José Manuel Otero Lastres

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Si uno consulta la palabras «entrega», el Diccionario de la RAE lo remite, entre otras voces, a «novela por entregas», cuyo acepción es «en el siglo XIX y buena parte del XX, novela de larga extensión que se distribuía en fascículos periódicos a los suscriptores». En nuestros días, y desde la aparición de las redes sociales, ha adquirido enorme relevancia en el panorama literario otra modalidad, practicada por muchísima gente, similar a aquel tipo de novelas, que es la autobiografía por entregas distribuida a través de aquéllas.

Es sabido que la «autobiografía» es la vida de una persona escrita por ella misma.…  Seguir leyendo »

Si hay algún momento de nuestra existencia regido por la aleatoriedad, es aquél en el que nos conciben como seres. Es verdad que en la configuración de nuestro yo rigen las leyes de Mendel, pero también lo es que juegan con unos márgenes de probabilidad tan amplios que explican solo un poco de lo somos como personas específicas. Y aún queda por desentrañar la asignación del entorno que nos acompaña a cada uno; esto es, lo que será «nuestro mundo», en el cual la vigencia de la aleatoriedad, al menos en sus inicios, es casi absoluta.

Concepción y circunstancia orteguiana, o lo que es lo mismo, tener vida y el entorno en el que ésta se desarrolla, están fuera, hoy por hoy, del control del ser humano.…  Seguir leyendo »

La «operación diálogo» entre el Gobierno de la Nación y los secesionistas catalanes, que se inició, al parecer, en noviembre de 2016, supuso una especie de seductora «danza de los sietes velos», tras la cual éstos últimos consiguieron la cabeza de una autoridad del Estado que estaba obstaculizando seriamente la hoja de ruta secesionista. Operación ésta que por aquel entonces ya estaba perfectamente planificada, avanzaba paso a paso, y hasta culminar el 27 de octubre en la histriónica e inefectiva declaración unilateral de independencia de Cataluña.

Y es que el 5 de noviembre de 2015 el fiscal jefe de la Audiencia Nacional dirigió a todos los Cuerpos y Fuerzas de seguridad, incluidos los Mossos d’Esquadra, una instrucción en la que se decía: «La ilegalidad de la resolución parlamentaria en la que se acuerde iniciar el proceso de independencia del territorio autonómico catalán, tanto en el fondo como en las vías empleadas, y en consecuencia de todo el proceso posterior que siguiera a la misma, quedaría certificada en cuanto el Tribunal Constitucional invalidara y dejara sin efecto la resolución en cuestión por grave quebrantamiento de la Constitución, de modo que la adopción de nuevos acuerdos o la toma de decisiones, en el ámbito que fuere, haciendo caso omiso de la decisión del Tribunal Constitucional, y la realización de actos de ejecución de ese mandato ilegal por cualquier autoridad o funcionario público (sea local, provincial o autonómico) podrían constituir no sólo delito de sedición del art.…  Seguir leyendo »

Casi todos los analistas políticos que valoraron la comparecencia de Puigdemont en el Parlament se han fijado principalmente en si declaró o no la instauración de la república independiente de Cataluña. La opinión generalizada es que se quedó a medias: declaró unilateralmente la independencia, pero suspendió inmediatamente sus efectos por cierto tiempo. Es como si hubiera habido una declaración de independencia «interrupta»: hay quien habla gráficamente de «gatillazo» y quien sostiene que no se atrevió a llegar tan lejos. Yo creo que hay que fijarse más en la suspensión de los efectos que en la propia declaración. Me explico. Parece que hubo, aunque es discutible, una declaración de independencia.…  Seguir leyendo »

Miguel de Unamuno afirmó «La envidia … es la íntima gangrena del alma española». Rafael Sánchez Ferlosio sostuvo, en cambio, que la envidia es solo una fantasía de los envidiados, cuya enfermedad consiste precisamente en ver envidiosos por todas partes.

