Juan Carlos García y Cebolla

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Lo que deja en evidencia la pandemia no es un tema coyuntural, sino esa idea tan arraigada durante los dos últimos siglos de que la alimentación debe ser barata. Sebastian Liste (FAO)

La pandemia de covid-19 ha puesto de manifiesto algunas realidades menos conocidas o sobre las que no habíamos querido pensar, y ha dejado al descubierto sus consecuencias para el derecho de las personas a alimentarse dignamente.

En sitios bien distantes que van desde Estados Unidos hasta Alemania, Reino Unido o Huesca, se han notificado focos de contagio entre los trabajadores de industrias cárnicas. En Florida, Ontario o Lleida, los brotes se han asociado a los trabajos de cosecha de frutas y verduras, los cuales también requieren de mano de obra temporal.

En buena parte de esos casos, lo que encontramos son condiciones socioeconómicas indignas, aunque no necesariamente ilegales.…  Seguir leyendo »

Alimentarse dignamente es un derecho humano internacional que existe desde hace tiempo y al que se han comprometido muchos Estados. De hecho, 30 países lo han reconocido explícitamente en sus constituciones, mientras que muchos otros han tomado medidas para incidir a su favor.

Tomando como punto de partida la Declaración Universal de los Derechos Humanos, se han creado instrumentos políticos que han hecho posible que el derecho a la alimentación sea una realidad cada vez más extendida. Entre ellos, las directrices voluntarias sobre el Derecho a la Alimentación, que han guiado a los gobiernos a lo largo de estos años en cómo actuar en esta dirección.…  Seguir leyendo »

Tema: La crisis alimentaria supone un fuerte retroceso en la lucha contra el hambre en América Latina y el Caribe.

Resumen: La crisis alimentaria no es de disponibilidad, es de carestía de los alimentos. El cambio de tendencia implica precios promedio superiores en los años venideros y ruptura de la seguridad de un abaratamiento continuado del abastecimiento alimentario, y un fuerte retroceso en la lucha contra el hambre en América Latina y el Caribe. Entre 2005 y 2007 el numero de personas subnutridas creció en 6 millones, alcanzando los 51 millones. Con las fuertes subidas de precios durante la primera parte de 2008 (cuyo efecto en la inflación sigue presente) es posible que hayamos retornado a los 53 millones de subnutridos de comienzos de los años 90.…  Seguir leyendo »