Juan Antonio Sagardoy Bengoechea

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

La identidad navarra

Sigue impresionando la reflexión agónica de Laín Entralgo cuando se preguntaba: «¿Qué va a ser de España? ¿Se producirá en ella una paulatina desintegración? ¿Se alcanzará la realidad de una nueva y más satisfactoria convivencia?». España es una gran nación, que ha supuesto durante más de mil años algo más que una Nación; ha sido una cultura entera que traspasa siglos y continentes; la única universal –con la anglosajona– que aún perdura. Y en esa unidad conviven diversas tierras, costumbres e historias que la enriquecen con sus aportaciones al todo. Una de esas tierras es Navarra. Si hay algún Reino que pueda codearse de igual a igual, e incluso mirar un poco por encima, a los demás reinos medievales, es el de Navarra.…  Seguir leyendo »

Como hojas al viento

Una persona sin principios ni valores es como una hoja que el viento zarandea y mueve hacia todos los lados. Es decir, es una persona sin rumbo, y como dice un refrán marinero, no hay viento favorable si no sabes a dónde vas.

Un valor importante en nuestras vidas es el patriotismo. Nunca olvidaré, en un viaje a Italia, que al pasear por las calles de Lucca vi una calle que decía en su cartel identificador: «Luigi Fiorino» y debajo «Patriota». Me impactó que esa persona fuera definida por encima de todos los atributos que pudiera tener como patriota, es decir, una persona que amó, defendió, vibró y se enorgulleció de ser italiano.…  Seguir leyendo »

Las muletas de la vida

La vida es una aventura desde el principio al fin. Desde que nacemos hasta que nos llega la hora de la despedida de este mundo pasamos por un sinnúmero de situaciones vitales que nos son gratas, ingratas o indiferentes. Dormimos, comemos, charlamos, trabajamos, disfrutamos, amamos, sufrimos, viajamos, lloramos, reímos y tantas cosas más que componen nuestro ciclo vital. Y en todo ese discurrir tenemos siempre la fundamental opción de ser felices o infelices. A veces la infelicidad nos supera, nos viene dada por acontecimientos o situaciones que no controlamos. Pero siempre es posible montar mecanismos vitales que nos lleven a ser felices o, si acaso, menos infelices, y es que al final la suprema aspiración de los humanos es la de ser felices.…  Seguir leyendo »

Ilusiones y lamentos

Tengo como lema que «uno envejece cuando sustituye las ilusiones por los lamentos». Y lo creo profundamente puesto que si en nuestra vida no tenemos ilusiones caminamos hacia el vacío. Deja de interesarnos de verdad la vida. Y hablo de la ilusión como estado de ánimo de la persona que espera o desea que suceda una cosa grata. Se entiende aún mejor cuando se dice que una persona «no tiene ilusión por nada». Como bien decía Goethe, una vida inactiva es una muerte prematura. Siempre que ha venido a cuento en mis intervenciones orales he repetido que «siempre debemos tener algo que hacer, algo que desear y algo que amar».…  Seguir leyendo »

La familia es la piedra angular de la sociedad. La suma de individualidades no hace la familia porque hay algo más y fundamental: la «affectio familiaris». Esta especialísima cohesión que da la sangre tiene tal fuerza que un notable jurista italiano, Jemolo, decía sabiamente que «la familia es una isla que el mar del derecho puede rozar, pero rozar solamente: su esencia íntima permanece más allá del Derecho». Por eso la norma jurídica es muy respetuosa con la vida dentro de la familia porque piensa, y piensa bien, que los lazos familiares pueden más que las normas legales. De ahí que si fallan esos lazos el daño es mayor que en las relaciones extrafamiliares y más dolorosas.…  Seguir leyendo »

A pesar de las críticas que ha sufrido y que en parte son justificadas, en el plano económico, el capitalismo ha traído a la humanidad prosperidad en libertad, mientras que el comunismo lleva consigo pobreza y tiranía. Quiero decir, en corto, que el capitalismo tiene mucho recorrido para que las personas vivan mejor de modo libre, pero para ello tiene que ir corrigiendo el rumbo hacia contrapesos sociales a la pura ley de mercado. En estos momentos, el tema fundamental al respecto es la globalización.

En el mercado global, la economía se disocia de la política. Las multinacionales de nuestro tiempo, verdaderos protagonistas de la globalización, se mueven en un espacio habitado solo por la economía, no por la política.…  Seguir leyendo »

Quizá la mejor frase sobre verdad y mentira sea la evangélica «la verdad os hará libres». Así es sin duda alguna, tanto en su aspecto positivo como en el negativo, ya que la mentira es una trampa que nos aprisiona y nos degrada. Vivir en la mentira no es vivir con dignidad. Es una falsedad. Pero mis reflexiones en estas líneas se refieren a la verdad y la mentira en el ámbito político.

