José Antonio Zarzalejos

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Cuando un partido se desliza inercialmente hacia su descomposición incurre en errores incomprensibles. Uno de ellos lo perpetró hace unos días el propio Mariano Rajoy al anunciar que en el 2025 los fondos de pensiones podrán rescatarse sin penalización con determinados requisitos temporales, animando a los ciudadanos a suscribirlos para financiar incluso «los estudios de los hijos». Si la inquietud por la suerte de las pensiones en España es ya manifiesta, la declaración del presidente del Gobierno invitaba al mayor de los pesimismos. Dio a entender que los futuros jubilados no cobrarán la pensión o lo harán en cantidades menores a las previstas en la actualidad. …  Seguir leyendo »

Hace muy poco, los intelectuales orgánicos del independentismo catalán manejaban la fórmula escocesa del Partido Nacionalista Escocés (SNP) como adecuada para unir fuerzas en  Catalunya. En el 2011, Alex Salmond, al frente de su formación, barrió a laboristas y conservadores y obtuvo 69 de los 129 escaños del parlamento de Holyrood, lo que le permitió negociar y lograr el referéndum de independencia de Escocia en septiembre del 2014, que perdió al rechazar la segregación el 55,4% del electorado. Salmond dimitió tanto de la presidencia del Gobierno escocés como de la del partido y cedió los trastos a una pragmática Nicola Sturgeon que ha aplazado sine die la reclamación de una nueva consulta.…  Seguir leyendo »

La admiración que muchos vascos sentimos por el catalanismo de los años 80 y 90 del siglo pasado se debía a que había superado el nacionalismo fundacional, supremacista y excluyente, y desarrollado políticas que suponíamos inclusivas. Nosotros vivíamos el nacionalismo étnico del PNV y el terrorismo separatista de ETA. Catalunya era en aquellos años un paradigma de sociedad. Nadie desconocía los textos fundacionales del nacionalismo catalán en los que se mezclaba la raza con la lengua, pero la acuñación del concepto de «un solo pueblo» y la consideración de los emigrados como «los otros catalanes» creó un nuevo  y ejemplar espíritu social y político en Catalunya.…  Seguir leyendo »

Haya sido un posado o un robado, haya tenido las intenciones directas o indirectas que unos y otros le atribuyen, lo cierto es que el conocimiento de los mensajes de Carles Puigdemont a su ‘exconseller’ Toni Comín ha provocado un tsunami mediático y político con consecuencias dispares. Muy posiblemente, en el ámbito independentista el desfallecimiento del ‘expresident’ haya mordido la moral de sus seguidores pero, al mismo tiempo, reforzado la determinación de su entorno inmediato que se muestra decidido a mantener enhiesto el estandarte legitimista que representa Puigdemont.

Es cierto que las expresiones de su desaliento han servido para transformar el bisbiseo privado en una conversación ya pública y que haya abierto los ojos a los dubitativos o a los más frágiles.…  Seguir leyendo »

Ocurrió el 27 de diciembre del 2002 en el Parlamento vasco. Jaime Mayor Oreja, a la sazón ministro del Interior y diputado en Vitoria, llegó tarde a la votación plenaria de los Presupuestos Generales de la Comunidad. Las puertas de la Cámara estaban ya cerradas. El PNV, EA e IU lograron aprobarlos. De haber estado presente en la sesión el político del PP, el lendakari Ibarretxe hubiera sufrido una derrota irreversible. Mayor Oreja reconoció su error de previsión admitiendo que su ausencia había dado dos años de estabilidad al Gobierno peneuvista. El retraso de un parlamentario redundó en la prolongación de una legislatura.…  Seguir leyendo »

La maquinaria de fabulación secesionista -esa que ha elaborado el relato de lo que iba a ser y nunca fue: la república catalana- trabaja a pleno rendimiento con el concepto de la legitimidad de Puigdemont como presidente, presente y futuro, del Govern de la Generalitat de Catalunya. No hay tal. Se trata de otra añagaza que busca solo un propósito: diluir todas las posibles responsabilidades penales del ‘expresident’ para que pueda regresar a España y ser investido por el Parlament. En otras palabras: se intenta un remedo del exilio de Josep Tarradellas y un regreso similar, en loor de multitud.

La historia solo rima o, de repetirse, lo hace como farsa.…  Seguir leyendo »

La reacción de Mariano Rajoy a la debacle de su partido el 21-D ha sido escandalosamente despótica, es decir, autoritaria. La ha absorbido como si el naufragio del PP en Catalunya se tratase de un fenómeno meteorológico pasajero. En la dirección nacional del partido, reunida el día 22, nadie, salvo el propio presidente, tomó la palabra. Silencio mediocre y temeroso ante un líder con percepción de bonhomía pero que, en realidad, es un implacable político capaz, como su trayectoria nos enseña, a comportarse como un auténtico ‘killer’. No hay adversario interno que le haya sobrevivido y todos los barones de la organización lo saben, incluso aquellos que tendrían posibilidades de sucederle si se decidiesen a constatar públicamente que el rey Rajoy está desnudo.…  Seguir leyendo »

