Juan Luis Cebrián

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de febrero de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

En el esperpento al que hemos asistido los últimos meses sobre los devaneos y esfuerzos para formar Gobierno en España, una sola palabra se ha hecho dueña del escenario, pronunciada ampulosamente por todos los intérpretes de la tragicomedia: responsabilidad. De modo que la derecha debe permitir gobernar a la izquierda por responsabilidad, y abstenerse de fornicar con la extrema derecha también por responsabilidad. Pero, a su vez, la responsabilidad de formar Gobierno es de la izquierda, porque así se lo ha encargado el Rey, en el ejercicio de uno de los eximios y simbólicos poderes que la Constitución le otorga. Habida cuenta del poco apego que nuestros líderes muestran por la excelencia intelectual —salvo en el caso de Pablo Iglesias, que ya se encargó de recordar sus méritos académicos frente a los deméritos de sus oponentes—, es comprensible el descuido semántico en el que han incurrido en este caso.…  Seguir leyendo »

Noticias de Europa

«Todo empezó con la reconciliación francoalemana”. Esta sencilla frase, definitiva para entender el proyecto europeo, se la escuché pronunciar con machacona insistencia hace más de veinte años al entonces presidente de Francia, François Mitterrand. En tiempos de la memoria histórica, las nuevas generaciones no han de olvidar que la Europa democrática de hoy, como la España democrática, son fruto de la reconciliación entre enemigos tras unas terribles guerras fratricidas que causaron cerca de cien millones de muertos en la primera mitad del siglo XX. Comprendo la frustración y aun el desaliento que el fracaso de los iniciales pactos políticos para designar la cúpula del poder de la Unión Europea ha generado en algunos; pero me sorprende el escaso valor que tantos comentaristas atribuyen al hecho de que los nuevos acuerdos se basen en un entendimiento explícito entre París y Berlín, por no hablar de su abierto rechazo al tratarse de una solución que recupera las necesidades de la geopolítica.…  Seguir leyendo »

Carta de un liberal de acá a un liberal de allá

Querido Guy:

El de este envío era también el título de un artículo del escritor y periodista del XIX Mariano José de Larra, que acabó suicidándose en medio de su personal desesperación amorosa, y acosado como estaba por la tribulación política española. Larra figura en el imaginario español como uno de los primeros intelectuales demócratas modernos. Fue un liberal moderado que luchó con su pluma durante toda su vida por la defensa de los derechos de los ciudadanos y contra las fuerzas reaccionarias del carlismo. Encabeza una lista no excesivamente larga de liberales españoles entre los que sobresalen, con diferente énfasis, Ortega y Gasset, Ramón Pérez de Ayala y hasta el que fuera presidente de la Segunda República Manuel Azaña, por no mencionar al representante del liberalismo ilustrado más significativo, Salvador de Madariaga.…  Seguir leyendo »

Cómo defenderse de un golpe de Estado

Uno de los peligros a los que está expuesto el Estado moderno es la vulnerabilidad de los Parlamentos. Curzio Malaparte

No hace falta leer a Malaparte para entender que existe un variado catálogo de métodos para emprender un golpe de Estado. El debate político pervierte con frecuencia el significado de las palabras y otras formas de rebelarse, como los pronunciamientos o levantamientos militares, se denominan también así. Pero los golpes de Estado clásicos son la mayoría de las veces fruto de conspiraciones internas en el seno del poder constituido, golpes de palacio en ocasiones, y en todo caso delitos contra ese mismo poder al que se quiere eliminar y suplantar.…  Seguir leyendo »

Entre la fatiga y la identidad

En un comentario sobre la batalla tecnológica entre Estados Unidos y China, citaba yo recientemente la fatiga institucional europea que viene debilitando a la democracia y a la defensa del Estado de bienestar. Dicho cansancio, cuyas consecuencias van a ponerse a prueba tras las elecciones celebradas ayer, no es exclusivo de las organizaciones multilaterales ni de un proyecto como el de la Unión, cuyo porvenir parece ahora en entredicho. Afecta a todas las estructuras políticas de los países donde la democracia liberal existe, y, de no ser capaces de restaurar sus fuerzas, la inestabilidad y la incertidumbre serán el signo del futuro inmediato para nuestras sociedades.…  Seguir leyendo »

«El respeto al derecho ajeno es la paz” —Benito Juárez, presidente de México

«¿Comunista yo? El comunismo es algo muy antiguo. Yo soy un liberal. Desde que la democracia existe las adscripciones políticas, los principios y las ideologías se resumen en realidad en esos dos grandes bloques: liberales y conservadores. Y yo soy un liberal”.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), tiene unos ojos claros y una sonrisa pícara que le confieren un cierto aire de ingenuidad, algunos podrían advertir incluso un deje de dulzura, solo matizado por su singular talento político y sus aires de visionario.…  Seguir leyendo »

A un reputado hispanista suizo, profesor visitante en la Universidad española después de haber ocupado una cartera ministerial en su país, le oí hace ya tiempo una afirmación rotunda:

—He leído el Estatuto de Autonomía de Andalucía y puedo asegurar que, salvo en lo que concierne a la autonomía fiscal, podría ser la Constitución de cualquier cantón helvético.

