Juan Luis Cebrián

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Farsa electoral en Venezuela

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero acaba de declarar a la prensa que las elecciones que tendrán lugar en Venezuela el domingo “son muy importantes para mí”. Le asisten para ello buenas razones, toda vez que desde hace años viene comportándose como distinguido correveidile del tirano que gobierna el país. Sin embargo, para su desgracia, el resultado de los comicios no será reconocido por la Unión Europea ni la Organización de Estados Americanos. Ambos organismos han puesto de relieve que el régimen chavista no garantiza las condiciones “para un proceso electoral transparente, inclusivo, libre y equitativo”. Eso después de que un informe de Naciones Unidas estableciera que las medidas de Maduro “tienen como objetivo neutralizar, reprimir y criminalizar” a la oposición política.…  Seguir leyendo »

Pecados de leso socialismo

Francisco Bustelo, un intelectual respetable, militante histórico del PSOE y defensor de lo que llamó el socialismo marxista democrático (todo un oxímoron), alertó en los comienzos de la Transición política respecto a los peligros ambientales que acechaban a su partido. Acérrimo crítico de la socialdemocracia, no dejó sin embargo de reconocer que la política socialista de la época se encontraba “inmersa en un universo contradictorio, sometido a grandes tensiones, donde los errores pueden resultar gravísimos”. Incurrir en ellos, entusiasmarse demasiado con los objetivos y desconocer la fuerza del adversario y los condicionamientos internacionales, supondría, según él, cometer “un pecado de leso socialismo”.…  Seguir leyendo »

El país que nunca ha sido

Se atribuye al político galo Pierre Mendès France la sugerencia de que, siendo EEUU una potencia mundial, los europeos, a quienes afectan seriamente las decisiones de la Casa Blanca, deberían poder votar en las elecciones americanas. Semejante reflexión la habría hecho en plena efervescencia de la Guerra Fría y cuando el poder económico y militar americano empeñaba todos sus esfuerzos en la construcción de su imperio. Mientras tanto, Europa apenas comenzaba a recuperarse de los estragos de la II Guerra Mundial. Verdadera o falsa, la anécdota responde a la fundada impresión de que de los resultados de los comicios que mañana se celebran depende no solo el futuro de los ciudadanos norteamericanos, sino en gran medida el nuestro.…  Seguir leyendo »

Estado fallido y Estado de derecho

Dos renombrados politólogos europeos han hecho pública su aprensión respecto a que España pueda convertirse en un Estado fallido. Este es un término tan catastrófico como ambiguo, utilizado por los científicos sociales, de Max Weber a Noam Chomsky, y que permite al Fondo para la Paz publicar anualmente una clasificación de países según la sostenibilidad o vulnerabilidad de sus instituciones. España ocupa habitualmente en ella puestos por encima del número 30. No figura entre los mejores, calificados de Estados muy sostenibles, simplemente sostenibles, o muy estables. Pero tampoco se encuentra entre aquellos cuya debilidad encienden las alertas. Forma parte de lo que podríamos llamar el pelotón de los mediocres, en los que es reconocible la estabilidad de sus instituciones tanto como las amenazas que se yerguen contra ellas.…  Seguir leyendo »

Dios nos asista

El gobernante es por lo común un hombre débil, entregado al oleaje de las pasiones populares. Indalecio Prieto (Mayo, 1936)

Cees Nooteboom, laureado escritor holandés afincado en Menorca, declaró hace días, antes de recibir el Premio Formentor, que los españoles no saben reconciliarse. Se equivocaba. No solo supimos reconciliarnos, sino que lo hicimos tras la muerte del dictador, con humildad y valentía, no exentas de miedo a la repetición de los errores del pasado. Pero la casta política, lleve coleta, moño, o gaste brillantina, sigue entregada al oleaje de las pasiones que, de no amainar, acabará por hundirla a ella y, de paso, ahogarnos a todos.…  Seguir leyendo »

Somos diferentes. Somos uno

Lo hermoso de nuestra Constitución es que, como la sociedad, puede cambiar… y crecer.

