José Ignacio Wert

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Mi memoria de la democracia

Le he dado algunas vueltas a la conveniencia de escribir sobre la iniciativa del Gobierno de impulsar una edición revisada y ampliada de la Ley de Memoria Histórica, ahora bajo el desconcertante rótulo de Memoria Democrática. El mejor desprecio es no hacer aprecio, decía mi madre, y es tan tosca la intención de los autores que puede que lo mejor sea el silencio. Si los autores quieren que se ponga esta cuestión en el centro de la agenda, no hay que darles ese gusto.

Sin embargo, el desentendimiento en esta cuestión es casi equivalente a la complicidad. Y ni siquiera por omisión cabe la complicidad con este atropello a la memoria, a la democracia… y a la inteligencia.…  Seguir leyendo »

El desconcierto

La vida política española atraviesa un momento desconcertante. Lo podemos resumir en la pregunta que –crédulos en una sabiduría de la que carezco– me formulan con frecuencia mis amigos: ¿cómo es posible que el Gobierno, o al menos su principal partido, no esté en apariencia pagando una pesada factura en apoyo electoral tras un saldo como el que registra tanto la gestión de la pandemia como la de la economía?

Los variados intentos de zafarme de una respuesta comprometida a través de evasivas o del uso del método Ollendorff (para entendernos: pregunta lo que quieras que yo te contesto lo que me dé la gana) ya no cuelan y me obligan a esbozar algo parecido a una contestación, despreciando el riesgo de equivocarme de medio a medio.…  Seguir leyendo »

La principal fortaleza estructural de nuestro sistema educativo es a mi juicio la existencia de una doble red de centros sostenidos con fondos públicos. Por un lado, están los centros de titularidad y gestión pública, en los que se han escolarizado este último curso algo más de dos terceras partes de todo el alumnado (excluido el universitario). Junto a ellos están los centros concertados, de titularidad y gestión privada, sometidos a reglas precisas y sostenidos con fondos públicos, que han escolarizado en 2020 al 25,5% de ese alumnado y a cerca del 30% en las etapas básicas y obligatorias (Primaria y ESO).…  Seguir leyendo »

Tasas, becas y economía de la equidad

El ministro de Universidades conoce muy bien la universidad pública americana, que ha sido durante bastantes años el ecosistema de su fecunda carrera académica. El campus de Berkeley de la Universidad de California, del que es profesor emérito, es un vistoso espejo del subsistema público de la Universidad estadounidense: en el último ranking ARWU se sitúa como la quinta mejor Universidad del mundo, sólo por detrás de Stanford, Harvard y MIT en su país, lo que significa que es la mejor universidad pública americana, ya que las otras tres son privadas.

En esa universidad, los estudiantes de grado californianos pagan anualmente alrededor de 15.000 dólares y los de fuera de California más de 40.000 dólares sólo en concepto de tuition and fee (el equivalente a las tasas).…  Seguir leyendo »

Flexibilidad y autonomía para la Universidad

EL Gobierno ha aprobado un real decreto que permite que las universidades puedan ofertar –con las mismas garantías y procedimientos actualmente vigentes y excluyendo los estudios que dan acceso a profesiones reguladas– grados entre 180 y 240 créditos ECTS, es decir, grados a cursar entre tres y cuatro años.

Se trata de alinear nuestra oferta universitaria con la de los principales países del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), tales como Inglaterra, Francia, Italia, Alemania, Bélgica o Portugal, que son también aquellos que generan más movilidad con nuestro sistema universitario y en casi todos los cuales prevalece este planteamiento flexible.

Por otra parte, esta flexibilidad en cuanto a la duración de los grados era la que reclamaban, cuando se implantó el sistema, los rectores de las universidades.…  Seguir leyendo »

¿Son tan transparentes los resultados electorales del pasado 20 de noviembre como a primera vista parecen? Sin duda lo son en cuanto al poder que inmediatamente reparten. Pero, aparte de ello, en una elección se ventilan otras cuestiones que atañen al futuro menos inmediato. ¿Qué nos dicen al respecto las recientemente celebradas?

Se discute mucho en estos días acerca de los suelos y los techos respectivos de los dos partidos principales. Llama la atención el que con un derrumbe tan aparatoso del suelo electoral del PSOE, el techo del PP se haya elevado mucho menos. En efecto, el PSOE ha conseguido esta vez apenas un 20,3% del voto sobre censo -todas las referencias que siguen se refieren al voto computado en la noche electoral; si incluimos el voto de los residentes ausentes, dada la insignificante participación registrada tras la reforma de la Ley Electoral al respecto, el suelo sería aún más bajo- que es la penetración electoral bruta más baja de todo el periodo democrático.…  Seguir leyendo »

Ya estamos una vez más en la cuaresma demoscópica, el ayuno y abstinencia forzados que la Ley Electoral (no hay manera de que esto cambie, por muchas reformas de la ley que se hagan) impone a la difusión pública de encuestas electorales en los cinco días anteriores a la votación. Parece un momento adecuado para recapitular lo que estas encuestas nos han dicho y qué pueden valer sus vaticinios.

