolo del pasado y lo viejo, volvió a ganar las elecciones en julio del 68.…  Seguir leyendo »

Marx vale hoy para algo

La figura del filósofo Karl Marx es tan utilizada como desconocida. La vulgata marxista desvirtuó y forzó sus ideas, pero también ocultó sus errores. Sin embargo, hay algunos elementos que aún son interesantes.

El mito

El problema con Karl Marx (1818-1883) es que la izquierda lo ha convertido en un mito al que se le pueden atribuir las ideas más peregrinas, desde las leninistas, el sesentayochismo del joven Marx o las simplezas del populismo socialista. La manipulación de sus ideas la comenzó Engels, quien a su muerte fue publicando manuscritos de su amigo y poblando sus libros con prólogos en los que interpretaba los textos.…  Seguir leyendo »

¿Qué culpa tengo yo, o Vd., de que Telémaco le dijera a su madre, Penélope, allá por el siglo VIII a.C., que le dejara a él la cuestión de los pretendientes, y que se fuera ella a hacer “sus tareas”? Según Mary Beard, historiadora de la Antigüedad, mucha. ¿Por qué? La autora de Mujeres y Poder (Crítica, 2018), dice que durante la Historia el desarrollo del varón ha estado ligado a la necesidad de “silenciar a las hembras de su especie”. Esto ha provocado, a su entender, que “la voz de las mujeres” estuviera marginada. Y así hasta el día de hoy, en una clara, dice, “misoginia”.…  Seguir leyendo »

El reciente vídeo familiar de Felipe VI con la reina Letizia y sus dos hijas en el que nos enseñan escenas de su vida cotidiana, nos demuestra que estamos ante el rey más británico de los Borbones españoles. No ha sido improvisado. La idea de configurar una Corona fiel a la letra y al espíritu de la Constitución, continuadora de la Historia al tiempo que partícipe de los cambios, inicia un nuevo tipo de perfil monárquico en España. Tampoco es casual el seguimiento del ejemplo inglés. El modelo de Gran Bretaña ha contado con los pensadores más relevantes sobre la Monarquía en su relación con el parlamentarismo y la democracia, y la experiencia más satisfactoria.…  Seguir leyendo »