Justino Sinova

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El Diario de la Rioja publicó en julio de 1931 una noticia que le costó 250 pesetas de multa, lo equivalente a la mitad de un salario mensual. Fue tachada de falsa por el gobernador civil, cargo político que tenía facultades en la República para controlar y sancionar lo que publicaban los periódicos. La falsedad radicaba en que la reseña de una sesión municipal, escrita por un redactor presente en el acto, no se ajustaba a la “versión oficial” que había levantado el secretario del Ayuntamiento, única verdadera según establecía la autoridad. El incidente no fue insólito, era lo habitual (y así lo recojo, perdonen la autocita, en mi libro La Prensa en la Segunda República española de 2006, trabajado en los archivos oficiales y hoy agotado) porque los gobernadores debían perseguir lo que reputaban información falsa, tendenciosa o derrotista, o sea, las fake news de entonces.…  Seguir leyendo »

Hay políticos amarrados al término progresismo como a una tabla de salvación. A Pedro Sánchez, sin ir más lejos, no se le cae de la boca, como tampoco a la extrema izquierda aunque su política sea contraria al progreso y a la concordia.

En la última sesión parlamentaria de control (y de coba) al Gobierno, la diputada Mertxe Aizpurua, de la formación filoetarra Bildu, preguntó al presidente si se comprometía “con unos presupuestos progresistas” que contarían con “una mayoría de izquierdas y progresista”, a lo que él respondió que claro, los presupuestos “tienen que ser progresistas porque esta es una coalición progresista”.…  Seguir leyendo »

Repasemos las noticias que va provocando el Gobierno de España. Regresa Pedro Sánchez de sus vacaciones y se quita de encima la gestión de la pandemia para endosársela a las Comunidades Autónomas. Reúne a las empresas del Ibex para que le respalden en sus decisiones económicas, que no concreta. Aplica la misma táctica de elusión ante el curso escolar, cuya organización se deja a los docentes, que denuncian descoordinación e imprevisión. Se aplica en negociar los Presupuestos con Ciudadanos ante el riesgo de que no los apoyen los partidos que le auparon al Gobierno. Dedica tiempo a convencer a la derecha de que avale sus cuentas públicas que antes ha trapicheado con la extrema izquierda y los secesionistas.…  Seguir leyendo »

Nuestra democracia ha sufrido en sus escasos 42 años de vida varias acometidas que la han hecho peligrar. Recordemos algunas: dos golpes de estado, en 1981 por unos militares franquistas y en 2017 por unos políticos disfrazados de demócratas; un salvaje terrorismo etarra secesionista; una no menos perturbadora réplica de terrorismo de estado, el GAL; una corrupción rampante en todos los partidos que han tenido funciones de gobierno, el PSOE, el PP, CiU…; la infiltración de la discordia ciudadana con una nefasta ley llamada de memoria histórica que produjo el efecto derogatorio de las amnistías reconciliadoras de la Transición; una brutal crisis económica no atajada a tiempo en la que fermentó un populismo colgado de un rancio y fracasado comunismo, que llegó una década después al Gobierno de la nación; una imprevista abdicación del Rey que alumbró la democracia, Juan Carlos I, envuelto luego en sofocantes indicios y recriminaciones que han servido a un escrache político y mediático culminado ahora con su salida de España.…  Seguir leyendo »

Cuando estos días Felipe VI y Letizia se acercan a la gente, en un plan de comunicación y presencia preparado en La Zarzuela, suelen surgir de entre los espectadores dos vítores: un tradicional “Viva el Rey” y un añadido “Viva España”. Es una novedad que no ha pasado inadvertida, y que es producto de esa intuición popular que aflora espontáneos afectos y temores.

En este caso, lo significativo no es lo primero, los afectos, las cortesías que los Reyes suelen recibir en las calles, sino lo segundo, los temores, las desazones provocadas por inauditos aspectos de la gestión política, que la gente percibe y traduce apelando al nombre de la nación.…  Seguir leyendo »

Los golpistas desde el poder no necesitan armas. Conspiran sin ruido, dando sensación de normalidad mientras consuman el deterioro y la mutación de las instituciones, las leyes y los usos hasta que el sistema queda alterado en sus líneas esenciales.

Tres podemitas/comunistas del Gobierno se turnan estos días para atribuir a la derecha intenciones de golpe de Estado, un golpe clásico, violento, porque meten en la película a las fuerzas de seguridad. No tienen pruebas, pero eso es lo de menos porque les interesa desprestigiar a la oposición y desviar la mirada sobre sus propios objetivos.

El vicepresidente Pablo Iglesias y dos ministros de segunda, Irene Montero y Alberto Garzón, urden crímenes ajenos que, sin embargo, forman parte del adeene que han heredado de sus ascendientes políticos, Hugo Chávez y, antes, Vladimir Ilyich, alias Lenin.…  Seguir leyendo »

El cierre fulminante de la radiotelevisión pública griega, ERT, en la noche del pasado día 11 ha desconcertado a quienes pensaban que la vieja institución televisiva europea era una fortaleza invulnerable. Por primera vez se asesta un golpe categórico a una empresa estatal consolidada que, como sus colegas, operaba bajo la protección del presupuesto del Estado. Hasta ahora, habíamos visto nacer, crecer y multiplicarse sin medida un monstruo de múltiples cabezas repartido por toda Europa. De pronto, alguien ha dicho basta, ya está bien de perder el dinero que no tenemos, y ha cortado por lo sano sin previo aviso.

Los grandes cambios no necesitan siempre grandes revoluciones.…  Seguir leyendo »