Luis R. Aizpeolea

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Septiembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El 16 de marzo de 2010, ETA cometió su último asesinato. No tenía precedentes por su lugar, París, ni por su víctima, el gendarme Jean-Serge Nerin. Reveló su ocaso. Los diez años pasados certifican que el fin del terrorismo, declarado al año siguiente, se zanjó con éxito. ETA no ha vuelto a atentar ni a extorsionar ni a provocar desmanes callejeros. Ni Colombia ni Irlanda del Norte, con finales del terrorismo contemporáneos, pueden decir lo mismo. El de ETA fue un final limpio, sin escisiones ni concesiones políticas, como subrayó Alfredo Pérez Rubalcaba, entonces ministro del Interior.

Pero ese final limpio no lo comparte el PP de Pablo Casado, influido por José María Aznar.…  Seguir leyendo »

Hace poco más de un mes, las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas (FARC) asumían su “responsabilidad ética y política” ante la Jurisdicción de la Paz, el sistema encargado de juzgar los crímenes de guerra en Colombia derivado de los acuerdos de paz. “La violencia no puede suceder nunca más. Nuestra historia tendrá que escribirse desde la voz de quienes proscriban la guerra y otorguen un lugar protagónico a quienes la padecieron. No pretendemos justificar ninguna conducta que resultó vejatoria del Derecho Internacional Humanitario”, añadió su líder, Rodrigo Londoño.

La rotunda autocrítica de las FARC sobre su historial violento debía ser referente para otras organizaciones terroristas mucho menos potentes y cuya retirada se produjo en condiciones más desfavorables como ETA o para quien asume su legado ideológico, Sortu.…  Seguir leyendo »

En la reciente representación de Los otros Gondra en el madrileño Teatro Español, su protagonista entregaba a una familiar, exmilitante de Batasuna, las 34 cartas de extorsión que su primo, un empresario vasco, había recibido de ETA durante años. La exmilitante de Batasuna leía las cartas y escribía “perdón” en el dorso. La obra finalizaba con la quema de las cartas por su protagonista. Esta escena teatral refleja certeramente el momento vasco al señalar el nudo gordiano del que pende su convivencia, una vez cesado el terrorismo: leer bien la página antes de pasarla. En clave política, la necesidad de que la izquierda abertzale haga autocrítica de su pasada complicidad con ETA.…  Seguir leyendo »

Los nuevos depredadores

En enero de 1989, hace 30 años, Argel fue escenario del primer diálogo entre el Gobierno, presidido por Felipe González, y ETA. Precedido de una tregua, el Gobierno se arriesgó al considerar que cumplía el punto 10 del Pacto de Ajuria Enea, suscrito el año anterior por todos los partidos democráticos, que permitía dialogar con ETA bajo condición de no abordar cuestiones políticas y en ausencia de violencia. Desarrollado en tres tandas —24 y 25 de enero, 14 y 20 de febrero, y 14 y 22 de marzo— culminó con un fracaso el 27 de marzo al romper ETA el diálogo tras rechazar el Gobierno la participación como negociadores de tres etarras presos y un foro de diálogo HB-PSOE.…  Seguir leyendo »

En los siete años transcurridos desde el cese del terrorismo de ETA —cuyo aniversario celebramos hoy— ha proliferado la literatura sobre el tema. Existe práctica unanimidad en considerar injustificable su existencia antidemocrática —que el 95% de sus asesinatos los cometiera muerto el dictador es inapelable— y en situar a sus víctimas en el centro del relato democrático. Pero ese consenso fundamental no alcanza al relato sobre su final. En medios conservadores abundan explicaciones simplistas que reducen el fin de ETA a una cadena de operaciones policiales y judiciales. Existen, incluso, versiones peores, aireadas por la extrema derecha, que concluyen que la democracia ha perdido la batalla antiterrorista al permanecer ETA en las instituciones, encarnada en la izquierda abertzale.…  Seguir leyendo »