Luis Portero

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Julio de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El pasado 7 de febrero, el Consejo de Ministros acordó la tramitación parlamentaria de un anteproyecto de ley que reforma el artículo 23 del Código Civil para conceder la nacionalidad española a quienes acrediten ser descendientes de los judeo españoles expulsados en 1492 y una especial vinculación con nuestro país, aun cuando no tengan residencia legal en España, cualquiera que sea su ideología, religión o creencias, todo ello sin necesidad de renunciar a su nacionalidad anterior.

522 años después, España podría sellar la definitiva reconciliación con nuestros hermanos sefardíes, españoles sin patria cuyos antepasados fueron injustamente perseguidos y desterrados. España no solo está obligada a reparar uno de los errores históricos más importantes, sino que debe reabrir sus puertas y animar a los sefardíes a que vuelvan para que ayuden a reconstruir un país en crisis.…  Seguir leyendo »

Tras la rápida excarcelación de la terrorista Del Río Prada, acordada por la Audiencia Nacional tras la sentencia de la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de 21.10.2013 (STEDH), el Gobierno ha declarado que el Estado ha hecho todo lo que podía y que los efectos de la sentencia es cosa de los jueces. No es verdad. El Estado tiene margen de maniobra para eludir o demorar el cumplimiento de la STEDH.

Primero. La STEDH está cogida con pinzas y no es técnicamente impecable. Inspirada por el socialista López Guerra, la sentencia olvida que la Doctrina Parot no es una ley, sino un criterio jurisprudencial para aplicar los beneficios penitenciarios que no constituyen parte de la pena misma.…  Seguir leyendo »

La «mesa de presos» —excarcelación de los presos— y la «mesa política» —para buscar la independencia del País Vasco— siempre han sido las condiciones que ha exigido ETA a los sucesivos gobiernos españoles para avanzar en la mal llamada «resolución del conflicto». Sin embargo, los terroristas jamás han movido ficha y las negociaciones siempre han acabado en sangrientas vueltas de ETA a las pistolas, tras constatar que el Gobierno no cedería a las pretensiones de los terroristas.

En un nuevo proceso de negociación en 2006, el Gobierno socialista comprometió concesiones que han supuesto el pago de, al menos, tres ignominiosos precios políticos.…  Seguir leyendo »