Juan Manuel Bonet

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir del 1 de diciembre de 2006. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

En España, cuando, en 1970, se suicidó, de Mark Rothko, nacido Marcus Rothkowitz en la entonces rusa Letonia, en el seno de una familia judía que, aterrada por los pogromos, terminó marchándose a los Estados Unidos, no sabía mucha gente de él. No mucha, pero escogida. A los de El Paso sus cuadros inmensos, luminosos, les habían impactado, en 1958, cuando Frank O'Hara trajo a Madrid la colectiva del MoMA 'La nueva pintura americana'. Firmaron homenajes al pintor Rivera y Viola, así como Ràfols Casamada en Barcelona. Zóbel, que no fue de El Paso, pero andaba cerca, había descubierto su obra en su época de estudiante en Harvard: en Providence, y en 1955.…  Seguir leyendo »

París probablemente sea la ciudad más escrita del mundo. En ella Baudelaire encarnó como nadie al 'flâneur'. Antes que él, ya los hubo, desde Louis Huard, el autor de esa joyita que es 'Physiologie du flâneur', hasta el inmenso Victor Hugo, que además de crear dos obras maestras capitalinas como 'Les miserables' y 'Notre-Dame de Paris', metió mucho de la ciudad en sus 'Choses vues'. Después surgirían la 'Recherche' de Proust, y libros de Apollinaire ('Le flâneur des deux rives'), Aragon ('Le paysan de Paris'), André Breton ('Nadja'), Cendrars ('La banlieue de Paris', con Doisneau), Léon-Paul Fargue ('Le piéton de Paris')...…  Seguir leyendo »

Como cajas de Cornell

Hace exactamente treinta años, durante una estancia en Nueva York, un día, nada más despertarme, le dije a Monika: «Se me acaba de ocurrir un libro de poemas que serían glosas de una serie de cajas de Joseph Cornell. Vamos a pasarnos por Books & Co., la librería que está casi al lado del Whitney, y voy a comprarme una monografía sobre él que vi ahí hace unos días, y que puede servirme». Allá que nos fuimos, y la compré. (La librería, estupenda, cerraría en 1997). Después habíamos quedado con una amiga española, precisamente en el Whitney, para visitar las dos exposiciones más contrapuestas que imaginarse quepa, la de la silenciosa Agnes Martin, y la de Jean-Michel Basquiat, ruidoso, y a la vez capaz de equilibrio, dentro de la furia.…  Seguir leyendo »

Hace 10 años, el Instituto Cervantes publicó su Enciclopedia del español en Estados Unidos, un volumen de más de 1.000 páginas en el que se presentaba la buena salud de nuestro idioma, en virtud de la extraordinaria cifra de hispanos en el país y su situación en términos de enseñanza, expansión territorial, difusión mediática, industrias culturales, etcétera. Motivado por este potencial, el Cervantes puso en marcha hace cinco años el Observatorio de la Lengua Española en Harvard. A su vez, en 1998, justo hace 20 años, el Gobierno español activó el programa de Líderes Hispanos de EE UU, a cargo de la Fundación Carolina, destinado a estrechar nuestras relaciones económicas y culturales.…  Seguir leyendo »

El Nobel a Patrick Modiano, que algunos tanto hemos deseado, viene a hacer justicia definitiva a una obra a menudo ninguneada bajo la acusación de ser menor y repetitiva, y que a uno en cambio le parece una obra mayor, única.

Aparecida en el emblemático año de 1968, la primera novela de Patrick Modiano, La place de l’Étoile, jugaba con la ambigüedad de ostentar un título que designa a la vez la plaza donde está el Arco de Triunfo y «el lugar de la estrella», es decir, el lugar de su indumentaria donde a partir de 1942 los judíos franceses estaban obligados a llevar la infamante estrella de David.…  Seguir leyendo »