Josep Ramoneda

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir del 1 de noviembre de 2006. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

1. El empeño del PP en degradar la democracia española para disimular la impotencia acumulada durante la gestión de Alberto Núñez Feijóo supera cualquier fabulación. Estamos al final de la campaña electoral de unas elecciones en las que Europa se juega mucho, y, con ella, cada uno de los países que la componen. La extrema derecha tiene cada vez más acorraladas a las derechas tradicionales y ha conseguido situar estas elecciones como un plebiscito para avanzar en la vía del autoritarismo posdemocrático. El PP —cada vez más pegado a Vox— de la mano de Feijóo ha pretendido centrar el final de campaña en el caso de Begoña Gómez, la esposa del presidente Pedro Sánchez, que un juez parece decidido a llevar a juicio con indicios muy escasos.…  Seguir leyendo »

Pedro Sánchez y el primer secretario del PSC, posan para un selfi de una simpatizante socialista el miércoles en la Feria de Abril de Barcelona, en una imagen difundida por el partido.JORDI PLAY (EFE)

Pedro Sánchez ha culminado su singular reflexión sin el halo romántico que prometía. Los ejercicios espirituales familiares que le llevaron a cancelar su agenda durante cinco días han dejado las cosas en el lugar de partida: me quedo. Y el debate se centra en como pasar “del punto y seguido al punto y aparte”.

Las cartas están muy marcadas. Por un lado, la sensación de alivio predomina en el espacio socialista, pero también en la izquierda en general e incluso en el independentismo que temieron un momento abismal. Cierto que desde Cataluña —con tendencia a “veure el món per un forat”, como decimos en catalán— algunos interpretan la maniobra de Sánchez como un simple farol para influir en la campaña electoral.…  Seguir leyendo »

Se atribuye a Pedro Sánchez un peculiar sentido táctico y se le niega una cierta capacidad estratégica. ¿Y si fuera un efecto óptico? El sentido de la oportunidad que le permite capitalizar momentos de desconcierto con cambios de ritmo ruidosos funciona porque responde a un criterio de fondo. Conservar el poder, dirán sus rivales. Sin duda, ¿alguien me puede presentar un político que no esté poseído por esta obsesión? Si existiera, probablemente no estaría allí. Pero más allá de este lugar común, los movimientos de Sánchez, con sus puntuales golpes de efecto, derivan del paso del bipartidismo imperfecto al pluripartidismo que exige pensar en términos de amplio espectro ideológico.…  Seguir leyendo »

La apelación del presidente Emmanuel Macron a los países europeos para un eventual envío de soldados a Ucrania ha sembrado inquietud en el continente y el rechazo por parte de los gobiernos. Incluso Estados Unidos ha precisado que no enviaría soldados a combatir. Macron es fiel a su personaje, un conservador ilustrado, imbuido de los valores gaullistas que todavía habitan a la presidencia de la República francesa, a pesar de haber sido ocupada por la frivolidad de Sarkozy y por el estilo sin atributos precisos de Hollande. Desde del primer día, con su impresionante paseo en solitario de cuatro minutos por los pasillos del Louvre, dejó clara su majestuosa idea de la presidencia de la máxima autoridad republicana.…  Seguir leyendo »

Jugar a la política en vez de hacer política. La sobreactuación permanente como forma de distinción, la intransigencia como prueba de radicalidad y determinación, la frivolidad de alargar una situación con una posición ganada aun a riesgo de perder lo adquirido, aparentando dureza para disimular las propias debilidades. Esta es la fórmula que distingue al infantilismo político. Y abunda más de lo que parece. Junts, que lleva ya tiempo transitando por esta regresión, alcanzó un punto que puede ser de no retorno el pasado martes, votando no a la amnistía. Demostró que es incapaz de entender que todo, incluso las operaciones más atrevidas, tiene un límite y que cruzarlo casi nunca tiene premio.…  Seguir leyendo »

Desde que el PP sucumbió, por una errónea decisión propia, en las elecciones del 23-J, el ruido se ha apoderado definitivamente de la escena política española. Y ahora Feijóo traslada su involución autoritaria al Congreso, con una enmienda a la totalidad de la ley de amnistía que apuesta por crear un delito de “deslealtad institucional” e incluso disolver partidos y asociaciones que promuevan referendos o declaraciones unilaterales de independencia. Un brindis a los suyos y a Vox que no prosperará y que obligará a cerrar filas a la inestable mayoría de apoyo al Gobierno.

