José Luis Zubizarreta

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El pasado sábado se celebró en San Sebastián una de las manifestaciones más multitudinarias que la ciudad ha conocido. En la pancarta de cabeza, portada por miembros de los sindicatos convocantes, se leía el lema Por la libertad. Todos los derechos para todos. El motivo que había provocado marcha y eslogan era la detención y posterior encarcelamiento, decretados por el juez Baltasar Garzón, de relevantes miembros de la izquierda aberzale, entre los que destacaban Arnaldo Otegi, antiguo coordinador de la proscrita Batasuna, y Rafael Díez Usabiaga, exsecretario general del sindicato aberzale LAB. La acusación del auto judicial era la de encontrarse los encarcelados en proceso de ejecutar la estrategia político-militar que ETA les había presuntamente comunicado e impuesto.…  Seguir leyendo »

En Euskadi, desde que en el otoño de 1998 se abandonó el hábito de formar gobiernos de coalición entre el PNV y el PSE, los resultados electorales se valoran de un modo muy peculiar. No interesa tanto cuál es el puesto que cada partido ocupa en el ranking, cuanto cuál de los dos bloques en que desde entonces se halla dividida la política vasca es vencedor o perdedor. En este sentido, poco importa que el PNV haya obtenido unos resultados excelentes –los mejores desde su escisión– o que se haya situado el primero en las preferencias electorales, superando en seis o quizá cinco escaños (depende del recuento del voto residente en el extranjero) al segundo, que es el PSE.…  Seguir leyendo »

El tiempo judicial no coincide con el político. Así, hemos visto muchas veces, por ejemplo a lo largo del fracasado proceso de diálogo entre el Gobierno y ETA, cómo los jueces adoptan decisiones a contrapelo de lo que la coyuntura política exige. El desfase temporal forma parte, por lo visto, de lo que llaman «independencia judicial». Habrá que concluir, por tanto, que la de la oportunidad no es una virtud que quepa esperar de la justicia.

Sin embargo, el celo por demostrar su independencia lleva en ocasiones a los jueces a pasarse de inoportunos. Es lo que ha ocurrido con el juicio por el que habrán de sentarse en el banquillo, entre otros, dos de los candidatos a lendakari en los próximos comicios vascos: Juan José Ibarretxe (PNV) y Patxi López (PSE).…  Seguir leyendo »

La decisión que ha tomado Eusko Alkartasuna (EA) de ir a las próximas elecciones autonómicas bajo sus propias siglas, y no, como ve- nía haciendo desde el 2001, en coalición con el Partido Nacionalista Vasco (PNV), no debería haber sorprendido a nadie. Ya la asamblea extraordinaria de enero del 2007, convocada al efecto por la presión del llamado «sector crítico guipuzcoano», decidió, por abrumadora mayoría, en contra de la opinión de este sector, limitar la repetición de la coalición a la existencia en el país de «circunstancias excepcionales». Y pocos piensan que las circunstancias que hoy concurren en Euskadi sean tan excepcionales como aquellas del 2001, en las que una alianza fáctica entre el Partido Popular de Jaime Mayor Oreja y el Partido Socialista de Nicolás Redondo Terreros amenazaba con dejar a todo el nacionalismo vasco fuera de las instituciones.…  Seguir leyendo »

El nacionalismo vasco, en mayor medida que cualquier otro de los que llaman periféricos, ha tenido siempre la tendencia a pensar y presentar su nación como una isla que solo queda unida a la tierra firme de España en las horas, por así decirlo, de bajamar. En las restantes, Euskadi funcionaría por su cuenta, como si los problemas del resto del Estado no lo afectaran. Esta tendencia se ha intensificado desde que el lendakari Ibarretxe tomó las riendas del Gobierno vasco en 1998 y juntó a ellas, a partir del 2001, también las de su partido.

Desde entonces, Euskadi se ha instalado, a los ojos del nacionalismo vasco, en la ficción de un permanente como si.…  Seguir leyendo »

Desde que, el pasado 27 de junio, el Parlamento vasco aprobó la ley de consulta y el presidente del Gobierno, así como 50 diputados del PP, la impugnaron ante el Tribunal Constitucional, hablar de política en Euskadi es hablar de estrategias electorales. No, además, de cualesquiera, sino de unas que podrían conducir, por primera vez en 30 años, al cambio de hegemonías partidarias y a la alternancia en el Gobierno vasco. Así de grave se le planteó la situación al nacionalismo, y así de esperanzadora a los socialistas, a partir del momento en que, tras la victoria de estos en las últimas elecciones generales, la ciudadanía comenzó a vislumbrar que lo que hasta entonces se consideraba inalcanzable –el sorpasso del PSE respecto del PNV– se había puesto al alcance de la mano.…  Seguir leyendo »

La severa derrota que el PNV sufrió en las pasadas elecciones generales, cifrada en una pérdida de más del 25% de sus votos en relación con los obtenidos en el 2004, quedó en parte compensada por el mantenimiento de un grupo parlamentario en el Congreso que, con sus seis diputados, puede resultarle si no imprescindible sí, al menos, muy útil al presidente Zapatero a lo largo de la legislatura que ahora comienza. Por ello, el partido jeltzale, en un intento de transformar su debilidad en fortaleza, ha comenzado a centrarse, tras el varapalo electoral, en seducir al futuro presidente del Gobierno con el fin de que acepte su oferta de apoyo a cambio de un acuerdo sobre el autogobierno vasco que pueda ser presentado en Euskadi como un nuevo logro histórico del nacionalismo.…  Seguir leyendo »

El asesinato por ETA de un exconcejal socialista de Mondragón vino a cerrar ayer una campaña que ya estaba distorsionada por factores meramente políticos, que son los que sirven de base para esta reflexión, realizada antes de la brutal noticia de ayer. En las comunidades que, como Euskadi, tienen una representación política multipolar, la bipolaridad que se ha extremado en los días previos a estas elecciones amenaza con distorsionar gravemente sus resultados. No resulta, por ello, gratuita, ni puede despacharse como puramente victimista, la queja que han expresado los partidos nacionalistas por los debates cara a cara que han monopolizado la campaña electoral.…  Seguir leyendo »