Julio L. Martínez

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El corazón se encoge ante la muerte violenta del niño Gabriel Cruz. Al ver y sentir el dolor por ese crimen atroz e incomprensible, a mí no deja de punzarme la obligación moral de hacer visible también el drama de la trata de miles de niñas, niños y adolescentes explotados para fines sexuales, para las peores formas de trabajo, para la mendicidad, el tráfico de órganos, los conflictos armados (sea como combatientes o como esclavas sexuales), para matrimonios forzados o incluso para ataques terroristas suicidas. Si la trata de cualquier ser humano tiene un carácter execrable, toma su forma más espeluznante cuando las víctimas son menores, siendo devastadores los efectos emocionales, físicos y psicosociales que causa en ellos.…  Seguir leyendo »

Mujeres en la Ciencia

La Asamblea General de las Naciones Unidas decidió, en 2015, declarar el 11 de febrero como Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. En el trasfondo de esa celebración hay asuntos de gran calado que tocan cuestiones de igualdad, justicia social y desarrollo humano de personas y sociedades.

En parte del mundo las mujeres han alcanzado una presencia cuantitativa y cualitativamente significativa en muchos campos del conocimiento científico y tecnológico, llegando incluso a porcentajes mayoritarios en algunas áreas y a puestos de la máxima responsabilidad. Para prueba dos ejemplos: Tras casi 80 años de historia, el CSIC tiene su primera presidenta, la dra.…  Seguir leyendo »

En la festividad de santo Tomás de Aquino las universidades celebramos el día de nuestro patrono, agradeciendo, homenajeando y destilando la esencia de nuestra identidad. Este año ha caído dentro del 800º aniversario de la creación de la Universidad de Salamanca, una de las más antiguas de Europa, junto a Oxford, París y Bolonia. Cuando se erigía la Universidad salmanticense faltaban solo siete años para el nacimiento del genial santo dominico.

Este curso tenemos presentes también otros aniversarios más modestos, pero no menos significativos: se han cumplido los 30 años del Programa Erasmus y próximamente se cumplirán los mismos años de la Declaración de Bolonia, que, en la tradición del humanismo europeo, ve la Universidad obligada a atender al saber universal, para asumir su misión, y saltar toda frontera geográfica o política afirmando la necesidad imperiosa del conocimiento recíproco y de la interacción de las culturas.…  Seguir leyendo »

Los buenos propósitos

La mayoría de los mortales estamos necesitados de cambiar algo de los ritmos, relaciones o hábitos, incluso el rumbo, de nuestras existencias, y por eso al comienzo de un nuevo año nos sentimos casi obligados a formular propósitos para lograrlo. Es bonito y estimulante decir ¡Año nuevo, vida nueva!, pero sabemos por propia experiencia lo pretencioso que es eso de la «vida nueva»; así como lo difícil que es alterar nuestra psicodinámica existencial. Sabemos que por más que la conciencia nos dicte la bondad de un determinado curso de acción, de poco sirve si no logramos que el bien captado por la mente se arraigue como profunda inclinación afectiva y sea percibido como bueno para uno, aquí y ahora.…  Seguir leyendo »

La Carta Magna de las Universidades Europeas dice que «el porvenir de la humanidad depende en gran medida del desarrollo cultural, científico y técnico que se forja en los centros de cultura, conocimiento e investigación en que se han transformado las auténticas universidades» (Bolonia, 18/9/1988). Son términos solemnes y para que no se queden en palabras hueras, a los grandes objetivos universitarios de la enseñanza de las profesiones y la investigación científica/transferencia, hay que sumar el de la formación «cultural», lo que «nos permite vivir sin que la vida sea tragedia sin sentido o radical envilecimiento». Así se refería Ortega a la que llamaba «tarea radical» de la Universidad, que en su origen medieval constituía su núcleo de actividad, aunque es cierto que llegaba a pocos privilegiados.…  Seguir leyendo »

Cuando se han cumplido sesenta años de la firma de los Tratados de Roma y en plena crisis de identidad de la UE, ¿cómo no abordar los desafíos europeos de la integración entre los Estados y dentro de cada uno de ellos, y los de la democracia y la economía en un mundo tan interdependiente y cambiante? Para encarar esas cuestiones se celebró en el Vaticano, a final de octubre, una conferencia con el objetivo de «(re)pensar Europa», poniendo el foco en la contribución cristiana para el futuro del proyecto europeo. El alma mater del encuentro fue el cardenal Reinhard Marx, arzobispo de Munich-Freising y presidente de Comece (Comisión de Conferencias Episcopales de la Comunidad Europea), y el momento cumbre, el discurso del Papa Francisco, precedido de la intervención del presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, a quien tuve ocasión de agradecer su intervención en la recepción del Premio Princesa de Asturias de la Concordia.…  Seguir leyendo »

Llevo días debatiendo interiormente si escribir o no sobre el desafío independentista de Cataluña, porque las cotas de irracionalidad a que hemos llegado y la amalgama de ideología, emotividad, hechos reales, medias verdades y falsedades completas son tan espesas que hacen difícil la mesura y la reflexión constructiva. Porque, además, quiero ayudar y no entorpecer.

