Manuel Mandianes

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Cristo, un hereje insolente

Hay autores que afirman que Jesús es una invención de autores interesados en crear una religión contra el estado de superstición existente en aquel entonces y que dura hasta nuestros días, pero nunca existió ese hombre del que hablan los autores del Nuevo Testamento. La segunda clase de autores dicen que existió un hombre al que, por ciertas razones, alguien tomó como eje de una narración calcada de textos egipcios o mesopotámicos que describen la existencia de profetas o Mesías. La tercera clase de autores afirman que existió Jesús, un hombre extraordinario. Puede creerse o no en el Jesús de la fe, pero hay suficientes pruebas históricas [para admitir la existencia histórica de Jesús, pero niegan que fuera el hijo de Dios tal como lo entiende la teología].…  Seguir leyendo »

Cristiano en tiempos de Francisco

En la actualidad, casi nadie niega la existencia histórica de Jesús. Sus biografías críticas han empezado a aparecer a partir del siglo XIX. Una escuela dice que los Evangelios no pretendieron hacer verdadera historia sino exponer mitos, conceptos abstractos expresados en forma de hechos históricos que son el resultado de choques en la vida social de la Iglesia. Lo único importante es la existencia de Jesús y no la descripción de su manera de existir ni el sentido de su muerte Strauss inauguró esta tendencia con su Vida de Jesús en 1835. En esta línea, aunque con más contención, escribió Bultmann, extraordinario teólogo y exégeta protestante alemán, su Jesús.…  Seguir leyendo »

Navidad franciscana

Querido Papa Francisco, eres lúcido, inteligente y ecuánime pero no equidistante. Estás con los que luchan y buscan la paz y respetan a los demás. Oírte vacuna contra el fanatismo y la estupidez. Desnudas con amabilidad y firmeza las miserias del mundo, aunque sabes como nadie que somos pobres realidades pasajeras. Los hombres de fuertes experiencias como tú se dedican de lleno a las tareas de la vida sin miedo a la muerte. Hablas en Roma para todos los hombres de buena voluntad con un lenguaje llano, claro, al alcance de los más humildes. Haces posible, con el raído arte de tus palabras que avanzan como una marea sobre el corazón de los humildes, la comprensión de la fe en Jesús.…  Seguir leyendo »

Los catalanes son planificadores, combativos y reflexivos -el seny catalán es famoso en el mundo entero-; están convencidos de que el rigor, la moderación y la seriedad les hacen distintos a los ciudadanos de otras regiones de España. Pero el amor del pueblo catalán a su autonomía y a su cultura, muy concretamente a su lengua, es una cosa, y la manipulación que los políticos hacen de ello, otra muy distinta. La sociedad catalana es moderna, líquida, pluricultural;no la puede definir ningún tópico. Como cualquier sociedad avanzada y abierta, está tratando de recuperar tradiciones, fiestas y ritos que había dejado caer en desuso por poco acordes con los tiempos que corren.…  Seguir leyendo »

El universo y las cosas no tienen estructura, no hay un modelo al que el hombre tenga que adaptarse; existe sólo un flujo: la interminable creatividad propia del universo, un perpetuo empuje hacia adelante. El objeto no existe; sólo existe el sujeto: el universo, el individuo, la clase social, la nación. Todo se puede y debe deconstruir, el deconstruccionismo, porque todo es una construcción social. Por eso, para los románticos exacerbados, las únicas personas que han tenido un sentido de la realidad son aquéllas que han comprendido que el intentar circunscribir las cosas, aprehenderlas, describirlas, es una tarea vana. El hombre moderno vendió su alma al diablo para llegar a ser un creador.…  Seguir leyendo »

El carnaval rompe con las formas típicas de la vida social, con los hábitos cotidianos que identifican al grupo y al individuo que se disuelve en el acontecer colectivo; libera de los dioses que hay que respetar, de las leyes que hay que cumplir, de las virtudes y de los protocolos que hay que practicar. El sujeto del carnaval es la masa, el abismo indiferenciado, el mundo dionisiaco. El carnaval expresa, canaliza, vehicula esa fuerza, a la vez que protege de ella en la medida en que la exterioriza. Sirve, como los circos romanos, de pretexto y desahogo a lo irracional, de regresión del individuo a su condición de parte de la tribu, de pieza gregaria en la que, amparado en el anonimato cálido de la tribuna, el individuo da rienda suelta a sus instintos.…  Seguir leyendo »

La Navidad, misterio de misericordia, amor y vaciamiento, convirtió el mundo en el escenario de una historia divina. La decadencia, el derrumbamiento, la devastación de la teología fueron consecuencia del proceso por el que, bajo el dominio de la metafísica, aquélla se fue elaborando casi en el olvido de la persona y de la vida de Jesús, en favor del Cristo de la especulación filosófica; porque dejó de ser teología para convertirse en pura filosofía. Pensar diferente de la ortodoxia no es pensar contra la ortodoxia, sino tratar de acercarse de otra manera; hablar contra la teología metafísica y filosófica no es proclamar la falta de interés y valor de esa teología, sino tratar de hacer una teología más próxima a la realidad cotidiana que envuelve al hombre ordinario.…  Seguir leyendo »

