José Antonio Millán

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Hace más de dos décadas se nos ocurrió participar en esa novedad llamada Internet. Creamos lo que se llamaba una “página personal”, escribíamos un texto, le incorporábamos alguna imagen de bajísima resolución, encendíamos el módem y la publicábamos. Emocionante… Pero ¿alguien llegaría alguna vez a leerla? Podían visitar tu portada para buscar novedades, te enlazaban desde otras páginas web o la difundías por correo. Solo a un lustro del milenio apareció un buscador (Altavista) que permitía localizar directamente webs con ciertas palabras.

La capacidad de conexión era bajísima y con pocos usuarios. En España en 1995 solo había 40.000 dispositivos con Internet, la mayoría en instituciones académicas (hoy su número se multiplica por 1.000, y están en cualquier bolsillo).…  Seguir leyendo »

La imagen muestra un cruce de calles en una ciudad contemporánea. Unas pocas personas caminan por la acera: una madre y su hijo, una señora con un perro… Pero al otro lado del bordillo no empieza la calzada de los coches, sino que se abre un profundo abismo. La ilustración es del artista Karl Jilg, por encargo de la agencia sueca de tráfico, y el mensaje es claro: los peatones solo disponen de una banda pegada a las casas, bordeada por un precipicio que representa el peligro que acecha fuera de ese espacio de protección. Otro detalle: un viandante atraviesa un débil puente que enlaza una acera con otra, como recordatorio de que esa zona de cruce está provisional e imperfectamente cedida a los humanos a pie.…  Seguir leyendo »

Bienvenido al futuro, a una era en la que podrá, sin moverse de su casa, comprar cosas, acceder a servicios y, en una palabra, conseguir prácticamente de todo, pero sin molestos desplazamientos y colas. ¿Está dispuesto? Bien: lo primero que deberá hacer es comprar un ordenador o un teléfono móvil. Sí: es un desembolso, pero ya verá, ya… Luego, claro, deberá contratar un servicio de datos, con un coste mensual, si es que no quiere errar por cafeterías buscando un wifi gratis. ¿La electricidad? Claro: también deberá enchufar su ordenador y cargar su móvil: ¡no van a funcionar solos!

¿Tiene todo ello?…  Seguir leyendo »

Desde hace cinco años la serie televisiva The Walking Dead ha revivido en nuestros contemporáneos la amenaza de los zombis, cuya larga estela fílmica puede remontarse a La noche de los muertos vivientes (1968). Su escasa verosimilitud científica no impide que cualquiera se sienta aterrado ante esos seres ni vivos ni muertos, no humanos a pesar de su apariencia, que recorren los campos como espectros, y que se agolpan frente a las moradas de los pocos humanos libres que quedan, con el objetivo de entrar y comérselos. Por supuesto, el espectador sólo experimenta alivio cuando alguien los mata, lo que ocurre por todos los medios posibles: uno a uno, arrollados en masa por un camión o abrasados en un almacén.…  Seguir leyendo »

¡Últimas noticias! A lo largo de los últimos años la situación de nuestra lengua en Internet ha ¿mejorado?, ¿empeorado?, ¿variado significativamente?, ¿ganado o perdido sectores clave? La noticia es que no lo sabemos bien…

Repitámoslo: en el principal terreno en el que hoy en día nos relacionamos, compramos, vendemos, nos informamos, leemos, escribimos o estudiamos, estamos lamentablemente carentes de estudios sobre su situación. ¿Es creíble que sobre un sector económico y cultural de primera importancia sólo tengamos informaciones sesgadas, interesadas o incompletas? Pues esa es la realidad. Las razones de esta insuficiencia de conocimientos son la complejidad de la materia, su policentrismo, la carencia de una auténtica política digital en los países hispanohablantes, y la falta de un liderazgo claro entre ellos, como el que Francia ejerce entre la francofonía.…  Seguir leyendo »

Da la impresión de que las denominaciones sólidamente descriptivas de los partidos políticos del pasado están perdiendo fuerza, junto al desdibujamiento de las ideologías que los sustentaban. Están lejos los tiempos en que podía existir un “Partido Comunista Marxista-Leninista Pensamiento Mao Tse Tung”. Hoy, una agrupación como Syriza debería incluir en su nombre, si quisiera que fuera un reflejo adecuado de su ideología, el euroescepticismo, el ecosocialismo, el secularismo, la alter-globalización y varios ismos más, con lo que sería difícil de manejar. Por eso se limita a llamarse Coalición de Izquierda Radical, por cuyas siglas griegas se conoce. Pero la tendencia más actual creo que es la síntesis, a ser posible opaca, como vemos en nuestro Partido X.…  Seguir leyendo »