Este miércoles, jornada de reflexión en Catalunya, se cumplirán los dos años de las elecciones generales del 2015. Aquel 20-D fue la expresión más cabal de la crisis que se estaba gestando en el modelo de partidos desde las elecciones europeas del 2014. Los resultados ofrecieron un panorama inmanejable en una cultura política sin práctica en los gobiernos de coalición. El PP se quedó cortísimo con 123 diputados, desplomándose tras la mayoría absoluta del 2011; el PSOE perforó su peor registro electoral con 90 escaños y los dos nuevos partidos, Podemos y Ciudadanos, irrumpieron con 69 y 40 diputados en el Congreso, respectivamente.…  Seguir leyendo »

Notoriedad y reputación no son conceptos equivalentes. El proceso soberanista es muy notorio mediáticamente y, sin embargo, carece de reputación en todos los ámbitos de los nacionalismos europeos. Una personalidad o una iniciativa acaparan reputación cuando se erigen como referencia. La intentona separatista catalana no solo no es referencia, sino un ejemplo de cómo no debe plantearse y llevarse a efecto –por unilateralidad y ruptura de la legalidad– un proceso de segregación territorial.

El hecho de que la plataforma Netflix vaya a programar en enero un documental sobre Catalunya no responde al éxito del independentismo, sino a la rareza del fenómeno que este ha protagonizado y que ha terminado con un ruidoso fracaso.…  Seguir leyendo »

El pasado lunes visitó Madrid el expremier británico Gordon Brown, un escocés poderoso y político decisivo para que en Escocia no prosperase el referéndum de independencia en el 2014. Su mensaje fue conciso: los graves problemas para la economía los provocan los «riesgos políticos»: el nacionalismo y el populismo. Se explayó en la descripción de estos fenómenos en el Reino Unido y en EEUU, y dejó caer juicios poco complacientes con el proceso secesionista en Catalunya. Otro anglosajón de origen suizo, Raphael Minder, autor de un concesivo libro titulado ‘The Struggle for Catalonia’, corresponsal en España de ‘The New York Times’, ha declarado a la revista ‘Ethic’ que «el independentismo ya no puede defender un mensaje de prosperidad», un diagnóstico en toda regla sobre la impotencia del independentismo catalán, al que este periodista observa con una mirada poco severa.…  Seguir leyendo »

La activación por el Gobierno del artículo 155 de la Constitución mediante la propuesta al Senado de un conjunto de medidas que suspenderían, de aplicarse, la autonomía catalana ha sido tardía. Debió producirse inmediatamente después de las sesiones parlamentarias del 6 y 7 de septiembre pasado, cuando la Cámara catalana aprobó las leyes de desconexión o de ruptura en función de las cuales se derogó en Catalunya tanto la Constitución como el Estatut. Entonces, y hasta ayer, Mariano Rajoy había optado por una estrategia indirecta, a través del Tribunal Constitucional y el ejercicio de la acción penal mediante el ministerio fiscal, confiado en que sería suficiente para detener el proceso soberanista.…  Seguir leyendo »

La Operación Lezo es la cuarta trama corrupta que afecta al PP. Las otras, Taula, Gurtel y Púnica, se encuentran en estado avanzado de instrucción y algunas piezas separadas ya en fase de enjuiciamiento. Las cuatro son graves, pero la que protagoniza el expresidente de la comunidad de Madrid, Ignacio González, puede resultar aún más lesiva para el partido que las dos primeras. Si en Andalucía cargos socialistas han protagonizado el desvío de fondos destinados a la formación de parados y a la financiación de expedientes de regulación de empleo, en Cataluña, cargos de la antigua Convergencia están enfangados en la red delictiva del 3%.…  Seguir leyendo »

La debilidad del proceso soberanista se deduce de unos comportamientos colectivos que, al tiempo que desvirtúan el catalanismo, hacen emerger epifenómenos radicales, en la peor acepción de este término. El independentismo ha demostrado que tiene fuerza para impulsar una iniciativa de eventual secesión del Estado español, pero no para culminarla. Ahora, acredita también que sus contradicciones son de envergadura, resultando la más llamativa –por desacertada e, incluso, torpe– la constituida por el manifiesto impulsado por Llengua i República y el Grupo Koiné en el que se condena la “ideología del bilingüismo”, se considera el castellano un “idioma de la inmigración”, un “instrumento involuntario de colonización”, estimando que, además, ha tomado “el rol de lengua por defecto”.…  Seguir leyendo »

La falsa fórmula valenciana

La insistencia de Podemos en la reclamación al PSOE de un “gobierno a la valenciana”, constituye una auténtica falacia. En las elecciones autonómicas de mayo del pasado año se produjo un vuelco político en Valencia. Tres partidos conformaron una mayoría alternativa a la del Partido Popular y Ciudadanos. De los 99 escaños de las Cortes, el PSOE obtuvo 23, Compromís 19 y Podemos 13, es decir, un total de 55, frente a los 44 que sumaban los populares y los del partido de Rivera. El Gobierno “a la valenciana” consistió entonces en una suma verosímilmente coherente entre socialistas, valencianistas de izquierdas y, desde fuera, podemitas, para expulsar del Gobierno después de veinte años de ejercerlo al Partido Popular.…  Seguir leyendo »