Una de las cualidades definitorias del ser humano es conocer más y, cuando pierde ese deseo, deja de crecer como persona. El conocimiento, el saber, requieren sacar conclusiones de los datos que aporta la información. Hay gente que no entiende que muchas personas estudien, investiguen o lean por el simple placer de conocer, de saber más. “La ciencia es la busca de la belleza en la naturaleza”, escribió Ruiz de Elvira. Porque la belleza es inagotable. El investigador, el estudioso, no acabará jamás su trabajo ni la fuente de su placer se agotará nunca

Genio, en sentido filosófico, es la suprema encarnación del poder en el terreno de la cultura.…  Seguir leyendo »

Los museos arqueológicos de Atenas son extraordinarios. Todas esas obras tenían una función y muchas fueron utilizadas en la vida diaria como instrumentos. Todas, de una manera u otra, hicieron parte del hábitat de aquella gente. Las personas los revestían de sentido y ellos daban sentido a la vida de las personas. Retirados del hábitat de la gente, constituyen un mundo a parte, un mundo de formas, volúmenes; desarraigados del suelo, del paisaje, del lenguaje y las tradiciones, meros bultos impenetrables. Se secuestra, se aísla el pasado, única manera de ponerlo a salvo del tiempo y del olvido. Aquí es “la organización la que determina la función.…  Seguir leyendo »

El fútbol es una señal, un nexo de relaciones complejo que no impide ver el espectáculo, a veces apasionante, de un partido, que es el fundamento del acontecimiento global pero que, al mismo tiempo, lo encubre y lo distorsiona. Un partido sólo deja aparecer algunas señales. El hecho de que muchísima gente no vea su complejidad se debe a que no posee los rudimentos necesarios para verla. Esto no tiene nada que ver con la capacidad intelectual del espectador, sino con sus circunstancias y con la perspectiva. Pero, sin duda, la imagen y el recuerdo que cada cual guarde del fútbol dependerán tanto de lo que vea como de lo que se le oculte.…  Seguir leyendo »

Los mitos, además de explicar la realidad y la pertenencia del ser humano a ella, reflejan la configuración de la sociedad, la política y los valores del momento, de la moralidad del momento. El soporte simbólico o material del mito puede cambiar pero su significado permanece inalterable por los siglos. El mito es atemporal, refleja pasiones siempre humanas, como el sentimiento, la venganza, la avaricia, el heroísmo, el dolor, la resignación, la fortaleza, el bien, el mal. Porque tienen una dimensión sagrada, no hay nada que pueda impedir que nos identifiquemos con los mitos de siempre aunque su manifestación sea actual.…  Seguir leyendo »

Las nuevas generaciones han derribado los contundentes obstáculos y las prohibiciones de la sociedad con su libertad y su desregularización; han diseñado sus propias reglas que no responden a las tradicionales; son irreverentes con el pasado y la tradición, están dominadas por la inmediatez. Saben que, en muchas ocasiones, no tienen más alternativa que inventarse y crear su trabajo porque la incertidumbre es lo único cierto. Son creativas, se reinventan cada día y a cada momento; son mutantes, inclasificables, imprevisibles; tienen pasión por probar, viajar y mejorar; detestan lo estándar, quieren lo personalizado. Experimentan y ven, no creen. Su vida social, en muchos casos, es virtual; sus relaciones y preocupaciones son trasversales.…  Seguir leyendo »

Cristianos en el siglo XXI

El individuo es una concreción espacio temporal de la naturaleza con conciencia. El hombre se debate y está zarandeado por su yo y la sociedad; su pensamiento, su religiosidad y su sentido de la libertad están condicionados y, en gran medida, determinados por cómo se vive en su país en su tiempo. A unos les tocan unos tiempos y unos espacios más dolorosos y sangrantes que a otros. Hay personas que flotan en la sordidez del ambiente y otras que se enfrentan a él; unas que viven en su microcosmos dentro de una campana; otras que viven desgarradas por los problemas del mundo universo.…  Seguir leyendo »

Meditación carnavalesca

Las celebraciones del Carnaval mantienen, al menos en cierto grado, la libertad inicial y original, y se vuelven contra todo tipo de autoridad civil, religiosa, política. Buena parte de las comparsas tienen un marcado tono sarcástico y mordaz. Durante el Carnaval se suspende el rigor de las normas que regulan el comportamiento y la vida social. Las relaciones de autoridad se invierten, los que mandan obedecen y los que obedecen mandan. Es un periodo de licencias y transgresiones; es el gran igualador. Los conflictos sociales se expresan sin confrontación, dejando salir lo oculto, abriendo la puerta a todos los fantasmas. Sólo hay ansia de otra cosa sin saber qué otra cosa es.…  Seguir leyendo »

