José María Lancho

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de agosto de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

La empresa americana Odyssey Marine, la mayor expoliadora de patrimonio hispánico de la historia, ha logrado la impunidad en el proceso penal que se seguía contra ella en el juzgado de La Línea de la Concepción gracias a la desidia y la descoordinación de las administraciones del Estado y a la negligencia tanto de la Fiscalía como de la Abogacía del Estado, dependiente del Ministerio de Cultura, y al consentimiento incomprensible de una serie de jueces.

Por dejar que los hechos empleen su propia retórica, la Audiencia Provincial de Cádiz lo define textualmente de esta manera: «Debemos compartir con la recurrente [refiriéndose a la acusación popular] su extrañeza, desconcierto y hasta enfado por la, llamémosla, insólita tramitación de esta causa».…  Seguir leyendo »

En cualquier análisis de problemas, el último elemento que se identifica es siempre lo obvio. Obviedad y «demasiado tarde» son tan ineludibles como la identidad de suertes entre el fin de nuestra especie y el del medio en el que hemos progresado. Precisamente, en la hora en que las herramientas legales que más necesitamos no están disponibles o, como insiste la realidad que nos aprieta fuerte, demuestran su clara insuficiencia.

Frente a esa carencia «obvia», una iniciativa popular intenta dotar de personalidad jurídica al mar Menor con el fin de reforzar su defensa medioambiental. La pregunta apunta a la base del sistema con el que realizamos el derecho: ¿La naturaleza puede litigar?…  Seguir leyendo »

En situaciones sin aparente solución, da la sensación de que la buena voluntad no busca alternativas sino refugio. Este es el caso del laberinto del galeón San José, la reciente declaración de Bogotá, del 18 de octubre de 2019, entre la vicepresidenta colombiana y los ministros españoles de Asuntos Exteriores y de Cultura, ofrecía una coincidencia de buenos propósitos por ambos gobiernos sobre que el patrimonio cultural subacuático es indivisible y no admite un fin comercial y asimismo acordaba «explorar y considerar mecanismos que permitan materializar la oferta de cooperación científica y cultural del Reino de España al Gobierno de Colombia en torno al proyecto del galeón San José».…  Seguir leyendo »

Construido como el reverso de Babel, la torre de la que derivaron todas las lenguas, el muro de la vergüenza, sobre México, tiene un propósito más que bíblico: una sola lengua y una sola cultura, ¿quién distinguirá en una idea semejante lo teológico de lo político? Enmendar a los dioses es el sentido último de todos los imperios, el momento en que el crecimiento sólo puede ser imaginario, el momento en que las empresas sociales y políticas de un pueblo se imponen a sus condiciones morales, y la necesidad de victoria no responde a la necesidad de progreso. España vivió condiciones parecidas hace tres siglos.…  Seguir leyendo »

Magallanes contra los nacionalismos

La primera vuelta al mundo y las figuras de Fernando de Magallanes y del Cano (Elcano) han abierto el apetito a los nacionalismos ibéricos. Hablar de conmemoración es llamar a comer a esa fiebre, a estos fenómenos de adoración del poder colectivo.

Decisiones de reivindicación nacional portuguesa sobre la vida de Magallanes y sobre la ultimación, aunque posterior a su muerte, de un viaje que se convirtió en la primera e imprevista vuelta al mundo, alarman la suspicacia española y comprometen el éxito de un acontecimiento que marca el nacimiento de una Era y de una definición de lo hispánico.

Por parte del nacionalismo portugués, que ha ido creciendo, como tantos en esta Península (en la ibérica y en la euroasiatica), el asunto viene a enfocarse respecto a una nacionalidad portuguesa de Magallanes.…  Seguir leyendo »

De alguna manera, durante 400 años, un jirón de tiempo de la España perdida lo ha custodiado una comunidad de pescadores japoneses, en la pequeña localidad de Onjuku, en Japón. Entre sus angostas playas fueron rescatados trescientos compatriotas españoles de un desastre naval. La historia no por olvidada es menos dramática, salvados por las nadadoras del pueblo, las amas, ellas mismas se preocuparon de que esa humanidad desconocida, sin duda un posible enemigo, no muriese ahogada o por hipotermia. Aun podemos imaginarnos lo que supondría para una localidad económicamente modesta ver doblada su población, proporcionar alimento, ropa, techo, lumbre, cuidados… conmueve toda esa lección de humanidad.…  Seguir leyendo »

Un gobierno al abordaje del galeón

EL caso del galeón San José debe hacernos reflexionar sobre cómo ha podido una sola persona, en concreto un antiguo socio de Odyssey Marine –la empresa que destruyó el yacimiento de la fragata Mercedes y otros muchos– tomar decisiones fundamentales sobre el destino de uno de los pocos testimonios comunes, no destruidos, de la historia que compartieron las sociedades hispanas. Me refiero al presidente colombiano Santos.

