Lee Jong-Wha

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Durante los últimos cincuenta años, Corea del Sur hizo un progreso económico considerable que permitió que el ingreso per capita aumentara de apenas 80 dólares en 1960 a más de 22.000 dólares el año pasado. Pero su potencial para crecer de manera sostenida es deficiente, debido al inminente descenso de su población en edad de trabajar -que se estima caerá un 25% en 2050- y la creciente competencia de China y otras economías emergentes. Para mejorar sus perspectivas, Corea del Sur debe poner en práctica una reforma y reestructuración económica, con el énfasis puesto en maximizar sus recursos de capital humano -especialmente las mujeres.…  Seguir leyendo »

El sistema de Corea del Norte está fallando. El país se enfrenta a graves restricciones de energía, y su economía se ha estancado desde el año 1990, con un ingreso per cápita anual estimado de $1,800, que es un monto que sobrepasa por poco el 5% del ingreso per cápita de Corea del Sur. Además, la escasez de alimentos ha dejado a 24 millones de norcoreanos sufriendo de hambre, y más de 25 de cada 1.000 recién nacidos mueren cada año, en comparación con cuatro en Corea del sur. Con el fin de sobrevivir, la economía más centralizada y cerrada del mundo, tendrá que abrirse.…  Seguir leyendo »

Las economías emergentes se enfrentan a importantes incertidumbres y a graves riesgos a la baja. Una de las principales fuentes de inestabilidad es la reversión de la política monetaria expansiva de la Reserva Federal de los EE.UU. que se avecina – la posibilidad de que dicha reversión ocurra está generando volatilidad en los mercados financieros mundiales y amenaza con desestabilizar el crecimiento de las economías emergentes.

La Fed ha señalado que su tasa para fondos federales se mantendrá cerca del 0%, por lo menos mientras el desempleo se encuentre por encima el 6,5% y las expectativas de inflación permanezcan bien ancladas.…  Seguir leyendo »

El rápido crecimiento económico de China indudablemente beneficia al resto de Asia. De hecho, la fuerte demanda china ha sostenido el crecimiento basado en las exportaciones de sus socios comerciales durante gran parte de las últimas tres décadas. Pero ahora, frente a la desaceleración china y sus significativos riesgos de baja, el resto de Asia debe abandonar la dependencia excesiva de sus estrategias de desarrollo orientadas a las exportaciones, para buscar un crecimiento estable y sostenible en los niveles local y regional.

Las vulnerabilidades y los riesgos chinos –derivados de burbujas inmobiliarias, la banca en la sombra y la deuda de sus gobiernos locales– han dado lugar a preocupaciones sobre una crisis no solo en ese país, sino también en las economías de sus vecinos asiáticos.…  Seguir leyendo »

La agenda económica del primer ministro japonés, Shinzo Abe -conocida como “abenomía”- parece estar dando buenos resultados para su país. Se espera que la política monetaria expansionista inyecte liquidez a la economía japonesa hasta que la inflación alcance el objetivo del 2% del Banco de Japón, a la vez que se especula con que la política fiscal expansionista continúe hasta que se afiance la recuperación económica.

En consecuencia, la confianza de los consumidores y los inversores está retornando. El mercado bursátil japonés ha aumentado más del 40% desde noviembre del año pasado, cuando se tornó evidente que Abe integraría el próximo gobierno, y las exportaciones y el crecimiento también están repuntando.…  Seguir leyendo »

Asia Oriental podría aprender dos lecciones valiosas de la crisis de la eurozona. La primera, que no se debe apresurar el proceso de integración financiera y monetaria, y, la segunda, que se deben desarrollar marcos institucionales adecuados antes de proceder con dicha integración.

De hecho, es poco probable que en el futuro inmediato los países de Asia Oriental avancen hacia un sistema regional de tipos de cambio fijos o hacia una unión monetaria con una moneda única, debido a la gran diversidad de la región en términos de condiciones económicas y políticas. Quizás después de unas cuantas décadas los países de la región desarrollen instituciones con el fin de promover la integración financiera, como por ejemplo una agencia de supervisión bancaria única que sea similar a la que la Unión Europea está creando en la actualidad.…  Seguir leyendo »

Los países asiáticos emergentes deberían estar orgullosos de la capacidad de resistencia de sus economías. A pesar de una situación mundial asolada por un débil crecimiento, un alto y persistente desempleo y fuertes niveles de endeudamiento, los países emergentes y en desarrollo de la región crecieron a un índice anual del 6,8% entre 2000 y 2010, apuntalando el producto global y sirviendo de apoyo a las iniciativas de recuperación.

El éxito de la región se ha basado en el dinámico crecimiento de China e India, que representan casi el 60% del PIB total del continente en términos de paridad de poder de compra.…  Seguir leyendo »