Hace tiempo que no había en nuestro país un consenso tan cerrado sobre el resultado que las encuestas proyectan. Algún malicioso podría pensar que se ha cumplido una norma que enunció un buen amigo (omitiré su nombre, porque fue en un espacio privado) en ocasión no muy lejana en que las encuestas -incluidas las que dirigía quien esto escribe- fallaron con cierto estrépito (1996): «Las empresas han preferido la seguridad de equivocarse juntas al riesgo de acertar por separado».…  Seguir leyendo »

De las toneladas de tinta real o virtual que llevamos gastadas en la indignación y su entorno, la mayor parte es perfectamente irrelevante en términos de su contribución a desentrañar el fenómeno. Y es preciso reconocer que, en esto como en otras cosas, los indignados han ganado una batalla decisiva, la de imponer el marco (frame) en el terreno que más les favorece.

La batalla semántica en la que los indignados se han impuesto por goleada tiene una cuádruple dimensión. La primera es la de centrar el punto de vista en su razón de ser, la indignación. ¿Hay algo más natural que indignarse con el curso de las cosas?…  Seguir leyendo »

Recientemente ha sostenido Alfredo Pérez Rubalcaba ante los suyos que la abstención, y no el PP, es el rival a batir en las elecciones.

Mal asunto, si fuera verdad, para los responsables de la estrategia, porque a la abstención no se le puede echar la culpa del boom del ladrillo ni llamarla freaky o anarcoide, como hace Blanco con el PP.

Pero es una verdad solo a medias. Porque la abstención es un rival para el PSOE, pero no el único, y, según mi criterio, no el principal.

La teoría subyacente al mensaje de Rubalcaba es que existe una desmovilización de los anteriores votantes del PSOE que es la que da lugar a que el PP -sin un incremento significativo de su caudal electoral- aventaje al PSOE en las encuestas.…  Seguir leyendo »

Mi condición de inmigrante digital y además, por causa de la edad, de inmigrante tardío, me hace sentir como deben sentirse -imagino- quienes afrontan en la madurez el aprendizaje de una lengua extranjera: con desasosiego.

Pero no me refiero principalmente al lenguaje técnico de la neo-lengua digital que, mal que bien, con algunas vacilaciones y no pocos errores, voy llegando a dominar. Lo que no consigo entender de ninguna manera es el lenguaje moral que se habla en ese entorno. Y digo en ese entorno porque empiezo por reconocer que en él dominan abrumadoramente los libertarios digitales, quienes se oponen a cualquier restricción en la Red, incluidos los límites al despojo puro y duro de la propiedad intelectual de los creadores culturales.…  Seguir leyendo »

La sentencia del Tribunal Constitucional (TC) acerca del recurso del PP sobre el Estatuto de Cataluña ha reavivado el fuego -nunca extinguido- de la batalla conceptual que se libra entre quienes sostienen la plurinacionalidad de España y quienes entienden (por enseñar las cartas: entendemos) que esa plurinacionalidad no tiene cabida en nuestro sistema político institucional.

Sin duda, dentro de cada campo hay matices y modulaciones. No es lo mismo ser partidario de lege ferenda de esa plurinacionalidad y propugnar una reforma constitucional en esa dirección, que sostener que esa plurinacionalidad cabe en una lectura abierta del texto constitucional. No es tampoco lo mismo admitir una plurinacionalidad romántica compatible con una Nación española como ámbito exclusivo de soberanía que sostener que caben varias naciones político-jurídicas que tendrían una suerte de soberanía compartida entre ellas.…  Seguir leyendo »

Un reciente artículo en estas páginas de Rosa Díez (Lo que les une, 29 de marzo) plantea vigorosamente la necesidad de una reforma profunda del sistema electoral vigente en España, aquejado, según su criterio, de una profunda inequidad en beneficio de los dos grandes partidos y perjuicio de las minorías nacionales.

Esgrime con habilidad la dirigente de UPyD algunos ejemplos muy gráficos de la desigualdad del «poder» del voto en España e invoca, con no menor habilidad y algo de parcialidad, el Informe del Consejo de Estado de 24 de febrero de 2009 sobre reforma de la legislación electoral, para concluir -con cierto tremendismo- que la actitud de PSOE y PP de «taponar» una reforma profunda del sistema electoral vulnera la libertad individual y la igualdad jurídica de los ciudadanos.…  Seguir leyendo »

El Gobierno no explota sus propias fortalezas. No creo que existan muchos Gobiernos en el mundo que cuenten en sus filas con un catedrático de Filosofía que ha enseñado materias como metafísica, retórica y hasta teodicea. En todas esas cosas es experto Ángel Gabilondo, que, además, se explica con mucha eficacia. Por eso no se comprende, no ya que no se le haya asignado la portavocía del Gobierno -no es preciso ser Walter Cronkite para hacerlo mejor que la actual ocupante del cargo-, sino, y es a lo que voy, que no se le haya encargado una tutoría de urgencia sobre sus colegas de Gobierno (presidente incluido) para poder enfrentarse a la crisis desde las bases lógicas adecuadas.…  Seguir leyendo »

Los españoles hemos respirado con alivio al conocer la ansiada noticia de que el ‘Alakrana’ «navega libre hacia aguas seguras», sin los piratas que los han retenido durante 47 días, tras abonar -al menos- un millonario rescate. Pero el alivio es el único sentimiento positivo que, a poco que nos paremos a pensar, puede dejarnos esta historia. La insólita aparición de Zapatero poniéndose la medalla de oro y repartiendo preseas de plata a De la Vega, Moratinos, Chacón y a la ministra «de Medios, que lleva lo de la pesca» (sic) roza (por la parte de dentro) el esperpento.

