Josep M. Colomer (Continuación)

El dilema político de la Unión Europea (UE) fue resumido hace algún tiempo por Jean-Claude Juncker, presidente del Euro-Grupo y el miembro más antiguo del Consejo Europeo: “Todos sabemos lo que hay que hacer –dijo–, pero no sabemos cómo ser reelegidos cuando lo hayamos hecho”. Ciertamente todos sabemos que lo que hay que hacer es, primero de todo, culminar el proceso en curso de transformación de la inmensa deuda privada en varios países en deuda pública estatal mediante su transformación en deuda pública de la UE. Esto sería un sustituto de la esperada pero nunca realizada convergencia económica en la Unión.…  Seguir leyendo »

La derrota de Nicolas Sarkozy muestra que la crisis económica en Europa tiene malas consecuencias tanto para los gobiernos de izquierdas como para los de derechas. El hecho es que los partidos de gobierno están perdiendo elecciones con mayor frecuencia que en periodos anteriores. En nuestro análisis de 63 elecciones en 29 estados-miembros y candidatos oficiales de la Unión Europea desde enero de 2004, los resultados electorales del partido del jefe del gobierno aparecen claramente relacionados con los resultados económicos inmediatamente antes de la elección, medidos por las tasas de crecimiento y de desempleo. En el conjunto del periodo, el partido del jefe del gobierno ha visto reducido su porcentaje de votos en cinco puntos, como media, en relación con la elección anterior.…  Seguir leyendo »

Italia puede ser el futuro. En este momento el funcionamiento de la democracia en Italia se basa en un amplísimo consenso sobre las políticas públicas y un Gobierno sin partidos. Este podría ser el modelo para la Unión Europea y sus Estados-miembros antes de lo esperado. Hace algo más de cien días, Mario Monti se convirtió en presidente del Consejo de Gobierno de Italia tras ganar la confianza del 90% de los miembros del Parlamento. Sin embargo, su Gobierno no incluye ningún miembro de partido político alguno. No ejecuta promesas electorales de partido, sino las políticas presupuestarias, fiscales, de pensiones y otras aprobadas en la cumbre de la Unión Europea.…  Seguir leyendo »

El catalanismo ha perdido la batalla estatutaria debido, en gran parte, a su confusión conceptual y estratégica. Las reacciones a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto han sido de rechazo y repudio, pero han mostrado un gran desconcierto acerca de las alternativas de futuro.

La confusión despunta en dos conceptos ampliamente utilizados: la soberanía y el federalismo. Si algún concepto político está obsoleto en la Europa de hoy es el de soberanía. Con la división de poderes entre los Gobiernos locales, autonómicos, estatales y europeo, ha dejado de haber una autoridad suprema capaz de tomar decisiones últimas en todos los temas sobre la población de un territorio bien definido; es decir, ha dejado de haber «soberanía».…  Seguir leyendo »