Juan Arias

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

En estas elecciones, el nombre de Brasil y de quién deberá gobernarlo en los próximos cuatro años ha sido pronunciado más que nunca. ¿De quién es, sin embargo, este país de más de 200 millones de habitantes, corazón del continente y en donde, hasta el domingo, tendrán puestos los ojos buena parte del mundo?

¿Es de los políticos que se arrogan a veces su derecho de propiedad? ¿Es del Gobierno que administra y a veces saquea sus riquezas para su provecho personal o de grupo? ¿Es de los bancos y empresas? ¿De las fuerzas del orden? ¿De los jueces? No. Brasil no tiene dueño.…  Seguir leyendo »

El domingo, 142 millones de brasileños acudirán a las urnas para elegir a su nuevo presidente. Todos los analistas coinciden en que se trata de las elecciones más tensas y con mayor suspense de la democracia. Los tres candidatos con posibilidades de victoria —la presidenta, Dilma Rouseff (PT), la ecologista Marina Silva (PSB) y el exsenador Aecio Neves (PSDB)— deberán disputarse voto a voto. En vísperas de la elección, todas las posibilidades permanecen abiertas. Dilma podría ganar el domingo sin tener que disputar una segunda vuelta, aunque parece improbable. En caso de una segunda vuelta, hoy por hoy es imposible saber si el adversario de Rousseff será Silva o Aecio.…  Seguir leyendo »

La historia de Brasil no se podrá contar sin lo que supusieron los 60 años de vida política de José Sarney, expresidente de la República, miembro de la Academia de las Letras, novelista y poeta.

Su decisión de no presentarse, a sus 84 años, a las elecciones para el Senado, no implica que Sarney dejará de tener influencia en las instituciones del país, ya que es una de esas personas que nacieron trayendo en su sangre el dulce veneno de la política y del gusto por el poder.

Su ausencia en el Congreso en el que militó más de medio siglo no dejará de notarse.…  Seguir leyendo »

La protesta brasileña que se extiende cada día como una mancha de aceite por todo el país, y que tiene sorprendida a la opinión mundial, es diferente de las demás, como por ejemplo la de los indignados de Madrid, la Primavera árabe o la americana de los Occupy.

¿Por qué? Podría decirse que es brasileña, un pueblo con una idiosincrasia especial que no siempre entra ni siquiera en los cánones de los otros países del continente. ¿Tropical? También, pero no sólo.

En primer lugar, la protesta es diferente porque no tiene nombre. La llamamos simplemente “protesta” o “manifestaciones”, porque no ha sido bautizada.…  Seguir leyendo »

El mayor elogio que en Brasil se puede hacer a un político es decirle que tiene “espíritu republicano”. Y al revés, la mayor crítica es que carezca de él. De la presidenta Dilma Rousseff se afirma que lo posee. Si ello supone en los ciudadanos colocar el bien común por encima mismo de los intereses puramente personales, para un político, y más para un presidente de la República, significa colocar el bien general del Estado por encima de todos los intereses.

Decir que la mandataria brasileña posee espíritu republicano supone, pues, que estaría colocando los fines por encima de los medios; el interés del país por encima de los de su propio partido; que está privilegiando la legalidad y la eficiencia, así como la moralización de la vida pública, lo que no siempre le es fácil en un país en el que la corrupción se come miles de millones de dólares cada año.…  Seguir leyendo »

Hoy, día 16 de abril, el Papa Benedicto XVI, cumple 85 años y el día 19, siete años de un pontificado “sin pena ni gloria”. Mi experiencia me dice que ya deben estar en marcha las negociaciones para organizar la sucesión del Sucesor de Pedro, y Jefe del Estado del Vaticano, del que debería ser símbolo de aquel profeta de Nazaret, expresión del antipoder que acabó clavado en un madero como un agitador cualquiera.

En vísperas de un nuevo sucesor de Pedro, se vuelven a alborotar pasiones, intereses políticos y ambiciones personales y hasta esperanzas de los cristianos aún puros, que sueñan con una renovación radical de la Iglesia.…  Seguir leyendo »

Brasil está cambiando, a mejor, gracias a una antítesis: el mito de Lula frente al antimito de Dilma. Son dos caras de una misma moneda, ambos responsables del salto dado por Brasil hasta convertirse en la sexta potencia económica del mundo. El mito de Lula, creado a través de sus méritos de genio de la política y de su biografía de niño pobre del norte que huyó con su familia a la rica São Paulo en busca de trabajo; y que de limpiabotas y vendedor ambulante, sin poder estudiar, pasó a fundador del mayor partido de izquierdas de América Latina y sindicalista de hierro, se nutre de superlativos.…  Seguir leyendo »

En Europa esta Navidad no será particularmente alegre. Será forzosamente triste para aquellos a los que la crisis económica ha dejado en la cuneta de la pobreza y de la desesperación del empleo. Triste para los que aun no habiendo sufrido el zarpazo de la bestia, no deberían dejar de sufrir por las víctimas del sistema que crearon los financieros sin escrúpulos.

