José María Carrascal

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir el 1 de mayo de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Magallanes, Elcano, Portugal, España

Se dolía Felipe Fernández-Armesto en una reciente Tercera de la poca importancia que se da en el extranjero a los hechos relevantes españoles, que no han sido pocos ni minúsculos a lo largo de la historia, mientras se denigra el descubrimiento de América, inicio de la Edad Moderna, prefiriéndose tomar como fecha de este trascendental cambio de era la toma de Constantinopla por parte de los turcos. Peor le fue a fray Junípero Serra, fundador de las misiones a lo largo y ancho de lo que hoy es el Estado de California, para incluir aquellas gentes en la historia. Hoy, el franciscano es objeto de insultos y derribo de estatuas en el mismo país que contribuyó a construir.…  Seguir leyendo »

Apocalipsis 'now'

¿No han tenido ustedes, contemplando desde el cómodo sofá de su sala los aeropuertos abarrotados, los trenes a tope, las autopistas como una inmensa serpiente de vehículos, la inquietante sensación de peligro, de que algo, o mucho, va mal, de que esa muchedumbre huye de los problemas que deja detrás sin importarle adónde ir con tal de que sea lejos? ¿Algo así como si se aproximara el apocalipsis que, con prosa tan barroca como 'coppoliana', Juan el Evangelista describió desterrado en la isla de Patmos? Pues los síntomas son bastante parecidos a las señales que Dios envió a los hombres anunciando el fin del mundo, guerras, que creíamos acabadas en Europa, hambre no sólo en África, Asia, América, sino también en nuestras ciudades, pestes, como ese virus que se resiste a desaparecer.…  Seguir leyendo »

El fútbol, ayer y hoy

El Mundial de Qatar está confirmado que el fútbol se ha convertido en el deporte rey, con todas las ventajas e inconvenientes que ello tiene. Tanto puede salvar a un gobierno en crisis como hundir a un pueblo en depresión. Rebasa las fronteras de la política, la economía, los sexos y las tradiciones. A qué se debe es fácil de explicar: supera en sencillez a todos los demás deportes, al consistir en meter una pequeña pelota, que puede ser de goma, cuero o incluso trapo, en una portería muy grande, lo que no significa que sea fácil, como demuestran los menguados resultados, sobre todo comparados con los del baloncesto o golf; puede jugarse en cualquier terreno, pelado, encharcado o incluso la calle siempre que no circulen muchos coches, como hicimos muchos, y ante todo y sobre todo, se juega con los pies, lo que lo hace mucho menos predecible, permitiendo que los teóricamente más débiles ganen a los en apariencia favoritos.…  Seguir leyendo »

Historia contemporánea

La historia es «la maestra de la vida» según Cicerón, y precisamente por ello quien no aprende de sus errores está condenado a repetirlos. Pero es bastante más que eso. Es «el largo caminar del género humano hacia la libertad», según Hegel, o el «asalto al cielo», según Marx, y ambos tienen razón porque buscar la libertad, es decir, la plenitud, ha sido nuestra ambición particular y colectiva, aunque ni mucho menos siempre alcanzada. Asaltar el cielo, que se inició en la Torre de Babel, ha sido la obsesión de los más ambiciosos, de los descontentos con las imperfecciones de este mundo que están dispuestos a corregir la obra de Dios, creando el paraíso en la Tierra, que han fracasado una y otra vez, con la triste consecuencia de que, en vez del paraíso, crean los gulag y los campos de concentración.…  Seguir leyendo »

El mayor eco que he tenido de una de mis recientes 'Postales' fue con aquella que hablaba de ricos y pobres, como si hubiéramos vuelto a la lucha de clase del siglo XIX, cuando creíamos haberla dejado atrás hace mucho tiempo. Han pasado muchas cosas buenas y malas desde entonces, y una de las más importantes es la aparición de una clase media que sirve de colchón entre ambas. O debería servir, mejor dicho, por estar desapareciendo. No ha mucho, la doctrina progresista daba por sentado que los hijos vivirían mejor que sus padres. Hoy pocos economistas lo sostienen y los jóvenes lo demuestran retrasando la salida del hogar paterno, mientras a mi generación le corría prisa abandonarlo, no por desafecto a nuestros padres sino por ofrecérsenos fuera más oportunidades, empezando por la plena libertad y terminando por mejores empleos y sueldos, algo hoy fuera de alcance.…  Seguir leyendo »

