José Félix Pérez-Orive Carceller (Continuación)

Hablamos a diario de la necesidad de un proyecto común que nos vertebre. Lo tenemos: vivir el sueño español. Que la inmensa mayoría de los españoles disfruten por igual de las posibilidades de lo nuestro. Cuando el sueño se entreve o se mastica, genera ambición.

Los padres de América hablaban de «life, liberty and pursuit of happines». Su sueño era tener una oportunidad. Nosotros, en cambio, creímos en la responsabilidad de paliar la dureza de la vida con empresas apasionadas y prestaciones sociales, que nos llevaron siempre a gastar lo que no teníamos. Aún así la ambición no es perniciosa, el emprendimiento y la investigación nacen de ella.…  Seguir leyendo »

ME gustaría ayudar a don Artur Mas con esta reflexión a salir del lío donde se ha metido, pero no sé cómo. Quisiera hacerlo porque sería bueno para todos. El que hace meses adelantáramos desde estas páginas que se iba a chamuscar no tuvo ningún mérito. En esto de los pronósticos el entorno lo es todo y los hados no le ayudaban. Ahora, Europa, el sistema legal español y los frágiles equilibrios partidistas son los indicadores de lo que es posible que acontezca y, por lo que van a ver, las cosas le siguen pintando mal.

1) Mas insiste en convertir a Cataluña en un nuevo Estado europeo y el devenir de Europa, a esos efectos, permite dos enfoques.…  Seguir leyendo »

Al PSOE le duele reconocer cuál es su problema. Atribuyen su delicada situación de hoy al legado de Zapatero, pero definirlo así no les facilita las cosas. Zapatero se fue y ellos han seguido cometiendo errores: entre otros aprobar por unanimidad su gestión, trasvertirse de nacionalistas cantando la Internacional, o decir que a España le vendría bien una estructura federal cuando ellos están incómodos en ella.

Profundizaríamos en la cuestión si recordáramos que Zapatero no se nombró a sí mismo: fue elegido compitiendo para secretario general con Rosa Díez y Bono, en una decisión analgésica y fallida porque era el peor.…  Seguir leyendo »

Los sindicatos de Europa han reducido su afiliación un 30% en los últimos diez años. En su día, creyeron que el trabajo industrial sería el definitivo y no quisieron entrar en contacto con realidades que no sabían abordar. Obviaron que con la industria nacían los servicios y un tipo de trabajador no obrero distinto: administrativo cualificado, mando intermedio universitario, mujer emancipada, ejecutivo no galáctico, autónomo… Todos con una lección aprendida: su futuro dependería más de sus competencias que de la lucha sindical. Pero, sobre todo, lo que no han querido ver en España –donde las cosas les han ido aún peor– es que su falta de flexibilidad laboral nos ha llevado a un paro del 25%.…  Seguir leyendo »

Toda acción de gobierno tiene un comportamiento requerido y uno emergente. La pasión de Artur Mas por la independencia de Cataluña le ha llevado a calcular mal esa diferencia. Al revindicar el nacimiento de un nuevo estado europeo, olvida que para que Cataluña entrara en Europa se precisaría la unanimidad de los estados miembros. En fin: dependería de España más que nunca; lo mismo ocurriría con la deuda, el euro o la liga de fútbol.

Negociar con Mas «hoy» es imposible. Saber negociar es saber ceder, y Mas no está para cesiones. Independencia ahora o dentro de seis meses es su magnanimidad.…  Seguir leyendo »