En el Diccionario de la Real Academia, hay tres acepciones de la palabra ruido que encajan perfectamente con lo que la escena política nos viene regalando: “Litigio, pendencia, pleito, alboroto o discordia”; “apariencia grande en las cosas que no tienen gran importancia”; ”en semiología, interferencia que afecta a un proceso de comunicación”.…  Seguir leyendo »

Alberto Núñez Feijóo, este jueves con miembros de su renovada dirección en la reunión del comité ejecutivo nacional del PP.Claudio Álvarez

Despejada cualquier duda: el PP se ha subido a la corriente reaccionaria que está impulsando a gran parte de las derechas, así en Europa como en América. La irritada reacción al discurso de la presidenta del Congreso, que paralizó las manos de los parlamentarios de la derecha a la hora del aplauso de cortesía, confirma que la bronca en la que Feijóo está instalado no es circunstancial. Para la bancada popular (de Vox ya se da por supuesto), resultó insoportable que Francina Armengol citara entre los hitos legislativos de estos años la despenalización del aborto, la norma para la igualdad efectiva de hombres y mujeres, el matrimonio igualitario o la ley de eutanasia.…  Seguir leyendo »

La princesa Leonor saluda al nuncio apostólico en España, Bernardito Auza, en el Palacio Real tras el acto de la jura de la Constitución.Daniel González (EFE)

1. Parafernalia monárquica e hipocresía católica ocuparon el martes la escena pública española, como si de pronto una nube de realidad paralela se desplazara por encima de la piel de toro. Dos de las instituciones más atávicas de este país, la Monarquía y la Iglesia, dos de los poderes que más han marcado las aventuras y desventuras de los españoles, ocuparon redes y pantallas en un ejercicio de despiste, de negación de las cosas que pasan.

No sé si la coincidencia fue casual. Quizás los obispos pensaron que, con los medios de comunicación ocupados en el espectáculo del juramento de la Constitución por parte de la princesa Leonor, su exhibición de cinismo ante las denuncias de los abusos sexuales del clero pasaría más desapercibida.…  Seguir leyendo »

Manifestación indepententista celebrada el domingo en Barcelona por el sexto aniversario del referéndum del 1 de octubre.ENRIC FONTCUBERTA (EFE)

El largo proceso de la investidura nos está regalando una abrumadora literatura sobre la amnistía, que transita sin recato de lo jurídico a lo ideológico, de la política a la moral con incursiones en la teología patriótica (aquella que eleva la nación a lo sobrenatural). Un ruido que contamina el espacio informativo y con el que la derecha está purgando su resentimiento, desplazando incluso este domingo a sus tenores a Cataluña (Feijóo, Ayuso, Abascal) a luchar contra la amnistía como símbolo de un conflicto que amenaza la sagrada condición española. Una sobreactuación (impotencia de la mala política) que en el fondo premia al independentismo porque le atribuye un poder y una implantación de las que realmente no dispone ahora mismo.…  Seguir leyendo »

Alberto Núñez Feijóo, el hombre que elevó al sanchismo a categoría política vertebradora de un diabólico proyecto para hundir España y prometió su derogación, acude ahora a Pedro Sánchez para intentar resarcirse de su fracaso. Feijóo repite una y otra vez que ha ganado las elecciones, pero propone la reducción a dos años de su mandato. O sea, reconoce que no alcanza para gobernar con normalidad. En el actual clima de crecimiento del autoritarismo posdemocrático en toda Europa, Feijóo no tuvo reparo en colocar al PP en esta línea, apostando por la alianza con Vox, genuino representante de la extrema derecha, al que blanqueó sin escrúpulos.…  Seguir leyendo »