Esta frase de Ruth Bader Ginsburg, la jueza del Tribunal Supremo americano desaparecida el sábado pasado, no se encuentra en ninguno de sus discursos, artículos u opiniones forenses, sino que forma parte de un aria que ella misma cantaba en una ópera bufa sobre sus relaciones con el que fuera magistrado de dicha Corte, el famoso juez Scalia, considerado un reaccionario, auténtico martillo de herejes. La afición a la ópera se le despertó a Ginsburg a temprana edad y soñaba con convertirse en una diva hasta que su profesor de piano se lo desaconsejó, haciéndola ver que no tenía facultades.…  Seguir leyendo »

Españoles, a las cosas

Muchos son los daños colaterales de la covid-19, entre los que destacan la depresión y el miedo de la sociedad, incitados a mansalva por televisiones públicas y privadas; amenazas de la autoridad; decisiones de dudoso fundamento jurídico que limitan y retuercen los derechos de las personas, y contradicciones constantes entre los responsables políticos. La paralización de la Administración durante meses sigue pasando factura a los más débiles, que encuentran ventanillas cerradas, funcionarios desbordados, promesas incumplidas, teléfonos sin respuesta y oscuridad ante su futuro. Esta semana comienza una verdadera prueba de fuego con la vuelta a la escuela y el comienzo de curso, abandonadas como han sido las comunidades autónomas a su suerte por el Gobierno central, y cuando frente a la escasez de medios se hace público casi un ultimátum de la Fiscalía a los padres que fomenten el absentismo, temerosos de que sus hijos se contagien.…  Seguir leyendo »

La vuelta al cole

Entre los primeros recuerdos de mi infancia anidan los comentarios de mi abuela sobre la “gripe española”. Hija y esposa de médicos, solía hacer referencia a ella como si se hubiera desatado por castigo divino, y cuarenta años después de extinguida la epidemia lamentaba todavía los sufrimientos de las víctimas, varias de las cuales entre sus familiares. Ya expliqué que la lectura de los periódicos de la época demuestra lo poco que ha avanzado la ciencia epidemiológica en algunos aspectos. Concretamente, en las medidas sociales a implementar como defensa contra la extensión del virus. Fotografías de gente con mascarillas, incitaciones a no salir de casa y a lavarse las manos una y mil veces, imágenes de hospitales de campaña al estilo del que se improvisó en Ifema, son casi idénticas a las actuales.…  Seguir leyendo »

La inmunidad del rebaño

Siempre me ha llamado la atención que voces oficiales sobre la evolución del coronavirus usen el término “inmunidad del rebaño” para describir la resistencia comunitaria de la especie humana al contagio. Después de todo lo que hemos oído en los últimos meses, tengo razonables dudas sobre el conocimiento médico acerca de los procesos inmunológicos, pero no albergo ninguna respecto a la experta comprensión de los políticos sobre el comportamiento de los rebaños. No hablo en este caso de los integrados por un hato de ganado lanar, sino (la RAE dixit) de esos “conjuntos de personas que se mueven gregariamente y/o se dejan dirigir en sus opiniones o gustos”.…  Seguir leyendo »

¿Para qué sirve un rey? Esta no es una pregunta capciosa y es lícito que se la hagan los ciudadanos de un país democrático. Al propio don Juan Carlos, cuyo patrimonio está siendo investigado por la Fiscalía del Tribunal Supremo y sobre el que se vierten ahora acusaciones que empañan su antiguo prestigio, le escuché muchas veces que la monarquía subsistiría solo a condición de ser útil. Habida cuenta de las informaciones recientes sobre su persona, podríamos suponer que su abdicación se produjo precisamente porque él mismo concluyó que su permanencia en el trono no beneficiaba ni a la continuidad del Estado ni a la de la dinastía.…  Seguir leyendo »

