José María Lassalle

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir del 1 de noviembre de 2006. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Que un presidente abandone el timón del Gobierno para decidir si continúa en su puesto es algo inédito. Sobre todo, ahora, cuando no se admite ningún impasse porque la aceleración que vive la política es estructural. Le obliga a desarrollarse en tiempo real. Pensar con calma antes de decidir es inhabitual. La lógica de la aceleración, según Hartmut Rosa, empuja nuestras vidas de forma automática hacia delante y cada vez más deprisa, aunque no sepamos hacia dónde encaminamos nuestros pasos. Padecemos un scrolling permanente. Este anestesia la atención y debilita el sentido de lo que hacemos. Salir de este automatismo y pedir tiempo muerto es algo inaudito.…  Seguir leyendo »

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, el jueves en una comparecencia en la sede de su partido en Madrid tras el pacto entre el PSOE y Junts.RODRIGO JIMÉNEZ (EFE)

Explica Raymond Aron en sus Memorias que, cuando empezó a escribir en la prensa sobre política internacional, su director le recomendó que fuera un “espectador comprometido”, que se pusiera en los zapatos de aquellos sobre los que opinaba. Llevado por esta sugerencia, aunque desprovisto de las habilidades de Aron, voy a ponerme en los zapatos de Feijóo para sugerirle, con su permiso y a un día del comienzo del debate de investidura, varias cosas.

La primera es que aborde la cita pensando en contribuir a la concordia nacional. Feijóo es un activo de moderación que puede perderse si cede ante los cantos de sirena que polarizan el país.…  Seguir leyendo »

La democracia española afronta las elecciones generales del 23-J con una absurda disfuncionalidad a sus espaldas que bien podríamos describir como terrorífica o, cuando menos, freak. La resume el título de este artículo. Con él se refleja cinematográficamente de dónde venimos y a dónde podemos ir. Al menos si no se impone la sensatez de la moderación entre los que tendrán que decidir quién gobernará después de que las urnas digan lo que piensan el próximo 23-J.

Creo hablar en nombre de muchos que viven instalados en la amplia y extensa franja de la centralidad política. Gente moderada, profesional, de ideas liberales, universitaria y con una vida relativamente desahogada.…  Seguir leyendo »

Ayer, Pedro Sánchez hizo lo que una inteligencia artificial (IA) nunca hubiera hecho si se le hubiera preguntado al respecto: ser imprevisible. Además, abordó la decisión en un contexto de absoluta incertidumbre, demostrando que ante situaciones tan complejas los humanos seguimos siendo insustituibles. A pesar de los avances de la IA, situaciones como estas demuestran que somos centrales a la hora de identificar dónde está la intersección imaginativa que concilia los intereses partidistas con los generales. Un reto que ha permitido a Sánchez en menos de 24 horas pasar página a los titulares del lunes y colocar el foco político y mediático sobre su contrincante.…  Seguir leyendo »

‘Las Meninas’ o el paraqué de la inteligencia artificial

La genialidad humana reside en anticipar y proponer mundos antes de que sean creados. Estos se fundan en la imaginación. En la potencia inagotable que desata la creatividad humana cuando desea superar los límites de lo conocido. Así se fecunda el progreso y avanza la humanidad. Algo que ha hecho insustituible, hasta ahora, al ser humano. No solo porque ha impulsado la evolución científica y técnica, sino porque ha empujado nuestra mirada con anticipaciones que soñaban lo desconocido. Que nos proyectaban más allá de las fronteras de lo posible.

Eso hizo Velázquez en Las Meninas. Se adelantó tres siglos y medio y nos ofreció una mirada anticipadora de posibilidades que hoy es capaz de proporcionarnos la tecnología basada en inteligencia artificial (IA) a través, por ejemplo, del metaverso.…  Seguir leyendo »

‘Lawfare’ y empate catastrófico

Atravesamos días peligrosos. No porque el peligro esté en las calles sino porque se ha instalado en las instituciones. En este caso, como consecuencia del fuego cruzado que provoca lo que los anglosajones denominan una lawfare. Esto es, una guerra jurídica que utiliza la legalidad para dañarla y menoscabar el prestigio del espíritu de las leyes que definió Montesquieu con precisión imperecedera. Una técnica populista aplicada sobre la lógica formal del Estado de derecho y que ha subido en intensidad desde 2018, hasta alcanzar el episodio que vivimos estos días y cuyo desenlace compromete la credibilidad de los poderes del Estado y allana el camino hacia lo que el populismo latinoamericano describe como un “empate catastrófico”.…  Seguir leyendo »

Italia regresa al pasado. A una memoria histórica que, como en España, no está sanada. Un siglo después, Roma se prepara para vivir una nueva marcha sobre ella. Giorgia Meloni será primera ministra, aunque Sergio Mattarella sienta la tentación de hacer lo que no hizo Víctor Manuel III en octubre de 1922: impedir que Mussolini fuese jefe de Gobierno. Entonces, el rey de Italia rechazó la petición del primer ministro liberal, Luigi Facta, de disolver con el Ejército las concentraciones de camisas negras que iban tomando poco a poco los alrededores de Roma. La negativa regia de decretar el estado de sitio dio el Gobierno a Mussolini y, dos años después, las elecciones de 1924 acabaron con la débil democracia liberal italiana, víctima de los efectos de la Gran Guerra y la crisis económica.…  Seguir leyendo »

