Manuel Sanchis i Marco (Continuación)

El Eurogrupo aprobó el 20 de julio la concesión de un crédito del MEEF (Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera) al FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) por valor de hasta 100.000 millones de euros para que este, a su vez, inyecte capital a bancos con activos dañados. No se trata de un rescate incondicional; tampoco es la primera vez que un Gobierno español solicita ayuda exterior para solucionar los problemas de casa, pero desde el Plan de Estabilización (1959) no nos decían cómo nos teníamos que gobernar.

Entre aquel ajuste y este hay enormes diferencias, entonces sufríamos la dictadura, hoy disfrutamos de un sistema democrático, aunque de pobre calidad; antes la política económica tenía más herramientas autónomas y podíamos devaluar la peseta, pero ahora estamos obligados a hacer todo el ajuste internamente, lo que deprime la economía, presiona al alza la prima de riesgo, y entorpece nuestra recuperación.…  Seguir leyendo »

El Consejo Europeo del 30 de enero será el del empleo, pero sería bueno que, además, clarificase en qué consiste la unión fiscal que propugna la canciller Merkel, y qué países pueden reactivar la economía europea. El último Consejo simplemente nos legó la noción de un nuevo pacto presupuestario (¿otro más?) y algunas medidas que proporcionan mayores recursos financieros contra la crisis. Los Estados se comprometen a equilibrar sus presupuestos, respetar el principio de déficit estructural no superior al 0,5% del PIB, introducir esta regla en su Constitución, establecer mecanismos de corrección automáticos y aceptar la verificación de su cumplimiento por el Tribunal de Justicia.…  Seguir leyendo »

Lo peor que podría ocurrir a los socialistas sería despachar la pérdida de más de cuatro millones de votos con los manidos argumentos de que la culpa la tiene el contexto económico-social de los últimos años, que aquí no ha pasado nada y que no se han sabido comunicar las políticas. La crisis ha sido y es muy severa, pero también han pasado muchas cosas, como por ejemplo que los ciudadanos han percibido con nitidez la mala gestión de la recesión. No nos engañemos: cuando hablamos de mala gestión hablamos de mala política stricto sensu. Como malo ha sido negarse a impulsar las reformas necesarias en materia financiera, fiscal y de mercado de trabajo, o no decirle a la gente la verdad de lo que pasaba, o no poner en práctica aquellas políticas que nos habrían protegido de los peligros de los que el Gobierno ya estaba avisado.…  Seguir leyendo »

La canciller Angela Merkel ha vinculado un posible fracaso del euro con el final del proyecto de construcción europea. Tiene razón. Debemos dar la bienvenida a su inquietud, pero sería mucho más reconfortante poder constatar la voluntad política de Alemania para ofrecer soluciones a esta crisis del euro en cuyo desarrollo su Gobierno tiene mucha responsabilidad. Hasta ahora, el punto focal del debate se ha centrado en los eurobonos y en la ampliación del fondo de rescate (EFSF). Estas soluciones ofrecen liquidez necesaria a corto plazo, pero exigen cambios en los Tratados. En mi opinión, desenfocan además lo que constituye el nudo gordiano de la crisis: Alemania tiene que hacer sus deberes, siguiendo las reglas vigentes de la Unión Monetaria.…  Seguir leyendo »

Esta es la frase que más he oído en los últimos meses en España. Cuando la gente la pronuncia quiere que termine pronto la pesadilla en la que se ha convertido la crisis, para poder volver a la normalidad. Sin embargo, tenemos que escapar cuanto antes de este remolino intelectual que nos engulle, y que envilece nuestra conciencia sobre la situación económica en la que estamos. El mundo económico que hemos conocido hasta 2007 nunca volverá. Si no ajustamos y recapitalizamos nuestra economía, nos espera un decenio perdido, años de austeridad y estancamiento económico con riesgos de deflación como Argentina o Japón.…  Seguir leyendo »

Hace tiempo que a los valencianos no nos van bien las cosas. No es extraño, porque el Consell del PP está más preocupado por solucionar sus causas judiciales que en defender nuestros intereses. Sea cual sea nuestro color político, esta situación es mala para todos porque, entre otras razones, influye negativamente en los resultados de nuestra economía. La tasa de paro es hoy del 23,83%, casi cuatro puntos porcentuales superior a la española. En 2009, nuestra renta per cápita se ha desplomado hasta el 89,47% de la media nacional. En educación, exhibimos uno de los peores fracasos escolares de la OCDE.…  Seguir leyendo »