El poder y la gloria

Lord McGregor of Durris, que fue presidente de la Comisión Real de Quejas sobre la Prensa en el Reino Unido, solía decir que un buen indicador de la libertad de prensa era el número de conflictos entre los medios de comunicación y los Gobiernos. Si esto es verdad, nuestros niveles al respecto serían casi excelsos después de que desde el palacio de la Moncloa un vicepresidente del Gobierno envuelto en asuntos judiciales amagara con la creación de una comisión parlamentaria que investigue el comportamiento de determinados periodistas.

Pero el diagnóstico del lord británico es errado para lo que sucede en nuestros días, cuando las quejas de los gobernantes ante lo que consideran excesos de los medios son reflejo de una creciente presión sobre los mismos para evitar que cumplan su función, no solo informativa, sino de control del poder.…  Seguir leyendo »

Salvar al capitalismo de los capitalistas

Vivimos una época de rabia. Estas palabras del celebrado cantautor Billy Bragg definen mejor que nada el estado de ánimo de nuestra sociedad. Rabia que explota en las calles, pero es también reprimida por el miedo en este despertar de la pandemia, cuando nos amenazan como nunca la inseguridad y la incertidumbre.

Apenas nos habíamos recuperado de la crisis financiera de hace una década, las trompetas del coronavirus anunciaron un empobrecimiento general de las poblaciones y un cambio copernicano en las relaciones sociales y en la geopolítica mundial. Tras enterrar el modelo del socialismo real que arruinó a la Unión Soviética y sus aliados, se anuncian ahora las exequias del capitalismo liberal.…  Seguir leyendo »

Sobre cómo afrontar la crisis constituyente

La semana pasada Juan Carlos Campo, ministro de Justicia, dijo en el Parlamento que nos encontramos ante una crisis constituyente. Es efectivamente lo que sucede, aunque no solo en nuestro país, y se debe sobre todo al estupor y el miedo que provoca la globalización, sentimientos magnificados ahora por la pandemia.

Campo dijo constituyente y no constitucional. No creo que se equivocara aunque luego alguien de su departamento hizo pública una necia rectificación. Es constituyente y es global porque enfrenta las dificultades del sistema representativo para hacer frente a la actual perturbación del orden emanado de la II Gran Guerra. Comentaristas de la derecha ponen el grito en el cielo relacionando su discurso con la mascarada del independentismo catalán.…  Seguir leyendo »

Apocalipsis Now

Desde muchos puntos de vista puede decirse que la de la covid-19 es la primera auténtica pandemia que el mundo padece. Ninguna otra epidemia del pasado ha conocido la extensión territorial, la rapidez del contagio y la articulación de medidas casi universales por los poderes públicos como las que hemos conocido durante estos últimos dos meses. Sin embargo, y como señala la francesa Françoise Hildesheimer, autora de una historia sobre las plagas y su influencia en la sociedad, los métodos empleados para luchar contra el coronavirus no son muy diferentes de los que se utilizaron contra la peste. Claro que entonces no había casi 8.000 millones de habitantes, más de la mitad conectados entre sí a través de Internet, no existían megaciudades, y se castigaba con la horca al que pretendiera fugarse de una muerte segura causada por la bacteria.…  Seguir leyendo »

La libertad, Sancho

Decía don Quijote a su escudero que la libertad es uno de los más preciados dones que a los hombres dieron los cielos. Miles de millones de personas de todo el mundo han visto violado ese regalo en los últimos meses por decisiones políticas o administrativas, a fin de garantizar la salud de la población. Por la libertad y la honra, añadía nuestro Alonso Quijano, se puede y debe aventurar la vida. Si hemos asumido pacíficamente este particular cautiverio, ahora encaminado al disfrute de la condicional, no ha sido tanto por salvar las nuestras, como por proteger las ajenas.

