Josep M. Fradera

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir el 1 de junio de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Esclavitud, servidumbre y usos del pasado

Bajo el paraguas de memoria histórica caben una gran cantidad de enfoques y las cuestiones más diversas. Los dos polos de aproximación son fáciles de determinar: seleccionar fenómenos o hechos que confirman posiciones ideológicas de partida o, a la inversa, partir de los mismos para acercarse al pasado con el ánimo de poner tales certezas bajo la lupa. Incitado por un amigo y las circunstancias actuales, releo el debate entre el historiador Edward P. Thompson y el filósofo Leszek Kolakowsky, una polémica de alto vuelo que nos advierte del riesgo de pintar cuadros demasiado simples o lineales del presente y sus raíces históricas.…  Seguir leyendo »

Un soldado polaco vigila la frontera con Bielorrusia.Wojtek Jargilo (EFE)

La realidad regresa siempre a galope. El conflicto que asola a múltiples países de Oriente Próximo y hasta la frontera entre Bielorrusia y Polonia, la simple mención de Taiwán en una discreta conversación no presencial entre los presidentes de Estados Unidos y la China Popular, la tensión en la frontera entre Rusia y Ucrania, recuerdan situaciones del pasado que empujaron a la política internacional hacia un punto de no retorno. Antes como ahora, la potencial crisis se dirime en un doble terreno: el de la cruda pugna de poder entre Estados y el de la exposición de sus posiciones en el marco de un complejo de instituciones y escenarios donde puede apreciarse el sentido y legitimidad de los intereses en juego.…  Seguir leyendo »

De perdones y exabruptos

Desde distintos países americanos se reclama a España que pida perdón por hechos que sucedieron hace siglos, que pida perdón la vieja metrópolis convertida ahora en un país de tamaño medio, de desarrollo medio, de nivel educativo medio, con un sistema político medio, con soberanía media desde que fuese aceptado en la OTAN y la Unión Europea, porque antes no pudo participar en proyecto internacional alguno, lastrada como estaba por una dictadura de cuatro décadas, el único régimen que sobrevivió al Eje tras su hundimiento en 1945. ¿Vale la pena, tiene sentido, que esta medianía que somos pida perdón por hechos que caducaron en 1824, cuando abandonó del todo un continente que había gobernado desde fines del siglo XV gracias a la colaboración incesante de las elites locales; o en 1898, cuando abandonó los últimos reductos antillanos que sobrevivieron como colonias gracias a apelotonar allí a un millón de esclavos africanos?…  Seguir leyendo »

De lenguas y naciones

El pasado 21 de mayo, el Tribunal Constitucional francés emitió una sentencia contraria a la inmersión —concepto en sí problemático— lingüística en cualquier lengua “regional” distinta del francés en todo el territorio de la República, retrotrayéndose a la validez de una ordenanza de 1539, que establecía que el francés era la lengua oficial del Estado. Es una medida que afecta a apenas unos miles de escolares franceses, que acuden a ikastolas, a escuelas Diwan en Bretaña o a calandretas en Occitania. En esos territorios y en otros, como Alsacia o Córcega, pocas voces se alzaron contra la escolarización en lenguas regionales.…  Seguir leyendo »

¿En qué circunstancias?

Esta sería la pregunta, al hilo, claro está, de lo que dijo el expresidente Felipe González en el programa El Hormiguero, donde se declaró contrario “en estas circunstancias” a conceder los indultos a los políticos y activistas condenados por los hechos de octubre de 2017. La respuesta parece obvia y estaba implícita en sus palabras: no mientras se perciba que el indulto no va a impedir que estos condenados, u otros responsables públicos envalentonados ante ese gesto de generosidad, vuelvan a quebrar el marco legal que fundamenta y articula la democracia en España. Puesto que el expresidente González en más de una ocasión y en público se ha declarado disconforme con la gestión política del procés en los momentos críticos de septiembre y octubre de 2017, no debe verse su rechazo a la oportunidad de los indultos sin tener en cuenta una posición más general, mucho más matizada que la de muchos de sus supuestos fans.…  Seguir leyendo »

Cada sociedad tiene sus normas. Las normas catalanas de comportamiento social no resultan fáciles de entender desde otros lugares, en especial desde aquellos donde el poder social se refleja, con mayor o menor transparencia, en la vida del Estado. Los catalanes han estado desde siempre en el Reino, más tarde en el Estado, cuando éste nacionalizó mal que bien a la Monarquía, pero no hizo lo propio con la mayor región industrial del momento. Grave anomalía cuyo coste se ha pagado más mal que bien a lo largo del siglo XX. Por su tamaño, las provincias forales no generaron nunca una situación comparable.…  Seguir leyendo »

