Jorge Vilches (Continuación)

El proceso de primarias en el PP ha permitido que la derecha española se mire al espejo y decida su identidad y su futuro. El XIX Congreso Extraordinario pasará a la historia con el mismo rango que el de Sevilla en 1990: una nueva generación con un proyecto que retome la iniciativa política en España. He aquí cuatro de las razones del triunfo de Pablo Casado y, por contraste, del fracaso de Sáenz de Santamaría.

Renovación vs. continuismo

No fue brillante presentarse a unas primarias prometiendo hacer una versión corregida del marianismo, de la política que había llevado a la pérdida de tres millones de votos.…  Seguir leyendo »

La lección que ha dejado el marianismo entre 2008 y 2018 es que no se puede cimentar un partido de gobierno solo en la gestión de la economía. La renovación del PP debe decidir si continuar con la tecnocracia o volver al liberalismo-conservador.

El motivo es que la sociedad occidental, también la española, ha derivado en los últimos tiempos hacia democracias sentimentales, del espectáculo y la imagen, donde la clave del éxito son las emociones y los sentimientos generados por los principios políticos. De ahí el auge de los populismos, tanto nacionalistas como socialistas, y el declive de la etiqueta socialdemócrata, cuyo espíritu han absorbido todos.…  Seguir leyendo »

Una muestra de que el problema no es el bipartidismo es que una moción de censura constructiva sin programa ha conseguido derribar a un Gobierno para poner a un candidato del cual se desconoce todo y que ni siquiera es diputado o senador. En realidad, el origen de los males que tenemos es un Estado de Partidos fundado en un parlamentarismo mal concebido, con una ley electoral que no asegura la gobernabilidad, en un inacabado Estado de las Autonomías que alienta a la disgregación.

La nueva política, especialmente Ciudadanos, venía para corregir esos planteamientos en pos de un “España de hombres libres e iguales”.…  Seguir leyendo »

7 herencias de Mayo del 68

Mayo del 68 fue en apariencia un fracaso. Las movilizaciones de los estudiantes, con sus eslóganes rompedores, no fueron acompañadas por el sindicalismo ni por la mayoría de los franceses. El Movimiento del 22 de Marzo, en la Universidad de Nanterre, donde todo empezó, con Cohn-Bendit, Geismar, Krivine, Sauvageot, la Internacional Situacionista, los intelectuales de culto, y los disidentes del comunismo soviético, aquellos trotkistas y maoístas que devoraban libros, todo aquello, insisto, quedó aparentemente en nada.

El PCF se desentendió, y la CGT culminó sus huelgas con un acuerdo con el Gobierno. Luego llegó la gran manifestación del 30 de mayo para mostrar que la calle no era solo de los que buscaban la playa bajo los adoquines, y De Gaulle, símbolo del pasado y lo viejo, volvió a ganar las elecciones en julio del 68.…  Seguir leyendo »

Marx vale hoy para algo

La figura del filósofo Karl Marx es tan utilizada como desconocida. La vulgata marxista desvirtuó y forzó sus ideas, pero también ocultó sus errores. Sin embargo, hay algunos elementos que aún son interesantes.

El mito

El problema con Karl Marx (1818-1883) es que la izquierda lo ha convertido en un mito al que se le pueden atribuir las ideas más peregrinas, desde las leninistas, el sesentayochismo del joven Marx o las simplezas del populismo socialista. La manipulación de sus ideas la comenzó Engels, quien a su muerte fue publicando manuscritos de su amigo y poblando sus libros con prólogos en los que interpretaba los textos.…  Seguir leyendo »

¿Qué culpa tengo yo, o Vd., de que Telémaco le dijera a su madre, Penélope, allá por el siglo VIII a.C., que le dejara a él la cuestión de los pretendientes, y que se fuera ella a hacer “sus tareas”? Según Mary Beard, historiadora de la Antigüedad, mucha. ¿Por qué? La autora de Mujeres y Poder (Crítica, 2018), dice que durante la Historia el desarrollo del varón ha estado ligado a la necesidad de “silenciar a las hembras de su especie”. Esto ha provocado, a su entender, que “la voz de las mujeres” estuviera marginada. Y así hasta el día de hoy, en una clara, dice, “misoginia”.…  Seguir leyendo »

El reciente vídeo familiar de Felipe VI con la reina Letizia y sus dos hijas en el que nos enseñan escenas de su vida cotidiana, nos demuestra que estamos ante el rey más británico de los Borbones españoles. No ha sido improvisado. La idea de configurar una Corona fiel a la letra y al espíritu de la Constitución, continuadora de la Historia al tiempo que partícipe de los cambios, inicia un nuevo tipo de perfil monárquico en España. Tampoco es casual el seguimiento del ejemplo inglés. El modelo de Gran Bretaña ha contado con los pensadores más relevantes sobre la Monarquía en su relación con el parlamentarismo y la democracia, y la experiencia más satisfactoria.…  Seguir leyendo »

El PP de Mariano Rajoy representa la opción menos ideológica y carente de proyecto político identificable que ha habido en la historia de las derechas españolas. Hay quien ve aquí una fortaleza, creyendo aquello de “la economía es lo que importa”; sin embargo, esta deriva del PP no atrae a los jóvenes ni a la élite intelectual y profesional del país.

