José María Carrascal

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Puede que la pregunta más ardua e importante del momento actual sea si la cultura occidental puede trasvasarse a pueblos de distinta historia y tradiciones o bien el intento provoca un rechazo que da lugar a conflictos de todo tipo, como el ocurrido en Afganistán. Los occidentales, o blancos para entendernos, con una altanería que pone en duda nuestra pretensión de ser los más inteligentes, veníamos pensando que hacíamos un favor a quienes, al tiempo que los conquistábamos, les enseñábamos nuestra forma de vida. Si bien lo que podrían llamarse «nuevas invasiones bárbaras» (entendiendo «bárbaro» en su sentido latino de «extranjero»), con oleadas de inmigrantes que desde las antiguas colonias intentan llegar a sus exmetrópolis jugándose la vida, parecen confirmar tal teoría, los problemas que están teniendo tanto los inmigrantes como los países de acogida lo ponen en duda.…  Seguir leyendo »

Lo que ha terminado de convencerme de que tenemos un Gobierno no sólo de pedantes, sino también de inútiles, es su último ataque a la memoria. Con las debidas excepciones, debería añadir, pues hay en él sin duda personas con una sólida formación en su especialidad y sentido común en el resto. Pero son una exigua minoría, aparte de haber renunciado a convencer de tales cualidades a sus colegas de gabinete, no sabemos si por temor a perder el cargo o por considerar inútil el esfuerzo. Pedro Sánchez ha logrado imponer en su equipo su estilo de gobierno: lo importante son los fines, no los medios, y la verdad es líquida, discutible e incluso manejable en política, al depender de

las circunstancias.…  Seguir leyendo »

Por la claridad conceptual, audacia de la idea e ironía subyacente, la definición churchiliana de la democracia, «la menos mala de las formas de gobierno», se ha impuesto a todas y se repite hasta el punto de haberse convertido en lugar común. Pero hay otras no menos valiosas que sin tanto bombo merece la pena tener en cuenta en un momento como el actual, en que crece la duda sobre ella. Tal vez la democracia haya sido víctima de su éxito. Su popularidad fue tal tras la derrota de los fascismos que hasta sus enemigos intentan ponerse a su sombra. Empezando por la mayor de todas las dictaduras, la comunista, que se declaró ‘democracia popular’, buscando su raíz griega ‘gobierno del pueblo’, cuando el pueblo no pinta nada en ella, al estar el poder concentrado en la élite del partido.…  Seguir leyendo »

Sabemos lo que busca Pedro Sánchez con el nuevo Gobierno y otros planes tras fracasarle los anteriores. Se le escapó al propio presidente el pasado 18 de julio: «Prometo iniciar una segunda transición», dijo al anunciar el indulto de los líderes secesionistas. Como aquello era dinamita pura, nadie dio importancia a la segunda transición, no fuese a ser una cortina de humo para tapar la bomba. Pero no, por una vez decía la verdad, y tras el indulto han venido surgiendo medidas de mucho más calado y consecuencias. No incluyen cambios de la Constitución, para no asustar a nadie, sino que van paso a paso, con decretos que no necesitan el apoyo de las Cámaras para cambiar la entera escena política española.…  Seguir leyendo »

Desde que el 10 de marzo de 1910 Ortega pronunció en la sociedad El Sitio de Bilbao la conferencia ‘La pedagogía social como programa político’, su última frase «España es el problema. Europa, la solución» viene retumbando por todo tipo de cenáculos, causa de que nuestra entrada en la Comunidad Europea fuera celebrada en la inmensa mayoría de ellos. Con buenas razones, pues nos ha traído más ventajas que sinsabores, desde los fondos estructurales a la tranquilidad de saber que somos europeos, de pura cepa incluso, algo que en mi juventud era todavía motivo de controversia. Hoy, solo los objetores profesionales se atreven a ello.…  Seguir leyendo »

