Lluís Bassets

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El fulgurante cambio en la presidencia del Gobierno que hemos presenciado no es fruto únicamente de una coalición negativa, muy bien explicada por Santos Juliá ayer en estas mismas páginas, sino de dos. Hay una coalición visible, que se expresa en los votos a favor de la moción de censura y de la consecuente investidura de Pedro Sánchez y versa sobre las responsabilidades políticas de Mariano Rajoy por la corrupción oceánica de su partido, pero hay otra coalición subterránea, más amplia que la primera, en la que participa incluso el Partido Popular, y que afecta directamente a la fecha de las elecciones.…  Seguir leyendo »

Todo el mundo está de acuerdo, desde Madrid hasta Bruselas, en que se trata de una elección histórica, una de las más importantes quizás de la historia de Cataluña y de la actual democracia española; y, en todo caso, tanto al menos como la que dio la presidencia a Jordi Pujol en 1980. Estamos ante una auténtica encrucijada política que puede dibujar el futuro para muchos años o empantanarnos del todo si surge un Parlamento fragmentado y sin capacidad de producir un ejecutivo estable y eficaz.

Aunque siempre se vota a partidos, en este caso contarán especialmente la personalidad de quienes puedan aspirar a la presidencia; su carácter, la fuerza personal, la inteligencia, la capacidad de comunicar y la empatía.…  Seguir leyendo »

Este artículo es para un amigo extranjero inquieto, que me formula en privado unas preguntas que normalmente los periodistas no nos hacemos en público. ¿Estamos en puertas de la independencia catalana? ¿Será Cataluña un nuevo país con fronteras, aranceles, moneda propia y ejército, fuera de la UE y de la OTAN? ¿O habrá una intervención militar española e incluso el riesgo de una nueva guerra civil?

Nada de todo esto sucederá, le digo. Pero lo que sí sucederá y está ya sucediendo es que hemos entrado en una crisis que se antoja larga y confusa, en la que todos, catalanes y españoles, saldremos perdiendo, además de sufrir y de pelearnos entre nosotros.…  Seguir leyendo »

Al fin, el mundo nos mira. La secesión catalana ha tardado mucho en emerger. Durante cinco años los gobiernos primero de Artur Mas y luego de Carles Puigdemont han realizado ingentes esfuerzos y utilizado abundantes recursos públicos en lo que han llamado la internacionalización del conflicto. A pesar de todo, los resultados obtenidos por el aparato de diplomacia pública paralela secesionista hasta este pasado mes de agosto han sido francamente mediocres.

Cierto, el secesionismo ha conseguido un puñado de primeras páginas de la prensa internacional, sobre todo cuando ha fabricado imágenes de gran potencia visual, como ha ocurrido desde 2012 en todos las Diadas, estas jornadas del 11 de septiembre multitudinarias y coloristas, organizadas con la precisión de un inmenso reloj humano.…  Seguir leyendo »

Hay que dar nuevas vueltas al actual desencuentro para encontrar claves interpretativas que sean útiles. Una de ellas permite entender la crisis soberanista catalana como la ruptura de un pacto entre dos élites políticas, representantes de realidades económicas y sociales más diferenciables que diferenciadas, sobre el que se había construido la estabilidad del sistema democrático y constitucional desde 1977.

Para que la democracia llegara a España y el país se incorporara plenamente a la normalidad europea e internacional era imprescindible un pacto entre las élites de Barcelona y de Madrid, que debía significar, sin asomo de duda alguna, la recuperación de la autonomía que liquidó Franco con la derrota de la República.…  Seguir leyendo »

Como resultado de su gran familiaridad con las leyes, puede que el subconsciente le haya jugado una mala pasada al exjuez Vidal. Gracias a su explícita e inesperada declaración sobre la ilegalidad de la recogida clandestina de datos fiscales por parte del Gobierno catalán, la ciudadanía catalana ha podido percibir lo que está en juego en el largo envite en el que está comprometido el soberanismo nacionalista. A pesar de las apariencias, no es un problema de relación con el Estado, la independencia; ni es tampoco un problema de democracia, el derecho a decidir. Es un problema de libertades individuales y de derechos fundamentales, que afecta a los valores y principios que rigen en una sociedad democrática.…  Seguir leyendo »

Todo está por hacer y todo es posible. Estamos ante un nuevo comienzo. Empieza una época nueva. ¿Una revolución? No exactamente.