Pongámonos en la cabeza del otro, sin bromas ni argumentos que ya cansan por sobados. Pongámonos para empezar en la cabeza de un nacionalista español. Sorpresa: no se considera tal, excepciones recientes excluidas por estentóreas. Se puede hablar de todo. De todo sí, menos de la lengua española. Esta no se toca, como máximo se transige, hasta conseguir una correlación de fuerzas oportunas. Luego... ya se verá. Pongámonos ahora en la cabeza de un nacionalista catalán. Sorpresa: no se considera como tal. Republicanos, sí los hay, ¡vaya lujo!, independentistas a la escocesa y represaliados también. Un país pequeño se puede permitir de todo.…  Seguir leyendo »

Para Santos Juliá

Para muchos de nosotros, el resultado de las elecciones fue el fin de una pesadilla impuesta por la impericia de las cúpulas de los partidos políticos que tuvieron antes la posibilidad de llegar a acuerdos programáticos. La lección de realidad que ahora se impone no debería conducir a darle vueltas a la canción de lo que podría haber sido y no fue en primera convocatoria. Los reproches están de más. Lo que importa ahora es tratar de comprender lo sucedido. Por esta razón, me permito sacar algunas conclusiones de emergencia, basadas más en la percepción de los hechos que en un análisis detenido de los resultados.…  Seguir leyendo »

La paz civil y la transacción necesaria

El proceso independentista en Cataluña es un cadáver insepulto. Es cuestión de tiempo que otros planteamientos y otros protagonistas políticos ocupen el lugar de un proyecto desmesurado y dañoso para la salud de la democracia en Cataluña y España. Su colapso es una buena noticia del que todos aquellos capaces de un razonamiento independiente debemos alegrarnos. Hechas estas afirmaciones, sin embargo, es absolutamente necesario reflexionar sobre cuestiones que estos tensos años pasados nos plantean.

Está, en primer en lugar, la cuestión de las relaciones entre el trabajo de los científicos sociales y el de los políticos. En Cataluña, aquellos que hemos opinado sobre el procés nos hemos terminado dividiendo inevitablemente en partidarios y detractores en función de nuestra posición final en términos tajantes y dicotómicos.…  Seguir leyendo »

El concepto más intrigante de la tríada revolucionaria francesa es sin duda el de fraternité. Concepto usado con profusión durante la Gran Revolución, su consolidación como parte del emblema revolucionario no se plasmó hasta la revolución de 1848 que liquidó la monarquía de Luis Felipe de Orleans. Fue en aquella breve experiencia cuando se estableció definitivamente la divisa canónica de libertad, igualdad y fraternidad. Ciertamente, la consagración de los dos primeros conceptos no suscitó nunca grandes complicaciones ideológicas entre las facciones republicanas. En la crítica a la monarquía nobiliaria y la Iglesia, libertad e igualdad eran piezas ideológicas cuya función legitimadora ofrecía pocas dudas.…  Seguir leyendo »

Imperios en la bruma

Discusiones que parecían lejanas y superadas vuelven de nuevo en ocasiones para reabrir viejas heridas para inquietar los espíritus sensibles. Esto es lo que está sucediendo con la cuestión de la moralidad de los imperios. El primer toque de alarma serio fue cuando un radical inglés, John A. Hobson, publicó el libro On Imperialism (1902). Se publicó al calor de la guerra bóer en África del sur, cuando el imperio liberal por excelencia se impuso a la vieja casta neerlandesa y a su espantoso racismo en lo que iba a ser África del Sur, uno de los más rentables dominios británicos.…  Seguir leyendo »

En 1821, los diputados mexicanos en las Cortes de Madrid presentaron un proyecto de reforma de la monarquía con el fin de transformarla en un imperio con una especie de Commonwealth, compuesta de tres reinos americanos y uno europeo. Era un intento último de mantener unido aquello que se había definido en Cádiz como nación española: “La reunión de todos los españoles de ambos hemisferios”. Las Cortes nunca llegaron a considerarlo seriamente y México declaró su independencia en septiembre de 1821. Poco antes lo había hecho Perú.

Dieciocho años después, en las provincias vascas, la ley de 25 de octubre de 1839 confirmó sus fueros y estableció un sistema de negociación entre el Gobierno de Madrid y los gobiernos provinciales, que funcionó hasta 1876, para reciclarse entonces en una autonomía fiscal y administrativa desde 1878.…  Seguir leyendo »

Paseo por el centro de Glasgow con mi hijo Pere de 11 años. Primera semana de un agosto escocés, sin calor y sin los apretujones barceloneses. Magnífica conversión del Stock Exchange en museo de arte moderno y biblioteca pública. Preguntamos por una librería y se nos indica amablemente. La encontramos sin ninguna dificultad. La idea es comprar algún libro para la espera en el aeropuerto, a unos cincuenta minutos de la estación central de la ciudad, una interesante muestra de arquitectura de hierro. Entre los libros escogidos, está el de memorias de un iconoclasta reconocido y escritor de talento, Christopher Hitchens.…  Seguir leyendo »

Referéndum y cultura de la izquierda

Cataluña vive hoy en un mar de confusiones. La primera y más patética es haber situado un problema insoluble en el centro del debate público y de la vida oficial catalana y española. Ni Cataluña puede presentarse al mundo como una nación oprimida, ni el sistema político español puede ser definido con la palabra vacía de autoritario o despótico. Lo demuestra de manera suficiente que las fuerzas que utilizan estas expresiones simplificadoras participan de la vida parlamentaria, exponen sus posiciones en el debate público y presentan, si es necesario, una moción de censura al partido que gobierna.