Desgraciadamente, nada en la concepción de este expolio ha sido el fruto de una improvisación. La metódica sucesión de espontáneas coincidencias en Colombia desde la llegada de Santos al poder ha sido exponencial: coincidencias regulatorias, judiciales, societarias, financieras…

Por eso es tan llamativo que lo peor en materia de comunicación política y lo peor en materia de argumentación jurídica sea lo que ha salido de los laboratorios financiados por el señor presidente:

1º.…  Seguir leyendo »

Tras dieciséis años de procedimiento dormido el Consejo de Estado ha sentenciado sobre el galeón «San José», demostrando que los tres poderes del Estado colombiano –ejecutivo, legislativo y judicial– pueden coincidir, en perfecta sincronicidad, cuando le hace falta al presidente. Una vez más, los restos del galeón son colombianos y la selección que haga un órgano gubernamental, llamado Consejo Nacional de Patrimonio cultural, decidirá cuántos tienen carácter cultural y son protegibles.

Leer las 96 páginas de ese texto, donde la mayor parte son antecedentes y más antecedentes, nos da idea del cúmulo de contradicciones y el azar jurídico y político al que ha sido sometido el galeón «San José» desde 1982, año en que se comenzó a discutir su titularidad.…  Seguir leyendo »

El poder busca en la historia su discurso, su fórmula para pervivir. Por eso, toda aspiración a un gobierno de la cultura es un estado de guerra. Bien lo expresó un viajero de las guerras perdidas, como fue Orwell, en una fórmula elemental: quien controla el pasado controla el futuro. La imposición organizada de un discurso histórico es el más viejo hechizo del poder y una de las más potentes agresiones a la identidad y la libertad del individuo. Por eso la política y la historia en occidente tienen fronteras de niebla, y todavía es imposible adentrarse puramente en ninguna de ellas.…  Seguir leyendo »

A mediados del siglo XVIII se otorga a la idea de progreso atributos nacionales y fatalistas, y a finales de ese siglo, la capacidad parcelativa de lo nacional surge con todo su poder como idea dominante de la política de Occidente. Nace entonces el problema de la «ciencia española» que tropezará durante más de dos siglos con el dominio mítico de un puñado de palabras: ¿qué se le debe a España? Una pregunta que ha producido miles de páginas y resentimiento, la fomulación de un viejo hechizo de tan antiguo poder que aún preserva viva una de las más originales crisis de identidad colectiva de Europa.…  Seguir leyendo »

Un secreto cristiano del té

EL pasado siempre esconde un final inédito. En 1599, entre hielos y cadáveres, en un paisaje terrorífico a 52º de latitud Sur, al borde de la locura y la Antártida, los oficiales supervivientes de una pequeña Armada holandesa constituyeron una orden de caballería: «El León Desencadenado». Sus miembros juraban combatir a costa de sus vidas a España allí donde creían que residía la fuente de su poder: el ultramar. La tragedia se cebó con aquella flota, pero uno de sus buques, el Liefde, llegó a Japón en 1600. En él iba uno de esos oficiales, Will Adams, y su influencia fue decisiva sobre el shogun Ieyasu Tokugawa, lo que facilitó el fin del denominado siglo ibérico en Japón.…  Seguir leyendo »

El denominado crimen organizado en el mundo occidental remonta su origen a un mismo y mítico acontecimiento: el naufragio frente a las costas de la isla de Favignana de tres caballeros españoles: Osso, Mastrosso y Carcagnosso, los respectivos fundadores legendarios de la Mafia, la ‘Ndrangheta y la Camorra.

La leyenda, todavía escasamente difundida, está muy viva en el folclore del Sur de Italia y en los despachos de la fiscalía contra el crimen organizado de ese país. Refiere que los tres caballeros se vieron obligados a abandonar España por una cuestión de honor, una vez limpiado con la sangre de un poderoso enemigo.…  Seguir leyendo »

En pocos países el pasado necesita tanto tiempo. Sin duda existe un tipo de pasado, específicamente español, con el que demostramos tener una relación muy compleja: aquí es donde la memoria histórica se regula por ley, donde somos mucho más inconformistas con el pasado que con el presente, hasta el punto de que nuestra incapacidad de adaptación a la propia historia ha llegado a generar una disciplina única y original en universidades extranjeras, denominada hispanismo.

Recientemente, una sentencia en el circuito de apelación en EE.UU. vino a otorgar a nuestro país la responsabilidad sobre el pecio de un naufragio, el de la fragata «Mercedes», que no hemos buscado, al menos fuera de los tribunales, cuyas circunstancias se mantenían en buena medida inéditas y que acogía en silencio el último hogar de mas de doscientos héroes, españoles de dos hemisferios, europeos y americanos, que nadie recordaba.…  Seguir leyendo »