Juan Antonio Garrido Ardila

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Julio de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Razona la ilustre germanista Katrin Dautel que la idiosincrasia cultural de las civilizaciones conformadas en islas puede igualmente observarse en comunidades asentadas en la vastedad de los continentes. Ejemplifica este fenómeno con la novela El muro, de Marlen Haushofer, cuya protagonista subsiste autárquicamente en las montañas austriacas, aislada del mundo por un muro invisible. Hermosa alegoría ésta de las culturas insulares germinadas en espacios continentales, mas evocadora, también, de la propensión humana al ascetismo. Los pueblos isleños, argumentaba Rudolph von Jhering, se forjan conciencias individualistas y, desde su apartamiento, al resto consideran enemigos. No obstante, su escasa consistencia historiológica, sopesado a la luz de Haushofer, el teorema de Jhering proyecta la panorámica más precisa de la política española actual: lejos de constituir un espacio continental, armónico, inclusivo y único, donde los partidos compartan lindes y lugares de encuentro, nuestra política es un mar poblado de partidos-isla que, henchidos de recelos, se contemplan distanciados por aguas procelosas.…  Seguir leyendo »

Como quiera que la contención del Covid-19 nos ha puesto en un estado de emergencia –y que éste valida los símiles bélicos prodigados para expresar su dramatismo–, convendremos en que esta guerra simbólica hace muy al caso para calibrar la entereza política de nuestras sociedades. Razonaba Hegel en sus Grundlinien der Philosophie des Rechts que todo pueblo en armas, enfrentado a un enemigo, habrá de fortalecerse como patria y crecerse políticamente. Sostenía el sabio de Stuttgart que las guerras propician un sittliches Moment (momento ético), una hora gloriosa en que las gentes se sacrifican altruistamente por el bien común. Algo parecido afirmó después Nietzsche al predicar el sentido de Pflicht (el deber) del individuo con su comunidad.…  Seguir leyendo »

Razonaba Robert Nozick que los pilares de las democracias liberales se yerguen y sostienen sobre la autonomía intelectual de sus ciudadanos. Por ello, los regímenes totalitarios, y también quienes aspiran quiméricamente a establecerlos, entienden que el mejor modo de someter a un pueblo consiste en el adoctrinamiento acientífico. Todo demagogo sabe que sus argumentos sólo prenderán en las mentes más anquilosadas y que el campo mejor fertilizado para sembrar las semillas de su ideología es aquél en el cual se ha desvirtuado la historiografía y el resto de las humanidades. Notorio es que el secesionismo catalanista ha arraigado porque la Generalidad ha impuesto un sistema educativo dogmático cercenador de la autonomía intelectual que reclamaba Nozick.…  Seguir leyendo »

Juzgaba Philip Coggan, en The Last Vote. The Threats to Western Democracy (2013), que la economía «aun cuando no sea el único factor de cuantos condicionan la política, debe tenerse por el más trascendente de todos». Y, en efecto, las cosechas que sustentan nuestro bienestar crecen al albur del caprichoso clima económico. La constancia del sol templado y las lluvias moderadas cultivan los campos abastecedores del progreso. En tiempos favorables cosechamos en abundancia y vivimos plácidamente. Cuando diciembre trae malas calendas, prevenimos el acopio de reservas, y cuando en la mañana la temperatura no remonta y el celaje se ennegrece, salimos a la era y cubrimos el grano.…  Seguir leyendo »

El pasado febrero, en el discurso de clausura de la convención del Partido Socialista Europeo, Pedro Sánchez apuntó: «Dejemos de llamar liberal a quien no es liberal», en palmaria alusión a Ciudadanos -que, desde su fundación, se ha definido como liberal- y al PP -que se denomina liberal conservador-. Y, poco después de esa arenga, Cs presentaba su «feminismo liberal» ondeando el lema «Soy liberal» de Clara Campoamor. Al hilo de esta suerte de disputas semánticas, en que unos y otros reivindican y proclaman su comunión con el liberalismo, hace muy al caso preguntarse quiénes, hoy por hoy, son los liberales.…  Seguir leyendo »

En pleno fervor regeneracionista, Rafael Altamira reflexionó en su Psicología del pueblo español (1900) sobre la «hispanofobia» campante por Europa, que definió como «la aversión hacia España y la injusticia contra ella» y que atribuía especialmente a franceses e italianos, desde Rousseau y Voltaire hasta Tiraboschi y Bettinelli. Antes de que Julián Juderías y otros estudiasen el fenómeno refiriéndose a él como «Leyenda Negra», Altamira responsabilizaba de esa hispanofobia a la desidia de los españoles y proponía neutralizarla mediante el mismo remedio antes reclamado por Unamuno y Ganivet para la justa apreciación de lo español: «Una acción educativa sobre la masa de nuestro pueblo».…  Seguir leyendo »

