José Ramón Bauzá Díaz

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Días atrás se hizo público en este periódico un secreto a voces: en Cataluña, al igual que en otros lugares, se adoctrina. En este caso la afirmación deja de ser un mero contraste de opiniones entre miembros de la comunidad educativa, pues el documento que lo sustenta es un papel elaborado por la Alta Inspección Educativa que, en contra de lo que afirma una ministra, cuenta con el mismo rigor que cualquier otro informe científico.

El ocultado análisis presenta afirmaciones razonadas y evidenciadas en las que se aportan ejemplos de editoriales que explican, por ejemplo, que en Cataluña se pueden tomar decisiones vinculantes vía referéndum o que el 1 de octubre ocurrió todo en relación al argumentario de la Generalitat.…  Seguir leyendo »

Lebensraum es un término acuñado por Friedrich Ratzel a comienzos del siglo XX, popularizado durante la Alemania nazi por constituir la ideología expansionista del III Reich. Tuvo su réplica en otros países con regímenes totalitarios, como el caso italiano con su propio Spazio vitale, pero el germano fue el paradigma de referencia.

El concepto parte de una asunción sencilla. Según el nazismo, la expansión del imperio se fundamentaba en que Alemania, lo alemán y su cultura eran tan superiores que debían hacer un esfuerzo moral y militar por expandir su presencia en todo territorio posible al este de Europa, con el objetivo de colonizarlo para perpetrar su ideología y asegurar que éstos produjeran los recursos económicos necesarios para su supervivencia.…  Seguir leyendo »

Lo importante ya es urgente

Hace unos días trascendió el famoso lost in translation de Baltasar Picornell. Les cuento: tras la tradicional recepción del Rey a las autoridades de las Islas durante el periodo estival, el presidente del Parlamento balear afirmó que Don Felipe le había dicho que estaba “dispuesto a tender puentes” e “intermediar entre las partes” de la crisis catalana. Después de estar a punto de crear un conflicto nacional sin precedentes por atribuir al Monarca competencias que le son ajenas, Picornell tuvo que excusarse utilizando para ello la justificación más escandalosa que he escuchado en años: que como no sabe expresarse correctamente en castellano, se puso nervioso y mezcló las palabras.…  Seguir leyendo »

Debo confesar que llevo cierto tiempo pensando en el día en que entré en contacto con el Partido Popular por primera vez. No sólo en por qué decidí afiliarme, sino también en qué sentía cuando lo hice. Es algo sobre lo que no hablamos demasiado, pero es importante.

La mayoría de militantes de partidos no entran en política creyendo que su contribución va a provocar reformas estructurales o grandes cambios en su país, y mucho menos pensando que van a formar parte de la estructura nacional de su formación. Los comienzos de casi todos son idénticos: nos afiliamos en nuestra la sede local para ayudar a cambiar pequeñas cosas de nuestro pueblo o ciudad.…  Seguir leyendo »

Esta semana escuché una frase que probablemente defina a la perfección el sentir de una gran parte de afiliados de mi partido. Preguntado por los motivos que le habían llevado a confiar en otras formaciones políticas, un señor anónimo contestaba “yo sigo siendo del PP, el que ha dejado de serlo es el propio partido”.

Pensé mucho en ello. Cuántos españoles seguirían confiando en nosotros si sólo tuvieran que votarnos por las ideas que supuestamente defendemos y no por las decisiones que hemos tomado.

Si vieran que prometimos luchar ferozmente contra el nacionalismo mientras esperábamos a que las decisiones judiciales sustituyeran a las políticas en Cataluña, si olvidaran que prometimos bajarles los impuestos mientras los hemos estado manteniendo o subiendo pudiendo recortar aún más el gasto público, si recordaran que les prometimos que acabaríamos con leyes de educación deficientes para ser una nación en la que prime la meritocracia y la eficiencia.…  Seguir leyendo »

Sin ideología no hay política

“Si no te gustan mis principios, tengo otros”.

Probablemente la expresión más utilizada en el parlamentarismo, al menos desde que tengo uso de razón.

No hay semana en la que algún diputado o senador, de cualquier condición o ideología, utilice este ya consolidado recurso retórico de Groucho Marx para atacar las contradicciones de la oposición o para hacer valer las suyas propias, modificando levemente su contenido con un adverbio de negación que, generalmente, provoca el aplauso masivo de su bancada por el contraste entre la hipocresía ajena y la firmeza propia.