Que su hijo aprenda chino

Si me preguntasen cuál es el mayor cambio acaecido en el siglo XX, no vacilaría en responder: Europa. Esa península occidental de Asia llegó a dominar el mundo durante la Edad Moderna, con naciones minúsculas, Holanda, Bélgica, Portugal, Dinamarca, poseyendo enormes colonias en el resto de los continentes, y no hablemos de las grandes, Francia, Inglaterra, España, con dominios en los que no se ponía el sol, aunque nosotros habíamos perdido la mayoría a finales del XIX. Pero Europa se suicidó en dos guerras civiles en el XX, que terminaron mundiales. La vencida, Alemania, sobrevivió de milagro pues estuvieron a punto de convertida en país agrícola, pero incluso los vencedores, Inglaterra, Francia, tuvieron que renunciar a su papel de ‘gran potencia’, para dejar paso a las nuevas superpotencias, Estados Unidos y la Unión Soviética, que se repartieron no sólo Europa, sino también el mundo, que empezó a girar a los acordes de Washington y Moscú, manteniendo un pulso por la hegemonía durante décadas conocido por Guerra Fría que estuvo a punto de convertirse en caliente cuando y donde entraban en contacto -Berlín, Corea, Cuba, Vietnam-, sin llegar al choque, gracias al llamado ‘equilibro del terror’: por ser la Tercera Guerra Mundial la última para la perdedora, o para ambas, al tener megatones bastantes para destruirse mutuamente.…  Seguir leyendo »

El tema de debate de aquí a las próximas elecciones, que pueden ser mañana o en dos años, va a ser España. Hasta ahora, el tema era Cataluña, tras saltarse sus independentistas todas las normas legales con un referéndum tan ilegal como irreal, que dio con sus líderes en la cárcel. Lo que no ha impedido que prometan reincidir. Su estrategia es ahora más cauta, debido a que algo, o mucho, ha cambiado en el lado español: Sánchez, contrariamente a Rajoy, está dispuesto a sentarse a una mesa con ellos a negociar un referéndum de autodeterminación. Como adelanto, va a indultar a sus presos.…  Seguir leyendo »

¿Se atreven a imaginar conmigo la España que pudo ser, pero no fue porque en un momento crucial de su historia tomó una senda distinta a la acaecida? Les aseguro que es apasionante, aunque con riesgos imposibles de prever, por lo que los pusilánimes pueden decir, como el peregrino a Lourdes, «Virgencita mía, que me quede como estoy». Pero también puede resultar enormemente instructivo al arrojar nueva luz sobre la realidad de hoy. Así que vamos a echarle agallas y salga el sol por Antequera.

Imaginemos que siete años después de la batalla de Guadalete (711) no hubiera habido Covadonga, que puede que ni siquiera fuese una batalla, sino una escaramuza entre musulmanes y cristianos por aquellos riscos asturianos que la imaginación popular ha convertido en inicio de la Reconquista.…  Seguir leyendo »

La tragedia del Sahara

«La cuestión del Sahara es el resultado de una serie de errores, ambiciones y cortedades por parte de todos, empezando por los españoles y terminando por los propios saharauis», así empezaba mi crónica en ABC el 22 de septiembre de 1977, para añadir que era hora de exponerlo para que no se repitiese y pudiera llegarse a una descolonización real del territorio. Han pasado 44 años y seguimos en las mismas, sólo que peor para todos: marroquíes, argelinos, mauritanos y españoles.

Nuestro error fue creer que podíamos descolonizar el Sahara convirtiéndolo en una provincia más. Incluso enviamos a varios jeques con sus vistosas capas azules a declarar ante el Comité de los 24 «que ya estaban descolonizados, pues eran procuradores de las Cortes españolas».…  Seguir leyendo »

