José Luis Balbín

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Alemania ha pasado, por lo menos, dos guerras mundiales y varios escarmientos. Cuando yo aterricé por primera vez en aquellas tierras, todavía no se había recuperado totalmente de su terrible pasado: las ciudades estaban destruidas y muchos ciudadanos aún recogían hierbas en el campo para hervir alguna que otra sopa. El en otro tiempo alcalde de Colonia, Konrad Adenauer, pronto fue canciller, y el antiguo exiliado popular socialdemócrata Willy Brandt, alcalde de Berlín, que tampoco era ya capital de Alemania, sino de un estado dividido entre cuatro naciones bastante repartidas ideológicamente y mucho geopolíticamente.

Me tocó asistir a la expansión de la «barraca», sede del SPD socialdemócrata, y al encumbramiento de los poderosos Erler y Herbert Wener, «maquinista» en su momento del partido.…  Seguir leyendo »

La suerte acompañó a los reinos cristianos durante un par de siglos, al comienzo de la Reconquista. En primer lugar, por la decadencia almohade; en segundo lugar, por algunas importantes victorias en la contienda general; en tercer lugar, porque dejaron de pelearse tan a menudo y en sus éxitos participaron eclesiásticos también combatientes, enviados desde el comienzo por el Papa para afianzar la frontera sur del cada vez más importante Camino de Santiago.

El primer reino potente aliado en la Reconquista fue el de Navarra, al que enseguida se unió Aragón hasta su propia independencia. Pronto se expandió, aliándose con sus otros vecinos españoles.…  Seguir leyendo »

No todo el mundo sabe que Torcuato Fernández-Miranda no firmó, se negó a firmar la Constitución. Siguieron su ejemplo algunos protagonistas de aquel momento de nuestra historia reciente; otros, a veces por los diferentes grupos que iban imponiéndose, sólo inicialmente. La Transición fue aún más complicada de lo que tradicionalmente se ha creído. Fue motivo de distanciamiento entre Torcuato, Adolfo Suárez, sus respectivos seguidores y otros personajes de la época, aunque la relación entre Abril y Suárez merece un especial comentario.

No todo se sabe del posfranquismo, de la Transición, o de si esta es la democracia que queríamos la mayoría de los españoles.…  Seguir leyendo »

Tanto compararnos para bien y para mal con Alemania —viejo pasado aparte—, y resulta que las historias contemporáneas de nuestros dos países parecen copiadas entre sí. ¿La Gran Coalición? Yo mismo la he citado repetidamente en numerosos artículos y comentarios de radio y televisión. Todo el mundo cita generalidades al respecto. Son pocos los que se dan cuenta de que la Gran Coalición alemana se parece casi milimétricamente a la que muchos reclamamos ahora para España.

Hablamos de 1966, cuando se derrumba el gobierno de coalición con alfileres entre el pequeño partido liberal —que casi siempre consigue jugar baza desde su pequeñez, llegando a colocar a alguno de sus miembros como presidente de la República— y la sempiterna unión de la CDU cristiano-demócrata y la potente CSU de Baviera, que juegan un papel al estilo de algunos hermanos-enemigos españoles, como por ejemplo el Partido Socialista español y el de Cataluña, o la CiU catalana de Tarradellas, Pujol y Mas —tan diferentemente peculiares en sus estilos— y la UDC de Duran Lleida, que no es precisamente barcelonés.…  Seguir leyendo »