¿Queremos convertirnos en una humanidad simulada? Metaverso nos expone a esta cuestión sin que sus artífices nos consulten nada. Claro que tampoco se lo preguntan la mayoría de las personas, las empresas y, lo que es peor, los gobiernos que acceden y empiezan a utilizar esta herramienta sin plantearse el inquietante trasfondo filosófico que late detrás de ella. Estamos dando pasos que pueden conducirnos a una simulación colectiva parecida a la que plasmaron cinematográficamente Lana y Lilly Wachowski en Matrix, y todo discurre sin debate ni polémicas. Tampoco en las redes sociales.

La razón está en que Metaverso visibiliza una atractiva oferta de servicios digitales que ofrece la posibilidad de imaginarnos de otra manera.…  Seguir leyendo »

Rusia perpetra delante de Europa una guerra a cámara lenta. Lo hace con un objetivo perverso: generar en los europeos un diferencial psicológico entre nuestra indignación y nuestra incapacidad. Un diferencial que desemboca en una frustración impotente que, además, chapotea en el difícil territorio político del miedo. Querríamos hacer algo más que sancionar comercialmente a Rusia, suministrar armas a los ucranios y ser hospitalarios con quienes buscan la protección de nuestras fronteras. Desearíamos interponernos entre el agresor y el agredido como en una disputa callejera entre un gamberro y su víctima, pero no podemos.

Sabemos que la legalidad democrática no lo permite y constatamos nuestra impotencia para disuadir a Rusia e impedir que los ucranios sufran el pataleo diario que debilita su resistencia.…  Seguir leyendo »

Una democracia es potencialmente inestable si quien gobierna carece de una oposición solvente. No solo porque falte en ella capacidad técnica para controlar al Gobierno eficazmente, sino porque sea incapaz de mostrar un inequívoco compromiso ético con la democracia y con las instituciones que la representan. De ahí que no sirva cualquier oposición ni tampoco que sea insuficiente o, lo que es peor, que falte. El control de los asuntos públicos que gestiona un Gobierno es esencial para la salud democrática. Algo que requiere una oposición que esté a la altura de su responsabilidad y que desempeñe su papel correctamente. Sobre todo cuando la democracia, como sucede ahora en nuestro país, es puesta bajo sospecha por una extrema derecha que la cuestiona gravemente.…  Seguir leyendo »

Ucrania y la trampa de Tucídides

La carrera china hacia la hegemonía mundial tiene su meta en 2050. Un objetivo que desde el inicio de la pandemia ha hecho que el gigante asiático apriete el paso. Para ello cuenta con numerosos aliados. De entre todos, Rusia es el principal. Especialmente ahora, cuando la tensión bélica entre este país y Ucrania nos coloca al borde del abismo. La pregunta es evidente: ¿caeremos en él? Para acertar en la respuesta hay que advertir previamente que asistimos a un conflicto que se enmarca dentro de otro de fondo que libran en varios frentes China y Estados Unidos alrededor del liderazgo global.…  Seguir leyendo »

Afganistán y el nuevo gran juego

Hace veinte años Estados Unidos ocupaba Afganistán tras los atentados del 11-S. La operación fue un paseo militar y la tiranía de los talibanes que había respaldado a Al Qaeda cayó en unas semanas. Los norteamericanos entraron con éxito en un país que históricamente ha vuelto a demostrar que el tiempo lo convierte en una pesadilla para sus ocupantes si no saben retirarse a tiempo y con eficacia. Y si no, que se lo pregunten a británicos y rusos. Sobre todo a estos últimos que vieron cómo en siete meses desde su abandono de Afganistán, caía el Muro de Berlín y comenzaba el colapso de la Unión Soviética y su imperio.…  Seguir leyendo »

Invocar la concordia exige que estemos todos a la altura de ella. Por ello, no basta con reclamarla o proponerla sin más. Debe ir de la mano de la defensa de un perímetro ético que supere el estrictamente legal. Una exigencia de respeto que ha de ser recíproca para que no se resienta la unidad de la sociedad española. Eso supone que la concordia ha de ser apreciada en sus justos términos y que todos los interpelados por ella alineen sus voluntades y trabajen en común para lograr el fin al que sirve sin excepciones. De lo contrario, como advertía Cicerón, la salus communis se verá peligrosamente dañada y amenazada por la seditio, que es la vulneración del orden que fija el consenso de la razón.…  Seguir leyendo »

