Juan Abarca Cidón

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Tras la segunda embestida del virus, que nos deja 15.000 nuevos fallecidos como consecuencia de haber permitido imprudentemente que penetrara entre nosotros, estamos en un momento de calma tensa que nos permite recapitular las experiencias acumuladas hasta ahora.

Mirando lo ocurrido con nueve meses de perspectiva, creo que lo primero que hay que hacer es poner en valor todos los esfuerzos hechos desde el punto de vista humano, técnico y científico. De no ser por lo avanzada que está la ciencia, esta gravísima pandemia se hubiera cobrado millones y millones de vidas.

Discrepo de quien dice que recurrir al confinamiento es un método medieval impropio del siglo XXI.…  Seguir leyendo »

El 19 de mayo escribí en este periódico un artículo titulado El fin de la epidemia en el que destacaba, desde hacía ya algunos días, la falta de ingresos por Covid en los diferentes hospitales de HM. Animaba entonces a reiniciar, con prudencia, la actividad sanitaria normal tras el bloqueo sufrido en esa primera ola, y aunque la daba por vencida, advertía de la posibilidad de que hubiera una segunda en otoño.

Es obvio que el confinamiento y la disminución drástica de la movilidad, fruto del estado de alarma decretado por el Gobierno, permitieron que el virus dejara de extenderse hasta casi su desaparición.…  Seguir leyendo »

Analizando retrospectivamente lo que pasó durante los meses de marzo y abril, parece evidente que la única forma de detener el avance del virus era el confinamiento total. El estudio de seroprevalencia realizado antes del verano desveló que, por el retraso en la toma de medidas, aproximadamente 2,5 millones de personas (el 5% de la población) fue contagiada de golpe.

Ante la imposibilidad de gestionar la situación de otra forma, dada la falta de opciones terapéuticas y el desconocimiento de la enfermedad, la única solución era escondernos en nuestras casas. Eso sí, asumiendo que aquellas familias que tuvieran un miembro contagiado iban a verse sometidas de forma abrupta -como así paso y tuvimos familias enteras ingresadas- al azote inclemente del virus.…  Seguir leyendo »

Tras las tinieblas, apareció la luz estival que nos sacó del túnel en el que hemos estado tantas semanas. Durante un tiempo, tuve la esperanza de que el maldito virus, tal y como paso con el SARS o el MERS, acabara por desaparecer. Este es el optimismo patológico que no en pocas ocasiones te puede llevar a perder la perspectiva de una realidad que es tozuda.

A punto de entrar en el mes de julio, los datos de nuevos contagiados, de ingresos hospitalarios y de fallecimientos están en mínimos, pero no acaban de desaparecer del todo. Se vuelven a ver nubarrones en la distancia que espero acaben por despejarse.…  Seguir leyendo »

Tras las tinieblas, apareció la luz estival que nos sacó del túnel en el que hemos estado tantas semanas. Durante un tiempo, tuve la esperanza de que el maldito virus, tal y como paso con el SARS o el MERS, acabara por desaparecer. Este es el optimismo patológico que no en pocas ocasiones te puede llevar a perder la perspectiva de una realidad que es tozuda.

A punto de entrar en el mes de julio, los datos de nuevos contagiados, de ingresos hospitalarios y de fallecimientos están en mínimos, pero no acaban de desaparecer del todo. Se vuelven a ver nubarrones en la distancia que espero acaben por despejarse.…  Seguir leyendo »

Nada hacía presagiar hace unos meses lo que se nos venía encima. Sociedades empoderadas se creían que lo controlaban todo y que nada se escapaba a su dominio. En la mitología griega, la hybris representaba el pecado de la soberbia y la desmesura del ser humano, que era puesto en el sitio que le correspondía por Némesis, la diosa de la Justicia Distributiva. La naturaleza nos ha dado una lección de humildad en forma de virus maldito para recordarnos lo efímero que somos y para hacernos reflexionar sobre cosas mucho más importantes que tenemos y que ya dábamos por seguras.

El virus ha pasado como una plaga bíblica, como un huracán, dejando en pocas semanas un reguero de muerte de decenas de miles de ciudadanos.…  Seguir leyendo »

Estamos en la fase final de este primer brote de la pandemia que sin piedad ha dejado un reguero de muerte en muchas familias y desolación en la sociedad en general. Seguimos con cientos de pacientes ingresados y aunque todos los indicadores son positivos, la crisis económica resulta igual de preocupante y podría agudizarse aún más, pues sobre ella pende la espada de Damocles en forma de posibles nuevos brotes.