Lo dijo en presencia de una nutrida representación de ex primeros ministros y exjefes de Estado, gran parte de ellos europeos, que asumieron como cierta la premisa. El comentario sirvió para reafirmarme en la idea de que en realidad la España del régimen de 1978, tan vilipendiado por algunos, es lo más parecido a un Estado federal, y aun confederal en algunos aspectos, excepción hecha de que no existe una lista cerrada de las competencias exclusivas del Gobierno central, útil para evitar los conflictos de atribuciones entre este y la periferia que han inundado nuestra historia reciente.…  Seguir leyendo »

No llores por ti, Argentina

Aníbal Troilo es el bandoneonista más notable de la historia del tango. Hablo del tanto milonguero, a un tiempo popular y sinfónico, ajeno a los excesos gimnásticos que se exhiben para el turismo. Aproveché un viaje a Río de la Plata, antes de asistir al Congreso Internacional de la Lengua, para hacer escala en el Marabú, un viejo cabaret donde Troilo triunfó durante años, reabierto ahora gracias a la iniciativa de Joe Fish, mecenas dedicado a mantener viva la tradición de esa danza emblemática del mestizaje cultural. Proyectaron en la antigua sala de baile un documental sobre su historia y al mostrar algunas imágenes del general Perón gran parte de la audiencia prorrumpió en aplausos.…  Seguir leyendo »

La democracia era esto

O ya no entiendo lo que está pasando o ya pasó lo que estaba yo entendiendo”. Esta frase del inolvidable intelectual mexicano Carlos Monsivais bien pudiera haberse escrito ahora por cualquier observador de la actualidad política doméstica e internacional. Pues casi diez años después de su muerte, sigue vigente su aguda visión de un mundo en el que “si nadie te garantiza el mañana el presente se vuelve inmenso”. Dicha inmensidad proviene ahora en gran parte de la globalización, que afecta no solo a los flujos financieros sino a la mediocridad política imperante, el crescendo demagógico y el miedo de las gentes.…  Seguir leyendo »

El procés y la civilización del espectáculo

En su ensayo La civilización del espectáculo, Mario Vargas Llosa advirtió sobre la banalización de la cultura, la política y el periodismo en un mundo en que la vida ya no se vive, solo se representa. Esta es una observación elemental en el caso de algunos gobernantes que más parecen actores empeñados en interpretar ante los focos el papel que se les atribuye que en asumir las decisiones y responsabilidades que el poder comporta. También la severidad habitual de nuestros tribunales de justicia, de la que repetidas veces he sido testigo y aún víctima, ha derivado en cierta forma por los senderos del entretenimiento, en nombre del principio de publicidad de los juicios.…  Seguir leyendo »

Al fin y al cabo, los pueblos tienen siempre los gobiernos que se merecen. Esta es al menos la teoría de quienes sustentan lo que el politólogo Jean Meynaud describió como la interpretación folclórica de la política. De esa interpretación surgió también la idea, ampliamente difundida durante la dictadura franquista, de que la democracia era algo bueno pero no para España, pues no estaba preparada para ella. Preparado o no, el país abordó un proceso de transición a la muerte del general Franco e instauró un régimen comparable a cualquier democracia liberal al uso, cuya efectividad y rendimiento, puestos a prueba incluso de bombas, están a la vista.…  Seguir leyendo »

La ciudadanía observa en estos momentos su sistema político con algo muy cercano al desdén. Estas palabras no son mías sino del “padre del Parlamento” británico, Kenneth Clarke. Las pronunció poco después de que la Cámara de las Comunes mandatara a la primera ministra para negociar con la Unión Europea un cambio imposible en el acuerdo sobre el Brexit. He tenido el privilegio de conocer y tratar a Kenneth en numerosas ocasiones. Europeísta convencido, fue desalojado de su carrera hacia Downing Street por los sectores más reaccionarios de su partido, cuando en realidad era y es uno de los más capacitados líderes conservadores.…  Seguir leyendo »

El poder y la lucha por conseguirlo

Entre la multitud de afirmaciones políticamente correctas con que los gobernantes y sus opositores suelen consolarse a sí mismos está la muy extendida de que ellos se dedican a oficio tan mal pagado e impopular por su vocación de servicio a los demás. Pero la suya es una lucha pura y dura, a veces hasta sangrienta, por conquistar el poder. Esto es algo muy mal visto por la opinión general, pues, de acuerdo con el principio enunciado por Lord Acton, el poder es fundamentalmente una máquina de corrupción.