Alberto Núñez Feijóo y Cuca Gamarra, en la reunión de la dirección del PP al día siguiente de las elecciones, el 24 de julio.J.P.GANDUL (EFE)

El proceso electoral que ha culminado con el fracaso del PP de Alberto Núñez Feijóo ha abierto en canal algunas de las ficciones sobre las que se estructura la política española. Y ha puesto en evidencia el alejamiento de la realidad en el que habita el complejo económico-político-mediático que se siente hegemónico en la opinión publicada y en su autosuficiencia ha perdido el pulso de la opinión pública real. Quisieron creer y hacer creer que la hegemonía ideológica de la derecha era incontestable y se ha constatado que solo era un ejercicio de confusión de los deseos con las realidades. Las certezas de la derecha se han llevado a tal extremo que una parte de la ciudadanía se ha sentido amenazada, generando una oleada de complicidad en la resistencia.…  Seguir leyendo »

Pocas veces las cartas han estado tan claras como en estas elecciones. El PP pactará con Vox donde lo necesite y aceptará lo que Santiago Abascal exija. El acuerdo para gobernar Valencia que metió a Vox en el corazón del poder institucional disipó cualquier duda. Alberto Núñez Feijóo es un personaje escurridizo que ha hecho su carrera rehuyendo el ruido y el espectáculo. Y cuando ha comprendido que era inútil negar lo evidente ha abandonado la ambigüedad con la misma desidia que cuando afirmaba lo contrario. El PP tiene lo que buscaba: la normalización de la extrema derecha. Reagrupación familiar.

Lo inquietante es que esta desdramatización ha temido efectos contagiosos.…  Seguir leyendo »

Definitivamente, la figura de Pedro Sánchez quedarámarcada por su capacidad para captar los momentos de oportunidad descolocando a los adversarios y a la opinión públic a. Es una estrategia que normalmente decae porque la reiteración elimina el efecto sorpresa. Y, sin embargo, Sánchez lo ha vuelto hacer y una vez más ha pillado al personal en fuera de juego. Lo cierto es que nos ahorra a todos una segunda parte del año de ruidoso acoso y derribo al Gobierno. Y dignifica su currículum apelando al veredicto de la ciudadanía. Lo que está en juego no es para menos.

¿De qué se trata?…  Seguir leyendo »

Que los árboles no nos impidan ver el bosque. Que el jugueteo y la frivolidad de algunos no nos confundan. Porque tiene lecturas diversas, pero no deberían servir para encubrir la cuestión de fondo: la flagrante impotencia de la política para compensar los profundos desequilibrios en la sociedad actual que está descolocando a la democracia y alimentando las tentaciones autoritarias. Y el PP parece decidido a dejarse arrastrar por la corriente reaccionaria que recorre Europa. Cada semana, nos ofrece alguna anécdota que podría ser motivo de regodeo si no fuera por el peligroso contexto en el que se produce.

Isabel Díaz Ayuso, vestida para atacar a propios y extraños desde el primer día, sigue exhibiendo su sentido patrimonial del poder, gobernando —y festejando— la Comunidad de Madrid como si fuera su casa, y negando caprichosamente la entrada al ministro Félix Bolaños a la tribuna del 2 de mayo.…  Seguir leyendo »

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, saluda al líder de Más País, Íñigo Errejón, bajo la mirada del ministro de Consumo, Alberto Garzón, durante el lanzamiento de la plataforma Sumar, en Madrid el 2 de abril.Carlos Luján (Europa Press)

Sumar mueve el tablero político. De la importancia de la presentación de la candidatura de Yolanda Díaz da cuenta tanto el flagrante fuera de juego en que ha sido pillada Unidas Podemos como las dudas que están entrando en el propio PSOE por los votos que le pudiera restar. Y, sin embargo, es una operación que, no lo olvidemos, tuvo una previa en el Congreso de los Diputados, en la respuesta a la moción de censura de Ramón Tamames, con Pedro Sánchez y Yolanda Díaz compartiendo el protagonismo apuntando al horizonte electoral.

