Jules Kortenhorst

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de enero de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

La madre de todas las noticias

En la batalla contra el cambio climático, o la ganamos rápido, o la perdemos. Tenemos una única chance de resolver el problema antes de que se convierta en una amenaza existencial, y el tiempo se está acabando.

Pero además de esa dimensión temporal, el desafío climático amplifica todas las otras crisis que enfrentamos, desde la pandemia de coronavirus hasta la desigualdad mundial. Por eso es crucial transmitir la urgencia del problema en forma clara, realista y responsable. Si los votantes no reciben una presentación del problema franca, precisa y convincente, no comprenderán su magnitud y no demandarán soluciones a las autoridades que pueden movilizar los recursos necesarios para hacerle frente.…  Seguir leyendo »

La nueva medida del éxito corporativo

La evidencia científica sobre el cambio climático se conoce hace décadas, pero la dirigencia mundial no le dio respuesta con la urgencia que era necesaria. Ahora el problema se ha vuelto tan grave que es imposible ignorarlo, y quienes ocupan puestos de poder enfrentan cada vez más presiones para que empiecen a compensar el tiempo perdido.

En el caso de las empresas, las presiones no surgen sólo de activistas, sino también de accionistas, clientes, inversores, prestamistas, empleados, funcionarios y cualquier parte afectada que comprenda cabalmente la amenaza climática. Hay cada vez más riesgos empresariales, que van desde la interrupción de cadenas de suministro hasta condiciones letales para los empleados que trabajan al aire libre.…  Seguir leyendo »

Mientras los gobiernos de todo el mundo adoptan políticas para hacer frente a las consecuencias económicas inmediatas del COVID-19, están tomando decisiones que también determinarán la competitividad de sus países en las próximas décadas. Si están diseñados correctamente, los paquetes de estímulo y recuperación pueden permitir que los países y las regiones estén listos para recoger los beneficios de las industrias del futuro.

La Unión Europea ya está preparada para acelerar la implementación del Pacto Verde Europeo. Y China inevitablemente desarrollará sus ventajas competitivas previas a la pandemia en energía solar, vehículos eléctricos (VE) y baterías. Estados Unidos, por otro lado, corre un riesgo cada vez mayor de quedar rezagado.…  Seguir leyendo »

El Caribe y sus alrededores ya están en las líneas frontales del cambio climático. Las Bahamas, el archipiélago que se extiende por las prístinas aguas entre Florida y Cuba, se han visto asoladas en los últimos años por huracanes devastadores, que han aumentado en frecuencia y gravedad a causa del calentamiento global. Puesto que las Bahamas y los países del Caribe emiten cantidades de dióxido de carbono relativamente ínfimas, sus residentes tienen una responsabilidad mínima por la crisis climática.

Pero los habitantes de la región están dando vuelta el guion, transformándose de víctimas de las tragedias climáticas en líderes globales de la producción de energía limpia y segura.…  Seguir leyendo »

Emisiones cero netas en Davos

En su ya tradicional reunión anual en Davos, el Foro Económico Mundial hizo un llamado a las compañías de todo el mundo a comprometerse a reducir sus emisiones de gases de invernadero a cero netas para el 2050, como máximo. Los científicos del clima han demostrado que es necesaria una reducción de estas dimensiones tanto para cumplir los objetivos del acuerdo climático de París de 2015 como para prevenir un cambio climático catastrófico.

Naturalmente, el Rocky Mountain Institute (RMI) abrazamos el reto del FEM a la comunidad empresarial global. Es oportuno y apropiado. Deja claro a los líderes empresariales que, como miembros de la “elite de Davos”, tienen la responsabilidad de dar el ejemplo tomando medidas inmediatas para reducir las emisiones.…  Seguir leyendo »

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), que está teniendo lugar en Madrid, debiera preparar el terreno para lograr compromisos climáticos nacionales más ambiciosos. En ningún otro país es esto más importante que en aquel donde el liderazgo para el cambio climático es menos probable: Estados Unidos,

Pero un nuevo informe que debiera dar esperanzas al mundo sobre la posibilidad de que no sea demasiado tarde para que EE. UU. siga un camino en línea con las aspiraciones mundiales para evitar los efectos más catastróficos del cambio climático. Será necesario el liderazgo sostenido de los estados, las ciudades y empresas de EE. …  Seguir leyendo »

La transición global de los combustibles fósiles con emisiones intensivas de carbono a energías renovables más limpias y más confiables como la energía eólica y la energía solar ya está en curso. Pero el gran interrogante –para los años 2020 y después- es con qué rapidez se desarrollará este proceso. Una transición lenta implicaría que los actores convencionales en el sector energético sigan floreciendo y así, casi con certeza, no cumpliríamos con las metas de reducción de las emisiones plasmadas en el acuerdo climático de París de 2015. Pero si la transición es rápida, esos actores convencionales experimentarán diversos grados de disrupción –el precio de que las metas de París sigan siendo alcanzables-.…  Seguir leyendo »

Después de una temporada de huracanes que baten récords en Estados Unidos e inundaciones en toda Asia, sería fácil desesperarse ante el ritmo acelerado del cambio climático. Sin embargo, a pesar de los presagios apocalípticos, una transformación energética lo suficientemente grande y lo suficientemente rápida como para frenar el incremento de la temperatura global sigue estando a nuestro alcance. Mejor aún, no necesitamos esperar nuevas invenciones para implementar los cambios que necesitamos; la transformación puede suceder ahora mismo, con soluciones rentables que ofrezcan las empresas e impulsen los mercados.

Limitar el incremento de la temperatura global a un máximo de 2° Celsius con respecto a los niveles preindustriales -el objetivo establecido por el acuerdo climático de París de 2015- exigirá reducir la dependencia de combustibles fósiles y cambiar la manera en que el mundo siembra cultivos, tala madera y utiliza la tierra.…  Seguir leyendo »

Hace cuarenta años, Estados Unidos y gran parte de Europa extrajeron lecciones difíciles de su peligrosa adicción a los combustibles fósiles. Luego de la victoria de Israel en la guerra de Yom Kippur, los miembros árabes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) anunciaron un embargo petrolero a quienes respaldaban a Israel. Los países desarrollados, enfrentados al repentino corte de una fuente de energía esencial y a un aumento importante de los precios mundiales del petróleo, se sintieron impotentes.

Sin embargo, como fue el caso, los países desarrollados tenían otras opciones para reducir su dependencia del petróleo árabe. Simplemente no habían detectado -o no les había interesado detectar- la necesidad de tomar medidas hasta que la OPEP los puso ante esta disyuntiva.…  Seguir leyendo »

Los jefes de Estado y ministros de Energía europeos y la Unión Europea van a debatir activamente la política climática y energética en una serie de cumbres que se celebrarán en las próximas semanas. Para que las decisiones que adopten importen, los dirigentes deben procurar entender el carácter cambiante de dichas políticas... y la enorme oportunidad que deben aprovechar.

La energía puede ser una impulsora decisiva de la competitividad europea y de la transición a una economía con una menor utilización del carbono, lo que beneficiará tanto a las empresas como a los ciudadanos de Europa, pero, para hacer realidad esa promesa, los dirigentes europeos deben brindar una concepción al respecto y actuar con decisión ahora.…  Seguir leyendo »