Los populares han roto en el último decenio con las bases emocionales y políticas de la derecha en España: la identidad religiosa, el valor de la familia, la rebaja fiscal, la defensa expresa de la España constitucional y de su unidad, o las libertades individuales.…  Seguir leyendo »

Era cuestión de tiempo que, a la eclosión de banderas españolas como rechazo popular y espontáneo al golpe, le siguiera la acusación de “fascista” por parte de la extrema izquierda y de los nacionalistas. La irracionalidad ha llegado al punto de que defender el orden constitucional, sus principios, procedimientos y símbolos se ha convertido para esos dos grupos en fascismo. No les basta con sacar a pasear al dictador Franco sin venir a cuento, sino que siguen el viejo dictado estalinista de tildar de “fascista” a todo aquel que discuta o contradiga sus soflamas. Es más; incluso oponerse al golpe de Estado en Cataluña y aplicar un tímido artículo 155 ha sido tachado de “facha”.…  Seguir leyendo »

Uno de los tabúes de la España actual es hablar o escribir contra la descentralización. De hecho, el término “centralismo” ha engrosado la lista de agravios que los políticos utilizan en sus discursos. En una interpretación absurda de la ley del progreso, el proceso descentralizador se ha convertido en un imperativo. Tal idea está incrustada en la clase política española desde 1977, especialmente determinada por el mal diseño del Estado de las Autonomías y una ley electoral que prima a los nacionalistas.

Estos dos elementos, lejos de construir una descentralización de corte federal, han fortalecido a oligarquías locales que han usado las instituciones para construir identidades particularistas y fundar su negocio político en crear “tensión territorial” con “Madrid”.…  Seguir leyendo »

En junio de 1917 los partidos de la oposición vieron la oportunidad de forzar al gobierno, al rey y a los partidos tradicionales a convocar Cortes constituyentes. Para dar el golpe de fuerza convocaron una Asamblea de Parlamentarios que se arrogó la legitimidad de representar la voluntad del pueblo, al objeto de oponerse a la ley y violentar las instituciones.

La convocatoria de Pablo Iglesias Turrión en nombre de Podemos, IU, En Marea y Catalunya en Comú para reunir una Asamblea parlamentaria se basa en la idea de que España atraviesa una crisis total, equiparable a la de 1917, y comparte el mismo objetivo y maneras que los antisistema de entonces.…  Seguir leyendo »

Los nacionalismos tardíos, como el catalán, no son hijos de la Ilustración y de la Revolución francesa. No se fundaron en el “We, the people”, o en la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano, ni siquiera en la Constitución española de 1812. No vincularon la construcción de su Estado nacional sobre la idea de libertad, igualdad y progreso. Todo lo contrario. Los movimientos nacionalistas surgidos a finales del siglo XIX y que cobraron fuerza a comienzos del XX, se fundaron en el darwinismo, el biologismo político y la invención de la tradición, desde una posición defensiva y victimista.…  Seguir leyendo »

La yihad moderna es una declaración de guerra a Occidente en cualquier lugar y circunstancia, ya sea con células o lobos solitarios, reclutas o ex combatientes. Mustafa Setmarian, de Al Qaeda, teorizó esa nueva forma bélica en su “Llamada a la Resistencia Islámica Global”.

El Estado Islámico (EI), no solo adoptó ese terrorismo en la casa del enemigo como otro frente de guerra, sino que le dio un giro propagandístico. Mohamed al Adnani, llamado el Goebbels islamista, ideó toda una batería de eslóganes emocionales y bélicos tan efectivos como descriptivos: “Si no puedes encontrar explosivos o munición, arrincona al infiel estadounidense, francés o de cualquiera de sus aliados.…  Seguir leyendo »

Los golpes de Estado no se anuncian, se ejecutan. La costumbre independentista de hacer nación a través de la propaganda institucional les ha jugado una mala pasada. No han podido evitar el exteriorizar la crisis de gobierno al minuto, ante todos los medios y con todo lujo de detalles.