Ante el desasosiego intergeneracional y ubicuo, hay poco alivio, algo ha dado la inequívoca intervención del Rey y la masiva expresión pública de cientos de miles de silenciosos/silenciados. A los que se han ido pertrechando con una psicología de resistencia separatista, probablemente les gusta que la ansiedad y la depresión cundan, como también el conflicto callejero.…  Seguir leyendo »

Estas últimas semanas hemos recordado dos acontecimientos que forman parte de lo mejor de nuestra memoria como pueblo: uno es el 40º aniversario de las primeras elecciones democráticas tras la muerte de Franco, y otro el 20º aniversario del vil asesinato de Miguel Ángel Blanco a manos de ETA con la impresionante reacción del pueblo español. Los que somos de la promoción de Miguel Induráin teníamos apenas trece años en el primero y treinta y tres en el segundo. Recuerdo perfectamente aquel tristísimo día en que acompañaba a un grupo de chicos por el Camino de Santiago hacia Villafranca del Bierzo.…  Seguir leyendo »

Hace 50 años Pablo VI ofreció con su encíclica Populorum Progressio una reflexión sobre el desarrollo de las personas y de los pueblos y sus implicaciones, acuñando esa frase que ha quedado como emblemática –«el desarrollo es el nuevo nombre de la paz» (n. 76)– y confiriéndole un gran valor al factor «civilización», dentro del cual entraban el conjunto de elementos que conforman la cultura, incluyendo ahí los relativos a la religión. No parece extraño que así lo hiciera la Doctrina Social de la Iglesia, pero sí llama poderosamente la atención que los analistas más influyentes sobre política internacional antes de los 90 no contemplasen ese factor como elemento significativo de las relaciones internacionales o de las cuestiones del desarrollo.…  Seguir leyendo »

El Papa Francisco acaba de hacer un impresionante viaje a Egipto para abrazar a los cristianos y apostar por la cultura del encuentro y el diálogo interreligioso, convencido de que estamos llamados a caminar juntos porque el futuro de todos depende también del encuentro entre religiones y culturas. En el (des)orden del mundo, en que los poderes políticos, económicos y culturales se ven cada vez más remitidos unos a otros y las posibilidades para hacer y destruir han superado lo imaginable (el ataque del 11-S en Estados Unidos marcó el punto de inflexión), está planteada con absoluta urgencia la cuestión del control legal y ético del poder, para que este no se desboque, y la necesidad de un ethos universal, imposible sin la colaboración de las religiones.…  Seguir leyendo »

Según el Eurobarómetro, los jóvenes de la UE están especialmente preocupados con el desempleo, las desigualdades sociales y el acceso al trabajo. Parecen realistas sus preocupaciones, tanto por los datos actuales como por las transformaciones tecnológicas disruptivas que trae la economía digital. Tres factores condicionarán el trabajo del futuro: la robotización y la consecuente automatización de muchas tareas manuales, la disponibilidad de datos e información casi infinita y el desarrollo de la inteligencia artificial que facilitará enormemente la automatización. Si uno solo de estos factores ya tendría gran impacto, la combinación de ellos afectará de manera determinante al empleo y al concepto mismo de trabajo.…  Seguir leyendo »

La proposición no de ley del grupo parlamentario Podemos encaminada a suprimir la retransmisión de la Eucaristía de la programación dominical de RTVE ha suscitado un considerable interés en nuestra sociedad. Muestra de ello es el espacio dedicado en los últimos días, en columnas de opinión, telediarios y tertulias, al análisis de la propuesta, así como la sorprendente reacción de una gran parte de los televidentes que, movilizados a través de las redes sociales, han logrado triplicar en un solo domingo la cuota de pantalla habitual de tal evento. Lo que podría no ser más que un asunto curioso, pero al fin y al cabo intrascendente, puede ser interpretado, por el contrario, como un signo muy significativo de cómo se comprende el ejercicio del poder en un influyente sector político de nuestro parlamento español.…  Seguir leyendo »

Un buen amigo me acaba de mandar unas líneas cargadas de indignación y vergüenza sobre la ola de egoísmo y «ombliguismo» que está sacudiendo nuestra sociedad occidental, con una incisiva pregunta: ¿dónde estamos los cristianos ante esto? No puedo menos que escribir algo, aunque sea incompleto.