España es, no hace falta decirlo, una democracia perfectible y necesitada de reformas que van más allá de la cosmética.…  Seguir leyendo »

Se nos dice y repite que se ha condenado a los impulsores de una manifestación democrática del pueblo de Cataluña en forma de referéndum el día 9 de noviembre del 2014. Se entiende sin mucha meditación que los impulsores, Junts pel Sí, la coalición ganadora en las últimas elecciones, promueva esta interpretación. Ahora bien, a pesar de aceptar que la vía judicial emprendida está llena de contradicciones y de un jurisdiccionalismo obsesivo, la premisa sobre la cual se sostiene la posición de la mayoría parlamentaria es muy, demasiado discutible. Veámoslo en forma de tres argumentos, de orden y significación muy diversa.…  Seguir leyendo »

Tiene ya muy escaso sentido dar vueltas a la noria de dónde nace y se origina el actual pleito catalán. Resultaría de superior lucidez encarar un hecho de mayor trascendencia: que la falta de resolución conducirá a la democracia española a un callejón oscuro e incierto. La solución a priori no existe, ni rebuscando en las entrañas de una Constitución que nació en un momento crítico y con los consensos que la engendraron. Pero, si reafirmamos que es un marco de libertades, esto compromete a las partes para encontrar soluciones a un problema político de este calibre y no enquistarlo repitiendo el mantra de que la ley está por encima de todos.…  Seguir leyendo »

Del modelo ‘nación’ al plebiscito diario

Es importante destacar que la creación de un Estado nacional no es sinónimo de crear una nación y tampoco es sinónimo de nacionalismo. Desde mi punto de vista, un Estado nacional es una estructura administrativa que gobierna una nación y afirma que tiene derecho a hacerlo porque emerge de la misma. Una nación, en contraste con la anterior, está formada por un grupo humano que tiene un sentido de sí mismo como grupo distintivo por una serie de factores”. La cita no procede del copioso número de textos que se han producido al hilo del debate reciente sobre Cataluña. Procede de un libro de David Chang sobre Oklahoma.…  Seguir leyendo »

Es una completa obviedad afirmar que la forma como los historiadores se acercan al pasado varía con el tiempo. Solo que el tiempo se mide, al igual que en el resto de ciencias sociales, por la sucesión de rupturas en la forma de interpretación del pasado que condicionan el desarrollo de la disciplina. Por esta razón, los historiadores sabemos que el año 1983 constituyó un momento importante en los estudios sobre el nacionalismo. Reputados historiadores y sociólogos, nada menos que Eric Hobsbawm, Ernest Gellner y Benedict Anderson, publicaron en aquella fecha algunos de los libros más brillantes y desprejuiciados sobre el fenómeno.…  Seguir leyendo »

Como historiador catalán me parece obligado que nos preguntemos sobre por qué acontecimientos ocurridos en 1714, hace nada menos que 300 años, pueden adquirir una importancia tan desmesurada en la actual coyuntura política catalana. Lo primero que resulta llamativo es que lo que se expresa pluralmente en mi país no coincide en absoluto con el estado mental del resto de españoles, donde la urgencia de cambios en la estructura del Estado no se contempla como necesidad agónica. Esto en sí ya sería motivo de reflexión, pero una reflexión que no tiene respuesta sin introducir un matiz que clarifica el fondo del problema.…  Seguir leyendo »

En una reunión de pequeño formato, ambiente gélido y ausencia de moquetas, un conocido politólogo barcelonés calificó al recién elegido presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, de político popular… en razón del arraigo electoral de su partido entre las clases medias. Consternación entre la concurrencia: por “popular” los allí reunidos entendían otra cosa. La anécdota tiene escasa importancia, pero indica algo que ya no sorprende a nadie en estos momentos. El nacionalismo independentista es valorado por su acrecentado arraigo social y capacidad de movilización; raramente es enjuiciado por los valores que defiende y le dan sentido. Este punto de vista —que hubiese permitido considerar por la misma época a Franz-Joseph Strauss como el político europeo popular por excelencia— forma parte de una perspectiva cultural muy extendida sobre el nacionalismo; identificada no tanto con la palabra, el concepto, como por la resolución con que se defienden los intereses generales de los “nuestros”.…  Seguir leyendo »