Marcial Martelo de la Maza

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Mañana del jueves en los estudios de la cadena SER. Tras proclamar su “honor y orgullo” por seguir formando parte del Gobierno de los indultos y asegurar que su única ambición es que “España sea cada día mejor”, Margarita Robles pasa a cuestionar el honor de seis magistrados del Tribunal Constitucional y a conseguir que España sea hoy un poco peor que ayer.

Según Robles, el pecado cometido por los magistrados (algunos de ellos, antiguos compañeros y amigos suyos) ha sido votar a favor de una sentencia que ha anulado, por inconstitucionales, las medidas más duras del decreto por el que el Gobierno declaró el primer estado de alarma.…  Seguir leyendo »

Un padre ha matado a sus dos hijas, de uno y seis años. Su único móvil ha sido el de hacer a la madre el mayor daño imaginable.

Conmueve por los hechos que sabemos, pero también por el dolor y la angustia que se intuyen. Por el infierno que estará sufriendo, y sufrirá por siempre, una madre devastada, y por el terror que habrá dominado los últimos momentos de las niñas, paralizadas y confundidas por el monstruo que tenía la forma de su padre.

Conmueve, pero también inquieta porque nos recuerda que el Mal absoluto existe. Porque nos despierta del espejismo de seguridad que crean el progreso y la civilización, advirtiéndonos de que, por muy compleja y evolucionada que sea nuestra sociedad, por infatigable que se demuestre la colosal maquinaria productora de etiquetas de nuestro recién conquistado paradigma del Bien, bautizando y condenando sin tregua los pecados de nuestros padres, sigue habiendo monstruos cuya explicación se escapa a la del socorrido atavismo.…  Seguir leyendo »

Pese al icónico final de Casablanca (“Louis, presiento que este es el comienzo de una hermosa amistad”), siempre he preferido la frase con la que Rick se desnuda ante Ilsa: “Un día así no se olvida, los alemanes iban de gris y tú ibas vestida de azul”. Pura vulnerabilidad, porque es la confesión rendida del amor.

Y es que en un mundo en llamas, sólo el amor es capaz de arrebatar el protagonismo al terror. Por eso, ni siquiera miles de alemanes desfilando en París bajo el Arco de Triunfo consiguieron impedir que Rick se fijase en el vestido azul de Ilsa.…  Seguir leyendo »

Fue el 21 de diciembre de 2017. La gente coreaba a voz en grito, en el Hotel Catalonia de Barcelona, “somos ciudadanos”, “libertad, libertad” y “mejor, unidos”.

Cada vez que recordábamos aquellos días de vino y rosas, las elecciones catalanas de los 36 diputados y la subida de Ciudadanos al altar del constitucionalismo triunfante, ella no podía evitar decirlo: “Yo estuve allí”.

Y, efectivamente, estuvo. Bailando y brincando con sus compañeros de partido. Celebrando ser la primera fuerza en Cataluña con más de un millón de votos. Con la esperanza de sacar a los catalanes del pudridero moral y el manicomio político a los que habían sido arrastrados por una mafia disfrazada de iglesia redentora.…  Seguir leyendo »

Dicen los más optimistas que la verdad no necesita de adornos para convencer. Que por espartana que sea su expresión, cuando la verdad se manifiesta, rotunda y severa, se la identifica de inmediato. En todo caso, probablemente muchos es lo que habrán sentido con el último artículo del Dr. Rafael Matesaz, creador y guardián durante años de la Asociación Nacional de Trasplantes, proclamada unánimemente por la opinión médica internacional como un modelo de perfección logística en la dificilísima tarea del avituallamiento de los cuerpos rotos.

Su descripción de la gestión de la pandemia en España es demoledora. En realidad, no descubre nada.…  Seguir leyendo »

Cuando aún no habíamos tenido tiempo de recuperarnos de los excesos inaugurales de 2021, su bautizo como Año Nuevo de la Esperanza ya se ha convertido en una broma macabra. Chasco aún más esperpéntico si recordamos que el bicho y la nieve suman dos, por lo que de hacer caso a la ortodoxia bíblica aún restarían cinco plagas más.