Se ha considerado “decepcionante” que en el programa suscrito por PSOE y Ciudadanos no haya una aproximación específica a la cuestión catalana. El siempre perspicaz Antón Costas argüía en La Vanguardia del pasado día 24 que esa clamorosa omisión en el documento acordado por los dos partidos responde a la falta de “credibilidad” que los demás atribuyen a lo que los “independentistas están haciendo”. En otras palabras, que la independencia de Catalunya no se considera una hipótesis verosímil y que, en consecuencia, su amago –el proceso soberanista– no requeriría de un abordaje político y constitucional urgente.

Coincidimos muchos en que este cálculo podría resultar muy errado porque la decisión del independentismo catalán de fortalecerse hasta alcanzar una clara mayoría social es inequívoca.…  Seguir leyendo »

De muy antaño en la historia de España la cuestión territorial ha sido el “demonio familiar” con mayor potencial conflictivo. Desde la frustrada I República en el siglo XIX, pasando por la II en 1931 y llegando a la vigente Constitución de 1978, la búsqueda de fórmulas de conciliación y convivencia unitaria no ha localizado una solución feliz y estable. En este momento de la historia de nuestro país –que para muchos es una suerte de segunda transición democrática– parece que regresamos a la casilla de salida por lo que a Catalunya se refiere.

Unos errores políticos indisimulables perpetrados en la primera década de este siglo en la relación entre el Estado y las instituciones catalanas, la radicalización de las reivindicaciones de la clase dirigente de Catalunya, a la que atropelló también la crisis económica, y su deriva populista, y la temeraria actitud del Gobierno del PP al fiar la solución del problema al solo transcurso del tiempo en el contexto de una estrategia meramente legal y judicial, han vuelto a provocar vientos de fronda independentistas en Catalunya rescatando similitudes con los peores episodios secesionistas del pasado.…  Seguir leyendo »

El debate del pasado 14 de diciembre, en plena campaña electoral, entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, permitió intuir que ninguno de los dos disponía de liderazgo de largo alcance. Los resultados electorales no hicieron sino confirmar la negativa impresión sobre una discusión cara a cara que desmereció a la envergadura de los problemas del país y achicó la dimensión estadista del presidente del PP y del secretario general del PSOE. La descalificación de éste (“indecente”) pudo haber sido superada por Mariano Rajoy si se hubiera elevado sobre el ínfimo nivel que impuso en todo momento su oponente. Del gallego siempre se está a la espera de que demuestre sus hechuras estadistas.…  Seguir leyendo »

Elliott, España, Catalunya

A sus 85 años, John H. Elliott, el hispanista británico más especializado en Catalunya, anuncia en una entrevista publicada en el número de octubre de la revista Letras libres que está trabajando “en un libro que compara la historia de Escocia y de Catalunya”. Admite el historiador que quiere “mostrar las similitudes y diferencias entre lo que pasaba entre Escocia e Inglaterra y las que había entre Catalunya y Castilla” pero está encontrando muy difícil escribirlo, “en parte por la dificultad de dominar dos historiografías y, en parte, porque hay importantes diferencias como también hay semejanzas”.

La tarea de este intelectual británico ha sido colosal.…  Seguir leyendo »

La imputación y la calle

Desde que en el mes de diciembre del pasado año el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya admitiera a trámite la querella criminal por varios delitos, interpuesta por el fiscal general del Estado a propósito del 9-N, contra la entonces vicepresidenta del Govern, Joana Ortega; la consejera de Ensenyament, Irene Rigau; y el president de la Generalitat, se sabía a ciencia certísima que Artur Mas y sus colaboradoras serían llamados a comparecer ante el juez instructor en condición de imputados. La imputación es un concepto estrictamente procesal que, aunque estigmatiza (y por eso se cambiará), en realidad es una formula procesal garantista que no prejuzga y que mantiene la presunción de inocencia.…  Seguir leyendo »

Pese a constituir una contradicción en sus propios términos, el president de la Generalitat ha logrado que todos asuman el carácter plebiscitario de las elecciones del próximo domingo. Incluso Rajoy ha entrado en la dinámica del sí y el no a la independencia y no hay candidato que no hable de ella sin mención alguna a otros temas de interés ciudadano aunque el CIS sigue constatando que lo que más preocupa a los catalanes es el desempleo y los problemas económicos. Así las cosas, ¿por qué trampea Artur Mas?, ¿por qué no asume con todas las consecuencias ese carácter plebiscitario del 27-S y establece la línea del éxito o del fracaso en la mayoría absoluta de votos populares en vez de en la de escaños?…  Seguir leyendo »