Nada más lejos de la personalidad de Joe Biden que la de un revolucionario. El nuevo presidente norteamericano, con sus 78 años a cuestas, una salud frágil y un eterno inicio de sonrisa en sus labios, que las ranuras de sus ojos no dejan traslucir, semeja más bien el amable jubilado norteamericano dispuesto a ayudar a todo el mundo y no meterse en ningún tipo de jaleos. Pero resulta que en el equipaje que llevó a la Casa Blanca había planes de sobra para cambiar su país, no voy a decir de arriba abajo, pero sí lo bastante para reformar su sociedad tanto o más que lo hiciera Franklin Delano Roosevelt en los años 30 del pasado siglo, cuando lo cogió devastado por la gran crisis de 1928, que cerró miles de empresas, envió al paro a millones de norteamericanos y arruinó a buena parte de su burguesía.…  Seguir leyendo »

Me atrevo a decir que España es el país europeo que más ha cambiado en los últimos noventa años, es decir, desde el inicio de su Segunda República. No a causa de ésta, que no pudo terminar peor, en una guerra civil, sino por una extraña concatenación de acontecimientos que la llevaron a un régimen autoritario, o dictadura si lo prefieren, durante casi cuarenta años y otros tantos de democracia, que le han supuesto el más largo periodo de paz y desarrollo de su historia. Alguien que se hubiese dormido en aquel entonces y despertado en los tiempos actuales no la hubiera reconocido.…  Seguir leyendo »

Gibraltar vuelve a alejarse

El extenso artículo que el embajador Josep Pons Irazazábal publicó en ‘El País’ el 24 de marzo llevaba por título ‘Gibraltar tan lejos, tan cerca’ e intentaba demostrar que la entera política española hacia el Peñón, desde que pasó a manos británicas, hace la friolera de 317 años, fue un rotundo fracaso, que no nos ha llevado a ningún sitio. Aunque ahora se abre la posibilidad de llegar a un acuerdo de dimensiones históricas con el Reino Unido que resuelva el contencioso. ¿Cómo? Pues olvidando la estrategia de reclamar la plaza para buscar una salida que favorezca a todos -bautizada con el atractivo nombre de ‘prosperidad compartida’-, que eliminará de un plumazo todos los obstáculos y malentendidos que han lastrado la disputa.…  Seguir leyendo »

Su nombre es tan sugestivo que es difícil no usarlo al analizar los últimos acontecimientos en la política española. Que el aleteo de una mariposa en China pueda desencadenar un tsunami en Europa parece sacado de una novela de ciencia-ficción o de una película de extraterrestres. Pero algo así acaba de ocurrir en Murcia, donde un seísmo político de fuerza 9 ha echado por tierra el plan para dar la vuelta al Gobierno de aquella comunidad, con fuertes sacudidas en Madrid y otras ciudades españolas. Es verdad que la realidad nos muestra que los tsunamis tienen causas más amplias y profundas que el vuelo de las mariposas.…  Seguir leyendo »

Sobre Solón y sus leyes

Sabemos perfectamente qué es una dictadura: el gobierno de uno solo con su camarilla sobre el resto de la población, sin otros derechos que los que se dignen concederles. Pero ¿sabemos qué es la democracia? Porque hay muchas y distintas. Por tradición y etimología es la ‘autoridad del pueblo’ (demos-kratos), y su lugar de nacimiento, Grecia, concretamente Atenas, donde, allá por el siglo VII a.C, tras la muerte del último rey, decidieron gobernarse por sí mismos, con una asamblea presidida por un arconte, elegido primero por vida, luego cada año, acompañado por otros nueve, cada uno con su función, algo así como los concejales de un ayuntamiento.…  Seguir leyendo »

Los triunfos de la izquierda

Las recientes elecciones catalanas han dejado la impresión de ser un gran triunfo del nacionalismo y de la izquierda, lo que es sólo una verdad a medias. Lo que ocurrió allí el domingo pasado fue más bien una decepción general, ya que ninguno se aproximó a poder gobernar en solitario y los pactos para hacerlo acompañados se presentan difíciles. Dicho de otra forma: nadie ganó, que equivale a: todos perdieron. Unos más que otros, de acuerdo, pero nadie puede tirar cohetes, como algunos esperaban. Los socialistas lograron más votos que los republicanos, pero no más escaños, lo que limita bastante las opciones de su candidato, Salvador Illa, a la presidencia.…  Seguir leyendo »