Naturalmente, siempre y cuando sólo computemos como plagas las puramente naturales (más o menos, experimentos chinos aparte) y consideremos al Gobierno Sánchez-Iglesias como una maldición estrictamente política, ajena a la natural predisposición genética de España al suicidio.

Pero si hay algo cuya previsión es infalible, es el permanente estado de indignación en el que parecen habitar algunos compatriotas, autoproclamados supremos custodios de la sagrada misión de hacer cumplir el deber ciudadano de la responsabilidad colectiva.…  Seguir leyendo »

Detenciones extrajudiciales, torturas, escuadrones de la muerte, hambre, colapso generalizado, persecución de la oposición, propaganda hasta la náusea y medios de comunicación silenciados. Venezuela es hoy, a la vista de todos, el retrato descarnado de un Estado totalitario, asfixiado por el terror institucionalizado, devastado por la ruina y liderado por una banda criminal, carente de cualquier otro móvil más complejo que el de evitar la cárcel.

Maduro y sus sicarios han llegado hasta tal extremo en su desesperada huida hacia delante, que han terminado cayendo en la caricatura de su propio modelo de populismo totalitario habanero -valga la redundancia-. Y ello para desgracia de los venezolanos, que han visto asombrados cómo el pajarito piador de Maduro, Hijo del Espíritu Santo chavista, ocupaba más espacio en la prensa internacional que la cárcel de Ramo Verde, la tumba en vida de Leopoldo López.…  Seguir leyendo »

Este 10 de noviembre, Día de la Memoria instituido inicialmente en homenaje a las víctimas del terrorismo etarra, se ha celebrado con la ausencia de éstas y de los partidos constitucionalistas, y con la presencia de Bildu. Y con el lendakari Urkullu subrayando, como mensaje central de su discurso, que “hubo otros terrorismos y vulneraciones de derechos humanos que se produjeron al amparo de estamentos del Estado”.

La alusión de Urkullu a que “somos y queremos ser un país con memoria” ha hecho inevitable para muchos recordar Patria, la gran novela de Fernando Aramburu, recientemente adaptada a la televisión por HBO.…  Seguir leyendo »

Como en la vida, también en política pocos juegos hay tan cruelmente esclarecedores como el del “antes y ahora”. Difícil sobrevivir a él. Salvo, naturalmente, que el sentido de la vergüenza que a uno le adorne sea el habitual de un microondas. Pero si éste no es el caso, si no se es un zangolotino y alegre trasunto de Pablo Iglesias o Pedro Sánchez, tan felizmente mimetizados a tal efecto con el mundo electrodoméstico, el resultado del juego puede resultar devastador. Sobre todo si se pretende cultivar una imagen de partido coherente y creíble o, como diría Pablo Casado, la imagen adulta de un partido de Estado, fiel cumplidor de las “cinco ces”: “credibilidad, confianza, coherencia, certidumbre y centralidad”.…  Seguir leyendo »

No importa el periódico que se lea o el noticiario que se padezca: el rey Juan Carlos es omnipresente y eterno. Su ubicuidad informativa arrecia desde hace semanas pero, con su salida de España, la tempestad de críticas no ha hecho más que multiplicarse, sobre todo en los sectores populista e independentista. Y es que la denuncia de no se sabe bien qué huida parece haberse convertido en una obsesión patológica tanto en Podemos como en ese cambiante maremágnum de siglas del separatismo catalán.

El coro histriónico se ha terminado transmutando en mantra hiperventilado y, como era de prever, no ha tardado en llegar el disparate.…  Seguir leyendo »

Sorprende que en el caso Dina nadie haya hecho todavía la pregunta más básica: ¿por qué accedió Pablo Iglesias al contenido de la tarjeta de Dina Bousselham? ¿Qué razonamiento le llevó a considerar que tenía derecho a violar la intimidad de su colaboradora?