Nada positivo cabe extraer de esta fatalidad, más allá de que el maldito virus nos ha obligado a mantener un confinamiento que nos permite valorar cosas que antes apenas se tenían en consideración.…  Seguir leyendo »

Han sido sólo seis semanas que han parecido un mal sueño. Al despertar cada mañana deseabas volver a antes de aquel fatídico fin de semana de marzo en el que la felicidad y la vida de muchos empezó a truncarse. Todo llegó demasiado rápido.

Por fin, vamos saliendo de la pesadilla, pero creo que será imposible para algunos -fundamentalmente para el personal sanitario- evadir la angustia tras todo lo vivido. Las UCI, hasta arriba de enfermos intubados boca abajo como último recurso para que el aire les entrara mejor. Las plantas de los hospitales, atestadas de pacientes que sabes que no tendrán posibilidad de llegar a la UCI porque difícilmente podrían sobrevivir a una larga intubación.…  Seguir leyendo »

Ante las puertas de la crisis sanitaria más importante en el mundo del último siglo, con decenas de pacientes falleciendo diariamente en nuestro país a consecuencia del coronavirus, el sábado pasado, en un programa de máxima audiencia, escuché, totalmente perplejo, a un líder político de izquierdas preguntarse si el sector sanitario privado iba a cobrar por la ayuda que se está prestando al sector sanitario público. En realidad, solo le faltó insinuar que la infección por el coronavirus era fruto de una conspiración por parte del sector sanitario privado para que la sanidad pública nos derive pacientes.

Desde el principio de esta enfermedad, el sector sanitario privado ha puesto la totalidad de sus recursos a disposición de la sociedad, sin cuestionar si nos van a pagar por ello o no, aunque ya hay quien tiene claro que deberíamos hacerlo sin contraprestación alguna.…  Seguir leyendo »

Estamos viviendo una situación epidemiológica sin precedentes. A todos nos ha cogido por sorpresa el incremento abrupto de casos de personas infectadas por coronavirus (COVID-19) en comunidades autónomas como Madrid, País Vasco y La Rioja.

La sensación en cada domicilio, en la calle y en las empresas es de incertidumbre, de preocupación y de miedo, estados de ánimo que no son recomendables en situaciones que requieren de conocimiento y experiencia del manejo global de una crisis sanitaria de consecuencias difíciles de cuantificar.

Ahora es el momento de sembrar certidumbre, tranquilidad y confianza entre los profesionales, en los pacientes en general, en los ciudadanos afectados en particular y en la sociedad en su conjunto.…  Seguir leyendo »

Está en la naturaleza del hombre tratar de saber más, descubrir los secretos de la naturaleza y nuestras posibilidades de modificar la realidad para vivir mejor y, aunque "los hombres olvidan que la felicidad es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias" –como dijo John Locke–, buscar los más altos niveles de felicidad posible.

Con el tiempo, el ser humano realizará todo lo que sea capaz de hacer, por muchas restricciones que nos pongan o nos autoimpongamos. Además, se da la circunstancia de que los avances científicos y tecnológicos van siempre muy por delante de la capacidad de regularlos por parte de la Administración.…  Seguir leyendo »

Por fin tenemos Gobierno y ya van a poder ponerse en marcha las medidas anunciadas durante los meses en los que hemos estado con un Ejecutivo en funciones. Dado el talante del equipo que se ha conformado, se implementarán medidas de carácter más social, con el convencimiento de sus impulsores de que hacen lo mejor para la sociedad.

De entre esas iniciativas las habrá que, llegado el momento y vistos los resultados, haya que dar marcha atrás sin que ello tenga apenas consecuencias. Ahora bien, los efectos de otras difícilmente serán reversibles y podrían dejar una honda huella moral, produciendo más perjuicios que los beneficios que se buscaba alcanzar.…  Seguir leyendo »

En la jungla preelectoral, en el programa de Pablo Motos, pudimos ver la crítica, una vez más, de Pablo Iglesias a Amancio Ortega a vueltas de las famosas donaciones a nuestro sistema sanitario público. Sin entrar en lo injusto o no de los impuestos que paga el señor Ortega, dado que obviamente paga lo que legalmente le corresponde, el argumento esgrimido por el líder de izquierdas de que «no queremos limosnas si no que se paguen más impuestos para la Sanidad pública», no puede interpretarse más que como una simple alegoría que pretende salirse del pensamiento razonable y normal, el agradecimiento y la admiración por el hecho en sí, y llamar la atención con la intención de captar votos entre un determinado sector de la población.…  Seguir leyendo »

Días atrás hemos sido testigos, una vez más, de una noticia que tiene que hacernos reflexionar sobre qué está ocurriendo en nuestro sistema sanitario público y por qué se ignoran constantemente los preceptos de accesibilidad, equidad y cohesión que promulgan nuestras leyes sin que haya consecuencias.