Creo que tiene razón Unamuno e incluso me atrevo a añadir que el pecado nacional de nuestros días tiene una nueva configuración ya que está compuesto no solo de envidia, sino también de resentimiento.

La palabra «envidia» significa, según el diccionario de la RAE, «tristeza o pesar del bien ajeno» y «emulación, deseo de algo que no se posee». En ambos supuestos, en el sentimiento del envidioso hay una referencia a lo ajeno: ese bien de otro que causa tristeza o pesar al envidioso, o ese algo de alguien que el envidioso desea intensamente imitar o superar.…  Seguir leyendo »

En el diario ABC del 5 de junio se publicó una encuesta de GAD 3 en la que se señalaba que la corrupción política preocupa más que la seguridad ante la amenaza yihadista (62,5% frente al 50,3% de los encuestados). En parecido sentido, los resultados de mayo del barómetro del CIS revelan que vuelve a repuntar la preocupación por la corrupción y el fraude: en marzo era el principal problema para el 18,9% de los encuestados, en abril se redujo al 17,5, pero en mayo volvió a elevarse hasta el 26,7.

Podría pensarse que la pesadumbre de la ciudadanía crece porque piensa que la corrupción, lejos de reducirse, va en aumento.…  Seguir leyendo »

Decía mi catedrático de Historia del Derecho en Santiago de Compostela que la forma es la garantía del fondo y que cuando se quiere demoler una institución se comienza erosionando los aspectos formales. Algo de esto está intentando Podemos. Lo que no se entiende bien es que esta política destructiva de lo que tanto nos costó construir a lo largo de este período democrático genere una atracción fatal.

En efecto, la reciente historia demuestra que en las legislaturas pasadas apenas hubo «pintoresquismo»: la indumentaria y el comportamiento de la casi totalidad de nuestros parlamentarios entraba en los cánones de la normalidad.…  Seguir leyendo »

Ayer presentó su dimisión el hasta entonces presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, forzado seguramente por su propio partido que no pudo resistir las incompresibles e histéricas prisas de Ciudadanos. En efecto, como es sabido, el PSOE había presentado una moción de censura contra el presidente murciano por haber sido llamado ante el juez de instrucción en la condición procesal de «investigado» en el llamado caso auditorio. Posteriormente, la situación procesal de Pedro Antonio Sánchez se vio agravada al solicitar el juez Velasco de la Audiencia Nacional al Tribunal Superior de Justicia de Murcia que lo llamara también en la condición de investigado por uno de los flecos del caso Púnica.…  Seguir leyendo »

Como es sabido, los tres poderes del Estado son el ejecutivo, que corresponde al Gobierno; el legislativo, que está encomendado a las Cortes Generales (Congreso de los Diputados y Senado), y el judicial, que lo administran los jueces y magistrados. Se habla también de un cuarto poder, la Prensa, integrada por los medios de difusión, cuya labor es recibir y comunicar libremente información.

Pues bien, a poco que uno observe la realidad de nuestros días comprueba que hay una actuación de dos de esos cuatro poderes, el judicial y la prensa, que están triturando el derecho fundamental al honor de algunos ciudadanos.…  Seguir leyendo »

En nuestro panorama nacional emergen periódicamente y con desigual intensidad dos aspiraciones políticas de Cataluña: el nacionalismo y el secesionismo, que partiendo de un tronco común, el catalanismo, persiguen finalidades claramente diferenciadas.

El tronco común o «catalanismo» supone, en lo emocional, el amor y apego por todo lo catalán y se traduce no solo en el legítimo orgullo de pertenecer a ese pueblo, sino también en la exacerbación de un sentimiento de superioridad que suscita el falso dilema de tener que elegir entre sentirse catalán o español.

