Juan Carlos Garzón Vergara

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Tema

Los candidatos presidenciales colombianos han presentado propuestas para afrontar el crimen organizado en un momento de transición, marcado por la implementación de los acuerdos de paz, el desarme de las Farc, la reconfiguración de los fenómenos criminales y el crecimiento de las economías ilegales.

Resumen

Colombia tuvo sus primeras elecciones parlamentarias y presidenciales después de la firma de los acuerdos entre el Gobierno y el grupo guerrillero Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) en un momento de transición que plantea varios desafíos para la seguridad: la proliferación de grupos armados, la expansión de las economías ilegales, la inestabilidad en las fronteras y el aumento de la violencia.…  Seguir leyendo »

Venezuela’s violent crime epidemic appears to be escalating into a full-blown humanitarian crisis. The precise dimensions are hard to know, however, because along with the collapse of the economy and widespread hunger has come a near blackout of reliable government crime statistics.

The Venezuelan government stopped publishing comprehensive crime data more than a decade ago, and the discrepancies between what authorities say and data released by independent organizations are extreme.

For instance, local officials announced that 17,778 Venezuelans were victims of homicide in 2015. But the Venezuelan Violence Observatory, a nongovernmental group, estimated that there were 27,875 murders that year, which would make Venezuela’s homicide rate one of the highest in the world, at 90 killings per 100,000 residents.…  Seguir leyendo »

En décadas recientes los países de América Latina han realizado esfuerzos significativos en el fortalecimiento del Estado y la consolidación de la democracia en la región. Al mismo tiempo las redes criminales – entendidas como el conjunto de relaciones entre los agentes legales e ilegales que participan en actividades criminales – se han fortalecido. Ahora tienen un papel importante en las economías formales e informales de la región y en las instituciones políticas, erosionan el tejido social y amenazan los avances conseguidos en la región.

Las redes criminales distorsionan las más importantes fuerzas de cambio en América Latina: la globalización, la tecnología, la apertura de nuevos mercados, la cooperación regional y la democracia.…  Seguir leyendo »