Esta vez han batido su propio récord, al vender la Transicion como propia al cumplirse el cuarenta aniversario de su llegada al poder gracias a ella, utilizando la argucia favorita de la izquierda: una mentira repetida mil veces se convierte en verdad, cuando el Partido Socialista le puso todo tipo de objeciones y, entre el cambio y la ruptura que se discutía, prefirió la segunda, y últimamente busca darle la vuelta. No discuto su victoria en 1982. Lograr más de doscientos diputados no lo hace cualquiera. Pero está presentado aquel éxito bajo una luz muy distinta a lo ocurrido. Puede que confíen en la poca memoria de los españoles o que queden pocos que recuerden los hechos tal como fueron.…  Seguir leyendo »

Rusos en Berlín

Pues tenía su encanto aquel Berlín de los años cincuenta y sesenta del pasado siglo. Aunque más que de encanto deberíamos hablar de emoción. Como el que vive al pie de un volcán o sobre una falla tectónica. Sustos ya había habido unos cuantos. Como cuando, en 1948, los rusos cortaron todos sus accesos por tierra y canal, teniendo que ser abastecido por un 'puente aéreo', con un aeropuerto no mucho mayor que un campo de fútbol. 'Una isla en el mar rojo', lo apodaban. En la Navidad de 1961, tras alzarse el Muro, el Ayuntamiento occidental nos dio a cuantos nos habíamos quedado, extranjeros incluidos, 200 marcos como aguinaldo, 'der zitter Prämie', 'el premio al tembleque', lo bautizaron los berlineses, famosos por su humor sarcástico.…  Seguir leyendo »

¿En qué edad vivimos?

Algo que siempre me intrigó desde que oí a un profesor, no recuerdo si en la escuela o los primeros cursos del Bachillerato, fue por qué se bautizó la Edad en la que me había tocado vivir como Contemporánea. Pues en tanto la Antigua como la Media están perfectamente definidas, mientras la Moderna, pese a abarcar etapas muy distintas, responde a su nombre, al ser el momento en que la humanidad da el gran salto, sobre todo en Europa y en las ciencias para convertirse en la reina de la creación.

Es verdad que el salto estuvo muy diferenciado y aún sigue incluso dentro de los distintos países, manteniéndose hasta hoy, con una África que pese a ser la cuna de la humanidad, junto a los grandes lagos, nuestros más remotos antepasados se bajaron de los árboles para iniciar, ya erectos, el largo camino hasta alcanzar el Mediterráneo y dirigirse unos hacia Oriente, los otros hacia Occidente, bordeando la costa, hasta cruzar, no sabemos bien cómo, el estrecho de Gibraltar y asentarse en la que iba a regir los destinos del mundo durante siglos: Europa.…  Seguir leyendo »

Admito no conocer Inglaterra (hoy Reino Unido) como Alemania, donde pasé los años cruciales de la veintena, trabajé en distintas labores, casé con la mujer con quien compartiría mi vida e inicié mi andadura periodística. Tampoco como Estados Unidos, donde pasamos veinticuatro años claves para aquel país y el mundo, desde la guerra en Vietnam a la ida a la Luna, pasando por la Revolución Cultural, pero, sobre todo, el Watergate, proceso en directo de un presidente, y he seguido yendo cada año.