El «nacionalismo» supone convertir el catalanismo en la aspiración política, aparentemente legítima e injustamente preterida, de obtener un tratamiento singular y privilegiado del Estado español, frente al cual Cataluña se afirmaría como una entidad política, social y económica, distinta y diferenciable de las demás.…  Seguir leyendo »

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (en lo sucesivo TJUE), en su recientemente sentencia de 21 de diciembre de 2016, sostuvo que era contraria al Derecho de la UE la interpretación que realizó nuestro Tribunal Supremo en su sentencia del 25 de marzo de 2015, en la cual fijó los efectos restitutorios de las cláusulas suelo abusivas a partir de la fecha de su sentencia de 9 de mayo de 2013.

La sentencia del TJUE fue muy favorablemente acogida por los consumidores con préstamos hipotecarios con cláusulas suelo. Y en los medios de comunicación, bien debido a los anuncios de ciertos bufetes de abogados, bien por viñetas en las que los humoristas consideraban que a los indicados clientes les había tocado la lotería, está muy extendida la opinión de que todo lo tocante a las cláusulas suelo ya está debatido y decidido, viniendo la banca obligada a devolver, sin más, las cantidades percibidas desde la fecha de celebración del préstamo.…  Seguir leyendo »

En los tiempos que corren, en los que los debates nacen con una opinión artificialmente dominante por venir reiteradamente afirmada sin excesivo soporte argumental (casi como si se tratara de repetir una consigna), no es fácil llegar libre de prejuicios al planteamiento mismo de la cuestión. Y esto es particularmente cierto con el tema de la reforma de la Constitución de 1978. Hay una corriente de opinión, muy extendida, que da por hecho que hay que reformar nuestra Carta Magna. Tiene clara, pues, la conclusión, pero guarda silencio sobre la finalidad (¿para qué?) y sobre el alcance (¿en qué puntos?). Por eso, afrontar este tema supone una tarea espinosa, ya que a la dificultad técnica del contenido ha de añadirse la posibilidad de tener que argumentar a contracorriente.…  Seguir leyendo »

Desde hace mucho tiempo, venía preguntándome por qué razón las personas izquierdistas suelen hacer ostentación de una indisimulada superioridad moral sobre los ciudadanos que no lo son. Por si alguien no sabe a lo que me refiero, le invito a que rememore las veces que ha visto a alguien (político, escritor, actor, etc.) revelar su pensamiento político. Pues bien, seguramente recordará la cara de íntima satisfacción de los que se calificaron de «izquierdas» en contraste con la más sombría de los que admitieron que eran de «derechas».

¿Por qué esa distinta actitud? No es fácil encontrar una explicación, pero las reflexiones que dediqué a esta delicada cuestión no tardaron en llevarme a intuir una conexión religiosa.…  Seguir leyendo »

EL diccionario de la RAE define «tsunami» como una «ola gigantesca producida por un maremoto o una erupción volcánica en el fondo del mar». Pues bien, voy a tomarme la licencia literaria de emplear esta expresión para describir la ola gigantesca de homogeneidad que está ahogando nuestra originaria singularidad. La causa de este preocupante fenómeno social es la escasa resistencia que oponemos a las sucesivas operaciones de imposición de un pensamiento dominante, que tiende, cada vez más, a convertirse en único.

Aunque pueda parecer que me alejo demasiado, retrocedo a mi infancia, porque es allí donde descubro ahora una reacción a favor de la autenticidad del propio pensamiento.…  Seguir leyendo »

EL pasado 7 de abril se hizo pública la sentencia del juzgado de lo mercantil nº 11 de Madrid, dictada en el procedimiento ordinario 471/2010, que ha condenado a 40 entidades de crédito a devolver a los consumidores las cantidades percibidas desde el 9 de mayo de 2013 en virtud de los contratos hipotecarios que contuvieran las denominadas «cláusulas suelo». El juzgado no ha hecho más que seguir la nueva doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo iniciada con la sentencia 241 de 9 de mayo de 2013 –por eso la devolución de las cantidades arranca desde esta fecha– que consideró que las indicadas cláusulas suelo eran abusivas por falta de transparencia.…  Seguir leyendo »

Como es sabido, nuestra Constitución ha elevado la presunción de inocencia al rango de derecho fundamental de la persona. Esta presunción consiste, básicamente, en que, el juzgador, para condenar a alguien, ha de tener plena certeza sobre su culpabilidad, que habrá de obtenerla a través de la valoración de la prueba que haya llegado al proceso con las debidas garantías.