Comprendo el estupor y aturdimiento de los gobernantes de la Tierra a la hora de hacer frente a un fenómeno de magnitudes y perfiles desconocidos hasta el momento.…  Seguir leyendo »

Al dar cuenta de su ejecutoria en la lucha contra la pandemia, el ministro de Sanidad, filósofo de formación, bien podría recordar la máxima socrática del “solo sé que no sé nada”. En realidad casi nadie sabe nada de este coronavirus, sobre el que quizá algún día conoceremos al menos su origen, ya que está claro que su fin no es cercano. La memoria de Sócrates sobre su propia ignorancia le ayudaría a don Salvador Illa a reconocer sus errores sin necesidad de endosárselos a los demás en nombre de la evidencia científica, concepto atribuido a Kant y que ya fue discutido por Wittgenstein.…  Seguir leyendo »

Uno de los argumentos utilizados por los gobernantes en la actual crisis del coronavirus es que en realidad ellos hacen lo que los expertos les mandan o, para utilizar las palabras del presidente Macron, “de acuerdo con las evidencias científicas” que les comunican. Siendo esto así hay quien se pregunta por qué no ponen a esos expertos al frente de los Gobiernos, aunque, salvo excepciones, no sería lo más conveniente, pues incluso si fueran verdaderamente capaces eso no les convierte en líderes sociales o políticos. Tiempo habrá por lo demás para discutir sobre este mundo nuestro, puntero en la innovación y la ciencia, que no tiene mejor explicación de la pandemia que el hecho de que un chino se haya comido un murciélago.…  Seguir leyendo »

Un cataclismo previsto

En septiembre del año pasado, un informe de Naciones Unidas y el Banco Mundial avisaba del serio peligro de una pandemia que, además de cercenar vidas humanas, destruiría las economías y provocaría un caos social. Llamaba a prepararse para lo peor: una epidemia planetaria de una gripe especialmente letal transmitida por vía respiratoria. Señalaba que un germen patógeno de esas características podía tanto originarse de forma natural como ser diseñado y creado en un laboratorio, a fin de producir un arma biológica. Y hacía un llamamiento a los Estados e instituciones internacionales para que tomaran medidas a fin de conjurar lo que ya se describía como una acechanza cierta.…  Seguir leyendo »

Efectos colaterales del coronavirus

Tras su difusión en las redes, un vídeo de la directora de Salud de Santa Clara, California, lamiéndose el dedo para mejor pasar las páginas de su discurso, y en el que conminaba a no tocarse nariz ni boca a fin de no propagar el coronavirus, puede convertirse en icono de la improvisación y desorden reinantes en la lucha contra la potencial pandemia. Espero y deseo que los esfuerzos de las autoridades de medio mundo y el comportamiento cívico de las poblaciones consigan evitarla. Mientras lo hacen, pueden ya registrarse algunos efectos colaterales, perversos los más, aunque también otros potencialmente beneficiosos, pues ya se sabe que las crisis provocan siempre oportunidades.…  Seguir leyendo »

Quiero creer que nuestro mal Gobierno
Es un vulgar negocio de los hombres
Y no una metafísica — Jaime Gil de Biedma

Hace ya demasiado tiempo que el periódico me sorprende cada mañana con la nueva ausencia de un amigo. Su memoria reverdece entonces en medio de la tristeza y la gratitud que su recuerdo empeña. La reciente desaparición de Jean Daniel, que se sumó a la muy sentida de Plácido Arango, me ha sumido en la reflexión inevitable sobre las muchas horas que pasamos juntos, bien conversando personalmente, bien enfrascado yo en la lectura de sus libros. Esta es por cierto la relación más íntima que puede uno mantener con cualquier escritor, el lugar donde se establece el diálogo más sincero, en el que florecen las dudas y se ahuyentan las convicciones.…  Seguir leyendo »