«No podéis ser oposición y Gobierno. Tenéis que elegir», dicen que dijo Adriana Lastra, portavoz del PSOE y mano derecha de Pedro Sánchez en el Congreso, a Irene Montero, ministra de Igualdad y esposa de Pablo Iglesias, en la reunión que tuvieron para resolver los desencuentros cada vez más frecuentes y sonados de los dos socios de Gobierno. «¡Pero si eso es precisamente lo que hace tu señorito: atacar al PP más que gobernar, olvidando sus promesas», podía haberle respondido la ministra. Pero se limitó a negar la mayor y clavar un par de banderillas: «Nosotros no queremos ser oposición. Queremos ser Gobierno, y negociar cuanto se hace, según acordamos».…  Seguir leyendo »

El pasado lunes, Guy Sorman, periodista clásico, claro y profundo, elegía un título alarmante para su colaboración semanal en ABC, «El suicidio de Occidente». Me trajo de inmediato a la memoria «La decadencia de Occidente», de Oswald Spengler, publicada hace cien años y de enorme éxito debido a su carácter profético. Es el típico «tocho» alemán -más de 700 páginas-, que abarca desde la Morfología de la historia universal hasta una nueva filosofía, con incursiones en la Forma y la Realidad; el Símbolo de los egipcios, el Estilo árabe; la idea del alma y el sentimiento de la vida; estoicismo y socialismo; Buda, Sócrates, Rousseau, heraldos de la civilización incipientes, para abordar, hacia el final, la Filosofía civilizada de Occidente, metiendo la estática, la alquimia, la dinámica y concluir con el suicidio de la última en un sistema de afinidades morfológicas.…  Seguir leyendo »

En su trepidante negociación con su colega británico, Dominic Raab, sobre Gibraltar, nuestra ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, olvidó partes sustanciales del viejo contencioso, sin las que no se entiende e incluso se desvirtúa. Les hago lista de ellas:

1. Gibraltar no nace como colonia británica. Fue tomado el 4 de agosto de 1704 por una escuadra anglo-holandesa en nombre de un pretendiente al trono español, el archiduque Carlos de Austria, en nuestra Guerra de Sucesión.

2. Los intentos de recuperar el Peñón se iniciaron ya un mes más tarde, prolongándose a lo largo de años con mayores esfuerzos y efectivos.…  Seguir leyendo »

Nos acercamos a la fecha ignominiosa, el 31 de diciembre de 2020, sin que haya acuerdo sobre el Brexit, lo que significa una salida a la brava del Reino Unido de la Unión Europea con graves daños para ambas. Conscientes de ello, van a negociar hasta el último minuto para alcanzar, si no un acuerdo, al menos «salvar los muebles», como se conoce en lenguaje diplomático a la teoría de que los daños sean los menos posibles, aunque incluso eso resulta difícil, ya que las diferencias son enormes y las posiciones están enquistadas.

Lo único que hemos alcanzado es a localizar el origen del obstáculo, que no es la pesca en aguas inglesas, sin duda importante para cierto sector de la población, pero no tanto como para bloquear un acuerdo de tal envergadura.…  Seguir leyendo »

Religión sin Dios

Del lema de la Revolución Francesa, «Libertad, Igualdad y Fraternidad», el comunismo ha prescindido de la última divisa, tal vez por incluir su ideario un alto grado de odio a multitud de ideas generales, sistemas políticos y personas concretas, que quisieran borrar de la faz de la tierra. Me refiero al capitalismo, libre comercio, iniciativas individuales, todo y todos cuanto no son, ni piensan, ni sienten como ellos, es decir, a buena parte del género humano e incluso de la naturaleza. Exagerando, aunque no tanto, podría decirse que el comunismo es una religión sin Dios, o de los descontentos con Dios y su Creación, incluida la humanidad, que intenta rehacer a su manera, más justa y razonable.…  Seguir leyendo »