Con los años va quedando claro que la gran virtud política del presidente Sánchez es el sentido de la oportunidad.…  Seguir leyendo »

La fuga de Ferrovial tiene poco misterio: se va para mejorar la cuenta de resultados y pagar menos tributos, dejando atrás una historia no exenta de turbulencias como, por ejemplo, la financiación de Convergència, a través del Palau de Félix Millet o el reparto de las licitaciones con otras compañías recientemente sancionado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

La puesta en escena de Rafael del Pino con el inefable argumento de la seguridad jurídica confirma, sin embargo, el carácter sintomático de la noticia, una muestra más del supremacismo de los grandes poderes económicos en el estadio actual del capitalismo.…  Seguir leyendo »

La justicia y el Gobierno español se sienten respaldados por la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), los afectados y el independentismo en general también. No hay razón para sorprenderse de estos entusiasmos contradictorios: es un fenómeno recurrente en política, donde reina la lógica del amigo y del enemigo. Cada cual lo ve según le conviene. Hasta que llega el momento, quizás todavía lejano, en que la realidad da y quita razones.

¿Es posible una versión objetiva, no contaminada por deseos de parte, de la decisión de los jueces? El documento no está exento de ambigüedades, quizás porque se trata de una resolución que intenta satisfacer a las distintas sensibilidades del tribunal.…  Seguir leyendo »

En política se habla y se sobreactúa mucho pero se razona poco (falta enraonar esta bella palabra del catalán). Entramos en año electoral (con municipales, autonómicas y generales en el horizonte) con una constatación de partida: la sorpresa de esta legislatura ha sido la consolidación y ampliación de la mayoría parlamentaria que ha dado apoyo al Gobierno. Todos sabemos que la verdad es un visitante ocasional en los discursos políticos, que se plantean en atención a lo que se cree que la gente quiere escuchar más que en el fundamento y en la coherencia de lo que se dice. Un círculo que, por cierto, se convierte en vicioso en la medida en que el espacio comunicacional lo acoge con la misma lógica.…  Seguir leyendo »

La inmigración vuelve a estar en las portadas de la prensa, conforme a un ciclo recurrente de ida y vuelta marcado por el olvido, el cinismo y la insensibilidad colectiva. 24 de junio: 23 muertos y 77 desaparecidos en el intento de cruzar de Nador a Melilla, represión, omisión del deber de asistencia, devoluciones en caliente (es decir, sin protección jurídica alguna) Un bochornoso espectáculo que confirma hasta qué punto la intimidación de Marruecos tiene acomplejadas a las autoridades españolas.

Han pasado cinco meses y oficialmente, los hechos siguen sin esclarecerse a pesar de las informaciones aportadas por la prensa que ponen en evidencia la obsesión defensiva del Ministerio del Interior que ha dejado a Fernando Grande-Marlaska atrapado en su propio relato.…  Seguir leyendo »

La victoria de Lula en Brasil es un alivio: por el hecho en sí —la derrota de Bolsonaro—, pero también por lo que significa de toma de conciencia, a derecha e izquierda, de la amenaza autoritaria que recorre el mundo. Lula ha construido su mayoría en alianza con sectores del centro y de la derecha liberal. Es decir, no todo el mundo económico está entregado a Bolsonaro ni dispuesto a contemporizar con el viento reaccionario que sopla desde diversos puntos. Pero un resultado tan ajustado es también una advertencia: el autoritarismo posdemocrático sigue ahí.

Las últimas semanas nos han dejado imágenes que son iconos de la amenaza autoritaria que recorre el planeta si no se consigue frustrar a tiempo los procesos en curso.…  Seguir leyendo »