José Manuel Lasierra

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sigue señalando una percepción negativa de la economía y la política en el conjunto de la ciudadanía. Sin embargo, del debate público se percibe que ha disminuido cierta ansiedad de la ciudadanía en relación a a algunos de los problemas políticos que teníamos hasta hace unas semanas. Uno de estos problemas, que no afectaba únicamente a sus partícipes directos, o sea sus militantes, era el de la elección de un secretario general del principal partido de la oposición. La importancia de este asunto, a mi modo de ver, trasciende el ámbito partidista de sus militantes o de sus simpatizantes más cercanos.…  Seguir leyendo »

Los continuados, extensos y graves casos de corrupción política y económica que venimos conociendo parece que sitúan a nuestro país como un territorio podrido y lleno de corrupción. La preocupación de los españoles por este asunto, como de manera insistente señala el CIS, parece corroborar esta idea. Sin embargo, yo albergo muchas dudas sobre que seamos un país corrupto. Veamos.

En este escrito no me referiré a la valoración sin duda rigurosa que hacen organismos como Transparencia Internacional sobre la corrupción o a indicadores de buena gobernanza como los del Banco Mundial. Simplemente apuntaré unos trazos de las relaciones cotidianas entre ciudadanía e instituciones.…  Seguir leyendo »

De los continuados episodios de corrupción, de hace ya mucho tiempo (el caso Fabra lleva más de 10 años) la ciudadanía, después de estos años de crisis, está despertando con una indignación que parece, por fin, asustar a corruptos y a corruptores. Manifestar indignación y hacer una causa general de todos los políticos constituye un lugar común en el que parece haber desembocado una buena parte de la sociedad. Hay, no obstante, abundantes y sensatas reflexiones que son sumergidas en esa marea de manifestaciones y cabreo colectivo.

De los partidos y los políticos en general se habla mucho; de los corruptores menos y la ciudadanía sale mayormente libre de responsabilidad.…  Seguir leyendo »

Tres heridas profundas, emulando el verso de Miguel Hernández, de la economía española caminan juntas en esta crisis y no son solo ellas las que nos impiden andar; hay una cuarta. A esas tres heridas, el endeudamiento, las desigualdades crecientes y las políticas erróneas, de austeridad, tratan de dar respuesta las mejores cabezas de nuestra profesión. ¿Son suficientes las recetas de Stiglitz, Krugman y Rogoff? Posiblemente, estos tres autores constituyen las caras más visibles de políticas alternativas a las doctrinas y políticas oficiales de la austeridad ante esta gran depresión, desde el otro lado del Atlántico pero con influencia clara en Europa.…  Seguir leyendo »

En el contexto crítico actual se aviva el debate sobe el euro como moneda común, en un entorno institucional débil, deficiente y asimétrico. Debate que en puridad debiera haberse tenido allá por finales de los años noventa del pasado siglo, cuando el euro arranca y se define el “manual de comportamiento” para los integrantes del club (el Pacto de Estabilidad y Crecimiento). Pero entonces, la euforia europeísta que acompañaba a una fase de intenso crecimiento económico nos obnubiló y aceptamos sin más las bondades de una moneda única, sometida tan solo a criterios de corte monetarista que no contemplaban para nada el disímil mapa económico de la Europa que se integraba.…  Seguir leyendo »