Es impensable que un golpe de Estado, incluso cualquier acción política de peso que quiera ser seria, se vaya contando paso a paso, palabra a palabra y purga a purga, y aun así quiera triunfar. La televisiva eliminación de tres consejeros del gobierno catalán porque no ponían su patrimonio a disposición de la unidad de destino en lo universal, y su sustitución por tres leales a la causa, facilita localizar al procés entre el ridículo y el delirio.…  Seguir leyendo »

Las crónicas cuentan que el rey Juan Carlos se enfadó con la Casa del Rey porque no se contó con él en la celebración de los cuarenta años de las elecciones democráticas. Todos señalan a Felipe VI como responsable de un gesto con mucho contenido político: el marcar el inicio de un reinado diferente, no personalista como el juancarlismo, y alejado de las polémicas judiciales y personales que últimamente han enturbiado la imagen de los Borbones. Lo llaman “matar al padre”. No ha sido la primera vez, sino que es una constante en la historia contemporánea de España, empezando por el propio Juan Carlos.…  Seguir leyendo »

El último gobierno Zapatero puso en la agenda pública el cuestionamiento de la Transición como éxito político nacional y común a los grandes partidos, fundado en el consenso y el olvido de la Guerra Civil. Rompía así el anclaje histórico, en buena parte mitificado, sobre el que se apoyaba el régimen de la Constitución de 1978. En realidad, y quizá sin saberlo, recogió la idea que desde esa fecha sostuvieron la extrema izquierda y el independentismo: el franquismo había prolongado su dominio con una democracia de “baja calidad”.

El continuismo se demostraba porque, decían, no hubo ruptura, privando al pueblo de un verdadero proceso constituyente y de un ajuste de cuentas.…  Seguir leyendo »

La insistencia de Pedro Sánchez en que empieza un “nuevo PSOE” anuncia lo imprescindible en su proyecto: la liquidación de la estructura socialista tradicional y de sus defensores, y la construcción de otra fiel a su persona y proyecto. El modelo basado en el culto al líder y en el sistema piramidal plebiscitario que pretende Sánchez requiere una refundación. En la historia del socialismo español no es la primera vez que ocurre.

El PSOE nació ligado a Pablo Iglesias Posse. Su santificación se produjo desde el primer momento. El motivo es que el socialismo se plantea como una religión laica, fundada en la fe en la llegada del paraíso igualitario de la justicia social.…  Seguir leyendo »

En la historia parlamentaria de nuestra democracia se han vivido dos mociones de censura. Una, la que presentó el PSOE de González y Guerra en 1980, acabó por destruir al Gobierno de Suárez y reforzó a los socialistas como la alternativa. Otra, la que ejecutó en 1987 la Alianza Popular de Hernández Mancha, mostró las carencias del candidato y dio una fácil victoria al gobierno socialista. Ahí comenzó el descenso del nuevo líder popular, hasta el punto de que Fraga tuvo que volver al partido para echarle. Las mociones de censura constructivas son un arma de doble filo.

Una moción para anunciar el fin de Suárez

La vida parlamentaria no era el fuerte de Adolfo Suárez.…  Seguir leyendo »

Vivimos tiempos en que se quiere reconstruir el relato histórico de la Transición ocultando datos para que encaje con un discurso político rupturista. Fuera de mitos de un lado y otro, el camino a la democracia fue una cesión constante, con grandes dosis de responsabilidad. La Guerra se echó al olvido, y se creó un consenso político por parte de las élites que permitió la paz en medio de grandes conflictos y tensiones.

El anticomunismo era una de las señas de identidad del franquismo. La demonización del PCE desde 1936 como la antiEspaña era continua. Bien es cierto que episodios como las 345 checas en Madrid -puestas desde noviembre a las órdenes del PCE de Carrillo-, el posterior genocidio de Paracuellos o el de Torrejón, las masacres en Barcelona o Valencia, las declaraciones psicópatas de personajes como Margarita Nelken, y la actuación internacional del comunismo soviético y chino, no ayudaban a pensar otra cosa.…  Seguir leyendo »

El caso de presunto acoso a periodistas denunciado por la APM se une, de ser cierto, a la larga lista del acoso de los políticos sobre los medios de comunicación. La presión ejercida por el poder sobre los periodistas no es un fenómeno nuevo. No se trata solo de la financiación de medios para propagar ideas o denostar al adversario a través del artículo de fondo o de la sátira, que ha existido siempre. Ni de la vieja treta de fingir ser el fiel reflejo de una tendencia, y escandalizar con mensajes radicales. Tampoco es nuevo el periodismo como trampolín hacia la actividad política.…  Seguir leyendo »