Aunque a veces lo olvidemos, sobre todo en los tiempos de bonanza, la Navidad tiene raíces históricas y culturales nacidas del cristianismo. No debería por ello ser la fiesta del despilfarro, de la locura del asalto a los supermercados, de la angustia de los regalos forzados o de las alegrías desmedidas que olvidan el llanto de los mil millones de personas que aún pasarán hambre en esta Navidad.…  Seguir leyendo »

Nadie imaginaría hace solo 20 años que un día Brasil podría ofrecer ayuda al FMI y a los viejos países europeos, de los que hoy recibe a ingenieros, médicos, abogados y técnicos calificados en busca de trabajo y ante los que se sentía -según expresión acuñada por los brasileños- con el «complejo de perro callejero».

Es posible que Brasil acabe este 2011 siendo ya oficialmente la sexta potencia mundial. Y, sin embargo, el gigante americano con casi 200 millones de habitantes, tiene por delante desafíos inmensos, lagunas por rellenar, atrasos históricos paralizantes, desigualdades aún chirriantes y millones de miserables y analfabetos.…  Seguir leyendo »

Me pregunta un amigo por qué en tiempos de crisis, incluso las económicas como en la actualidad, el ser humano se refugia más en la fe en Dios. Difícil responder a esa pregunta, ya que para mí si Dios sirve para algo debería ser para los tiempos de alegría y felicidad, no para los tiempos del miedo.

Los padres del científico y escritor Leonard Mlodinov se salvaron de las garras del Holocausto. Él mismo salvó su vida el fatídico 11 de septiembre, en los bajos de una de las Torres Gemelas de Nueva York cuando se hundió. En una entrevista reciente le preguntaron en Brasil qué sentía al saber que Dios había salvado milagrosamente su vida y la de sus padres.…  Seguir leyendo »

Me ha causado un cierto estupor saber que se han colocado cientos de confesionarios en el parque del Retiro de Madrid con motivo de la visita del papa Benedicto XVI.

Es el mismo estupor que me causaban los confesionarios colocados en las fábricas de Polonia por el sindicalista Lech Walesa. Son esos confesionarios los que, con razón, indignan a los indignados, mientras a ellos tratan de impedirles que confiesen su indignación.

El Papa, que tendría que encarnar la figura de Pedro, el pobre pescador de Galilea, como obispo de Roma, debería recordar al viajar a Madrid que el apóstol llegó a Roma perseguido y que fue crucificado como el Maestro.…  Seguir leyendo »

Un amigo me confiesa: «En vacaciones no voy a leer ni un periódico, ni siquiera voy a abrir Internet. Quiero desintoxicarme». No son pocos los que en algún momento caen en la tentación -siempre vencida por suerte- de dejar de leer periódicos, cualquiera que sea su soporte. «Es que mi hígado no resiste tanta locura de noticias. Mejor saber menos de lo que ocurre en el mundo», dicen algunos.

A veces, es cierto, puede ser una terapia alejarse del bombardeo informativo cada vez más poderoso, más planetario y más repleto de atrocidades. La última la leo esta mañana aquí en Brasil: un joven mata a su padre y a su madre, encierra sus cuerpos en un armario y da una fiesta para 60 amigos.…  Seguir leyendo »

Quiero anticipar, para evitar equívocos, que no me gustaría morir viendo apagada la hoguera levantada por los indignados, los de España y los del mundo. Precisamente por ello, porque considero el fenómeno de los indignados como una nueva aurora justo en el momento en que el mundo se sumía en las sombras del pesimismo a escala universal, me atrevo -como contribución a ese diálogo de paz, a esa fascinadora e inédita guerra sin armas- a formular algunas preguntas que podrían parecer incómodas en medio de la fiesta en curso, pero que podrían ayudarnos a todos -empezando por mí mismo- a reflexionar y armarnos para no ser una vez más canibalizados por el poder de turno.…  Seguir leyendo »

Vivo en Brasil, donde el ateísmo es un señor desconocido. Aquí creen hasta las piedras. Y se cree en todo. La religiosidad impregna la vida. No conozco un solo personaje importante del mundo de la cultura, del arte y hasta de la ciencia que se declare ateo. Pero soy español, aunque me siento ciudadano del mundo después de haber pasado dos tercios de mi vida correteando por el planeta. Y conozco las pasiones del corazón ibérico amante del ángulo, al contrario, por ejemplo, de los italianos y brasileños que privilegian la línea curva, más femenina. El español es duro como el acero y no ama las medias tintas.…  Seguir leyendo »

Lula hizo a Brasil mejor de lo que era, más rico, con menos pobres y con enorme proyección mundial, pero Brasil es mayor que Lula. No es una crítica al que ha sido, sin duda, el presidente más popular del país después de Getulio Vargas, con quien el ex tornero no tuvo problemas en compararse apellidándose también él padre de los pobres en un difícil equilibrio entre popular y populista.