Hace ya 300 años, Jonathan Swift, en su libro El arte de la mentira política, descubrió que el mentir bien a los ciudadanos no es cosa que se improvise.…  Seguir leyendo »

Siempre he tenido una sana envidia por los afortunados que han conocido y tratado a sus cuatro abuelos. Yo –debido a la menor esperanza de vida en mis tiempos mozos– sólo conocí a mi abuela paterna y la disfruté plenamente. Tengo aún en mi memoria el recuerdo vivo de su genio y figura, de su fuerza al mandar, de su generosidad al premiar, y del equilibrio familiar que suponía su presencia. De ahí que haya valorado mucho y siempre el papel de los abuelos en nuestras vidas y ello porque al formar mi propia familia he tenido el privilegio de penetrar y gozar de los seis nietos que prolongarán nuestras vidas.…  Seguir leyendo »

Si bien es cierto que hoy en día se ha producido, frente o al lado del Estado, un extraordinario fortalecimiento, en términos de poder, de la sociedad civil, ello no obsta para que el Estado y sus instituciones tengan una clara supremacía en la vida de los ciudadanos. El Estado sigue asumiendo una posición esencial como garante de derechos cívicos y prestaciones sociales; como regulador de las actividades privadas en relación con los intereses generales y como estratega (Esteve Pardo) del dinamismo social, también en relación con el bien común. De todo ello se deduce la enorme trascendencia que tiene la personalidad de los que ponen en juego las funciones estatales, los encargados de definirlas, gestionarlas y mejorarlas.…  Seguir leyendo »

Desde que el mundo es mundo, la humanidad ha vivido en condiciones desiguales de modo que unos son pudientes y otros menesterosos. Unos felices y otros desgraciados. Unos alegres y otros tristes. Y ante ello, las reacciones han sido muy variadas tardándose siglos en practicar, a escala general, la filantropía, la caridad, el mutuo socorro. Sabiamente nos decía Cicerón que «no estamos obligados a cargar con las tristezas del otro; pero si a aliviar a los otros su tristeza siempre que podamos».

Pero pasó mucho tiempo hasta que se produjo una corriente de ayuda del Estado a los carentes de recursos.…  Seguir leyendo »

Esta pregunta que hace unos años sería un disparate hoy tiene visos de ser objeto de discusión científica y política. Nuestro mundo está cambiando a pasos agigantados, especialmente en el campo de la tecnología.

De las cuatro Revoluciones industriales, la primera (1784) trajo la máquina de vapor. La segunda (1840) la división del trabajo, la electricidad y la producción en serie. La tercera (1969) el auge de los dispositivos electrónicos y la implantación de líneas automatizadas de producción, y finalmente la actual, la cuarta, ha traído la inteligencia artificial, los robots. Los procesos enteramente gestionados por máquinas.

Todo es novedad, revolución.…  Seguir leyendo »

Lo que yo quiero decir en este artículo es muy simple. España es una gran nación y tiene los ingredientes necesarios para que sea un privilegio vivir en ella. Pero eso no es gratuito; requiere dedicación, esfuerzo, unidad y sentido común. Estoy de acuerdo con Ganivet cuando dice que, si se examina la constitución ideal de España, el elemento moral más profundo que en ella se descubre es el estoicismo. Y en concreto el estoicismo natural y humano de Séneca, cuya doctrina se condensa en no dejarse vencer por nada extraño a su espíritu, pensando que tenemos dentro algo fuerte e indestructible, como una fuerza profunda, como un eje diamantino, que nos coloca por encima de todo lo que nos precede, sea favorable o adverso.…  Seguir leyendo »

La RAE define la melancolía como tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que quien la padece no encuentre gusto ni diversión en nada. Pero la melancolía tiene además del significado de tristeza otro más positivo, que radica en añorar con buenos recuerdos cosas del pasado.

El pueblo español tiene un pasado esplendoroso que debe ser motivo de orgullo y acicate para la vida en común. Hemos tenido un siglo de luces en las letras, con Don Quijote como enseña universal; en el arte pictórico, con figuras como Velázquez, Murillo, Goya y, ya más cercanos, Picasso y Dalí.…  Seguir leyendo »

Hace unas semanas pude ver, como muchas otras personas, un vídeo excepcional por su contenido. Con motivo de su 80 cumpleaños, Amancio Ortega recibió con gran emoción el espontáneo y entrañable aplauso de miles de los trabajadores de su empresa, que cantando y bailando felicitaban «al viejo patrón» con evidente sinceridad. Es algo tan excepcional e inusual que me hizo reflexionar sobre la implicación de los trabajadores en la empresa en la que trabajan. En lo que se llama orgullo corporativo.