Los riesgos de insolvencia soberana que planeaban sobre la economía griega desataron en febrero el primer ataque especulativo contra el euro. De momento, este episodio se ha saldado con severas medidas de austeridad fiscal para Grecia, e inconcretas promesas de ayuda (se habla de unos 25.000 millones de euros) por parte de los líderes europeos que han reducido, por ahora, el riesgo financiero para los mercados. Esta semana se está evaluando el plan de ajuste griego, pero será necesario convencer a los mercados de su viabilidad; de lo contrario, puede producirse una segunda oleada de desconfianza contra Grecia que termine arrastrando también a la economía española.…  Seguir leyendo »

Ahora que el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible del Gobierno, que forma parte de la estrategia para cambiar el modelo productivo, prevé un Pacto por la Educación con la intención de reforzar una educación de calidad y modernizar e internacionalizar las universidades, quizás valga la pena opinar sobre el derrotero que puedan tomar dichas reformas no sea que, al final, todo se quede en una mera modernización profesionalizante de la Universidad, y poco más.

Las primeras cuestiones a debate son, a mi juicio, las siguientes: ¿Ha de limitarse la Universidad a transmitir información y conocimiento? ¿Consiste su misión en formar estudiantes y enseñarles un oficio con el que ganarse la vida?…  Seguir leyendo »

Siempre me ha fascinado anticipar la dirección que toma una pelota de rugby cuando sale rebotada del suelo, aunque no pueda decir lo mismo del rugby económico que practican las autoridades económicas cuando aplican medidas que salen rebotadas en cualquier dirección. Ello provoca confusión y aumenta la incertidumbre, dañinas para la formación de expectativas y la toma de decisiones correctas por los agentes económicos.

En la estrategia para combatir la recesión y el desempleo, el orden en el que se apliquen las medidas es parte de su éxito. La otra parte quizás consista en identificar el problema económico fundamental, que podríamos resumir diciendo que nos encontramos ante una severa recesión con paro, deuda en expansión y elevadas necesidades de capitalización.…  Seguir leyendo »

Hace unos meses el presidente del Gobierno propuso cambiar el modelo económico para pasar a afirmar, poco después, que no era éste el momento de la reforma laboral. Esta línea argumental es bastante contradictoria puesto que, nos guste o no, la reforma laboral forma parte del cambio de modelo. Cambiar el patrón de producción y aplicar reformas estructurales en los mercados de bienes y servicios los hace más competitivos, pero también mejora el funcionamiento de los mercados de factores productivos (trabajo y capital). Sensu contrario, reformas en los mercados de trabajo y de capitales favorecen el cambio de modelo, aumentan la productividad, y nos ayudan a crecer con mejores puestos de trabajos.…  Seguir leyendo »

Algunas afirmaciones de nuestros representantes políticos y económicos nos pueden parecer atractivas, incluso brillantes, siempre que no cometamos el error de examinarlas con atención. El presidente del Gobierno acaba de proponer en el debate del estado de la nación un cambio urgente de modelo económico, la transformación del actual patrón de crecimiento, muy sesgado hacia la inversión en viviendas -que supuso un 18% del PIB en 2007- por otro basado en la inversión en tecnología, ciencia e innovación.

No niego que dicho cambio sea necesario, me parece acertado suprimir a partir de 2011 la desgravación fiscal a la vivienda, reducir el impuesto de sociedades -lo propuse en EL PAÍS en octubre de 2008- y dotar con 420.000 ordenadores a los chavales de primaria, pero no es la panacea.…  Seguir leyendo »

La economía española atraviesa su peor momento desde el Plan de Estabilización de 1959, aunque la población aún no lo sienta en toda su magnitud. Lo más grave es que nuestros dirigentes están desnortados limitándose a tomar medidas contra la crisis financiera, cuando lo que debería preocuparles es que nuestra capacidad productiva potencial se haya reducido. Somos más pobres y deberíamos asumirlo. Nos enfrentamos primordialmente a una crisis interna que requerirá un ajuste macroeconómico durante los próximos años, y no a un shock macroeconómico exterior.

¿Por qué hemos llegado hasta esta situación? Porque, una vez en la Unión Monetaria, España ha conocido unas tasas de inflación superiores a la eurozona y condiciones monetarias demasiado laxas.…  Seguir leyendo »