El verdadero sentido de la Navidad

Es interesante tratar de recuperar la auténtica persona de Jesús, lo esencial de su mensaje y lo mejor de su impacto histórico porque, a pesar de que no dejó escrita ni una sola línea, ninguna figura histórica ha ejercido una influencia mayor ni igual en la Historia de la humanidad. Muchas veces se ha presentado a Jesús como un personaje intemporal, un alma somnolienta sin recovecos y sin goces, sin deseos ni pasiones, como algo museístico, como un buey manso que cumplía cabalmente con sus obligaciones, como alguien que nunca disfrutó de la osadía de un joven porque siempre encarnó los sueños de la vejez: casi un fetiche.…  Seguir leyendo »

Sin tiempos muertos

Antes, muchos chicos de pueblo ingresaban en el seminario para promocionarse, hoy se presentan a políticos sin tener en cuenta la ideología del partido sino la posibilidad de promoción social. Los partidos se han liberado del antiguo ‘ethos’ que enmarcaba sus actividades para convertirse, a veces, en grupos de actividades financieras creadoras de formidables estrategias de marketing. Los partidos son empresas en expansión, uno de los sectores de la vida más dinámicos con grupos y secciones especializadas. Los partidos se presentan como los creadores y promotores de un nuevo estilo de vida pero son lugares de actividades no productivas, dependiendo básicamente del erario público, y cambian constantemente de promesas, condicionados por los gustos y deseos del pueblo.…  Seguir leyendo »

El buque insignia del nacionalismo

No resulta posible explicar los éxitos y el altísimo nivel de calidad alcanzado por el FC Barcelona sin tener muy en cuenta el trabajo cotidiano y casi anónimo realizado durante más de 30 años en la Masía, la escuela de futbolistas de la que se nutre el Barça. “Algo que no sólo se aprecia en su manera de jugar sino en sus actitudes y comportamiento [de los futbolistas]… Si el Barça es algo más que un club es también gracias a que la Masía es más que una cantera”, se lee en La Vanguardia. La dimensión mitológica de la Masía, elevada a axioma antropológico a causa de la coincidencia de un grupo excepcional de jugadores, alimenta la utopía de una fuente inagotable de talentos sucesivos y hereditarios.…  Seguir leyendo »

Fiesta, entre el rito y la provocación

La finalidad de la fiesta tradicional era crear sentido, encantar, honrar a los dioses y a los santos, conmemorar el aniversario de grandes acontecimientos que habían marcado la historia del pueblo, del grupo o de la familia; tenía una utilidad ritual y simbólica fuerte. En la fiesta tradicional todo el mundo participaba, en la de hoy sólo hay espectadores.

Las fiestas uniformes de antaño dan lugar hoy a las diferencias individuales y a la vivencia de las contradicciones del individuo consigo mismo. Al fallar los encuadramientos colectivos tradicionales, cada uno inventa su fiesta. Todas las formas se vuelven legítimas para abrir el camino a la pluralización subjetiva.…  Seguir leyendo »

De Apolo al Apóstol Santiago

Apolo liberó el territorio de Delfos de la tiranía de la serpiente Pitón, también llamada Tifón, arrojándola al mar. “Los barcos que llevaban las víctimas eran convoyes de muertos no muertos todavía”. Teseo, hijo del rey de Atenas, se ofreció como voluntario para ir a Creta a luchar contra el Minotauro y liberar a los atenienses de tener que pagar siete muchachos y siete doncellas, cada nueve años, al rey Minos de Creta, que los tenía sometidos por haberle matado un hijo para alimento del Minotauro. El héroe ateniense entró al laberinto y llegó hasta el final, en donde estaba el monstruo y lo mató; después desanduvo el camino rebobinando el hilo que, con la complicidad de Ariadna, hija del rey Minos, había dejado tendido.…  Seguir leyendo »

De Vulcano a San Juan: la noche mágica

La mayoría de los pueblos antiguos celebraban el solsticio de verano, el día de Hefesto (el que brilla de día). Tántalo, Dédalo, Ícaro, Vulcano (para los romanos) son diferentes nombres de Hefesto, de una manera u otra, todos relacionados con el fuego y con el sol. En el mundo cristianizado es el día de San Juan, Precursor del Gran Sol, Cristo. El gallo, símbolo solar por la hora de su canto, es también el símbolo de Hefesto. Es la noche del amor, del fuego, del agua y de las plantas. Es una noche mágica.

Hefesto, el dios herrero, nació cojo y su madre, Hera, por eso lo arrojó al Océano.…  Seguir leyendo »