Julio Tovar

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de enero de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

En 2019, el escritor Fernando Sánchez Dragó publicó un libro de conversaciones con Santiago Abascal. La obra, sinuoso recorrido por la alt-right futura y pasada, incluía una confesión de Abascal que resultaba síntoma del tiempo:

“¿Sabes que Jorge Verstrynge me llama a menudo desde que le diste mi teléfono? Siempre me dice que va a organizar una comida con Pablo Iglesias. Y yo le digo que se olvide, que con ese individuo no me junto”.

Jorge Verstrynge, la vieja esperanza de la Alianza Popular criptofranquista, aparece como maestro de ceremonias de una posible pinza entre extremos.

La negativa de Abascal, honesta, equivale a una aceptación implícita de que Podemos, su reverso de la moneda, compite por el mismo electorado: los perdedores de la globalización.…  Seguir leyendo »

El cómico Toni Soler ha ocupado en los últimos meses las cabeceras de los medios constitucionalistas. Desde considerar solo a los independentistas “verdaderos” catalanes a instigar una ironía respecto al “atropello” de un camión a los miembros del Tribunal Supremo, es evidente que su comedia sirve para una agenda política determinada. Pero este discurso, defendido como antisistema, le ha conseguido cuantiosos beneficios a través del control casi completo de la producción en TV3, como demostró Gonzalo Baratech en Crónica Global.

Ahora bien, la faceta más desconocida de Soler es aquella de historiador. Comenzó apenas Historia en la Universidad de Barcelona, tal como confiesa en El libro mediático de Polonia (2007),  pero eso no le impidió realizar trabajos históricos de diversa factura, siempre con un catalanismo militante que mamó en su entorno familiar.…  Seguir leyendo »

Los exilios catalanes en la Historia

El día 29 de octubre, a primera hora de la tarde, Carles Puigdemont i Casamajó cruzó la frontera en su nueva condición de peatón. Dejaba atrás la administración de Cataluña intervenida, a sus compañeros en vías de imputación y una república que expiró en un suspiro. Hombre de personalidad inestable a decir del periodista Carles Enric, decidió evitar el enfrentamiento con la toga y la Constitución de 1978.

¿Su destino? Bruselas, capital de Bélgica y final de trayecto recurrente entre los expatriados catalanes. Se unía, así, a una tradición de exiliados con un supuesto plan maestro para externalizar el llamado procés.…  Seguir leyendo »