El primer trazo que define la política exterior de Donald Trump y la nueva geometría de las relaciones internacionales que empezará a surgir de su victoria es la incertidumbre. Nos adentramos en territorio desconocido. El presidente electo de los Estados Unidos se ha manifestado como un proteccionista y un revisionista radical en políticas comercial y emigratoria y en alianzas de seguridad, y como un ignorante en materia tan peligrosa como la proliferación nuclear y el uso del arma nuclear. Eso tiene remedio: las opiniones se cambian y de lo que no se sabe se aprende.…  Seguir leyendo »

Del 6 de octubre al 9 de noviembre

Como todos sabemos, Cataluña tiene de todo. Incluso un mito insurreccional, fraguado sobre la historia de un momento trágico y excepcional, en que tropas armadas a las órdenes del Gobierno catalán se enfrentaron breve pero cruentamente con tropas a las órdenes del Gobierno de la República Española. Fue en 1934, el 6 de octubre, cuando el presidente Lluís Companys proclamó el Estado Catalán de la República Federal Española desde el balcón de la Generalitat en la plaza de Sant Jaume.

La intentona duró apenas unas diez horas, que arrojaron un terrible balance, solo disminuido por las dimensiones de la carnicería que se avecinaba apenas a dos años vista con la Guerra Civil.…  Seguir leyendo »

La contorsión argumental es muy fuerte, pero este contorsionista está acostumbrado a grandes proezas. El buen contorsionista es el que se ve capaz de sostener a la vez una tesis y la contraria, ambas a favor de la causa, lógicamente. Con una mera mayoría de escaños, el independentismo se ve capaz de empezar la marcha hacia la independencia. Como sucede con los grandes números de circo, la reacción suele ser una exclamación de asombro del público: Ooooh! Después de exigir el funcionamiento de la ley democrática de los números aplicada a los ciudadanos, alehop!, utilizamos la mayoría de los escaños. El derecho a decidir ha pasado a mejor vida.…  Seguir leyendo »

Tres sorpresas catalanas

Llevamos al menos tres años con esta historia, cinco si buscamos un poco más de perspectiva, pero apenas se ha empezado a superar la sorpresa. Antes de 2010 y sobre todo de 2012, la independencia catalana era una propuesta extravagante y extemporánea, sin apoyo relevante en la opinión catalana y desmentida por la idea de una evolución del mundo en dirección contraria.

Cataluña era una vieja nación histórica que había conseguido sobrevivir con su identidad, su lengua y su reivindicación nacionalista sin que nunca hubiera tenido la oportunidad ni siquiera de plantear el sueño que da cuerpo y sentido al nacionalismo de matriz romántica: alcanzar un Estado concebido exclusivamente para la nación e internacionalmente reconocido.…  Seguir leyendo »

El dedazo catalán

Ahora toca la lista presidencial. Convergència Democràtica de Catalunya, el partido fundado por Jordi Pujol y heredado por Artur Mas, conseguirá una proeza histórica. Nunca se ha presentado a las elecciones con un punto en su programa que diga: queremos la independencia de Cataluña y quien nos dé su voto estará votando en favor de dicho objetivo. Y tampoco lo hará en las próximas elecciones catalanas del 27-S. Quien se presentará en cambio en vez de CDC y bajo el objetivo principal independentista, formulado por vez primera con tal claridad, será una lista de candidatos, buena parte de ellos dirigentes convergentes, elegidos directamente por el presidente.…  Seguir leyendo »

El relato es lo importante. Avanza y vence quien tiene relato y pierde quien se queda sin él. Durante al menos cuatro años nos han contado un único cuento. El de la Transición ya quedó viejo. No digamos ya el de la España que se modernizó y casi alcanzó el G7, tal como nos lo contó José María Aznar. Regresó el cuento de siempre, el de la vieja España, la del pelo de la dehesa, y se deshilachó en cambio el relato de la España plural y tolerante, en la que por vez primera convivían en paz y armonía los viejos pueblos y lenguas, desmentido por boicots, campañas de firmas, sentencias del Constitucional y al final, por la polarización y la división entre independentistas y unionistas.…  Seguir leyendo »