El significante “principios” no ha dejado de tener cabida en política nunca, incluso en el peor de los escenarios.…  Seguir leyendo »

Cuando en 1989 se planteó la refundación de Alianza Popular en el Partido Popular el objetivo era claro. Se buscaba crear una gran formación de centro-derecha que aglutinara a las familias ideológicas que no se sentían identificadas con la izquierda, con el propósito de crear un gran partido con capacidad de ganar las elecciones al entonces hegemónico PSOE.

El resultado fue evidentemente positivo. Liberales, conservadores y democristianos convivimos desde hace muchos años bajo el paraguas del PP, que con el denominador común de una serie de principios inquebrantables (defensa de la unidad de España, apuesta por la economía de mercado, promoción de la libertad individual y respeto a las tradiciones) encontramos sustento en una formación política que, si bien es heterogénea, representa nuestros ideales de una forma solvente y directa.…  Seguir leyendo »

Con el paso de los años he llegado a la conclusión de que la diferencia entre el idealismo y el realismo en política pasa por contestar a la pregunta de si una mentira repetida mil veces se convierte en verdad o no. Los que tenemos una ideología definida y unos principios claros sabemos que la fortaleza de nuestras ideas es lo suficientemente potente como para no tener que inventar una realidad paralela que justifique nuestras acciones o pensamientos. Hay otros políticos con ideas diferentes a las nuestras, igualmente legítimas en su mayoría, que no son capaces de encontrar una justificación razonable a sus objetivos y, por ende, necesitan crear un marco ficticio que ampare sus decisiones.…  Seguir leyendo »

Leo frecuentemente en artículos de opinión y análisis políticos distintas teorías sobre cuál pudo ser el germen que provocó el virus independentista catalán. Qué acciones o decisiones, políticas o judiciales, pudieron provocar la gesta de un golpe de Estado contra nuestras instituciones sin que, aparentemente, fuéramos capaces de prever hasta qué punto el órdago independentista iba a acabar con la convivencia en Cataluña durante generaciones. Mi opinión sobre el nacionalismo y sus métodos es muy clara. Es una ideología totalitaria con un propósito a largo plazo muy bien definido, la independencia. Y para ello requiere alcanzar una serie de metas, claramente establecidas a lo largo del tiempo, y que poco a poco provoquen un cambio social que aleje a los ciudadanos de la idea de España y lo que representa.…  Seguir leyendo »

Cuántas veces habré escuchado esto desde que estoy en política.

Que no debíamos luchar contra el adoctrinamiento porque los íbamos a multiplicar y los nuestros no lo iban a entender.

Que no debíamos acabar con las subvenciones a los medios y asociaciones en catalán porque la revuelta iba a ser mayor que el beneficio social.

Que no pasaba nada por renunciar a algunos de nuestros principios, por contentar a unos nacionalistas cuyo proyecto político nacía y moría en acabar con el nuestro, que lo importante era que la suma de votos nos permitiera gobernar; es igual de dónde se perdían o dónde se ganaban, porque lo importante era el gobierno mientras sumáramos con ellos.…  Seguir leyendo »

Imagínese usted que es un turista que viaja a un país europeo y cuando va a entrar a una tienda a comprar uno de los artículos que allí se venden tiene la suerte de que le atiendan en español. Pues la verdad es que es un detalle que se agradece.

Imagínese usted que es un turista que viaja a Estados Unidos o Australia y cuando va a entrar a una tienda a comprar un artículo también le atienden en español. Se agradece y mucho.

Ahora imagínese, por un momento, que es un turista europeo o norteamericano, o de cualquier otro lugar del mundo que entra en una tienda cualquiera de Baleares y no sólo no le atienden en inglés, alemán o francés, ni en español tan siquiera, sino que le atienden en catalán.…  Seguir leyendo »

En el día de ayer, vivimos un día para la Historia de España. El Rey de todos los españoles presentó formalmente su abdicación tras 39 años de servicio al país.

Con la abdicación de Don Juan Carlos se cierra el que haya sido, probablemente, el mayor período de prosperidad de nuestro país y de nuestra Monarquía constitucional. El Rey supo auspiciar en España, tras 40 años de dictadura, un proyecto común y visionario. La moderación frente a las exaltaciones, la ponderación frente las urgencias y el supremo interés común frente a los que han pretendido sembrar discordia, han sido premisas naturales del que ha venido a llamarse juancarlismo.…  Seguir leyendo »