Cuando nos encontramos en nuestro buzón con una carta introducida por error o cuando oímos el zumbido de un mensaje que repentinamente salta en el móvil de otro expuesto a nuestra vista, el común de los mortales se apresura a depositar la carta en el buzón correcto y a apartar pudorosamente la vista de la pantalla ajena.

Y, además, normalmente lo hace acompañando el gesto con grandes aspavientos de urgencia y zozobra, a modo de una solemne declaración no solicitada de que no está sintiendo tentación alguna de hacer algo distinto.…  Seguir leyendo »

Cuando Steve Jobs lanza al mundo su revolucionario Macintosh, lo hace con el spot 1984, considerado por muchos el mejor anuncio publicitario de la historia. En él se ve a una joven (Apple) perseguida por la policía del pensamiento orwelliano en su carrera hacía una pantalla en la que el Gran Hermano (IBM) está pronunciando un discurso hipnótico, alienante y totalitario, ante una audiencia robotizada. La joven, que porta un mazo (Macintosh), lo lanza contra la pantalla haciéndola añicos, empezando así la revolución que terminará con su control.

Este domingo, el presidente Sánchez oficiaba una vez más su tradicional homilía a la gente (antes, ciudadanos) cuando volvió a susurrar por enésima vez, entre seductor y doliente, su inquietante mantra habitual.…  Seguir leyendo »

Estamos asistiendo aún creciente aumento de la preocupación entre nuestros juristas más prudentes y moderados. O, más bien, de la exteriorización de una preocupación que, aunque largamente madurada, probablemente una mañana amaneció transmutada en un genio imposible ya de ser contenido en la lámpara segura de la privacidad.

Se sugiere así en los titulares y en los tanteos iniciales de columnas y entrevistas la existencia de un estado de excepción disimulado bajo la apariencia de un estado de alarma, en el que no se limitan, sino que directamente se suspenden derechos fundamentales de los ciudadanos. Y, además, con una vocación indisimulada de casi eternidad y proclamando a voz en grito la consigna de que no hay más plan que parar el mundo.…  Seguir leyendo »

Ya desde hace días disponíamos de la única información que se necesitaba para sacar conclusiones. Bastaban dos datos: uno, el presidente del Gobierno está investido de unos poderes excepcionales, de los que jamás dispuso ningún otro presidente en la historia de nuestra democracia; y, dos, España representa el 0,6% de la población mundial, pero tiene más del 19% de los muertos por coronavirus.

Inevitablemente, estos datos describían un Gobierno incompetente, inseguro, falto de estrategia y superado por las circunstancias. Algo previsible tratándose de un Ejecutivo formado en su mayoría por diletantes que no han venido a hacer Política (en el sentido más digno de la palabra), sino a ser políticos (en el sentido más alimenticio de la palabra), en su convencimiento de que el gobierno de un país se puede reducir a una buena campaña de comunicación, convenientemente regada con las debidas subvenciones a los medios amigos.…  Seguir leyendo »

Definitivamente, parece que la maldición de España se confirma: los españoles servimos para descubrir continentes, forjar imperios y dominar el ancho mundo, pero no para gestionar las tareas de ventanilla.

El fracaso nos domina cuando se trata de sobrellevar nuestra vida diaria como Estado, con el aburrimiento y la monotonía de los quehaceres que le son propios, aquellos cuya buena gestión determina el éxito real de un país, como tan bien entendió (aunque ahora parece que ya no tanto) ese eficaz “pueblo de tenderos” que es el inglés.