Los barómetros del CIS de los pasados mayo, junio y febrero brindan una sugerente lectura relativa a la raison d’être y la fortuna de la moción censora de Sánchez contra, según se nos dijo, la «corrupción». En el barómetro de mayo, el paro figuraba como el «principal problema» al parecer de un total relativo del 63,6% de los encuestados, seguido de «la corrupción y el fraude» (para el 39,6%) y de «los políticos en general, los partidos y la política» (para el 25,4%). Esas percepciones apenas se alteraron en junio: el 39,2% aún apuntaba a la «corrupción y el fraude» y el 24,5% a «los políticos».…  Seguir leyendo »

También en el juicio por el pseudoreferéndum de independencia de Cataluña que se está celebrando en el Tribunal Supremo ha irrumpido el pasmoso falseamiento de la Historia con que los secesionistas pergeñan sus quimeras. Entre quienes con más arrobado frenesí gustan de adulterarla, para adecuarla a sus monomaniacas ensoñaciones, se cuenta el ex vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, a la sazón licenciado en esa disciplina.

Ante el Alto Tribunal, el dirigente de ERC aseveró con flemático descaro que la obediente renuncia de los independentistas de Baviera a un referéndum de independencia, después de que un alto tribunal de Alemania lo desautorizase, no podía esperarse en Cataluña.…  Seguir leyendo »

Hace unos días, el ministro de Cultura, José Guirao, señaló muy prudentemente que, entre las efemérides que se conmemorarán oficialmente en 2019 dentro del Plan de Acción Cultural en el Exterior, no se contempla el quinto centenario de la llegada de Hernán Cortés a México. «Es que allí ese tema es complicado», adujo.

No bien hubo desembarcado en Mesoamérica, Cortés entendió la realidad política de la región: los aztecas habían tiranizado a otros pueblos exigiéndoles altas tributaciones y sometiéndolos a sangrientos sacrificios. Mediante alianzas con civilizaciones como los totonacas y los tlaxcaltecas, victimizadas por la satrapía azteca, Cortés derrocó a éstos y se esmeró, como ha detallado Christian Duverger, en la construcción de una nueva sociedad, vertebrada por una administración moderna y sustentada en la agricultura.…  Seguir leyendo »

En su artículo Aznar, sin complejos, Arcadi Espada abordaba una cuestión de suma trascendencia para la salud política de este país: la tergiversación incisiva que se hace de la realidad; es decir, la demagogia que hoy por hoy campa por sus fueros. Ese artículo aludía a la comparecencia de Aznar en la Comisión de Investigación parlamentaria relativa a la «presunta financiación ilegal del PP» y concluía que la retórica en extremo demagógica de Rufián merecería la reacción contundente de quienes la sufren resignadamente. En suma, y recurriendo a nuestro refranero, que quienes siembran vientos se arriesgan a recoger tempestades y quien a hierro mata se expone a hierro morir.…  Seguir leyendo »

La publicación anual de ránkings internacionales de universidades viene siendo noticia cada año en España por la ausencia de las nuestras entre las cien primeras clasificadas. Esta tendencia se ha perpetuado y suele dar pábulo a adustas críticas. Tampoco en 2019 asoman las universidades españolas entre las cien mejores del mundo en ninguno de los tres principales ránkings: el de Quacquarelli Symonds (QS), el de Times Higher Education (THE) y el de Shanghai Consultancy.

El ránking de Shanghai solo incluye una universidad española entre las 200 mejores y otras nueve entre las 500 mejor posicionadas; QS, tres entre las 200 primeras y otras nueve entre las 500 más destacadas; THE, dos en el grupo de las 200 mejores y otras seis entre las primeras 500.…  Seguir leyendo »

El Real Decreto 99/2011, de 28 de enero, por el que se regulan las enseñanzas oficiales de doctorado, se fundamenta en los parámetros de calidad establecidos para el Espacio Europeo de Educación Superior en los Comunicados de Berlín (2003), Bergen (2005) y Lovaina (2009). Ese Real Decreto dispone que «el componente fundamental en la formación doctoral es el avance del conocimiento científico a través de la investigación original». Y añade: «Los participantes en programas de doctorado no son sólo estudiantes sino investigadores en formación. Con ello se enlaza […] la formación doctoral, la carrera investigadora y la transmisión del conocimiento a la sociedad».…  Seguir leyendo »

Unamuno, rector de la Universidad de Salamanca, sale acompañado del obispo de la diócesis, Enrique Pla y Deniel, tras protagonizar un enfrentamiento verbal con Millán Astray. EFE

En los últimos días se va vuelto incisivamente sobre el posicionamiento político de Unamuno durante la Guerra Civil. Desde hacía tiempo, con la atención siempre puesta en el acto que presidió el 12 de octubre de 1936, se habían expresado opiniones en torno a lo que pudo o no pudo haber dicho en aquella ocasión, los términos en que discrepó con Millán Astray y las consecuencias de todo ello. Muchos comentaristas se han aferrado a la creencia de que Unamuno recriminó al general aquello de que «Venceréis pero no convenceréis», aunque no exista constancia de que pronunciase estas exactas palabras, ni tampoco de que ambos se enzarzasen en un intercambio de recriminaciones.…  Seguir leyendo »