Justo Zambrana

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de junio de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

En la campaña de las elecciones de 1980, que le llevaron a la presidencia, Ronald Reagan dijo: “La economía de Estados Unidos no funciona porque los ricos no son suficientemente ricos y los pobres no son suficientemente pobres”. Esta desnuda afirmación era la traducción política de unas doctrinas económicas que años antes la Escuela de Chicago y otros economistas habían puesto en circulación.

Treinta años después, la publicación del autocrítico informe del FMI sobre las políticas económicas vigentes en los primeros años del siglo XXI es una invitación directa para analizar cuál ha sido la traducción a la española de unas formas de hacer que algunos llaman el consenso de Washington.…  Seguir leyendo »

“Para existir necesitas una ideología”; quien esto afirmaba no era ningún izquierdista peligroso. Fue la respuesta que Alan Greenspan dio al congresista Henry Waxman, el 23 de octubre de 2008, en su comparecencia ante el Comité de Reforma y Supervisión del Gobierno cuando este le preguntó si su ideología le había influido en la toma de decisiones. Años antes, el mismo Greenspan lo había explicado: “Tengo una ideología. En mi opinión los mercados libres y competitivos son un sistema para organizar las economías que no conocen rival. Hemos probado regulaciones. Ninguna ha funcionado de manera significativa”. La rotundidad de la última frase posiblemente no la hubiera suscrito ni el propio Adam Schmit.…  Seguir leyendo »

El 1 de enero de 1986 España cerraba su difícil, pero exitosa transición política ingresando en la Comunidad Europea. Semanas después, en un referéndum en el que la derecha política española faltó por enésima vez a sus ideas y a su país, España ingresaba en la OTAN. Atrás quedaban muchas décadas de aislamiento y, para sorpresa general, España se convirtió en un país admirado. Crecíamos más rápido que los demás; reconvertíamos nuestro sistema productivo y poníamos en marcha el Estado de bienestar. En Europa los tópicos sobre una España indolente, poco trabajadora y un tanto folclórica, dieron paso a la idea de un país dinámico, trabajador y bien avenido que aprovechaba del mejor modo posible las oportunidades de la integración en Europa.…  Seguir leyendo »

En los albores del liberalismo económico solía decirse que la “mano invisible” convertía los vicios privados en beneficios públicos. Aunque el médico holandés Mandeville, que puso en circulación la especie, quizá pensaba en cuestiones más carnales, la metáfora sirvió a la ideología del laissez faire para aplicarla al funcionamiento de los mercados. La búsqueda del lucro individual se convertiría por arte de magia en bien colectivo.

Hoy, tras dos años de crisis, el panorama a la vista es justo el contrario; el caos económico provocado por los desmanes e irracionalidades de los mercados movidos por el lucro privado ha sido endosado en su casi totalidad a los Estados, que tuvieron que salir al rescate para evitar males mayores.…  Seguir leyendo »

Si los brotes verdes se convierten pronto en prados verdes, y en año y medio resurge el bosque, pronto volveremos a la jungla. Los reiterados anuncios de intelectuales y políticos de que ya nada volverá a ser igual tras esta crisis quedarán en la estantería de las pías admoniciones incumplidas.

Ésta es la sensación que compartimos, cada día que pasa, más ciudadanos. Salvo la masiva intervención de los Gobiernos de todo signo para recomponer la situación con dinero público ahora que todos somos, otra vez, keynesianos, no veo que se esté haciendo mucho más. Y sin embargo deberían hacerse varias cosas.…  Seguir leyendo »