Días atrás diversas noticias han contribuido a potenciar la confusión y hasta el espanto de quienes se hacen cruces ante las trifulcas que acechan la inestabilidad del sistema español.…  Seguir leyendo »

El descrédito de la política

Definitivamente el mundo está peor este mes de enero que hace un año y los buenos propósitos para el que ahora comienza no prometen nada que no sea la ambición de no aumentar el deterioro. Cuando cayó el muro de Berlín, y con él un orden mundial mantenido bajo la amenaza de la destrucción mutua asegurada, Occidente se apresuró a celebrar el fin de la historia, tal y como fue definido por Francis Fukuyama. Una forma de anunciar el triunfo del capitalismo frente al socialismo real, y por tanto el de la democracia. Apenas un cuarto de siglo después, esta ha perdido prestigio entre las gentes, es asediada desde dentro y fuera de sus fronteras, y la suposición de que el capitalismo resulta incompatible con regímenes que reprimen las libertades ha quedado hecha añicos.…  Seguir leyendo »

El Estado, en busca del tiempo perdido

El Estatuto de Autonomía de Cataluña establece que el presidente de la Generalitat es el representante ordinario del Estado en Cataluña. Elegido por el Parlamento catalán es nombrado por el Rey, en cuyo nombre promulga las leyes aprobadas por dicho Parlamento. En definitiva, la única legitimidad posible del poder que ejerce el señor Torra se basa en una Constitución a la que no ha jurado fidelidad, en las leyes electorales que de esa Constitución y del estatuto en vigor emanan, y en la monarquía parlamentaria contra la que se ha alzado repetidas veces. La Generalitat es un órgano del Estado español, al que debe fidelidad y respeto, y el Estado posee medios más que sobrados para garantizar el cumplimiento de las leyes, la igualdad de todos los ciudadanos ante las mismas, el mantenimiento del orden público y el respeto a los derechos humanos en todo el territorio.…  Seguir leyendo »

Han sido ya tantos, y tantas veces, los que han solicitado o sugerido la reforma de la Constitución que la demanda, si un día pudo ser un mantra, apenas merece ya el apelativo de cantinela. Y sin embargo, las severas tensiones que hoy agobian a la política y deterioran la convivencia no encontrarán no digo ya solución, sino ni siquiera alivio, mientras no se aborde esa tarea. Las propuestas al respecto han sido muy abundantes, pero merecen especial atención las que históricamente emanaron de los dos grandes partidos de nuestra democracia que durante años vertebraron el funcionamiento del sistema.

Ya en 1994 José María Aznar, antes de encaramarse al poder gracias a su pacto con el nacionalismo catalán y vasco, proponía “la conveniencia de reformar el Senado” sobre lo que “existe una gran coincidencia entre las fuerzas políticas, pero la necesidad de modificar la Constitución ha frenado hasta ahora la solución de propuestas concretas”.…  Seguir leyendo »

El sentido de la realidad

Decía Isaiah Berlin, uno de cuyos libros responde al título de este artículo, que en el ámbito de la acción política las normas son escasas y remotas: “Las habilidades lo son todo”. Es la comprensión de la vida pública lo que define el éxito de los gobernantes, no el bagaje ideológico de sus propuestas. El olvido de algo tan sencillo induce a muchos líderes actuales, para no hablar de tertulianos, blogueros, tuiteros y demás familia, a teorizar sobre la Transición sometiéndola a una especie de autopsia histórica, lo que les permite llegar a la ufana conclusión de que nuestra democracia padece un cáncer terminal en su legitimidad de origen, y además amenaza con producir metástasis en su ejercicio.…  Seguir leyendo »

La democracia y el descalabro de las instituciones

¿Sobrevivirá la democracia a las redes sociales? Tomo la interrogante de una conferencia del expresidente de Chile Ricardo Lagos pronunciada hace meses en la Academia de la Lengua de su país. Aunque no se ponen en duda los beneficios de Internet y su carácter inicialmente democrático, muchos creen que la democracia está amenazada por las nuevas tecnologías debido a que su propia estructura responde a la del mundo analógico y el tsunami digital ha de llevársela por delante, como a tantas otras cosas. La sociedad en red circula además a una velocidad vertiginosa, que se ha de multiplicar exponencialmente cuando la computación cuántica comience a utilizarse fuera de los laboratorios.…  Seguir leyendo »

Ausencias y presencias de América Latina

En este mes de noviembre van a tener lugar en América Latina dos importantes reuniones internacionales sin la presencia de los nuevos presidentes de las dos economías más poderosas de la zona: Brasil y México. Me refiero a la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno a celebrar en Antigua (Guatemala) y al encuentro de los países del G-20 cuyo país anfitrión será Argentina. La ausencia en ambos casos de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que tomará posesión el 1 de diciembre, y de Jair Bolsonaro, que ha de hacerlo el primero de enero, debilita las expectativas respecto a los beneficios que puedan tener ambos encuentros para esta zona del mundo, en la que están depositados amplios intereses de las empresas españolas.…  Seguir leyendo »

La Monarquía y los valores republicanos

En 1789, la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano que alumbró la Revolución Francesa establecía que “los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derecho”. Al margen de que su lenguaje no fuera inclusivo como ahora se demanda, algo consecuente con las costumbres de la época, esta es probablemente la mejor definición posible de la esencia de los valores republicanos, recientemente reclamados por diversos portavoces políticos españoles. Con ocasión de la resolución para abolir la Monarquía que aprobó la semana pasada el Parlamento catalán, una portavoz de los llamados comunes declaró a la prensa que dichos valores republicanos son mayoritarios en la sociedad catalana.…  Seguir leyendo »