Me refiero al comunicado de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), que decía que "uno de cada cinco hospitales no tiene acceso a algunos de los últimos fármacos antitumorales, lo que genera mucha preocupación y la constatación de la falta de heterogeneidad entre las comunidades autónomas", o entre las distintas provincias y áreas de referencia en las que están divididas desde el punto de vista asistencial.…  Seguir leyendo »

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen tres tipos de indicadores de salud: indicadores generales, como la esperanza de vida o la mortalidad infantil, y dos indicadores más específicos, como los medioambientales -entre los que se encuentran el abastecimiento del agua o la contaminación atmosférica, etcétera- y los sanitarios, relacionados con los medios y recursos de los que dispone el sistema sanitario y el uso y la eficiencia de los mismos.

Un año más, el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), el mayor aglutinador del tejido empresarial sanitario español y el máximo representante de la sociedad civil cualificado, ha presentado a través de su informe RESA los resultados sanitarios acumulados del sector sanitario privado.…  Seguir leyendo »

En el año 2014, la industria farmacéutica decidió, de manera voluntaria, suscribir el sistema de autorregulación en su código de buenas prácticas. Se proponía así garantizar que la promoción de sus medicamentos y las relaciones con los profesionales sanitarios se desarrollaran bajo estrictos principios de ética y responsabilidad.

Es loable el ejercicio de Farmaindustria, que al dar este paso se incardinaba además en el marco normativo nacional e internacional. Pero era cuestión de tiempo que esa autorregulación se volviera en su contra y en contra también de los profesionales sanitarios.

Los listados de los profesionales que cobran de los laboratorios han sido carnaza para quienes se oponen al emprendimiento privado en sanidad y para quienes desean ver a los médicos en la peor situación posible, porque piensan que se han creído una casta privilegiada.…  Seguir leyendo »

Tras el espectáculo de los últimos días -bueno, ya llevamos varios años en situación de campaña electoral permanente-, ha quedado clara la posición que ocupa, para algunos partidos políticos, la sanidad y el sistema sanitario público en nuestro país, al ser utilizado como moneda de cambio en la negociación para poder conformar el Gobierno.

Creo que no hay elemento que sea mayor motivo de cohesión social o de ruptura que el hambre y la salud, y atendiendo a las dificultades que tiene el sistema sanitario público para poder adaptarse a las necesidades de la población -cronicidad, envejecimiento...- y para acceder a las posibilidades que permite el avance en la innovación tecnológica, como demuestra el hecho de que necesite aportaciones del sector privado en forma de donaciones, frivolizar de esta forma con nuestro sistema sanitario público y su máximo órgano de gobierno y representación me parece un terrible error desde el punto de vista de la planificación social y un desagravio para todos.…  Seguir leyendo »

Según dice la página web de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIRef), su misión es “garantizar el cumplimiento efectivo del principio de sostenibilidad financiera de las Administraciones Públicas”. Pues bien, en las conclusiones de su reciente estudio Spending Review sobre los medicamentos dispensados a través de receta médica, se antepone el objetivo del ahorro cortoplacista a la sostenibilidad, es decir, al mantenimiento futuro de nuestro Estado de Bienestar, lo cual genera mucha inquietud.

Se avecina tormenta para el emprendimiento privado en sanidad y particularmente para la industria farmacéutica y tecnológica. Y es que, en lugar de apostar por reformas estructurales, se opta por dar otra vuelta de tuerca a los proveedores...…  Seguir leyendo »

El último informe publicado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) sobre la aportación del sistema sanitario privado revela que sigue incrementándose, de forma imparable, el número de ciudadanos que contratan voluntariamente seguros de asistencia sanitaria, y ya hay más de 10 millones de personas aseguradas.

Las conclusiones del informe generan una mezcla de vergüenza ajena y pena al ver lo que acontece en nuestro supuesto Estado de bienestar. Vergüenza ajena porque sacamos continuamente pecho, dentro y fuera de nuestras fronteras, por una Sanidad pública que lleva muchos años dando muestras evidentes de agotamiento y proporcionando una oferta totalmente insuficiente para las necesidades de la población del siglo XXI.…  Seguir leyendo »

En el año 2009, ante los constantes ataques a los que se veía sometido el sector sanitario privado, escribí un artículo bajo el título de «En defensa de la sanidad privada». En 2010, hartos de los constantes agravios e injurias a los que éramos sometidos, los principales grupos hospitalarios y aseguradores, acompañados de otros agentes representantes de la iniciativa privada en sanidad, pusimos en marcha el Instituto para el Desarrollo y la Integración de la Sanidad (IDIS) con la misión de poner en valor la aportación del sector sanitario privado ante la sociedad y la visión de promover un sistema sanitario integrado que pusiera a disposición de la población todos los recursos del sistema público y privado.…  Seguir leyendo »