De Inglaterra, en cambio, conservo sólo las vivencias de los puertos que tocábamos cuando hacía mis prácticas de navegación, intensas, pero limitadas para juzgar un país.…  Seguir leyendo »

Columnistas del 'New York Times'

Una buena amiga me envía la página de Opinión de un reciente 'The New York Times', que por su originalidad, modestia y valentía, merece ser comentada, aplaudida y tenida como ejemplo. El rotativo neoyorquino pidió a sus comentaristas más famosos que escribiesen un artículo en el que detallasen su mayor equivocación en los últimos tiempos. Y ellos lo han hecho sin que se les cayeran los anillos ni buscaran la menor excusa o escurriesen el bulto, contando su grave error como si estuvieran en un confesionario. Rompió el fuego el más veterano de todos, David Brook, con un titular que era ya una proclama 'I was wrong about capitalism' (me equivocaba con el capitalismo), y un texto que podría servir para muchos de su generación.…  Seguir leyendo »

¿El siglo de los sustos?

La frase se ha atribuido a distintos personajes, todos ellos honorables socialdemócratas alemanes, que habían conocido lo que era la Unión Soviética de Stalin al haberse refugiado en ella huyendo de Hitler ya que, de haberse quedado en su país, no habrían visto el final de éste. La frase dice «quien no es comunista a los veinte años no tiene corazón. El que sigue siéndolo a los cuarenta, tampoco lo tiene». Resultado de haber visto y vivido, aunque fuera como refugiado ilustre, lo que era el comunismo puro y duro. Los socialdemócratas que sobrevivieron, que ni mucho menos fueron todos, serían los que en su congreso de Bad Godesberg en 1959, «desmarxificaron y desleninzaron» su partido, aceptando las normas de una democracia plena en derechos y deberes.…  Seguir leyendo »

La democracia viene siendo sometida a todo tipo de críticas. No es la primera vez ni será la última, pero sí de las más virulentas, que le llegan de la extrema derecha y de la extrema izquierda, sus rivales naturales, que de hecho la descalifican como forma de gobierno en un siglo que ha puesto en duda todo tipo de dogmas y supuestos. Lo curioso es que al mismo tiempo y de una forma u otra, todos se proclaman demócratas. El mayor elogio, como el del vicio a la virtud, le llegó precisamente de su opuesto, Stalin, cuando declaró «democracias populares» a los países del Este europeo que le habían tocado en la tómbola de Postdam y Yalta.…  Seguir leyendo »

Si la Ley de Memoria Histórica aprobada durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero fue un trampantojo, ya que la memoria es individual y la historia es colectiva –lo que llevaría a que habría tantas historias como individuos–, el proyecto de Ley de Memoria Democrática recién aprobado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez roza el fraude de ley. Se trata de una norma que trastoca fechas, asume funciones del Poder Judicial y ha sido negociada con los partidos a los que favorece esa ley, y ello roza la prevaricación. A estos extremos llega un señor dispuesto a todo para perpetuarse al frente del Gobierno, a tal nivel de servidumbre ha llegado su partido, y tal es el desconcierto que existe en la oposición.…  Seguir leyendo »

Los expertos atribuyen la decadencia griega a no haber logrado sobrepasar los límites de las 'civis', las ciudades, que confinaron sus grandes avances –la democracia sobre todo– dentro de sus murallas, dedicando el resto del tiempo y los esfuerzos a pelearse entre ellas. Seguidamente en la historia, Roma asumió, ensanchó y universalizó su herencia, alumbrando felizmente un Derecho Romano que aún se estudia en las universidades de todo el mundo al ser una gran fuente de inspiración jurídica. Pero aquel imperio se disolvió con las invasiones bárbaras en el sentido de rudo, inculto, que hoy tiene, más que en el de 'extranjero' que en latín tenía.…  Seguir leyendo »

El Sahara, más que un desierto

He sacado el abultado dosier sobre el Sahara y he estado a punto de devolverlo para no revivir la tragedia. Pero el recuerdo de la primera sesión que el Comité de los 24 celebró sobre el Sahara, en cumplimiento de la Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General de la ONU (1960) para acabar con las colonias, era demasiado vivo. España había enviado la lista de sus reivindicaciones y había que apechugar. Como Inglaterra con Gibraltar, que acaparó nuestra atención. Pero recuerdo aquella primera sesión sobre el Sahara como si fuera ayer por el susto que nos pegó. El representante de Marruecos no sólo hizo un alegato vitriólico sobre el colonialismo español en su territorio sino que anunció la llegada de «peticionarios» saharauis que confirmarían cuanto había dicho.…  Seguir leyendo »