Lúcidamente Hannah Arendt vio cómo los refugiados desvelan una contradicción que está en el corazón del pensamiento y la praxis política moderna. En Los orígenes del totalitarismo (1951) escribió sobre lo extremadamente «peligroso» que resulta comparecer en la historia bajo «la abstracta desnudez de ser nada más que humano», porque en ella «el mundo no halló nada de sagrado».…  Seguir leyendo »

Volver a casa porque nos esperan para el reencuentro familiar es uno de los clásicos de Navidad, cuando los cristianos celebramos que Dios ha querido en su libertad y amor infinitos encontrarse plenamente con la familia humana. Es el encuentro que para siempre ha cambiado la historia de la humanidad con la alegría de la salvación, a pesar de todos los pesares. De esa buena noticia precisa un mundo en patente desequilibrio, donde campan a sus anchas falsos profetas de radicalismos y oportunismos diversos, que astutamente aprovechan miedos y siembran divisiones. Un mundo más productivo y rico por las innovaciones digitales, pero cada vez más desigual y con más «descartes», donde acecha la desconfianza en la empresa del quehacer colectivo y abundan las dificultades para generar acuerdos y proyectos compartidos, e incluso se habla de la era de la política de la posverdad (¡La palabra del año!).…  Seguir leyendo »

A final de octubre pasé una semana intensa e inolvidable en Bogotá y Cali compartiendo con colegas de la Universidad Javeriana cómo ven la realidad de su país y qué cabe esperar ahora del acuerdo de paz las FARC-EP. Para mí fue un verdadero privilegio sentir tan vivo el compromiso con su sociedad de expertos juristas, economistas, politólogos, médicos, sociólogos, psicólogos, filósofos, educadores o teólogos… Todos con un deseo sincero de comunicar conocimientos y sentimientos. A pesar del resultado del plebiscito del 2 de octubre y la enorme abstención, hay mucha vitalidad cívica a favor del bien común y una aspiración imparable hacia un futuro en paz y justicia.…  Seguir leyendo »

A finales del XIX se publicaron dos obras que han ejercido un más que notable influjo en la propagación de la idea de la contienda irreconciliable entre ciencia y religión. Una fue la de Draper, History of the conflict between religion and science; otra la de White, A history of the warfare of science with theology in Christendom. Sostenían que el progreso de la ciencia se producía a la contra o a pesar de la fe cristiana. Semejantes tesis se propagaron con rapidez generando un «mito» que aún envuelve muchos ámbitos de la sociedad. Está vivo incluso hoy que el positivismo radical ya no manda y sí están fuertes, en el extremo opuesto, diversas versiones de posmodernismo que critican tanto la visión cristiana del mundo como la herencia de la razón ilustrada, hogar de la ciencia moderna.…  Seguir leyendo »

En Estados Unidos, a diferencia de España, tiene mucho valor mostrar y defender en plena contienda electoral las creencias religiosas y sus implicaciones. Es tan importante que hasta Donald Trump en algunos mítines ha aparecido Biblia en ristre (que dice ser regalo de su madre) clamando que él no permitirá que el cristianismo sea atacado ni denigrado. Cuando al regreso de México el Papa Francisco dijo refiriéndose al candidato republicano que «quien solo piensa en construir muros y no puentes, no es cristiano», éste se quejó de que un líder religioso cuestionase su fe, pero, por si acaso, añadió que no quería pelear con el Papa.…  Seguir leyendo »

Tres años antes de la llegada de Hitler al poder, Ortega escribía en Misión de la Universidad que «el profesionalismo y el especialismo, al no ser debidamente compensados, han roto en pedazos al hombre europeo, que por lo mismo está ausente de todos los puntos donde pretende o necesita estar… El desmoronamiento de nuestra Europa, visible hoy, es el resultado de la invisible fragmentación que progresivamente ha padecido el hombre europeo». A quien se pregunte hoy por las causas de la actual crisis de Europa, no le vendrá mal reflexionar sobre esas palabras.

Durante décadas, después de la Segunda Guerra Mundial, parte del mundo, particularmente Europa Occidental, vivió una época en la que la economía, la política y la sociedad parecían haber encontrado el engranaje adecuado para alcanzar un progreso y bienestar duradero que diera seguridad y certidumbre a los ciudadanos.…  Seguir leyendo »

Hace unos meses tuve la suerte de asistir a la representación de Sócrates: juicio y muerte de un ciudadano, de Mario Gas y Alberto Iglesias, con José María Pou en el papel protagonista. La obra cuenta cómo en el 399 a.C. un jurado popular de Atenas condenó a muerte al filósofo a partir de acusaciones falsas y argumentaciones falaces. Da gusto ver la rebosante actualidad que tiene el tratar sobre las fatales consecuencias de la colisión entre el poder y la conciencia, entre el poder y la pasión por la verdad, con su séquito de coherencia, honestidad y justicia.

El hijo de la partera Fainarate podía sentirse libre estando encarcelado, pero no podía concebir la libertad sin la verdad.…  Seguir leyendo »

Acaba de publicarse La alegría del amor, la exhortación apostólica postsinodal del Papa Francisco. Es un texto magisterial precioso y animante sobre el amor en la familia, que no rehúye los problemas reales de la gente y enfatiza la necesidad de que la Iglesia y sus ministros comprendan, acompañen, integren y tengan los brazos abiertos a todos, especialmente a los que más sufren. Como es imposible tratar aquí un texto tan amplio y rico, me centraré en lo que creo esencial: el discernimiento y la conciencia moral; el realismo de lo concreto y la misericordia pastoral.

Discernir no es solo sopesar razones, sino buscar al Señor para seguirle más de cerca, escuchando lo que sucede y el sentir de la gente.…  Seguir leyendo »