José M. de Areilza Carvajal

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Tras las elecciones en Holanda, Francia y Reino Unido, y pendientes de los comicios alemanes, se abre una oportunidad de relanzar la integración europea. Conscientes de que el viento soberanista sigue soplando en contra, es preciso dar pequeños pasos y afianzar lo logrado juntos. Pero también afirmar las convicciones europeístas y plantear modos diferentes de transitar juntos hacia una mejor unidad. El liderazgo de Helmut Kohl, quien nos ha dejado hace unos días, puede servir de ejemplo en algunos aspectos, aún sabiendo que el momento histórico que vivió y su figura de gigante de la política son irrepetibles.

El canciller había conocido en su niñez los horrores de la Segunda Guerra Mundial, en la que murió su hermano mayor, Walter.…  Seguir leyendo »

«La Europa de la reconciliación que quita las barreras y las aduanas, ha cumplido 60 sin que pasen los años». El 13 octubre de 1955 empezó a trabajar en París bajo la dirección de Jean Monnet el Comité de Acción para los Estados Unidos de Europa. Esta iniciativa era la respuesta personal del antiguo vendedor de cognac al fracaso de la Comunidad Europea de Defensa (en realidad, el enésimo Plan Monnet), guillotinado por la Asamblea Nacional francesa en agosto de 1954. El diminuto comité se proponía nada menos que crear un entorno político favorable en los seis países miembros de la Comunidad del Carbón y del Acero para poner en pie las comunidades de la energía atómica y del mercado común.…  Seguir leyendo »

Arnold Toynbee advertía a sus lectores que la historia no se repite, pero sí que rima. La observación de un maestro como él invita a buscar entre los presidentes de Estados Unidos alguno que sintonice con la figura de Donald Trump. Enseguida comparece a nuestros ojos Richard Nixon, por su defensa de la «mayoría silenciosa» de americanos y su resentimiento al no formar parte de la clase dirigente tradicional. Quizá también el perfil del general Eisenhower, un «outsider» de la política, invitado a optar a la presidencia tanto por el partido demócrata como por el republicano. Como Trump, carecía de experiencia de gobierno, aunque su credencial fuera el triunfo militar en los campos de Europa occidental.…  Seguir leyendo »

Los nacionalistas británicos partidarios de la salida de la Unión Europea se han comportado como genuinos europeos de nuestros días. Al igual que muchos franceses, alemanes, griegos o austríacos en elecciones recientes, se han dejado llevar por sus sentimientos de miedo al futuro, la inmigración descontrolada o las amenazas a la seguridad y les ha movido la rabia hacia unas elites a las que perciben como demasiado despegadas de sus intereses vitales. En el camino hacia el precipicio que supone el abandono de la Unión Europea han sido jaleados por políticos oportunistas, que venden soluciones sencillas y rápidas a esos problemas una vez ellos ocupen el poder.…  Seguir leyendo »

La avalancha de exiliados e inmigrantes cuando aún persisten las dificultades económicas ha causa mayores divisiones entre los europeos. Si sumamos las amenazas crecientes a la libertad y la seguridad, el populismo al alza y el referéndum británico, la pregunta es si la UE resistirá esta multiplicidad de problemas. Tal vez el mejor modo de abordar esta cuestión en el aniversario de la Declaración Schuman es interrogarse sobre cómo reinventar el europeísmo y preservar los valores éticos que dan sentido a la integración. Lo que está en juego es la idea de Europa y su aliento civilizado y cosmopolita.

El desafío de reforzar la UE en medio de las distintas crisis que se conectan entre sí no puede ser atendido con la ensoñación de una centralización apresurada de poderes en Bruselas.…  Seguir leyendo »

Jean Monnet, el europeo con más destreza en idear planes para sacar a Europa de sus parálisis, estaría hoy volcado en un solo expediente: la negociación del acuerdo transatlántico de comercio e inversiones. Vería en este tratado la oportunidad de frenar el ensimismamiento de la política en nuestro continente y de avanzar hacia una alianza permanente entre una Europa unida y Estados Unidos, uno de los proyectos a los que dedicó buena parte de su vida y que nunca llegó a ver la luz. Monnet comenzó su andadura política con 26 años. En la Primera Guerra Mundial, y sin más credenciales que su experiencia internacional en el comercio de coñac, identificó la necesidad de integrar el transporte y la logística entre los ejércitos de Francia y el Reino Unido.…  Seguir leyendo »

La crisis de la moneda única y las medidas para atajarla han hecho más necesario el debate político para relanzar una Unión cada vez más compleja. Cualquiera que se asome a los asuntos europeos sabe que los riesgos que afronta el proyecto de integración siguen siendo muy reales. Nuestro futuro colectivo como Unión tiene que ver con la adopción de decisiones difíciles, como el aumento de la capacidad de competir en un mercado global y de defendernos en un mundo peligroso, en el que no hacemos las reglas. Además, las instituciones de Bruselas y los gobiernos nacionales deben reconectar con los ciudadanos, para que estos se sientan dueños del proyecto europeo y no meros destinatarios de decisiones magnánimas tomadas sin que se entienda muy bien el cómo.…  Seguir leyendo »