El Instituto Cervantes y la Universidad de Harvard han llegado a un acuerdo para la creación de un “observatorio de la lengua española y de las culturas hispánicas en los Estados Unidos”. En el comunicado que han difundido se afirma que se tratará de “un espacio de referencia internacional para el estudio, el análisis prospectivo y el diagnóstico de la situación de la lengua española en los Estados Unidos y” –atención— “en el mundo”. Todo ello “reconociendo la lengua española como idioma de cultura y excelencia más allá de su valor comunicativo intrínseco”. Reconozco no saber lo que es una lengua “de cultura y excelencia”, y si el español es más o menos excelente que el chino o, ya que a eso vamos, que el inglés.…  Seguir leyendo »

Acaba de hacer su aparición pública el Partido del Futuro, o Partido X, que declara entre sus fines “reiniciar el sistema” y “resetear el espacio electoral”. Habrá personas a quienes estos eslóganes no les digan nada, porque sean legos en lo que se llama “informática de usuario”. Reiniciar o resetear es lo que se hace con el ordenador cuando presenta fallos o se queda colgado. Uno lo apaga y lo vuelve a encender, y el equipo funciona otra vez.

Por supuesto, el Partido X está hablando metafóricamente. Sabemos que en la metáfora se alude a una realidad utilizando términos que se toman de otra.…  Seguir leyendo »

De vez en cuando, los políticos preguntan algo directamente a la gente. No: no me refiero a unas elecciones legislativas, en las que a la pregunta implícita (¿a qué partido vota?, o mejor: ¿qué programa de gobierno quiere apoyar?) se contesta con la papeleta de un partido. Estoy hablando de un referéndum, que tiene la forma de una cuestión a la que normalmente hay que contestar sí o no. A diferencia, pues, de las elecciones, lo que se consulta en un referéndum tiene un contenido explícito, que se expresa por medios lingüísticos, y que por tanto está sujeto a todas las ambigüedades y trampas de una lengua natural.…  Seguir leyendo »

Todo parece indicar que en los próximos años aumentará la lectura de libros digitales, ya sea en la pantalla del ordenador, en dispositivos dedicados (e-books), en móviles avanzados, en el iPad o en cualquier nuevo cacharro que se invente. Lo que se preguntan muchos es si pasará con los libros lo mismo que parece haber ocurrido con la música: las ventas de CD han bajado notablemente, y esto se atribuye a las descargas no autorizadas.

Los libros se imprimen ilegalmente desde hace años en países de Latinoamérica, y también hace mucho que se fotocopian sin permiso. Ahora, además circulan copias digitales no autorizadas, incluso de libros que no tienen versión en e-book: hace meses que circula por la Red la traducción española de una famosa ficción policial sueca.…  Seguir leyendo »

«Pocos habrá que nieguen la utilidad de la Gramática si se considera como medio para aprender alguna lengua estraña; pero muchos dudarán que sea necesaria para la propia, pareciéndoles que basta el uso». Así decía el prólogo de la primera Gramática de la Academia (1771). A pesar de los casi dos siglos y medio transcurridos, la afirmación podría mantenerse. De hecho, una de las no pequeñas sorpresas que tendrá un lego en la materia al ver la voluminosa Nueva gramática académica es pensar: ¿toda esta gramática tiene el español? Y la respuesta es sorprendente: «Sí: y usted la domina prácticamente toda…».…  Seguir leyendo »

Cuando le preguntaron a un especialista cuál sería el futuro del libro contestó: «Si por libros entendéis nuestros innumerables cuadernillos de papel impreso, plegado, cosido, encuadernado bajo una cubierta que anuncia el título de la obra, reconozco francamente que creo que la invención de Gutenberg caerá más o menos próximamente en desuso como intérprete de nuestras producciones intelectuales». Terrible predicción… que fue formulada hace más de un siglo, en 1894. Lo que entonces se suponía que iba a terminar con la lectura en papel era la grabación fonográfica.

Cien años después nunca ha habido más libros, pero ahora se anuncia que lo que va a desplazar al papel es la lectura en pantalla: en ordenador, en teléfonos avanzados o en esos aparatitos llamados lectores de e-books, libros-e o (como acaba de proponer el académico Darío Villanueva) portalibros.…  Seguir leyendo »

¿Qué medio de relación tenemos los ciudadanos con nuestros proveedores básicos? Para contactar con las compañías eléctricas, con las telefónicas, los bancos, para comprar billetes recurrimos cada vez más al teléfono o a la web. Usamos esta comunicación a distancia por ahorrar dinero (porque empiezan a cobrarnos los envíos por correo), para evitarnos desplazamientos y pérdidas de tiempo, y también porque para muchas empresas no hay otra opción: es el único medio de contacto.

Sí: ahorramos algo, pero no hay que olvidar que a cambio, los costes del ordenador, energía, conexión, impresión de billetes y recibos electrónicos, etcétera, recae sobre el cliente.…  Seguir leyendo »