Consecuencias de la caída

1 Un bel morir tutta una vita onora. Y viceversa. La muerte política de Jordi Pujol, que es de lo que se trata, ilumina toda su biografía personal y pública con una nueva luz, desnuda y cruel. La primera consecuencia de las revelaciones realizadas por el propio Pujol conciernen a su figura política y a la imagen con que quedará inscrito en la historia. Quien aparecía hasta el jueves pasado como el mejor presidente de la Generalitat recuperada, la de la actual democracia constitucional e incluso la de la II República, y por encima también en duración y envergadura del balance presidente del brillante y fructífero antecedente fundacional que fue la Mancomunidad, Enric Prat de la Riba, es ahora un icono roto y embarrado por los más lacerantes defectos que se le puede atribuir a un político: la corrupción y la mentira, algo que jamás había afectado a ninguno de sus antecesores.…  Seguir leyendo »

La tercera guerra

Nuestro mapamundi, viejo al menos de 70 años, ha sufrido en poco tiempo dos severas e inesperadas desgarraduras, bien visibles en las primeras páginas de los periódicos, que presagian un geografía política llena de novedades, incluso en las fronteras y en el número de los países que la componen. Esos dos sietes que se han abierto en las costuras del mundo de ayer son la anexión de Crimea por Rusia y la más que probable e inminente partición de Irak, con la consiguiente aparición de un nuevo país independiente como Kurdistán. Ambas son facturas diferidas de la caída de dos imperios y también del precario orden creado a continuación, a partir de 1989 por iniciativa de la Unión Europea y EE UU, en el caso de los países del antiguo bloque soviético, Ucrania incluida; y de 1919 por la de Francia y Gran Bretaña, que se repartieron y trazaron las fronteras sobre los territorios del extinto imperio otomano.…  Seguir leyendo »

Hay algunas cosas que deberían saber quienes quieran resolver el conflicto con Cataluña si es que efectivamente hay alguien que quiera resolverlo.

Artur Mas tiene mucha responsabilidad personal en lo ocurrido. Ha cometido muchos errores. Pero no ha sido Mas quien ha creado el problema. Ni siquiera ha sido Convergència. Si acaso han contribuido a empeorarlo. Pero no han sido los únicos. En el capítulo de los errores habría que contar también con otros: por ejemplo, quienes instalaron mesas petitorias para celebrar una consulta contra el Estatuto catalán, instigaron el boicot a los productos catalanes o presentaron el recurso ante el Tribunal Constitucional.…  Seguir leyendo »

No era el rey Arturo. Tampoco era el caudillo que unos soñaban y otros denunciaban. Es dudoso que a estas alturas pueda mantenerse como líder incontestado de Convergència i Unió: los cuchillos se afilan en el partido de Pujol donde fabricaron su liderazgo y más todavía en Unió Democràtica, el socio de coalición dirigido por Duran i Lleida, al que los designios dinásticos de la familia Pujol prohibieron el acceso al trono. Le costará incluso seguir como presidente en ejercicio, es decir, gobernar, con una mayoría tan insuficiente en un Parlamento tan fragmentado y excitado por su acción divisiva y sus recortes sociales: ha roto todos los puentes con el PP, ha peleado por el electorado independentista de Esquerra Republicana y ha intentado quebrar el espinazo al socialismo catalán.…  Seguir leyendo »

Lo nunca visto. La abstención, la caída del voto socialdemócrata y -aunque parezca extraño- también del conservador, el incremento del voto liberal, la dispersión de voto y muchas otras cosas han convertido estas elecciones generales alemanas en un caso insólito, una excepción que esta vez no confirma ninguna regla sino que la rompe e indica que Alemania está cambiando y reinventándose. “Nunca en los 60 años de la República Federal…” es la expresión repetida una y otra vez desde la noche del domingo para referirse a las cifras que arrojaron las urnas.

El partido de los que no votan ha sido el que más adhesiones ha recibido en esta ocasión.…  Seguir leyendo »