Se ha convertido en lugar común afirmar que la crisis de la moneda única ha revelado una clamorosa falta de liderazgo y de visión en torno al proceso de integración europea. Sin embargo, no llama tanto la atención que la moneda común ha sobrevivido a los peores embates de los poderosos mercados financieros y, que ha sucedido por razones igualmente poderosas de carácter político, no sólo económicas. Ningún gobierno de la Eurozona ha decidido abandonar este navío, a pesar de sus defectos de fábrica, y tampoco hemos virado hacia un euro con menos Estados. El rediseño de la Unión Económica y Monetaria para hacerla más sólida y creíble está en marcha, a pesar de los titubeos y las dificultades para transferir nuevos poderes y recursos a la Unión.…  Seguir leyendo »

EL 4 de julio es el gran día de celebración patriótica en EE.UU. y, sin embargo, hoy la gran mayoría de los norteamericanos sienten que su país está más dividido que nunca. Así lo dice la encuesta presentada durante el Aspen Ideas Festival, una cita importante al comienzo del verano en esta renombrada montaña de Colorado. Pero la cuestión de fondo es que ni siquiera hay acuerdo en cuáles son los temas que separan a la gente, y mucho menos los motivos de esa desunión igualmente patente a ojos de los Estados aliados. La claridad de conciencia ante su actual desunión se contrarresta con el inmenso deseo de los ciudadanos en esta gran democracia de emprender reformas para conseguir más unidad.…  Seguir leyendo »

La decisión del Banco Central Europeo de apoyar de forma ilimitada a la moneda común tal vez sea un punto de no retorno en su salvamento, pero el reto de rediseñar la arquitectura fallida del euro sigue siendo de proporciones gigantes. Además de consensuarlos contenidos de la unión bancaria, fiscal y política, hay que alcanzar estos objetivos pronto y las exigentes reformas nacionales deben seguir su curso. Los jefes de gobierno europeos han cometido algunos errores serios en la gestión de la crisis, al no diagnosticarla desde el principio como crisis de la eurozona. Pero también han dado pasos muy importantes en su resolución y han actuado con más responsabilidad de lo que se les reconoce.…  Seguir leyendo »

Hace unos años un profesor de Oxford me confiaba al final de una larga conversación: «A medida que me hago mayor me importa más el cómo que el qué». Su consejo es aplicable más que nunca para pensar la integración europea a sus sesenta años. El debate sobre las medidas necesarias para afianzar el euro, crear estabilidad financiera y rescatar a algunos países sigue sembrado de dudas y vacilaciones. Sin embargo, desde hace un año se han dado pasos atrevidos hacia un verdadero gobierno económico de la Unión, con más innovación de lo esperado. Esta tarea no es nada fácil si tenemos en cuenta la ausencia de líderes en Bruselas y en las capitales nacionales animados por una clara visión europeísta.…  Seguir leyendo »

Llegó a la Casa Blanca hace diecinueve meses dispuesto a inaugurar una nueva etapa de la política americana. Tras una campaña perfecta, logró la victoria en buena medida por su capacidad de entender la situación económica mejor que su rival republicano e inspirar moderación y unidad. Pretendía dejar atrás una presidencia que en ocho años dividió el país en dos bloques antagónicos, arruinó la economía y desprestigió la proyección de la superpotencia en el mundo. A cambio, las expectativas creadas en torno a la figura carismática del primer jefe de Estado perteneciente a una minoría racial en la historia de Estados Unidos fueron exageradas, rayando en el culto a la personalidad y la idolatría.…  Seguir leyendo »

Barack Obama empieza en estos días su segundo año en la Casa Blanca. Deja atrás doce meses muy difíciles, en los que ha tenido que enfrentarse a una crisis económica de magnitud pavorosa y a unas expectativas desmedidas sobre su capacidad de liderazgo, que en algunos casos rozaban la idolatría. Hoy la posguerra de Irak ya no es uno de los problemas principales de EEUU, algo que casi nadie predecía en la inauguración de su mandato. A cambio, en Afganistán todos los occidentales estamos cerca de poder describir el conflicto usando la palabra fiasco con la que los británicos se refieren a su fallida intervención colonial en este territorio.…  Seguir leyendo »

En Catch 22, la famosa novela de Joseph Heller, los pilotos de guerra que querían dejar de volar misiones muy peligrosas y se planteaban aducir locura sabían que recibirían una contestación negativa de la burocracia, porque con su petición demostraban lucidez y especial capacidad para seguir volando. La Unión Europea puede atravesar una situación parecida si con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa intenta relanzar la integración, repara en los serios dilemas políticos que tiene ante sí y no llega a afrontarlos. Es normal que a corto plazo la agenda de la Unión Europea consista una vez más en la negociación de puestos y no en los proyectos y debates que pueden reforzar este proceso histórico.…  Seguir leyendo »