Debemos muchas cosas los españoles a Rafael Nadal, no solo como deportista, sino también como persona. Diría más por lo segundo que por lo primero, al ser un ejemplo de laboriosidad, de simpatía, de ciudadano, algo que no suele abundar en un pueblo tan individualista, radical y arrogante como el nuestro, no importa en qué lugar o familia haya nacido. Pese a haberlo ganado todo en el tenis, Nadal nunca fue un famoso ni un asiduo de las revistas del corazón o del papel cuché. Bien al contrario, su vida está llena de rutina diaria, como si fuera el vecino de al lado que conocemos desde niño.…  Seguir leyendo »

Sorprende que en los numerosos análisis que se están haciendo de Vladímir Putin, la inmensa mayoría buscan su referencia con los zares, en vez de coincidencias con sus inmediatos antecesores, Lenin y Stalin especialmente. Lo atribuyo a que, siendo la mayoría de los kremlinólogos ‘progresistas’, siempre han tenido dificultades en explicar cómo la izquierda de la izquierda, quiero decir el comunismo, mostró tal recelo ante la libertad y tal aprecio a las purgas, los procesos de disidentes y los campos de concentración que florecieron tras la Gran Revolución de 1917. Les resulta menos penoso atribuir tales rasgos antidemocráticos a restos de la etapa zarista que habría que eliminar más adelante, pero ha pasado más de un siglo y Rusia sigue siendo una dictadura donde apenas se respetan los Derechos Humanos más elementales.…  Seguir leyendo »

La guerra de Ucrania se alarga, con sus imágenes de muerte y destrucción, servidas en cada telediario para amargarnos la digestión y revolvernos la conciencia. Tal vez para apaciguarla, se multiplican los análisis de la personalidad de Vladímir Putin, que va camino de convertirse en uno de los personajes más odiosos de la historia, compitiendo con Iván el Terrible, el primer Zar de todas las Rusias, que en un ataque de rabia mató a su hijo por haberle reprochado maltratar a su esposa. Haber cegado al arquitecto de la catedral de San Basilio, con sus torres de cebolla multicolores, para que no pudiese diseñar otras joya como aquella se considera hoy leyenda, ya que participó en el diseño del cercano Kremlin.…  Seguir leyendo »

EL ‘rapto de Europa’, una joven desnuda sobre las astas de un toro embravecido, no es un mito más de la antigüedad. Responde al ansia de Asia por engullir Europa, geográficamente su península más occidental. Para eso hay que remontarse al paraíso bíblico, Mesopotamia, ‘país entre ríos’, rico y próspero por tanto, cuna de una de las civilizaciones más antiguas, la caldea, y habitada por los medos y los persas, que hoy corresponde a Irán. Los jardines colgantes de Babilonia eran una de la maravillas de mundo. Su expansión hacia el Mediterráneo, el ‘mar en medio del mundo’, fue rápida, lo que les convirtió en navegantes y comerciantes, así como los llevó a chocar con los pueblos ribereños conforme se consolidaba su imperio medo-persa, Grecia entre ellos, que no existía como tal, al estar constituida por ciudades independientes.…  Seguir leyendo »

Las dos cuestiones candentes del día son: ¿merece el todopoderoso presidente ruso, Vladímir Putin, que le ofrezcamos un puente de plata para escapar del enorme lío armado en Ucrania?, y ¿conviene ofrecer a Putin una puerta trasera para librarse de su inmenso error al invadirla? La respuesta a la primera pregunta es tajante. No, no lo merece. En la guerra ya no vale todo y él ni siquiera se ha atrevido a llamarla así, la primera de sus mentiras. Y a esa mentira le han seguido otras falacias tan gordas o mayores. Dijo que atacarían solo objetivos militares y a la hora de la verdad han demolido hospitales, escuelas, supermercados, teatros y bloques de viviendas.…  Seguir leyendo »