Es conocido que, frente al modelo anglosajón, en el continental –en el que estamos– el empresario no tiene prestigio social ni reconocimiento de sus posibles méritos.…  Seguir leyendo »

Yo también he tenido un sueño. Un sueño cuajado de ilusiones y esperanzas, que como todos los sueños encuentra muchas dificultades en hacerse realidad. Decía Jean Monet que «el arte de la política es hacer posible mañana lo que parece imposible hoy». Y en ese hoy de España, cara a un mejor mañana, es donde se anclaba mi sueño. En mi sueño veía un pequeño país en extensión pero grande en dotes de su gente. Este país era España. Esa tierra atormentada que lleva siglos buscando su esencia y que en esa lucha ha dado miles de personas admirables y admiradas.…  Seguir leyendo »

Inmigración cabeza o corazón

La inmigración se ha convertido en Europa en «la gran cuestión». Por razones humanitarias sobretodo, pero también económicas y geopolíticas. Como hace unos días comentaba H. Tertsch en estas páginas, «la crisis que ha estallado este verano en Europa, si se mantiene fuera de control, como es el caso ahora mismo, amenaza creíblemente con hacer colapsar los instrumentos de cooperación, los mecanismos de seguridad y hasta el orden público en Europa».

La historia de la Humanidad es la historia de las migraciones. Los griegos, los fenicios, los vikingos, los romanos, estuvieron en continuo movimiento transfronterizo en busca de poder, clima, dinero, seguridad y a veces solo pan.…  Seguir leyendo »

Una de las condiciones vitales más angustiosas para el ser humano es la incertidumbre. Las personas precisan de creencias, de horizontes, de cimientos vitales, de saber a ciencia cierta dónde estamos y a dónde vamos. La inseguridad, lo mismo en el campo jurídico que en el humano es la mejor receta para el desasosiego y la consiguiente paralización de proyectos y planes. En el terreno político, las encuestas son un invento para dar la mayor dosis posible de certidumbre, ya sea para bien de unos o mal de otros, y en definitiva para que los ciudadanos sepan lo que se avecina.…  Seguir leyendo »

A lo largo de la historia de la Humanidad han existido grandes políticos, políticos medianos, políticos insulsos y políticos nefastos. Y entiendo por políticos aquellas personas que aspiran al poder (como Platón los definía) o que ostentan el poder y lo utilizan para el gobierno de los asuntos públicos. Y de la acción o inacción de esos políticos han surgido situaciones muchas veces positivas para el vivir de los ciudadanos y otras muy negativas, hasta el extremo de las guerras de distinto tipo y ámbito que han golpeado a los humanos de modo inmisericorde, a lo largo de los siglos. De ahí que la calidad de los políticos, la humana y la moral, sean de una gran importancia para lograr lo que todos aspiramos en esta vida: ser felices y vivir en paz.…  Seguir leyendo »

Tiempos turbulentos los que estamos viviendo. Los cisnes negros nos asedian a través del paro, la desigualdad, la pobreza, la corrupción y la quiebra de valores morales. Dice Gómez Bahillo que «lo que verdaderamente está en crisis es el modelo económico y la idea de crecimiento ilimitado como generador de bienestar y calidad de vida… y la experiencia está demostrando en la actualidad, que la abundancia no conduce necesariamente al bienestar y a la calidad de vida; que la economía no puede crecer de forma indefinida y que el problema económico fundamental no es tanto el crecimiento como la distribución de bienes y recursos».…  Seguir leyendo »

La peste del siglo XXI el paro juvenil

En los difíciles momentos que vivimos hay que hacer un gran esfuerzo de equilibrio entre la denuncia de la situación y el mantenimiento de ánimo para superarla. He leído este verano algunos ensayos sobre el turbulento siglo XIX que tuvimos y parece un milagro el que luego hayamos llegado a tener una situación socioeconómica muy aceptable, así como una estabilidad política notable. Pero el vendaval de la tormenta económica de 2007 hasta nuestros días ha dejado al desnudo grandes desequilibrios estructurales en todos los ámbitos. De repente el queso compacto se ha convertido en «gruyere». Y si queremos levantar cabeza de modo sostenible tenemos que ponernos a la tarea, con imaginación, esfuerzo, entrega y un sólido e innovador liderazgo; no solo en el ámbito político, sino también en el de la sociedad civil.…  Seguir leyendo »