Lula ha contribuido en sus ocho años de Gobierno a consolidar la economía de Brasil, en cuyo territorio caben dos Europas. Tuvo la inteligencia, cuando llegó al poder aclamado por los marginados, de no dejarse arrastrar por los señuelos clasistas de su partido y mantuvo las líneas de rigor económico de su antecesor, el economista Fernando Henrique Cardoso, fundador del Partido Socialdemócrata (PSDB), hoy la mayor fuerza de la oposición, reforzada en las últimas elecciones.…  Seguir leyendo »

Se multiplican cada día las sospechas de que el papa Benedicto XVI, ya desde años lejanos, hubiese podido participar en la penosa operación de ocultar a los sacerdotes que se habían manchado con el crimen de violación de menores, incluso de sordomudos. Si se llegara a probar dicha complicidad de quien hoy rige los destinos de la Iglesia, ello podría constituir una grave responsabilidad de la comunidad cristiana mundial con el mismo Papa.

Viví muchos años de cerca, por mi profesión de informador, los misterios del Vaticano. Allí conocí a eclesiásticos íntegros que creían en la Iglesia como elemento de paz y unión entre los pueblos y que llevaban una vida austera y digna.…  Seguir leyendo »

La pregunta: después de Lula ¿qué?, es decir, cómo será Brasil sin Lula, no es retórica. Es un interrogante que se empiezan a hacer no sólo los analistas políticos, sino el hombre de a pie. Una cosa es cierta: va a haber, históricamente, un antes y después de Lula, el ex tornero que tomó las riendas del país hace casi ocho años, y que ha conseguido colocar a Brasil entre las potencias emergentes del mundo junto con India y con China.

Lula deja un país con 20 millones menos de miserables que han pasado a tener categoría de ciudadanos y han entrado en el mercado de consumo.…  Seguir leyendo »

El hecho de haber ganado Río de Janeiro la celebración de los Juegos Olímpicos del 2016, dejando atrás ciudades de gran prestigio como Madrid, Chicago o Tokio, ha sido analizado ya por activa y por pasiva. Se ha dicho de todo. Que Suramérica se merecía ya unos Juegos. Y es cierto. Que Brasil es hoy la potencia económica emergente de la región. Y también es cierto, como lo es que buena parte de la victoria se debió a la enorme popularidad mundial del carismático ex metalúrgico y hoy presidente Luiz Inácio Lula da Silva. Y con él a la acción del dios del fútbol, Pelé, y el mago carioca Paulo Coelho, que supo ganarse la simpatía de las mujeres de los delegados del COI a quienes invitó a cenar en un restaurante de Copenhague, en un clima de felicidad brasileña.…  Seguir leyendo »

Con el papa Benedicto XVI, el miedo de la Iglesia católica hacia los diferentes se ha agudizado. Se estudian incluso nuevas formas de castigo a los sacerdotes que se casen civilmente. A Roma le da miedo todos los distintos, los que disienten de las rígidas normas de conducta por ella trazadas. Teme a los diferentes sexuales: gays, lesbianas, transexuales, prostitutas; a los diferentes religiosos: ateos, agnósticos, animistas, protestantes, judíos o musulmanes. Le irritan los divorciados, los sacerdotes que dejan los hábitos, las mujeres que abortan, los que practican la eutanasia, los suicidas, los adúlteros, los drogadictos. Arrecia sus castigos contra todos ellos.…  Seguir leyendo »

Una buena parte de la Iglesia católica, concretamente del clero, deja espantados y verdaderamente escandalizados a los fieles que aún creen en dicha confesión religiosa, debido al número cada día mayor de abusos a niños y adolescentes por parte del clero.

Nunca la palabra escándalo ha sido mejor usada. Y lo curioso es que esa palabra fue la usada hace más de 2.000 años por quien, según la Iglesia, fue su fundador y maestro, Jesús, el profeta de Nazareth. Y lo hizo para referirse a los abusos con los niños.

Los exégetas saben muy bien que es muy difícil decidir cuáles de las sentencias importantes que se ponen en boca de Jesús son de su autoría o fueron creadas o manipuladas por los evangelistas.…  Seguir leyendo »