Por eso, aunque no haya Napoleón, Capeto o protestante que se nos resista, nunca desperdiciamos la más mínima oportunidad de tropezarnos en nosotros mismos, en un infatigable afán por retratarnos como una extraña combinación de nación heroica y Estado casi fallido.…  Seguir leyendo »

Además de morirnos, recuperar Gibraltar y conseguir un plan nacional de educación que sobreviva más de una legislatura, hay pocos asuntos que los españoles tengamos más asumidos como tareas inacabadas que la reforma del Poder Judicial. Para muchos, su génesis democrática expresada en el Título VI de la Constitución y en la Ley Orgánica del Consejo General del Poder Judicial de 1980 alumbraba un futuro prometedor en términos de independencia: confiaba su gobierno (“nombramientos, ascensos, inspección y régimen disciplinario”) a un Consejo formado por veinte vocales, de los cuales doce serían elegidos por y entre los propios jueces, y los ocho restantes por las Cortes entre juristas de reconocida competencia.…  Seguir leyendo »

Definitivamente, parece que la maldición de España se confirma: los españoles servimos para descubrir continentes, forjar imperios y dominar el ancho mundo, pero no para gestionar las tareas de ventanilla.

El fracaso nos domina cuando se trata de sobrellevar nuestra vida diaria como Estado, con el aburrimiento y la monotonía de los quehaceres que le son propios, aquellos cuya buena gestión determina el éxito real de un país, como tan bien entendió (aunque ahora parece que ya no tanto) ese eficaz “pueblo de tenderos” que es el inglés.

Por eso, aunque no haya Napoleón, Capeto o protestante que se nos resista, nunca desperdiciamos la más mínima oportunidad de tropezarnos en nosotros mismos, en un infatigable afán por retratarnos como una extraña combinación de nación heroica y Estado casi fallido.…  Seguir leyendo »

Lo que creíamos imposible hasta hace no tanto, ha sucedido: los bárbaros ya no están a las puertas, sino que han penetrado hasta el corazón mismo de la ciudad sitiada. Pero no nos fustiguemos demasiado porque razones había para esa creencia. Midamos el arrojo de los sacristanes de los fundamentalismos vasco y catalán, la sofisticación intelectual de los albaceas de ETA y la brillantez estratégica de los comunistas Hare Krishna de Podemos: ellos jamás lo habrían logrado solos.

Pero lo que nadie podía prever es que el PSOE, uno de los grandes protagonistas de estos últimos cuarenta años de convivencia democrática, fuese el Don Julián que terminase entregando las llaves del régimen constitucional del 78 a sus enemigos.…  Seguir leyendo »

Por exigencias de una elemental supervivencia de nuestra fe en el género humano, tendemos a olvidar los detalles de los días en que aquella se vio seriamente comprometida. Como ocurrió el pasado 6 de julio, Día del Orgullo. De ahí la necesidad de acudir a la hemeroteca para poder reconstruir la sucesión cronológica de los hechos:

1º) Marlaska reclama públicamente "consecuencias" para Ciudadanos por "pactar de forma obscena con quien limita derechos LGTBI". El ministro responsable de la seguridad de todos no especifica los pactos a los que alude. Tampoco concreta a qué tipo de consecuencias se refiere, pero definitivamente el tono no sugiere nada amable.…  Seguir leyendo »

A estas horas del domingo, ya es un hecho que Ciudadanos ha sufrido un durísimo descalabro en las urnas. Mañana, como ocurre con todo día después, televisiones y periódicos se inundarán de exhaustivos análisis que ofrecerán las más variadas interpretaciones de los resultados electorales y que aventurarán pronósticos varios sobre el escenario político por venir. Pero como excepción a tanta diversidad, probablemente todos coincidirán en una cosa: que Ciudadanos ha caído víctima de sus propios errores. En cuanto a cuáles hayan sido estos, intuyo que el consenso será menor.

Para unos, el gran error de Ciudadanos habrá sido la resurrección en septiembre de su antiguo Yo de veleta naranja, con el abandono de su veto a Sánchez, mantra único de su campaña de abril, ya que esto habría provocado que sus electores se sintieran traicionados o, por lo menos, desorientados.…  Seguir leyendo »