Aunque esta presunción fue concebida básicamente para el proceso penal, el Tribunal Constitucional ha extendido sus efectos a todos aquellos supuestos en los que se sanciona una conducta tipificada como infracción de una norma del ordenamiento jurídico. Más aún: dicho Tribunal considera –y esto es lo que ahora me interesa destacar– que la presunción de inocencia juega también en las situaciones extraprocesales, dando derecho, en este ámbito, a «recibir la consideración y el trato de no autor o no partícipe en los hechos» sancionables y, por tanto, a no soportar las consecuencias o los efectos jurídicos que se anudarían a una prematura imputación de culpabilidad.…  Seguir leyendo »

Según las últimas noticias que manejan algunos analistas políticos, Pedro Sánchez podría tener ya cerrados los pactos con Podemos, IU y el PNV para lograr la investidura por mayoría simple en segunda vuelta una vez que, tras el fracaso de Rajoy, el Rey le encargara formar Gobierno. Dando esto por supuesto, Carlos Herrera se preguntaba días atrás en su programa de la cadena Cope quién se iba a atrever a oponerse a Pedro Sánchez en el Comité Federal del partido del próximo día 30 si llegaba con un pacto de investidura bajo el brazo, afirmación que era completada por algún otro comentarista indicando que no se podía pedir a los diputados del PSOE que votaran en contra de una investidura como presidente de su secretario general.…  Seguir leyendo »

En su novela «Conversación en la catedral», Vargas Llosa hace que Santiago se pregunte «¿en qué momento se había jodido el Perú?». Por mi parte, llevo tiempo interrogándome sobre en qué momento «envenenamos» mentalmente a nuestros hijos o, por mejor decir, a partir de cuándo los inficionamos con malas doctrinas. Tal y como queda planteada, la pregunta supone tres aseveraciones: que fuimos nosotros los envenenadores, que hubo unas generaciones posteriores a las que hemos infectado y que las hemos corrompido con falsas creencias.

Teniendo en cuenta la contemporaneidad de las generaciones implicadas, la respuesta a las dos primeras preguntas solo puede encontrarse en el pasado más reciente.…  Seguir leyendo »

Una visión desapasionada de lo sucedido en el sector financiero durante los últimos siete años permite afirmar que, en materia de préstamos hipotecarios, la banca, en general, no fue demasiado exigente a la hora de seleccionar los deudores. No debe extrañar, por eso, que la pérdida de ingresos de las familias inherente al aumento del desempleo producido por la crisis provocara un crecimiento inesperado del impago de los préstamos. Lo cual condujo a las correspondientes ejecuciones hipotecarias con los dolorosos lanzamientos de los ocupantes de las viviendas. Por otro lado, tampoco están exentas de responsabilidad aquellas entidades bancarias –no fueron todas– que comercializaron entre sus clientes más modestos, agresivamente y con falta de información, las preferentes y otros productos bancarios similares, convirtiendo lo que eran meros depósitos de dinero en otros títulos de muy difícil devolución.…  Seguir leyendo »

La vida y la edad están estrecha e ineludiblemente relacionadas. De entrada, porque el significado de la segunda está determinado por la función que cumple respecto a la primera: la edad no es sino el tiempo de vida de la persona, la medida exacta y constante de la duración de su existencia. Pero están vinculadas también porque caminan juntas e inseparablemente. Tienen un origen simultáneo: el nacimiento del ser humano, y continúan tan unidas como un cuerpo y su sombra hasta que llega la muerte, que también comparten de un modo inevitable: desde que esta acaece deja de haber vida y queda fijado definitivamente el tiempo que duró.…  Seguir leyendo »