Lo sucedido en Madrid tiene una protagonista: Ayuso. En este apellido se condensa el resultado de las elecciones y, asociadas a él, las causas y las consecuencias de un fenómeno político que inaugura una nueva época. No solo en Madrid sino en el resto del país también. Con Ayuso, sin nombre, ni primer apellido, ni siglas detrás, y con una campaña electoral basada en la polaridad “Comunismo o libertad”, arranca la Novísima Política. Un fenómeno que inicia una segunda etapa de la Nueva Política que brotó del 15-M y la irrupción electoral de Podemos y Ciudadanos. Digo que es una segunda etapa porque no rompe con la anterior, sino que la hace evolucionar.…  Seguir leyendo »

Isabel Díaz Ayuso y Pablo Iglesias en un programa de 'La Tuerka', en noviembre de 2012.La Tuerka

La política democrática ha dejado de serlo para convertirse en un espectáculo. Está triunfando el populismo e imponiendo sus dinámicas. La institucionalidad deliberativa sufre el asalto de la irracionalidad efectista y el país está en manos de políticos que se comportan como adolescentes que han convertido la democracia liberal en un chat impulsivo lleno de peligrosas ocurrencias. El problema es que cuando se pierde el respeto a la democracia con mayúsculas y se rompen las reglas de juego de la prudencia, la ética y la inteligencia, aquella empieza a tener sus días contados. Primero, pasa a declinarse con minúsculas y, después, se borra con la goma del autoritarismo sin que nadie mueva ya un dedo por ella.…  Seguir leyendo »

España está dando la medida de sí misma entrado el siglo XXI y el balance está siendo decepcionante. La historia nos ha puesto por desgracia ante el reto colectivo de gestionar una auténtica calamidad pública y, más allá de honrosas excepciones como nuestros sanitarios, docentes y Fuerzas Armadas y de seguridad, estamos fallando como país, tanto a nivel político, como institucional y social.

El desenlace es frustrante. Tanto que volvemos a la casilla de salida de la centenaria anormalidad histórica al compararnos con lo hecho por la mayoría de los países de nuestro entorno europeo. Algo sobre lo que discutieron generaciones de intelectuales en el pasado y que, si no rectificamos a tiempo, puede poner las bases de un auténtico colapso nacional.…  Seguir leyendo »

Cultura y reconstrucción poscovid-19

España tiene la oportunidad de convertir la cultura en uno de sus vectores de crecimiento para después de la pandemia y definir a través de ella su relato de reconstrucción de imagen-país. Siempre estuvo ahí esa posibilidad. Sin embargo, las circunstancias históricas y la consolidación del modelo de desarrollo franquista a partir de los años sesenta dificultaron la capacidad para que la cultura aumentara el peso que tiene en el PIB nacional.

La crisis en 2008, y ahora la pandemia, han desbaratado el relato de crecimiento de la dictadura basado en la industria automovilística, la construcción y el turismo. Un relato que ahogaba la potencialidad de la cultura al ocupar un papel secundario, vinculada al turismo y los servicios, con una imagen simplista de nuestro patrimonio simbólico y una sectorialización clientelar del apoyo a la cultura.…  Seguir leyendo »

‘Biggest data’

Uno de los retos más importantes que habrá que afrontar después de la pandemia será cómo gestionar el cibermundo y evitar la aparición irresistible de un leviatán tecnológico. Algo sobre lo que no reparamos debido a la emergencia de la crisis sanitaria que vivimos y que ha dado pie a situaciones excepcionales, también en el ámbito digital. Situaciones que si se normalizan pueden dañar la estructura de derechos que disfrutamos.

Una de las evidencias más palpables de nuestro presente es que el Estado ha demostrado que es un soberano analógico. Ha paralizado la realidad mediante el monopolio legítimo de la violencia.…  Seguir leyendo »

Nueva centralidad

Una nueva centralidad se dibuja en Europa y quizá, también, en España. Un centro que ya no es una simple equidistancia entre polos, sino el resultado de un equilibrio dentro de un sistema de ecuaciones lineales que contienen diversas incógnitas y planos que interseccionan líneas contradictorias dentro de una matriz con un único punto en común. Así, la política que emerge de las últimas elecciones, tanto en Europa como en España, supone una reconfiguración de fuerzas que definen un nuevo horizonte de rivalidad. Especialmente en el ámbito europeo, donde el desenlace de las elecciones del 26 de marzo define dos contendientes en pugna en los próximos años: la moderación y la radicalidad.…  Seguir leyendo »

Nos enfrentamos a una sublevación posmoderna contra la civilización liberal. Una agitación profunda que brota del fuste torcido de una españolidad que se vive en peligro y amenazada en sus fundamentos eternos. La arquitectura de los consensos de nuestra democracia sufre una serie de detonaciones reaccionarias que colapsan la estructura de moderación, laicidad y pluralismo que nació con la Transición. Hablamos de acciones que impugnan las bases de la restauración democrática y que nos retrotraen a una España autoritaria, reconcentrada sobre sí misma y con una inquietante voracidad homogeneizadora.

La causa de este cambio radica en la irrupción de una extrema derecha que impone un marco de referencia que percute sobre el conjunto del sistema de partidos.…  Seguir leyendo »