Por lo que se sabe, que es poco, puede que el rescate sea el mayor hasta ahora pagado a los piratas somalíes.…  Seguir leyendo »

Se atribuye a Mark Twain el envío de un cable a un periódico norteamericano que había informado de su fallecimiento -mientras el genial novelista estaba apaciblemente en Inglaterra- señalando que «las noticias sobre mi muerte se han exagerado mucho». La muerte política de Mariano Rajoy ha sido también objeto de grandiosas exageraciones. El Comité ejecutivo celebrado ayer prueba que la forma de resolver los conflictos del presidente del PP puede ser singular y eso que se llama ahora ‘contraintuitiva’, pero también que lo que un amigo mío llama el ‘mariánico modo’ rinde sus frutos, cuando casi nadie lo espera.

Rajoy ganó hace menos de año y medio el congreso del PP, con un amplio respaldo.…  Seguir leyendo »

Un análisis europeo de las elecciones al Parlamento de Estrasburgo es un ejercicio con algo de artificioso. Se trata más bien de interpretar 27 claves nacionales distintas que de encontrar un inexistente acorde de modulación único en el comportamiento de los votantes. A lo más que se puede aspirar razonablemente es a intentar extraer del comportamiento de los electores en los distintos países hipótesis sobre líneas de fuerza que tengan cierta transversalidad, aunque se expresen de forma distinta en función de los contextos políticos nacionales.

A mi entender, la transversalidad se puede encontrar en la tendencia decreciente de la participación, en el deterioro de una de las dos fuerzas motrices de la construcción europea, el centro-izquierda socialdemócrata, y en la cada vez mayor policromía política del Parlamento Europeo.…  Seguir leyendo »

Sí, ya sé que la película de Soderbergh tenía el reclamo del sexo, por definición mucho más ‘sexy’ que el paro. Pero con este cambio, el título nos sirve para resumir el debate de ayer: su tema, el paro; el argumento principal de la oposición, las mentiras del Gobierno; y el medio de prueba, las cintas de vídeo (hoy DVD o MP3) que documentan la distancia sideral entre lo que se decía hace un año (¡por no hablar de hace dos, el pleistoceno!) y lo que se dice ahora.
El planteamiento de Zapatero en su discurso inicial tuvo más sustancia de la habitual en este tipo de debates, en los que la primera intervención suele ser un tedioso recordatorio de logros del último año.…  Seguir leyendo »

La emocionante noche del domingo nos ofreció la oportunidad de ver cuán cierta es la máxima de Andreotti -inciso: si les gusta la política, el cine, o las dos cosas, no se pierdan ‘Il Divo’, la películo de Sorrentino sobre el veterano dirigente italiano- según la cual el poder desgasta, sobre todo, a quien no lo tiene. La aflicción humilde y elegante de Pérez Touriño, el rebote más arrogante de Quintana o las sonrisas forzadas de Urkullu e Ibarretxe tienen en común el que bajo las distintas máscaras se podía adivinar perfectamente el llanto de Boabdil el Chico y la anticipada nostalgia de San Caetano o de Ajuria Enea.…  Seguir leyendo »

El pasado domingo, los gallegos (en acto) y los vascos (en potencia) se aplicaron a hacer cierto lo que Popper -al igual que hicieron en parecidos términos Schumpeter, Hayek o Kelsen- definió como la esencia de la democracia, es decir, «la posibilidad que otorga a los ciudadanos de deshacerse de sus gobernantes sin derramamiento de sangre». En este minimalismo democrático aplicado por los votantes radica el mayor, si no el único, elemento común que podemos apreciar en estos resultados. Con lo que, evidentemente, el ejercicio de extraer consecuencias generalizables al ámbito nacional tiene tanto riesgo como el de un funambulista cruzando las cataratas del Niágara sobre un cable destensado.…  Seguir leyendo »

El reciente reemplazo en el liderazgo de Izquierda Unida actualiza la cuestión del futuro de esta formación y la posible influencia que la misma pueda tener en el mapa político español en los próximos años. La elección de Cayo Lara, el candidato auspiciado por el Partido Comunista, sin duda va a traer cambios estratégicos de alcance respecto a lo que ha sido la dirección de Gaspar Llamazares. Aquí se intenta analizar esta nueva situación desde la perspectiva de la historia y la dinámica electoral de estos años para plantear la cuestión de la viabilidad futura de esta formación.

Es preciso comenzar por la historia.…  Seguir leyendo »