José Tono Martínez

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

A José Ortega y Gasset, hijo de un siglo XIX marcado por revoluciones, guerras y cambios incesantes de fronteras, y testigo directo del capítulo final de la caída del Imperio español en 1898, le preocupaba, para las naciones, pero, sobre todo, para España, la manera en la que estas podían articularse, y reconocerse, en eso que él llamaba un proyecto en común. Si no había un proyecto común, efectivo, que movilizase las energías vitales y las fuerzas motrices del individuo, y de la sociedad, entonces, ¿para qué seguir juntos?

Ortega, adelantado de la posmodernidad, nuestro tiempo de ahora, había muy pronto renunciado a ese tipo de grandes teleologías, hegelianismos y auto indagaciones heideggerianas que imponían una Teoría del Todo a los asuntos humanos, o una metafísica solipsista de un Ser-ahí que no se terminaba de ver en parte alguna, hasta que llegó el Tercer Reich.…  Seguir leyendo »

Cada persona trata de construir su presente y su futuro, su mejor imagen, sobre la base de lo que oculta del pasado. Lo decía de otro modo Harold Bloom en La ansiedad de la influencia (1973), cuando explicaba que cada uno de nosotros, a la hora de afirmarnos, elegimos a nuestros antepasados, a nuestros antecesores. Unos ocultan el origen social de la familia o el pueblo donde han nacido, otros cambian un apellido no bien visto en una comunidad autónoma, o una pertenencia política que ahora no conviene, en fin, detalles del arte del camuflaje que dicen mucho de lo que uno es.…  Seguir leyendo »

Hace 225 años que el filósofo de la ilustración alemana y el padre de la ética moderna, Manuel Kant, puso punto final a un libro muy breve pero de formidable influencia entre la gente de bien, es decir, entre la democrática, entre otras razones porque sentaba las bases de un código de bondad y justicia sostenido desde la libertad individual y desde una opción laica, al margen de los arbitrios de libros revelados y, lo que suele ser mucho peor, de la interpretación de sus vicarios y jefes nacionales de propaganda.

El pasado 10 de marzo, el ministro Miguel Sebastián, tras anunciar la rebaja en el precio de la bombona de gas y las nuevas medidas contra la crisis, hizo una observación general que no fue suficientemente destacada por los medios, y que me pareció a mí mucho más importante que el propio plan anticrisis, con todas sus medidas, incluidas las nuevas que el presidente anunció una semana después.…  Seguir leyendo »